Conéctate a nuestras redes
Veloso Veloso

En Vivo

Caetano, Moreno, Zeca y Tom Veloso: La familiaridad en la perspectiva

Publicado

en

Hubo un punto de la noche del 26 de septiembre en el Teatro Coliseo donde los pies de Tom Veloso se mueven veloces mientras Caetano canta “Um, dois, três, quatro, cinco, seis, sete, oito, nove, dez, onze, doze”, descalzos, enfrentando el ritmo al canto, con ese meneo de la despreocupación y la memoria muscular de haber bailado así mil veces, con su padre en la voz, con sus hermanos, una escena familiar, como si fuera parte de un archivo perdido años atrás. Este tipo de imagen se pudo observar en un show que, no más allá de sesenta minutos antes aún presentaba contratiempos para los asistentes que se amontonaban en los ingresos del recinto de calle Nataniel Cox.

Por problemas con la llegada de los equipos de los artistas se retrasaron las pruebas y, por consiguiente, el ingreso de las y los asistentes, haciendo que las puertas se abrieran sólo quince minutos antes de las 21:00 horas, tiempo convenido para el inicio del espectáculo, el cual, luego del rápido ingreso de la gente y sin dejar de tener algunos conatos por asientos cuya numeración “no existía”, partió a las 21:24 hrs. Desde ese momento, el aire que estuvo muy tenso y muy cargado a la recriminación, poco a poco se iba a aligerar gracias a ese cambio de perspectiva que genera la música, en especial cuando tiene ese algo especial e indefinible como el amor o la filiación.

El show no tuvo mayores sorpresas en un setlist dominado a la perfección en su fluidez y su narrativa por el cuarteto comprendido por Caetano Veloso y sus hijos Moreno, Zeca y Tom. Pero, además, tuvimos la buena suerte de ver el show de lejos, porque esa perspectiva que permitía ver el escenario recreando ese imaginario del arte de “Ofertório” (2018) –el disco que los reunió– convertía un mero show de minimalistas arreglos, en una obra de arte en movimiento. La escenografía, el último trabajo de Hélio Eichbauer antes de fallecer el año pasado, ponía un marco en el que los cuatro músicos lucían como parte de una dinámica foto familiar, esa familia a la que este show honró desde los primeros acordes de “Baby”, o con las armonías perfectas de “O Sea Amor”.

De forma majadera, en muchos textos y en muchos espacios los comentarios previos a este espectáculo lo caratulaban como “Caetano y sus hijos”, quitándole peso a las carreras de cada uno de ellos, a sus talentos y sus aportes. Aunque Caetano tiene un carisma especial, una luz que lleva donde sea que se ponga, “Ofertório” fue un show compuesto de distintos recortes de las vidas de cada uno, que, poniendo canciones del pasado y del presente, ordenan un relato de humanidad humilde y de arte tierno, sensible pero no cliché, que opera como un crescendo constante, casi imperceptible, y que va aumentando su intensidad con el correr del amplio setlist.

La agudez de la voz de Zeca en “Todo Homem”, los bailes de Caetano en “Un Passo A Frente”, Tom cantando “Clarão” y “De Tentar Voltar”, los bailes de Tom en “Alexandrino”, todo era un pasadizo de historias, que incluso se repiten entre un show y otro, pero que lo hacen con una familiaridad tal, que nada sale tieso. Revisando reportes en Argentina, país que antecedió a Chile en esta gira, y también los apuntes del show que dieron los Veloso en Lollapalooza Chile 2019 hace unos meses, no hubo grandes divergencias incluso en los chistes que se cuentan. Sin embargo, todo tuvo una cadencia mucho más eclesiástica que de fiesta, pese a la alegría y calidez que desprendían las canciones y sus cultores. Y es que, como explicó Caetano en un punto, él no es religioso, pero sus hijos sí, y es esa energía la que ponía los acentos y las urgencias.

El show se llama “Ofertório” por ser este tipo de canción religiosa la que el propio Caetano escribió para la misa en honor a los 90 años de su madre, con la comprensión de la devoción ajena, encontrando puntos comunes para calzar con el propio arte. En vez de haberse quedado con la religiosidad misma, lo que se vio en el escenario es que Caetano utilizó los códigos de esta para convertir a la familia en su religión, en su espacio de devoción y, por consiguiente, logró también activar ese tipo de cariños para el espíritu en los asistentes al concierto.

En medio de estas emociones es que Zeca o Moreno hicieron gala de su talento instrumental, tomando diferentes roles a lo largo del show, mientras aparecían canciones como “Oração Ao Tempo” o “Alguém Cantando”, aunque claramente el público esperaba de forma más transversal los clásicos. “Reconvexo”, “O Leãozinho” o “Força Estranha” tenían la capacidad de poner al público a cantar, a ser parte de un espectáculo que, en medio de tanta belleza, también tomaba matices de impenetrabilidad. Como el show parecía un cuadro familiar pegado en la pared de los recuerdos vívidos de la existencia, la gente cantaba mucho en momentos precisos, controlados, con energía contenida, pero genuina. Realmente era una fuerza extraña que invita a cantar, pero con control. También en este tipo de canciones se notaba la comunión, con Moreno haciendo “O Leãozinho” por amor a su padre, pese a que nunca se la aprendió antes de este show, o Zeca a regañadientes aceptando tirarse unos pasos de samba, entre enojado y nervioso, muy distinto a la escena protagonizada por Tom en “Alexandrino” o luego en el final del set principal, por Moreno y Caetano que juntos bailaron en “How Beautiful Could A Being Be”, que casi como un mantra iba repitiendo una idea de belleza conjunta, de que el set es más bonito si las personas se reúnen.

Ver el show con la perspectiva completa al escenario, a esa escenografía de Eichbauer, con los cambios en los colores de los elementos dados por la iluminación, hacía que se transformara todo en una película en vivo, en uno de esos shows que se ven por el cine, con un sonido que sólo tuvo un par de acoples cuando parecía que se subía el volumen, pero, fuera de ello, la claridad de los arreglos minimalistas de “Ofertório” era innegable. La gente ovacionó de pie a los músicos hasta que volvieron al escenario para hacer un encore con el medley entre “Canto Do Um Povo De Um Lugar” y “Um Tom”, canciones que se entrelazaron de forma efectiva, muy dada a ese espíritu de eucaristía que había en el espectáculo para luego entregar “Deusa Do Amor”. Es divertido pensar en ese momento en que Caetano cantó esa canción y le preguntó con cara de sorprendido a la gente si se la sabían, y el público no sólo respondió que sí, sino que corearon con más fuerza, potencia que se transformó en admiración con el medley de “Volver A Los 17” de Violeta Parra con “Tonada De Luna Llena”, antes de cerrar con “Tá Escrito” en la voz principal de Zeca.

La gente aplaudió a rabiar y los músicos, en vez de salir para que se exigiera un segundo encore, se quedaron para tocar “A Luz De Tieta”, a voz de pulmón en todo un público que cerró con sus gargantas un espacio de recogimiento y catarsis, con sus propias perspectivas, con las voces sonando desde cada rincón del Teatro Coliseo, con esa familiaridad del coro conocido y con una familia talentosa entregando no sólo canciones, sino que también amor, entre ellos y por la obra que tienen. Pasadas las 23:00 hrs. se cerró la cortina de una verdadera obra de arte hecha concierto, dentro de la perfección más bonita, esa que no se busca porque sí, sino porque el mensaje y la narrativa a entregar es más importante, y así fue como se sintió una mágica noche de septiembre con Caetano, Tom, Zeca y Moreno Veloso.

Setlist

  1. Baby
  2. O Seu Amor (original de Gilberto Gil)
  3. Boas Vindas
  4. Todo Homem
  5. Genipapo Absoluto
  6. Um Passo A Frente (original de Moreno + 2)
  7. Clarão
  8. De Tentar Voltar (original de Moreno + 2)
  9. A Tua Presença Morena
  10. Trem Das Cores
  11. Alexandrino
  12. Oração Ao Tempo
  13. Alguém Cantando
  14. Ofertório
  15. Reconvexo
  16. Um Só Lugar (original de Moreno + 2)
  17. O Leãozinho
  18. Ela E Eu (original de Maria Bethânia)
  19. Não Me Arrependo
  20. Um Canto De Afoxé Para O Bloco Do Ilê
  21. Força Estranha
  22. How Beautiful Could A Being Be
  23. Canto Do Um Povo De Um Lugar / Um Tom
  24. Deusa Do Amor (original de Olodum)
  25. Volver A Los 17 (original de Violeta Parra) / Tonada De Luna Llena
  26. Tá Escrito (original de Revelação)
  27. A Luz De Tieta

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Eterna Inocencia: Hermanos a la distancia

Publicado

en

Eterna Inocencia

La contingencia ha permeado múltiples ámbitos de la vida cotidiana, sin embargo, Eterna Inocencia es un proyecto que pareciera ser incluso más coherente en tiempos álgidos. Más allá de la lectura fácil, que explica la explosión social como un fenómeno inusitado, las letras del conjunto argentino nos recuerdan que estamos viviendo la respuesta a años de demandas frente a un modelo desigual. Por la misma razón, la fuerza de las canciones resonó con más necesidad que nunca durante la noche del sábado en el Teatro Teletón, en una jornada donde el compromiso con la palabra y la acción fueron el hilo conductor.

Como primer número de la noche, La Reacción entraba al escenario mientras sonaba el canto de protesta “Un Violador En Tu Camino”. Con letras contingentes que tratan la temática del abuso, junta a un fuerte llamado a no dejar las manifestaciones sociales, Macarena Fuentes cerró la presentación con unas palabras dedicadas al sentido que ha cobrado el nombre del conjunto y un firme llamado a recuperar la dignidad.

Si bien, el motivo central de esta jornada se enmarcó en la celebración de los veinte años del conjunto en tierras capitalinas, la misma banda tomó en cuenta que las circunstancias sociales serían la senda de un show fraterno y emotivo. Guille y Roy entraron a dúo para dedicar una versión de “Yo Pisaré Las Calles Nuevamente” en homenaje a los cincuenta días de movilización. Con toda la banda en posición, “Las Distancias Son Nada, A Veces” fue el puntapié de una jornada que recogió composiciones de toda su discografía.

En una primera pausa, Guille saludó a los asistentes, comentando que ellos siguen con atención lo que está ocurriendo en el país, agregando que están dispuestos a colaborar con lo que mejor saben hacer, mediante la energía y aliento de la música. Acompañados de “Hazlo Tú Mismo” y “Congreso”, las palabras del vocalista alentaron el ímpetu vertiginoso de los asistentes. Remitiéndose constantemente a la lucha y la resistencia, la banda interpretó las canciones “A Los Que Se Han Apagado”, “Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario”, “A Elsa y Juan” y “La Muerte Pobre”.

La contundencia y cariño detrás de las palabras de Eterna Inocencia son parte elemental de sus presentaciones en vivo; con especial emotividad, el conjunto se dedicaba a puntualizar y poner en contexto cada una de sus canciones. Antes de interpretar “Abrazo”, Guille rescataba en el valor de dicho gesto y lo dedicaba a las Madres de la Plaza de Mayo, quienes encuentran en sus nietos los abrazos que nunca más pudieron recibir de sus hijos. Además, la banda destacó el importante trabajo de los medios independientes, dedicando “La Radio Comunitaria” a aquellos quienes comunican desde fuera del cerco informativo. Por su parte, “Resistencia” fue dedicado a aquellas personas que siguen resistiendo en la línea del frente durante estos álgidos días de movilización social.

Volviendo al espíritu americanista que se vivió a inicios del show, Eterna Inocencia interpretó una versión de “Soldado, Aprende A Tirar” del cantautor uruguayo Daniel Viglietti. En la misma tónica, “Paren Esta Guerra” hizo referencia a las fuerzas armadas que atacan a sus propios pueblos, y para cerrar esta sección especialmente apuntada a la contingencia, la banda tocó el cover de Bob Marley And The WailersQuemando y Saqueando” junto a “Weichafe Catrileo”, en evidente reconocimiento a la lucha del pueblo mapuche.

Tal como se anunciaba previamente, la banda interpretaría canciones de todos sus trabajos de estudio. Dedicados a la nostalgia y a aquellos fanáticos más longevos, interpretaron material de su primer disco, recogiendo las canciones “Let’s Start The Sunrise Together”, “Country Song” y “Tus Zapatillas (Inocencia)”, todas celebradas por la fanaticada a través de un intenso moshpit que luchaba por hacerse espacio en un teatro repleto. Ofreciendo el mismo espacio a su segunda obra, interpretaron los clásicos “Forgotten Cause”, “SK8 For Life” y “Días Tristes”, cerrando con “Mi Familia” en un momento de gran nostalgia entre los asistentes, y también entre los músicos.

Luego de una treintena de canciones, los argentinos ya marcaban el cierre con “Le Pertenezco A Tus Ojos” y “Nuestras Fronteras”, como un último llamado al cariño fraterno entre hermanos más allá de los límites geográficos. Para despedirse de una manera intensa y cargada de energía, lanzaron su declaración de principios “Arte Es Disfrutar”, junto a la velocidad de “Cartago”. Con algunas canciones en el tintero, concluyeron una extensa celebración con un sentido agradecimiento y la interpretación de “Puente De Piedra”.

Para sus fanáticos, cada show de Eterna Inocencia contiene una fuerte carga de complicidad. En tiempos como hoy, aquella emoción y cercanía se pudo evidenciar en todo momento con una fuerza tremenda, y Eterna Inocencia es una banda que comprende el tremendo valor discursivo de un proyecto artístico enmarcado dentro del punk, quienes por más de dos décadas han hecho música desde una postura clara, bajo la expectativa permanente de luchar por un mundo nuevo. La visita de estos hermanos a la distancia es, sobre todo, un encuentro inspirador.

Setlist

  1. Yo Pisaré Las Calles Nuevamente (original de Pablo Milanés)
  2. Las Distancias Son Nada, A Veces
  3. Viejas Esperanzas
  4. Hazlo Tú Mismo
  5. Congreso
  6. Trizas de Vos
  7. A Los Que Se Han Apagado
  8. Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario
  9. A Elsa y Juan
  10. La Muerte Pobre
  11. Abrazo
  12. La Radio Comunitaria
  13. La Risa De Los Necios
  14. Cassiopeia
  15. Vivan Mis Caminos
  16. Vientos Del Amanecer
  17. Resistencia
  18. Sin Quererlo, Mi Alma Se Desangra
  19. En Busca Del Sol
  20. Cuando Pasan Las Madrugadas
  21. América
  22. Soldado, Aprende A Tirar (original de Daniel Viglietti)
  23. Paren Esta Guerra
  24. Quemando y Saqueando (original de Bob Marley And The Wailers)
  25. Weichafe Catrileo
  26. Let’s Start The Sunrise Together
  27. Country Song
  28. Tus Zapatillas
  29. Forgotten Cause
  30. SK8 For Life
  31. Días Tristes
  32. Mi Familia
  33. Le Pertenezco A Tus Ojos
  34. Nuestras Fronteras
  35. Beatriz
  36. Arte Es Disfrutar
  37. Cartago
  38. Puente de Piedra

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas