Contáctanos

En Vivo

Caetano Veloso y Gilberto Gil: Mi guitarra y vos

Publicado

en

Es difícil salir de un show como el vivido en Movistar Arena el pasado 5 de abril sin una sensación de alegría y de sencillez. Más aún se hace complejo no hacer un paralelo con lo armado por Coldplay el domingo pasado, en especial por lo contrastante que resulta pensar en ambas experiencias. Desde los colores llevados al extremo con recursos como fuegos de artificio y luces múltiples, a la variedad de banderas de cada uno de los estados de Brasil colgadas arriba de un escenario leve y sencillo. Desde la intención de fiesta bailable, hasta la intención de fiesta de las canciones. Pocas veces el cuadro es tan ying y yang como lo ocurrido el domingo y lo pasado anoche en el excelente show presentado por Caetano Veloso y Gilberto Gil celebrando sus 50 años de carrera, en una gira cuyo nombre sin duda marcó la lectura del espectáculo: Dos amigos, un siglo de música.

06 Caetano Veloso + Gilberto Gil @ Movistar Arena 2016

Al escenario entraron a las 21:22 hrs. cada uno por su lado, para luego generar una conexión tal, que daba igual de quién fuera tal o cual canción: la entidad de estos amigos era lo que mantenía al show como en sí, y al mismo tiempo sin necesidad de nada más. Dos guitarras (o una, ocasionalmente, cuando Caetano dejaba la suya a un lado) y dos voces que se alternaban de forma perfecta en el repertorio. La gente no coreaba mucho porque el sonido era tan delicado y tan claro, a medida del dúo, que no hubo estridencias y, por lo tanto, el público musitaba, generando una intimidad bella. Como diría Drexler: con “mi guitarra y vos”, y por cierto con la voz, también.

02 Caetano Veloso + Gilberto Gil @ Movistar Arena 2016

El set fue entregado de forma rápida, con pocos respiros, con espacios apenas para el aplauso agradecido, pero las treinta canciones que conformaron el concierto sin duda que dejaron a todos contentos. No es extraño que esta gira llegue a Europa, como lo hará en los próximos meses, al mostrar covers en inglés, italiano y español, y es que, pese a que a ratos nos sintamos en el living de la casa de Gilberto o Caetano en Brasil, lo cierto es que es una fría noche santiaguina, candorosa al interior del recinto cupular, y llena de sonrisas al viento con la tristeza compasiva de “Coração Vagabundo” o el ritmo que no perdona de “Tropicália” y “É Luxo Só”, esta última original de João Gilberto, otro de los grandes de la canción brasileña con el que pudieron trabajar Veloso y Gil. La jornada es añoranza y belleza, mínimo momento en la vida y, a la vez, un compendio de las emociones de la vida misma ahí, al frente de los ojos y los oídos.

Es bello también presenciar que la creatividad de ambos sigue intacta, porque tal como contaba Veloso, tras algunas fechas de la gira, compusieron “As Camélias”, tema inédito que tocaron ante un público que sentía a este son tan familiar como el resto, para derivar en un par de piezas bellas como “Sampa” y “Terra”, donde Veloso buscaba el coro del público, en uno de tantos momentos conmovedores de la noche.

11 Caetano Veloso + Gilberto Gil @ Movistar Arena 2016

Escuchar a Caetano cantando “Tonada de Luna Llena” en un falsete donde la canción logra tintes femeninos que arman un matiz único, o a Gilberto cantando “Tres Palabras” de Javier Solís, moviéndola desde el bolero más triste hacia un terreno cálido y lleno de esperanza de la mano de Gil, es simplemente un lujo. Es un privilegio ver a un par de amigos tan felices y tan fluidos compartiendo las canciones que les hacen sentido, que les generan un cariño especial, notorio en la forma de interpretar y en la manera de compartir. La fragilidad de “Super Homem”, la simpleza de “Drão”, el oscuro misterio de “Não Tenho Medo da Morte” con Gilberto haciendo percusiones inquietantes con el cuerpo de su guitarra, mientras Veloso lo observa con genuino respeto, así como en ciertos momentos se tomaba la escena con sus bailes, breves pero significativos. Los comentarios de “cuán bien se mantiene” se extendían a la salida, con admiración y sana envidia, porque ciertamente la voz y energía de Caetano se robaba la atención, tanto como el aura que expelía Gilberto Gil, ya fuera en tracks oscuros o en la coreada “Expresso 2222”, dejando en claro que su calidad está ahí, viva y reluciente.

04 Caetano Veloso + Gilberto Gil @ Movistar Arena 2016

Con “Filhos de Gandhi” se fueron del escenario para volver ante los vítores de la gente, y con la sensación de agradecimiento en el aire, para tocar los clásicos “Desde Que O Samba É Samba” y “A Luz de Tieta” de Caetano, así como “Domingo No Parque” de Gilberto. Los aplausos caían como la lluvia que tenía mojadas las calles al llegar a ver el show, y “Leãozinho” y “Three Little Birds”, ese tema de Bob Marley más bien conocido como “Every Little Thing’s Gonna Be Alright”, cerraron una noche de casi dos horas de espectáculo, con mucha simpleza y mucha belleza.

Eran ellos, figuras consulares de la canción popular latinoamericana, ahí, con sus guitarras postradas y descansando, retumbando gozosas de la aventura de una noche otoñal en Chile, este país que no parece tener el colorido en sus energías y ánimos de las banderas o almas de los brasileños, pero que en un par de horas logró tener algo multicolor en sus aires. Dos amigos y un siglo de música lo hicieron posible, con la magia de las canciones y la fuerza del talento puro.

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Back In Bahia
  2. Coração Vagabundo
  3. Tropicália
  4. Marginália II
  5. É Luxo Só (original de João Gilberto)
  6. É de Manha
  7. As Camélias
  8. Sampa
  9. Terra
  10. Nine Out Of Ten
  11. Odeio
  12. Tonada de Luna Llena (original de Simón Díaz)
  13. Eu Vim Da Bahia
  14. Super Homem
  15. Come Prima (original de Tony Dallara)
  16. Esotérico
  17. Tres Palabras (original de Javier Solís)
  18. Drão
  19. Não Tenho Medo da Morte
  20. Expresso 2222
  21. Toda Menina Baiana
  22. São João Xangô Menino
  23. Nossa Gente (Avisa Lá)
  24. Andar Com Fé
  25. Filhos de Gandhi
  26. Desde Que O Samba É Samba
  27. Domingo No Parque
  28. A Luz de Tieta
  29. Leãozinho
  30. Three Little Birds (original de Bob Marley)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Boris

    07-Abr-2016 en 1:11 am

    Comparto que logran intimidad y que ellos les basta sus guitarras para conmover…mi único reparo es el setlist, vienen haciendo lo mismo desde que comenzaron su tour por lo que el factor sorpresa no jugó mucho a favor, pero al mismo tiempo uno debe reconocer que el catálogo de ellos es tan amplio que es difícil escoger cuál les acomoda más.
    Pero nunca está demás en que podrían variar en dos o tres canciones, me hubiera gustado que hubiera tocado “alegría alegría”.

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: