Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Bullet For My Valentine + Motionless In White: Como clásicos del mañana

Publicado

en

Anoche fue una jornada intensa para los seguidores de las tendencias más modernas dentro del espectro amplio que ofrece el metal y sus combinaciones, debido a las potentes presentaciones que entregaron Bullet For My Valentine y Motionless In White en el Teatro Cariola. Para ambos exponentes de la nueva oleada del metalcore, se trataba de la segunda visita a nuestro país (2011 y 2013, respectivamente), así que era la ocasión ideal para consagrarse y afianzar el vínculo con el joven público nacional que les sigue y que casi llenó el recinto de San Diego.

14 Bullet For My Valentine @ Teatro Cariola 2015

Los ingleses encabezan esta gira que, de alguna manera, pavimentará el camino para el lanzamiento próximo de su nuevo trabajo de estudio, titulado “Venom”, para lo cual cuentan con el acto soporte de Motionless In White, quienes a su vez promocionan su último larga-duración, “Reincarnate” del año pasado, por lo tanto, para ambos grupos era la instancia en que mostrarían canciones que no existían al momento de su primera incursión en Chile, sobre todo para BFMV, que además editó “Temper Temper” (2013) durante este período de cuatro años desde su debut acá.

Motionless In White: La mejor elección

Casi a las 21:00 horas se oscurece el teatro y, tras una breve introducción, los estadounidenses abren esta cita doble con el single “Break The Cycle”, de su trabajo más reciente, y la audiencia responde de inmediato con gritos eufóricos y una participación muy activa, que sería la tónica no sólo de este show, sino de la noche. Aprovechando el ambiente que provoca la apertura de su performance, ejecutaron “Reincarnate” y “Death March”, del mismo disco, donde la primera es una muestra de un estilo un poco más clásico si se contrasta con la segunda, que es un corte más electrónico, con una base preponderante de dubstep y sonidos propios del metal industrial, que además se combinan con una cierta influencia del sonido –y un poco de la estética-  nu metal (en especial de Korn en su etapa más moderna), lo que configura en gran parte esta nueva versión de la propuesta de MIW.

15 Motionless In White @ Teatro Cariola 2015

De “Infamous” (2012) llega “A-M-E-R-I-C-A”, que rescata elementos de aquella perspectiva cercana a lo que ha hecho Marilyn Manson o Rob Zombie, mezclándola con su propia esencia, logrando una pieza que se mueve con vida propia dentro del catálogo de la banda, como un híbrido entre su lado más duro y el que roza el rock más comercial. Así llegamos a la primera entrega de su disco debut, “Creatures” (2010), con “Abigail”, que es un tema mucho más denso y pesado, derechamente extraído de la cosecha metalcore, generando uno de los mosh pit más grande de la velada. En la misma línea apareció “If It’s Dead, We’ll Kill It”, para luego pasar a algo mucho más melódico y transversal al rock contemporáneo con “Underdog”.

Devil’s Night” remece a los presentes que, a estas alturas, están compenetrados con la actuación y participan de forma activa, saltando y moviendo la cabeza al ritmo del pegadizo riff  que a momentos recuerda un poco lo que hace Slipknot. Por otra parte, “Generation Lost” se presenta como un tema que conjuga mejor la esencia de la banda y resulta en un tema muy dinámico, moviéndose dentro de todas las influencias que influyen en la propuesta de MIW, y que funciona muy bien para mantener el ánimo del público bien arriba y así invitarlos a un baile frenético del metal industrial que propone “Dead As Fuck”, extraída de su último registro.

13 Motionless In White @ Teatro Cariola 2015

Son casi las 22:00 horas y el cierre de este acto soporte para los británicos de BFMV se compone por una parte del clásico cover de Rammstein, “Du Hast”, que quedó muy bien adaptado al estilo personal de la banda, siendo (curiosamente) la mejor recibida, y por otro lado estuvo “Immaculate Misconception”, composición que abre su debut discográfico y que funciona perfecto para culminar un show que apenas tuvo algunos inconvenientes de sonido al comienzo, pero que fueron solucionados a la brevedad, sin influir en el resultado final.

Lo de Motionless In White fue un show sólido, que dejó contentos tanto a sus seguidores como a los que fueron por BFMV, confirmando que la elección de los estadounidenses para realizar la gira fue muy acertada. Hubo energía y entrega por parte de los músicos, generando la tan ansiada conexión con la audiencia, que los acompañó en todo momento, propiciando la instancia ideal para que el acto principal hiciera lo suyo y concretase una jornada exitosa para las tendencias modernas y juveniles que hay en la música más extrema.

04 Motionless In White @ Teatro Cariola 2015

Setlist: Break The Cycle – Reincarnate – Death March – A-M-E-R-I-C-A – Everybody Sells Cocaine – Abigail – If It’s Dead, We’ll Kill It – Underdog – Devil’s Night – Generation Lost – Dead As Fuck – Du Hast (original de Rammstein) – Immaculate Misconception

Bullet For My Valentine: En las grandes ligas

Los galeses visitaron nuestro país por primera vez el año 2011, promocionando su tercer disco, “Fever” (2010), en una noche que casi se encuentra en el olvido, principalmente por el escaso número de público que se hizo partícipe del debut del cuarteto en las dependencias del Teatro Caupolicán. Es por eso que este regreso, después de largos cuatro años, tenía un gustito a primera vez, una de verdad, ya que el grupo –y el estilo en general- ha encontrado por fin su asidero en nuestro país, en cientos de adolescentes y jóvenes que han crecido junto a este tipo de bandas, formando un movimiento fiel, que en los últimos años ha vibrado con sus ídolos en cada uno de los recitales que se realizan en la capital. Bullet For My Valentine arribaba al escenario del Teatro Cariola frente a cientos de fanáticos totalmente entregados –ya desde el show de Motionless in White se dejaron escuchar cánticos clamando por la banda-, para despacharse uno de esos espectáculos que quedarán en el recuerdo.

02 Bullet For My Valentine @ Teatro Cariola 2015

Bajo la cortina de “V”, corte instrumental que abre el próximo larga duración de la agrupación a lanzarse durante el mes de agosto, “Venom” (2015), los cuatro músicos hicieron su ingreso al escenario frente a una muchedumbre enfervorizada. El primer cañonazo lo ejecutó “No Way Out”, un adelanto del nuevo disco. El sonido era potente pero poco claro en un inicio, claro que eso a ninguno de los fanáticos le importó. Circle pits, saltos y cantos desgarrados, eran sólo una parte de lo que una muchedumbre que no superaba la veintena de años entregaba a los de Reino Unido. “Your Betrayal”, el primer hit de la noche, dio el vamos definitivo a un concierto que fue potente y entregó lo justo.

Raising Hell” hacía gala de la rapidez y técnica del grupo. Como un relojito, Michael Thomas llevaba la batería sin mayores problemas, mientras que a sus compañeros en las guitarras ya se les nota la experiencia en el cuerpo, manejándose en el escenario como verdaderos rockstars, recurriendo a todos los códigos y clichés del estilo. En ese sentido, Bullet For My Valentine no tiene mucho que ofrecer en cuanto a innovación en el metal, lo suyo es refrescar una fórmula que se creó hace más de treinta años y ejecutarla lo mejor que se pueda. A diferencia de muchos de sus coetáneos, los galeses se han aferrado a la idea de “mantenerlo clásico”, y vaya que les ha ido bien. Puede que no sea tan interesante escucharlos hoy como lo era hace un par de años, cuando bandas como Avenged Sevenfold retomaron el legado de las grandes leyendas del metal para dotarlas de nuevos aires, y la verdad es que, para este redactor, esta tendencia ya se estancó y sería interesante ver en un futuro alguna evolución en la música del grupo. Mientras tanto, en el concierto, sonaba “Scream Aim Fire”, prueba fehaciente de que la reflexión anterior puede valer nada, porque el Cariola se volvió totalmente loco con una canción que pudo haber sido un éxito hace tres décadas.

08 Bullet For My Valentine @ Teatro Cariola 2015

4 Words (To Choke Upon)” ponía las cosas un poco más metalcore, más cercano a los inicios de la banda, para pasar a la épica “Alone”, extraída de “Fever”, el álbum que puso a Bullet For My Valentine en el mapa, creando uno de los momentos cúlmines de la noche. La primera etapa del grupo siguió siendo revisada con “Suffocating Under Words Of Sorrow (What Can I Do)”, donde cabe destacar los apoyos vocales de Jamie Mathias, bajista que se unió al grupo este año, luego de la salida de Jason James, y que en el escenario es el encargado de la segunda voz y las cuatro cuerdas, labor que desempeña con total propiedad, como si lo estuviera haciendo desde los casi veinte años de vida de Bullet For My Valentine. Aunque cada uno de los miembros del grupo cumple su rol a rajatabla, el que se lleva todos los elegíos de los fanáticos es Matt Tuck, líder de la banda y una especie de James Hetfield rejuvenecido, que ahora, de pelo corto y más curtido sobre el escenario, es el perfecto maestro de ceremonias que, con unas pocas intervenciones, cumple como frontman. Su mejor momento fue cuando tocó la primera parte de “The Last Fight” a solas con su guitarra, siendo acompañado por todo el público, para luego dar el tiro de gracia junto al resto de sus compañeros.

12 Bullet For My Valentine @ Teatro Cariola 2015

Army Of Noise”, sencillo inédito que formará parte del próximo disco, tuvo como valor agregado la grabación de imágenes para el nuevo videoclip del grupo. Las primeras filas lucharon para poder ganar un lugar frente al lente del camarógrafo oficial. De la canción, poco más que agregar a lo que se dijo unos párrafos más arriba sobre el grupo: todo se mantiene en lo clásico, sin negar lo poderosa que suena la nueva composición. Luego del sobrio solo de guitarra de Michael Paget, “Waking The Demon” y “The End” pusieron fin –literalmente- a la primera parte del recital. En los pocos minutos de espera por el retorno de los músicos al escenario, pudimos corroborar que “please don’t go!” está reemplazando oficialmente al clásico “ooohhOOOHHHooohhh” entre las nuevas generaciones, cuando se trata de manifestar el deseo de que una banda vuelva por un par de canciones más. Aunque también pudimos comprobar que el “olé, olé…” sigue vigente. Los galeses regresaron para tocar otro tema nuevo, “You Want A Battle? (Here’s A War)”, y dejar a todo el mundo contento con “Tears Don’t Fall”, cerrando una presentación que no se salió de los márgenes del libreto, pero que dejó satisfechos a los cientos de jóvenes fanáticos de la banda del viejo continente.

Terminada esta cita doble con el metal contemporáneo, sólo se puede estar alegre –y algo envidioso también- por la fortuna de la actual generación de jóvenes que tienen la oportunidad de ver a sus ídolos cuando todavía tienen pelo y no les ha crecido la guata. Sobre todo en un estilo que está tan ligado a la adolescencia, como lo es el metal, es un verdadero lujo el poder estar presente en un concierto de una banda que traduce justo las emociones y pensamientos que se viven en una complicada época de la vida. Eso no es algo que tuvimos los que crecimos con el nü metal, y mucho menos aquellos veteranos que alguna vez desearon ver a Iron Maiden o a Black Sabbath en sus años mozos. Son buenos años para ser fanático del metal, y mucho mejor cuando grupos como Bullet For My Valentine están jugando en las grandes ligas, camino a transformarse en las grandes leyendas del metal del mañana.

16 Bullet For My Valentine @ Teatro Cariola 2015

Setlist: V (Intro) – No Way Out – Your Betrayal – Raising Hell – Scream Aim Fire – 4 Words (To Choke Upon) – Alone – Suffocating Under Words Of Sorrow (What Can I Do) – The Last Fight – Army Of Noise – Waking The Demon – The End – You Want A Battle? (Here’s A War) – Tears Don’t Fall

IR A LAS GALERÍAS FOTOGRÁFICAS

Por Sebastián Zumelzu y Hans Oyarzún

Fotos por Luis Marchant

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

Responder

En Vivo

The Offspring, Eterna Inocencia y BBS Paranoicos: Final de fiesta

Publicado

en

The Offspring

Es imposible no pensar en el contexto antes de plantearse cómo hablar de un show realizado en medio del avance del SARS-CoV-2, coronavirus que deriva en la enfermedad COVID-19, hoy una pandemia global. Es difícil no pensar en la ineptitud de las autoridades que, pese a la tardanza del virus en llegar a Chile, aún no toman las decisiones que podrían evitar un contagio a niveles terribles. Así, no es extraño que el show de The Offspring en nuestro país sí pudiera realizarse, aunque en la previa hubo múltiples cuestionamientos. La industria del entretenimiento está sufriendo en todo el mundo y, al final, este fue el último concierto quizás hasta cuánto tiempo más. Y eso está bien, y es lo correcto, por culpa de un virus que no ataca con fuerza a quienes van a eventos así, sino a los adultos mayores.

Sin embargo, este cierre de fiestas, pese a tener tanto en contra y tanto que analizar fuera del escenario, en el lugar donde la gente pone sus oídos, ojos, cuerpos y corazones, lo cierto es que presentó tres bandas que exploraron los lados más brillantes del punk, de todo lo que significa, ya sea el compromiso social –como hizo Eterna Inocencia–, con la rabia del pleno acto de vivir como hace BBS Paranoicos, o desde el lado de disfrutar el sonido como The Offspring. En una extraña burbuja con forma de cúpula como es el Movistar Arena, pudimos ver una comunidad unida, sin temores a una pandemia mundial. Y es que la fiesta fue completa para quienes asistieron, pese a la postal de personas con mascarillas (que se supone no sirven para enfrentar un posible contagio) o también las noticias que llegaban de la suspensión de múltiples eventos y actividades productivas del país, anticipándose a las autoridades, las grandes perdedoras de cualquier jornada en los últimos meses.

BBS Paranoicos abrió con puntualidad los sonidos a las 17:45 hrs., y lo hizo con “Sin Salida”, “Mis Demonios” y “La Rabia”, una triada que en poco más de cinco minutos dejó en claro el espíritu que inundaría la siguiente hora de música, que de forma exacta iba hilvanando canciones de furia, desesperanza o reafirmación del ser, como “Sanatorio”, “Mentira” o el hit “Ruidos”. En medio de eso, la gente saltaba al son de “el que no salta es paco” o de los gritos de “Piñera conchetumare, asesino, igual que Pinochet”. La banda respondía diciendo que era clave ir a votar, mientras lucían sus poleras negras con la leyenda “#APRUEBO” por delante, dejando su tradicional logo por la espalda.

Aunque el micrófono de Omar Acosta no tenía mucha claridad –algo que hacía que se perdieran parte de las letras–, la interpretación en todo sentido funcionaba perfecto. “Como Una Sombra” o “Calla y Espera” retumbaban mientras ya se pasaba de un millar a varios miles de personas en Movistar Arena. La parte de adelante fue siempre la más entusiasta y, aprovechando el espacio, incluso hubo un circle pit que probablemente contravino cualquier recomendación de distanciamiento social por el coronavirus, pero que a quienes estuvieron ahí no les importó. Igualmente, se hacía rara esa sensación de ver un show con tal nivel de compromiso social y, a la vez, notar que las ganas de formar parte del momento podían ser contraproducentes respecto a la salud pública. De todas formas, una hora después, tras el doblete entre “Irreparable” y “No Lo Veo Como Tú”, se cerró no sólo un show tremendo de BBS Paranoicos, sino también el inicio de esta extraña, pero potente jornada de punk.

La continuación no iba a ser menos fuerte con Eterna Inocencia. La banda argentina, que hace de la consigna social parte de las historias que cuentan, se atrasó cinco minutos de lo que supuestamente debía ser el inicio del show, aunque eso no mermó en la vibra de la gente o de los músicos. Nuevamente sería el micrófono del vocalista principal el que generaría problemas, esta vez dejando en un nivel más bajo del necesario a Guillermo Mármol, cuya labia es importantísima en cada track que se despachó, desde “Viejas Esperanzas” o desde “A Los Que Se Han Apagado…”. Lo más impactante de lo que hace el quinteto es cómo logran el sonido que tienen, que los acerca más a Bad Religion en la pulcritud que a conjuntos más desprolijos que ven en lo instrumental algo secundario. Sí, las letras y las convicciones de Eterna Inocencia son algo que los acerca al público y a una sociedad completa, con “La Risa De Los Necios” –dedicada al “cura obrero”, Mariano Puga– o “El Guardián” como ejemplos de ello. Pero también hay espacios como el instrumental después de “Le Pertenezco A Tus Ojos…” que dejan en claro cómo EI es muchísimo más en vivo que en estudio.

Episodio aparte fue el freno que la banda le dio al show por más de cinco minutos con el fin de que la gente amontonada dejara espacio para que atendieran a un chico que estaba con problemas de salud en la multitud. Cerrando con “Weichafe Catrileo”, canción inequívocamente destinada a la lucha en la que, pese al desvío lamentable que presenta la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, sin duda que continúa, y que tras más de una hora de fuerza escénica también se pudo compartir con las grandes letras e interpretación de una banda de punk que es mucho más que eso a estas alturas para sus fans en nuestro país.

Cuando el reloj marcaba las 21:00 horas en punto, el recinto bajaba sus luces y las trompetas características de “Pretty Fly (Reprise)” –canción que cierra el icónico “Americana” (1998)– daban inicio al número estelar de la jornada. Y es que, luego de la enérgica rendición de los clásicos “Americana”, “All I Want” y “Come Out And Play”, no cabía duda de que los fanáticos de The Offspring ansiaban un baño de nostalgia tras casi cuatro años de espera y del reagendamiento dado por la contingencia en el territorio nacional. El triplete, ovacionado y disfrutado por los presentes hasta con bengala incluida, dejó en evidencia el excelente estado de la banda gracias a una perfecta ecualización que reverberó sin problemas en el globo. Tras dicho inicio, Dexter bromeó que este sería “probablemente el último concierto en el hemisferio occidental” y que, a pesar de todo, no podían cancelar tan especial reencuentro. El vocalista finalizó su humorística intervención no sin antes recomendar evitar el contacto físico para prevenir cualquier contagio relacionado a la pandemia que acecha al mundo por estos días.

Pausando el repertorio típico por algunos momentos, el cuarteto estadounidense presentó “It Won’t Get Better”, una de sus más recientes creaciones, ante una respetuosa audiencia que apoyó con palmas cuando la canción y los músicos lo requirieron. Luego, volvieron al ruedo con “Want You Bad”, “Session”, “Original Prankster” y “Staring At The Sun”, hitazos que encendieron al público y lo llevaron a iniciar diversos –y poco recomendados– mosh pits a lo largo de la sección. La voz de Dexter merece mención aparte, pues, a pesar de los años, llega a los tonos requeridos por la selección y es capaz de interpretar con la fuerza que una agrupación de este estilo demanda. Al finalizar un diálogo que sólo The Offspring puede llevar a cabo a la perfección, haciendo chistes sobre cómo Dexter, aparte de ser el liricista principal de la banda, también tenía un doctorado en virología, llegando a la hora de los covers. Y es que, tal y como lo reconocieron en el escenario, no habría grupo sin Ramones o sin la influencia de los hermanos Young.

Una vez terminado el homenaje, los norteamericanos versionaron sus tradicionales “Bad Habit”, “Gotta Get Away” y una emotiva “Gone Away” en piano, la que demostró el correcto estado vocal de Holland y constituyó una mezcla perfecta entre aterciopelados tonos de sensibilidad y el estruendo característico de la banda hacia el ocaso del tema. Luego, los éxitos insignes de la banda “Why Don’t You Get A Job?”, que incluyó unas pelotas plásticas de colores para interactuar con los fans, “(Can’t Get My) Head Around You”, “Pretty Fly” y “The Kids Aren’t Alright” sentaron precedente de que la potencia del grupo sigue incólume tras 34 años de carrera. Hacia el epitafio del periplo, y a modo de encore luego de un par de minutos de reposo, retornaron al escenario para finalizar con dos clásicos y un inesperado tributo a Pennywise, quienes tuvieron que restarse del evento a última hora dada la alerta de salud mundial. Cerrando con “You’re Gonna Go Far, Kid”, “Bro Hymn” y “Self Esteem”, The Offspring le puso broche de oro a una icónica noche en Movistar Arena, lugar que marca un hito de masividad en la historia del grupo en cuanto a conciertos en nuestro país.

Tomando las palabras de Holland en los últimos minutos del show, es menester mencionar que este fue, probablemente, el bastión final en un largo tiempo de eventos masivos en la industria de la música en Chile y en occidente. Sin embargo, eso no fue impedimento para el disfrute de miles de asistentes que llegaron y lo dieron todo en un espectáculo que logró llevarse a cabo de manera perfecta, pese a todos los contratiempos y dificultades que surgieron. Ciertamente, resulta muy importante tomar las recomendaciones del vocalista antes de despedirse: “Cuídense, por favor. Hasta la próxima”. Un incierto cierre temporal para el showbiz musical que promete un “hasta luego”, pero que desconoce qué tan pronto se reactivará el flujo normal y necesario de adrenalina y fervor que solamente las melodías pueden proveer a los habitantes de esta tierra.

Setlist BBS Paranoicos

  1. Sin Salida
  2. Mis Demonios
  3. La Rabia
  4. No Siento Culpa
  5. Eterno Retorno
  6. Sanatorio
  7. Mentira
  8. Ruidos
  9. Corazón Al barro
  10. Tanto Insistir
  11. Daño Permanente
  12. Recuerdos
  13. Como Una Sombra
  14. Cristales
  15. Calla y Espera
  16. El Regreso
  17. Ausencia
  18. Irreparable
  19. No Lo Veo Como Tú

Setlist Eterna Inocencia

  1. Viejas Esperanzas
  2. Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario
  3. A Los Que Se Han Apagado…
  4. Trizas De Vos
  5. Abrazo
  6. A Elsa y Juan
  7. La Risa De Los Necios
  8. El Guardián
  9. La Mentira Sin Fin
  10. Cuando Pasan Las Madrugadas…
  11. Hazlo Tú Mismo
  12. Cartago
  13. Sin Quererlo (Mi Alma Se Desangra)
  14. Cassiopeia
  15. Le Pertenezco A Tus Ojos…
  16. Puente De Piedra
  17. Nuestras Fronteras
  18. Weichafe Catrileo

Setlist The Offspring

  1. Americana
  2. All I Want
  3. Come Out and Play
  4. It Won’t Get Better
  5. Want You Bad
  6. Session
  7. Original Prankster
  8. Staring At The Sun
  9. Blitzkrieg Bop (original de The Ramones)
  10. Whole Lotta Rosie (original de AC/DC)
  11. Bad Habit
  12. Gotta Get Away
  13. Gone Away
  14. Why Don’t Get You Get A Job?
  15. (Can’t Get My) Head Around You
  16. Pretty Fly
  17. The Kids Aren’t Alright
  18. You’re Gonna Go Far, Kid
  19. Bro Hymn (original de Pennywise)
  20. Self Esteem

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Screen Violence Screen Violence
DiscosHace 2 días

CHVRCHES – “Screen Violence”

Con una carrera de casi una década, CHVRCHES ya debería tener su lugar asegurado en la industria, sin embargo, desde...

If I Can't Have Love, I Want Power If I Can't Have Love, I Want Power
DiscosHace 3 días

Halsey – “If I Can’t Have Love, I Want Power”

Es imposible no cruzar la situación mundial con cada disco que aparece en las plataformas de streaming y ver si...

Loving In Stereo Loving In Stereo
DiscosHace 1 semana

Jungle – “Loving In Stereo”

Es difícil pensar en cuántas cosas le ha quitado la pandemia al mundo. Son vidas, recursos, tiempo, recuerdos y ansias...

Infinite Granite Infinite Granite
DiscosHace 1 semana

Deafheaven – “Infinite Granite”

“El que mucho abarca, poco aprieta”, reza un dicho popular y, en cierto grado, podría aplicarse a Deafheaven. Demasiado mainstream...

Solar Power Solar Power
DiscosHace 2 semanas

Lorde – “Solar Power”

En un mundo donde la información avanza aceleradamente, es comprensible la necesidad de desconectarse para escapar de una sociedad cada...

Pressure Machine Pressure Machine
DiscosHace 2 semanas

The Killers – “Pressure Machine”

Las cuarentenas y los momentos de introspección sirvieron de inspiración para muchísimos artistas durante el año pasado; reconectarse con viejas...

Intacto Intacto
DiscosHace 2 semanas

Cevladé – “Intacto”

El universo del rap vive actualmente en una dicotomía en la que, si bien no es necesario tomar bando, es...

Take The Sadness Out Of Saturday Night Take The Sadness Out Of Saturday Night
DiscosHace 3 semanas

Bleachers – “Take The Sadness Out Of Saturday Night”

En la última década, Jack Antonoff se estableció como el arquitecto del indie pop por excelencia. Colaborando con algunas de...

Distant Populations Distant Populations
DiscosHace 4 semanas

Quicksand – “Distant Populations”

Demoledor. El nuevo trabajo de Quicksand supera con creces las expectativas de un retorno esperado desde “Interiors” (2017), y una...

SINNER GET READY SINNER GET READY
DiscosHace 1 mes

Lingua Ignota – “SINNER GET READY”

Esta nueva, interesante y prolífica aproximación hacia sonidos estrechamente ligados al noir, es un hecho. Ha sido posible ver, entre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas