Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Brett Anderson al fin cautivó a Chile

Publicado

en

Esta vez vamos a obviar todo lo sucedido. Desde la supuesta venida de Brett el año pasado, de la cancelación de su concierto el viernes 12 de junio y de su detención en lima por asuntos que aún no quedaron del todo claro. Lo cierto es que, a pesar de todos karmas que tenía Brett con el publico chileno, estos se disolvieron por arte de magia la noche del martes cuando por fin Brett Anderson piso el suelo del Caupolicán y fue recibido por 3 mil personas que gritaban y aplaudían emocionados al ver que este gentleman inglés si era real.

21:00 horas y la puntualidad inglesa se puso a prueba. Mientras transcurría el tiempo en que debió comenzar el show, se veía un Caupolican ocupado hasta en la platea más alta. En el aire se sentía el nerviosismo, la ansiedad propia de tanta espera y los comentarios de pasillos evidenciaban a un público heterogéneo, entre personas que bromeaban con el tema de la detención aludiendo que el show sería trasmitido vía satélite desde lima, y otras un tanto incrédulas que temían una nueva programación.

21:20 y los fans no podían más de la angustia y comenzaron con los desesperados silbidos que inmediatamente se transformaron en gritos, en golpes de suelo, en aplausos acalorados y en voces que gritaban Brett Brett Brett!!!.

Luego de un tiempo el Caupolicán se queda en penumbra. Sólo unos focos azules, que apuntaban hacia el telón negro de fondo, creaban el ambiente propicio para que entraran los músicos a escena, quienes se ubicaron tranquilamente detrás de cada instrumento y comienzan con los primeros acordes de “Funeral mantra”. Entonces el gran telón se abre y deja pasar a una figura esbelta, vestida de un terno ajustado y que caminando con la elegancia propia de gentleman inglés, se aproxima al centro del escenario y nos observa fijamente. Y ahí por fin, ante nuestros ojos susceptibles podíamos ver al misterioso Brett Anderson. En ese momento los gritos ensordecedores retumbaron por todo el teatro, mientras que Brett inicia los primeros tonos sugestivos que nos invita cálidamente a su mundo de sonidos puros, seductores y enigmáticos.

Siguiendo por la senda de esta voz cautivadoramente dulce, se escuchan “Wheatfields”, “The Hunted” y una espectacular versión de “Back To You”, de su último disco. Aquí ya estábamos en presencia de un Brett energético, que encendía todo el teatro con sus apasionados saltos, sugerentes movimientos de caderas y una cabellera desordenada que se movía al mismo tiempo que sus gritos seductores. Un show como lo hacía en los mejores tiempos de Suede.

Transcurrieron 20 minutos y cuando el público no podía más entre saltos y gritos, el intenso rojo del escenario dio paso a una sola luz blanca que iluminaba un órgano ubicado a un costado del escenario, donde el señor Brett se sentó plácidamente a tocar “To The Winter”, especialmente una pieza que conmovió a todos. Luego no podría ser mejor la continuación. “Love Is Dead”, canción con la que Brett demuestra su particular visión del romanticismo trágico. Luego, lo que todos esperaban, la sesión Suede que comienza con “By The Sea”, seguida de “Everything will flow “ “The 2 Of Us” y “The Asphalt World”, magistrales y desgarradoras canciones del segundo disco de la extinta banda, que nos remontaron emotivamente a la primera vez que escuchamos a The London Suede, donde un simple acorde de guitarra disonante se mezclaba con una voz dulcemente profunda y lograba estremecer hasta el último milímetro de tu cuerpo.

Podríamos seguir mencionando las emociones vividas tras cada tema que cantaba Brett esa noche, pero seria inagotable. Ya que extrañamente cada canción interpretada por él poseía un atractivo mágico y producía una serie de efectos en el público como llantos, gritos incontrolables, demostraciones de afecto y un sin fin de pasiones que transcurrieron entre “Killing Of a Flashboy”, “She” “Filmstar”, “Can’t Get Enough”, en esta última ni el mismo Brett pudo contener la emoción y sacándose ágilmente su chaqueta la tira por el aire y su elegante presencia de lord inglés se transforma en la esencia de un niño feliz que salta excitado por cada extremo del escenario.

Para terminar este primer bloque dos infaltables hits “Trash” y “Beautiful ones”, esta última conocida hasta por lo niños asiduos a un programa clásico infantil, fue coreada por todos formando ecos estruendosos en el Caupolicán. Mientras el Señor Anderson hacia reverencias a los asistentes, los aplaudía y luego con los brazos abiertos como alimentándose de los energía emanada del público, se va del escenario lanzando besos y despidiéndose por un lapso de tiempo.

Y esperamos pacientemente… mientras se escuchaba a un auditorio extasiado que comentaba el gran show que estaban presenciando y entre silbidos, aplausos y gritos se escuchaban los ¡ uhh! ¡ ah!!! Increíble! Sublime! Prefecto!.

Después de un par de minutos vuelve a escena Brett, esta vez solo con la compañía de una guitarra acústica. Se sienta a un borde de la tarima de percusión y comienza “ will One” pieza interpretada desgarradoramente por un Brett carismático. Luego continúa con “So Young” versión incluida en su último álbum, pero que perteneciera al disco Suede. En ese momento se creo una atmósfera muy íntima entre él y su público, tanto así que para finalizar con “”Saturday night” este príncipe inglés se baja del escenario, se acerca a las rejas divisorias y comienza a caminar lentamente frente a ella estrechando la mano de las personas agolpadas frenéticamente en la reja para intentar tocar a su ídolo que, en ese momento, era sólo un humano que se despedía de sus más recientes amigos. Luego sube nuevamente y mirando desde arriba a cada uno de nosotros se despide alzando las manos y, visiblemente conmovido por las demostraciones de afecto, promete volver a este fin de mundo.

Y así culminó la noche mágica con el señor Brett Anderson que sin duda pago su deuda con creces a este público impaciente pero fiel. Que esa noche se fue del recinto visiblemente extasiado y que pudo ver a un hombre de palabra que, a pesar de todos los inconvenientes, logró llegar a suelo nacional entregándonos un concierto sencillamente cautivador y que nos hizo volver a creer que es posible que los deseos fervientes puedan concretarse.

Galería de fotos:

Publicidad
11 Comentarios

11 Comments

  1. Zenobia López Pinto

    18-Jun-2009 en 1:04 pm

    Ta pasaste Musik Badseeds¡¡¡, es un reportaje realmente vivo¡¡¡, no estuve allí, pero la intensidad de tu narración me transportó junto a Brett Anderson.

  2. Revo Marcelo

    18-Jun-2009 en 2:21 pm

    Me gusto Musik tu comentario, a cualquier fanático de Suede le va a quedar bien claro que-como-cuando se perdió … pero a pesar de que yo soy igual de fan o porque soy igual de fan es necesario decir que Brett no se arriesgo con las notas altas de algunas canciones (two of us, the wild ones … ojo que es the wild ones), que la versión de Back to you fue la versión original (la que aparece en Wilderness es una segunda versión) y que en el bis no uso una guitarra acústica, sino que la guitarra eléctrica de su guitarrista sólo que no le aplico distorsión, te saltaste que esa breve sección la inició con pantomine horse.

    También, a mi gusto, la versión de asphalt world estuvo algo desordenada, ocasión en que fue un poco molesto que algunos asistentes que sólo conocía los hits radiales de Suede se pusieron a gritar por payasear “we love Brett” y otras cosas …

    Me dejo pagando con el A New Morning … ningun tema de ese disco … pero salvo con Killing of a Flash Boy, grata sorpresa …

    • Musik

      18-Jun-2009 en 7:10 pm

      Tienes razón era una guitarra eléctrica que sono como acústica, por se sintió un poco desafinada al principio :). Gracias por el aporte, a ratos suceden tantas cosas en un conierto que se te escapan detalles.
      Vale!! Saludos!

  3. Pinilipe

    18-Jun-2009 en 6:51 pm

    En 2 palabaras…im presionante

    Muy buena nota

    saludos

  4. Carolina

    18-Jun-2009 en 11:13 pm

    Ohh
    Realmente te pasaste, me llevaste al concierto!
    Brett es the best
    un abrazo 🙂

  5. ingrid rivera

    19-Jun-2009 en 5:04 pm

    Se pasaron muy detallada la nota y por lo menos puede saber más acerca de Brett aqui, ya que no fui al recital….mil gracias!!!!

  6. Teresita Giacaman

    19-Jun-2009 en 6:43 pm

    Muy buen relato Musik, es subjetivo y honesto, para mí, la mejor forma de escribir sobre arte. Felicitaciones!

  7. domy

    23-Jun-2009 en 1:01 am

    estuvo muy weno el shossssss… incluso para mi q soy alguien q alguna vez escuchó a suede y esa noche fui a pagarle una deuda a mi yo adolescente… pensé q con lo nuevo de brett me aburriría pues no conozco nada.. pero no.. las atmosferas creadas me hicieron estar siempre atenta… y metida en el shoss…

    es verdad eso de q no cantó notas altas… pero filo.. para eso estabamos nosotros jhahaah

  8. pao

    23-Jun-2009 en 11:16 pm

    me gusta como describes…estuvo increible, disfrute cada grito, apreton y saltos
    saludos y sigue igual …..

  9. FCB.

    24-Jun-2009 en 5:57 pm

    Genial !! musicos con clase. muy buena la nota.

  10. marja

    05-Jul-2009 en 2:16 pm

    favor ustedes grabaron muy bien el recital , es posible que suban a la red mas de su precentacion en chile y si fuese posible podrias enviarme algo del material, te estaria eternamenete agradecida, gracias

Responder

En Vivo

The Offspring, Eterna Inocencia y BBS Paranoicos: Final de fiesta

Publicado

en

The Offspring

Es imposible no pensar en el contexto antes de plantearse cómo hablar de un show realizado en medio del avance del SARS-CoV-2, coronavirus que deriva en la enfermedad COVID-19, hoy una pandemia global. Es difícil no pensar en la ineptitud de las autoridades que, pese a la tardanza del virus en llegar a Chile, aún no toman las decisiones que podrían evitar un contagio a niveles terribles. Así, no es extraño que el show de The Offspring en nuestro país sí pudiera realizarse, aunque en la previa hubo múltiples cuestionamientos. La industria del entretenimiento está sufriendo en todo el mundo y, al final, este fue el último concierto quizás hasta cuánto tiempo más. Y eso está bien, y es lo correcto, por culpa de un virus que no ataca con fuerza a quienes van a eventos así, sino a los adultos mayores.

Sin embargo, este cierre de fiestas, pese a tener tanto en contra y tanto que analizar fuera del escenario, en el lugar donde la gente pone sus oídos, ojos, cuerpos y corazones, lo cierto es que presentó tres bandas que exploraron los lados más brillantes del punk, de todo lo que significa, ya sea el compromiso social –como hizo Eterna Inocencia–, con la rabia del pleno acto de vivir como hace BBS Paranoicos, o desde el lado de disfrutar el sonido como The Offspring. En una extraña burbuja con forma de cúpula como es el Movistar Arena, pudimos ver una comunidad unida, sin temores a una pandemia mundial. Y es que la fiesta fue completa para quienes asistieron, pese a la postal de personas con mascarillas (que se supone no sirven para enfrentar un posible contagio) o también las noticias que llegaban de la suspensión de múltiples eventos y actividades productivas del país, anticipándose a las autoridades, las grandes perdedoras de cualquier jornada en los últimos meses.

BBS Paranoicos abrió con puntualidad los sonidos a las 17:45 hrs., y lo hizo con “Sin Salida”, “Mis Demonios” y “La Rabia”, una triada que en poco más de cinco minutos dejó en claro el espíritu que inundaría la siguiente hora de música, que de forma exacta iba hilvanando canciones de furia, desesperanza o reafirmación del ser, como “Sanatorio”, “Mentira” o el hit “Ruidos”. En medio de eso, la gente saltaba al son de “el que no salta es paco” o de los gritos de “Piñera conchetumare, asesino, igual que Pinochet”. La banda respondía diciendo que era clave ir a votar, mientras lucían sus poleras negras con la leyenda “#APRUEBO” por delante, dejando su tradicional logo por la espalda.

Aunque el micrófono de Omar Acosta no tenía mucha claridad –algo que hacía que se perdieran parte de las letras–, la interpretación en todo sentido funcionaba perfecto. “Como Una Sombra” o “Calla y Espera” retumbaban mientras ya se pasaba de un millar a varios miles de personas en Movistar Arena. La parte de adelante fue siempre la más entusiasta y, aprovechando el espacio, incluso hubo un circle pit que probablemente contravino cualquier recomendación de distanciamiento social por el coronavirus, pero que a quienes estuvieron ahí no les importó. Igualmente, se hacía rara esa sensación de ver un show con tal nivel de compromiso social y, a la vez, notar que las ganas de formar parte del momento podían ser contraproducentes respecto a la salud pública. De todas formas, una hora después, tras el doblete entre “Irreparable” y “No Lo Veo Como Tú”, se cerró no sólo un show tremendo de BBS Paranoicos, sino también el inicio de esta extraña, pero potente jornada de punk.

La continuación no iba a ser menos fuerte con Eterna Inocencia. La banda argentina, que hace de la consigna social parte de las historias que cuentan, se atrasó cinco minutos de lo que supuestamente debía ser el inicio del show, aunque eso no mermó en la vibra de la gente o de los músicos. Nuevamente sería el micrófono del vocalista principal el que generaría problemas, esta vez dejando en un nivel más bajo del necesario a Guillermo Mármol, cuya labia es importantísima en cada track que se despachó, desde “Viejas Esperanzas” o desde “A Los Que Se Han Apagado…”. Lo más impactante de lo que hace el quinteto es cómo logran el sonido que tienen, que los acerca más a Bad Religion en la pulcritud que a conjuntos más desprolijos que ven en lo instrumental algo secundario. Sí, las letras y las convicciones de Eterna Inocencia son algo que los acerca al público y a una sociedad completa, con “La Risa De Los Necios” –dedicada al “cura obrero”, Mariano Puga– o “El Guardián” como ejemplos de ello. Pero también hay espacios como el instrumental después de “Le Pertenezco A Tus Ojos…” que dejan en claro cómo EI es muchísimo más en vivo que en estudio.

Episodio aparte fue el freno que la banda le dio al show por más de cinco minutos con el fin de que la gente amontonada dejara espacio para que atendieran a un chico que estaba con problemas de salud en la multitud. Cerrando con “Weichafe Catrileo”, canción inequívocamente destinada a la lucha en la que, pese al desvío lamentable que presenta la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, sin duda que continúa, y que tras más de una hora de fuerza escénica también se pudo compartir con las grandes letras e interpretación de una banda de punk que es mucho más que eso a estas alturas para sus fans en nuestro país.

Cuando el reloj marcaba las 21:00 horas en punto, el recinto bajaba sus luces y las trompetas características de “Pretty Fly (Reprise)” –canción que cierra el icónico “Americana” (1998)– daban inicio al número estelar de la jornada. Y es que, luego de la enérgica rendición de los clásicos “Americana”, “All I Want” y “Come Out And Play”, no cabía duda de que los fanáticos de The Offspring ansiaban un baño de nostalgia tras casi cuatro años de espera y del reagendamiento dado por la contingencia en el territorio nacional. El triplete, ovacionado y disfrutado por los presentes hasta con bengala incluida, dejó en evidencia el excelente estado de la banda gracias a una perfecta ecualización que reverberó sin problemas en el globo. Tras dicho inicio, Dexter bromeó que este sería “probablemente el último concierto en el hemisferio occidental” y que, a pesar de todo, no podían cancelar tan especial reencuentro. El vocalista finalizó su humorística intervención no sin antes recomendar evitar el contacto físico para prevenir cualquier contagio relacionado a la pandemia que acecha al mundo por estos días.

Pausando el repertorio típico por algunos momentos, el cuarteto estadounidense presentó “It Won’t Get Better”, una de sus más recientes creaciones, ante una respetuosa audiencia que apoyó con palmas cuando la canción y los músicos lo requirieron. Luego, volvieron al ruedo con “Want You Bad”, “Session”, “Original Prankster” y “Staring At The Sun”, hitazos que encendieron al público y lo llevaron a iniciar diversos –y poco recomendados– mosh pits a lo largo de la sección. La voz de Dexter merece mención aparte, pues, a pesar de los años, llega a los tonos requeridos por la selección y es capaz de interpretar con la fuerza que una agrupación de este estilo demanda. Al finalizar un diálogo que sólo The Offspring puede llevar a cabo a la perfección, haciendo chistes sobre cómo Dexter, aparte de ser el liricista principal de la banda, también tenía un doctorado en virología, llegando a la hora de los covers. Y es que, tal y como lo reconocieron en el escenario, no habría grupo sin Ramones o sin la influencia de los hermanos Young.

Una vez terminado el homenaje, los norteamericanos versionaron sus tradicionales “Bad Habit”, “Gotta Get Away” y una emotiva “Gone Away” en piano, la que demostró el correcto estado vocal de Holland y constituyó una mezcla perfecta entre aterciopelados tonos de sensibilidad y el estruendo característico de la banda hacia el ocaso del tema. Luego, los éxitos insignes de la banda “Why Don’t You Get A Job?”, que incluyó unas pelotas plásticas de colores para interactuar con los fans, “(Can’t Get My) Head Around You”, “Pretty Fly” y “The Kids Aren’t Alright” sentaron precedente de que la potencia del grupo sigue incólume tras 34 años de carrera. Hacia el epitafio del periplo, y a modo de encore luego de un par de minutos de reposo, retornaron al escenario para finalizar con dos clásicos y un inesperado tributo a Pennywise, quienes tuvieron que restarse del evento a última hora dada la alerta de salud mundial. Cerrando con “You’re Gonna Go Far, Kid”, “Bro Hymn” y “Self Esteem”, The Offspring le puso broche de oro a una icónica noche en Movistar Arena, lugar que marca un hito de masividad en la historia del grupo en cuanto a conciertos en nuestro país.

Tomando las palabras de Holland en los últimos minutos del show, es menester mencionar que este fue, probablemente, el bastión final en un largo tiempo de eventos masivos en la industria de la música en Chile y en occidente. Sin embargo, eso no fue impedimento para el disfrute de miles de asistentes que llegaron y lo dieron todo en un espectáculo que logró llevarse a cabo de manera perfecta, pese a todos los contratiempos y dificultades que surgieron. Ciertamente, resulta muy importante tomar las recomendaciones del vocalista antes de despedirse: “Cuídense, por favor. Hasta la próxima”. Un incierto cierre temporal para el showbiz musical que promete un “hasta luego”, pero que desconoce qué tan pronto se reactivará el flujo normal y necesario de adrenalina y fervor que solamente las melodías pueden proveer a los habitantes de esta tierra.

Setlist BBS Paranoicos

  1. Sin Salida
  2. Mis Demonios
  3. La Rabia
  4. No Siento Culpa
  5. Eterno Retorno
  6. Sanatorio
  7. Mentira
  8. Ruidos
  9. Corazón Al barro
  10. Tanto Insistir
  11. Daño Permanente
  12. Recuerdos
  13. Como Una Sombra
  14. Cristales
  15. Calla y Espera
  16. El Regreso
  17. Ausencia
  18. Irreparable
  19. No Lo Veo Como Tú

Setlist Eterna Inocencia

  1. Viejas Esperanzas
  2. Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario
  3. A Los Que Se Han Apagado…
  4. Trizas De Vos
  5. Abrazo
  6. A Elsa y Juan
  7. La Risa De Los Necios
  8. El Guardián
  9. La Mentira Sin Fin
  10. Cuando Pasan Las Madrugadas…
  11. Hazlo Tú Mismo
  12. Cartago
  13. Sin Quererlo (Mi Alma Se Desangra)
  14. Cassiopeia
  15. Le Pertenezco A Tus Ojos…
  16. Puente De Piedra
  17. Nuestras Fronteras
  18. Weichafe Catrileo

Setlist The Offspring

  1. Americana
  2. All I Want
  3. Come Out and Play
  4. It Won’t Get Better
  5. Want You Bad
  6. Session
  7. Original Prankster
  8. Staring At The Sun
  9. Blitzkrieg Bop (original de The Ramones)
  10. Whole Lotta Rosie (original de AC/DC)
  11. Bad Habit
  12. Gotta Get Away
  13. Gone Away
  14. Why Don’t Get You Get A Job?
  15. (Can’t Get My) Head Around You
  16. Pretty Fly
  17. The Kids Aren’t Alright
  18. You’re Gonna Go Far, Kid
  19. Bro Hymn (original de Pennywise)
  20. Self Esteem

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Letter To You Letter To You
DiscosHace 3 días

Bruce Springsteen – “Letter To You”

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su...

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 4 días

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 6 días

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 2 semanas

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 2 semanas

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 2 semanas

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 semanas

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Lament Lament
DiscosHace 3 semanas

Touché Amoré – “Lament”

Después de su emocionalmente devastador cuarto larga duración, “Stage Four” (2016), Touché Amoré vuelve a remover fibras profundas con “Lament”,...

MMXX MMXX
DiscosHace 3 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “MMXX”

A estas alturas, es un hecho que Cómo Asesinar A Felipes va más allá de la idea tradicional de banda....

Fake It Flowers Fake It Flowers
DiscosHace 3 semanas

Beabadoobee –”Fake It Flowers”

Cada vez es más aparente el estado cíclico de la música. Las generaciones nuevas ven como novedoso cosas que las...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: