Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Bret Michaels: En su estado más primitivo

Publicado

en

A fines de la década del ochenta, los norteamericanos de Poison gozaban de un creciente éxito y se alzaban como una de las bandas insignes de la escena glam rock a nivel mundial. Su carismático líder y vocalista, Bret Michaels, arrancaba suspiros entre sus miles de incondicionales seguidoras, que rápidamente lo elevaron a la categoría de ídolo. Han pasado más de 20 años desde aquellos gloriosos días, y el excéntrico frontman ha tenido que soslayar varios obstáculos para mantenerse vigente en las primeras líneas del rock, así como también ha debido superar graves enfermedades que en más de alguna ocasión lo han puesto cara a cara con la muerte, como la diabetes tipo 1 que habita en él desde los 6 años, o la hemorragia cerebral masiva sufrida en 2010. Por fortuna para sus fanáticos, Michaels no ha claudicado en su misión de seguir cautivando con su música, y es precisamente en el contexto de la gira “Life Rocks Tour 2013” que el cantante oriundo de Pensilvania aterriza por primera vez en nuestro territorio.

BRET MICHAELS CHILE 2013 01

El lugar escogido para el evento fue el Teatro Caupolicán, recinto que desde muy temprano comenzó a recibir a cientos de nostálgicos fanáticos ansiosos por encontrarse con una parte significativa de la historia del hard rock.  El escenario sólo se encuentra adornado por un lienzo con una gigantesca calavera alada, además de cuatro imágenes de Michaels en sus mejores poses. En el aire se respira buena onda y ansiedad, quedando en evidencia cada vez que alguien del staff sale a escena a grabar o sacar fotografías, recibiendo casi en un acto reflejo una cerrada ovación. Promediando las 21:30 hrs. se escucha una potente voz en off que pregunta al público si están listos para la fiesta, recibiendo al unísono una respuesta positiva que cae desde todos los sectores del recinto. “The party start now!” es la frase que marca el comienzo de la presentación, acto seguida comienza a sonar “Welcome To The Jungle” de Guns N’ Roses, que sirve de distracción para que los cuatro músicos que conforman la banda de Michaels asuman su posición.

BRET MICHAELS CHILE 2013 02

Con una bandera chilena en la mano hace su aparición el icónico Bret Michaels, desatando de inmediato la euforia de los miles de fanáticos, que enloquecen aún más con los primeros acordes de “Talk Dirty To Me”. Las revoluciones se incrementan de la mano de las precisas secuencias de cuerdas de Pete Evick y la solidez de la batería de Chuck Fanslau, que no deja de golpear. “Are you ready to rock?. Are you ready to party?”, pregunta el carismatico frontman, estableciendo una conexión instantánea con el público que mueve sus brazos en el aire al ritmo de “Look What The Cat Dragged In”. Con estas primeras canciones ya resulta llamativa la cantidad de energía que expulsa el vocalista, además de toda la potencia e intensidad de la propuesta. El característico riff de guitarra marca la pauta de “Ride The Wind”, uno de los grandes éxitos de Poison, que hace explotar el Caupolicán en base a potentes golpes sónicos y la cercana interacción de Michaels con sus seguidores.

BRET MICHAELS CHILE 2013 04

En un acto pocas veces visto, el vocalista hace subir al escenario a los gráficos para que documenten el evento desde la visión del artista, para posteriormente contraatacar con toda la intensidad de “You Mama Don’t Dance”, cover del dúo Loggins And Messina, que de inmediato recibe el acompañamiento de las palmas y las voces de los fanáticos que aguantan estoicos las potentes ráfagas de rock y energía que fluyen por todo el recinto. Michaels aprovecha la instancia para desplegar sus dotes en el manejo de la armónica, extrayendo preciosas y bien logradas secuencias. “Sweet Home Alabama”, original de Lynyrd Skynyrd y una de las canciones favoritas de Michaels, es la encargada de continuar con el carnaval, no destacando precisamente por la calidad de la versión, sino más bien por su arreglo mucho más rockero, fundamentado en el poderoso ritmo de batería. Se produce uno de los momentos más bellos de la presentación: el vocalista se cuelga su reconocida guitarra acústica negra con llamas (hot rod flames), para dar vida a la primera balada de la noche, “Something To Believe In”, que rápidamente llena el ambiente de sentimiento y sensibilidad, una precisa pausa para bajar las revoluciones y deleitarse con un verdadero clásico del rock.  Se acaba la tregua y el tema “Unskinny Bop” es el encargado de volver a encender el ambiente e inyectar nuevas dosis de energía, matizando la melodía con un extracto del corte “Give It Away” de Red Hot Chili Peppers, y recibiendo el sorpresivo abrazo de una fanática que subió al escenario.

BRET MICHAELS CHILE 2013 03

Llega el turno del lucimiento personal de Chuck Fanslau con la ejecución de un poderoso solo de batería, que combina golpes sólidos y demoledores, con atractivos cambios de ritmo. El público se hace partícipe mediante palmas, en una suerte de aprobación al trabajo realizado. Bret Michaels aprovecha la instancia para presentar a cada uno de los miembros que componen la banda, los que son premiados con sinceros aplausos y muestras de gratitud. La velada nuevamente se vuelve a teñir de sentimiento, un pequeño aperitivo llega de la mano de la primera estrofa de “Don’t Stop Believin’” de Journey, para posteriormente dar paso a la ejecución de la preciosa melodía de “Every Rose Has Its Thorn”, que reclutó a miles de potentes voces para realizar los coros, configurando una de las postales más bellas del concierto. Se incorpora toda la fuerza de la guitarra eléctrica de Evick con el objetivo claro de subir los decibeles y mantener la fiesta. El último tramo del show sigue destacando por un ritmo incesante y demoledor, es así como suena “Go That Far” y “Fallen Angel”, con este último vuelve a estallar el recinto, con una euforia generalizada que amenaza con echar abajo las instalaciones. Tal como ha sido la tónica a lo largo de todo el show, el público canta en perfecta comunión, extasiados, satisfechos, aun incrédulos de que han sido testigos de una verdadera cátedra de rock clásico. Los músicos se pierden tras bastidores en medio de una cerrada ovación que cae desde todos los rincones del Caupolicán.

BRET MICHAELS CHILE 2013 05

Al cabo de varios minutos de incesantes silbidos y muestras de gratitud, la banda vuelve al escenario para tocar la última canción de la noche, esa que marcará el cierre de una velada mágica y especial. “Nothin’ But A Good Time” se entremezcla con la fuerza del canto de los fanáticos que luchan por extender al máximo la presentación, agitando los brazos de lado a lado, como una marejada que reacciona a cada uno de los acordes. Bret Michaels pregunta al público si quiere que vuelva el próximo año, dejando entrever la posibilidad cierta de tenerlo de vuelta en nuestras latitudes. El vocalista despliega una bandera chilena en el escenario, mientras es envuelto en un manto de aplausos, cargados de admiración y satisfacción, que el responde con un simple y pragmático “God bless you. We love you. Good Night”. Comienza a sonar el tema TNT de AC/DC mientras la banda se despide de todos los que hicieron posible su desembarco en Santiago.

BRET MICHAELS CHILE 2013 06

El show que propuso Bret Michaels no decepcionó, muy por el contrario, superó las expectativas que los fanáticos más optimistas se habían trazado. Una presentación que de principio a fin mantuvo una intensidad demoledora y una energía inagotable, haciendo vibrar durante 75 minutos a todo el Teatro Caupolicán. Con total seguridad hoy fuimos testigos de una de las mejores presentaciones de este 2013, reconocimiento que cobra aun mayor relevancia cuando no se cuenta con grandes puestas en escena, plagadas de efectos especiales y pirotecnia, sino que se basa en lo básico y fundamental: la música. El ex vocalista y líder de Poison, en conjunto con la solidez de su banda, fueron capaces de transportarnos a otra época, y mostrarnos el rock en su estado más primitivo, representado en un conjunto de melodías dinámicas y potentes, matizadas a la perfección con la justa medida de baladas, todo esto unificado en una experiencia única e irrepetible, que sin lugar a dudas será atesorada por siempre por cada una de las almas que repletaron el recinto de San Diego.

BRET MICHAELS CHILE 2013 07

Mención aparte para la entrega de Bret Michaels quien, a pesar del medio siglo que lleva a cuestas, sigue derrochando la misma vitalidad que ostentaba en sus mejores años. Que agradable resulta ver a un grupo de músicos que se divierten con lo que hacen y que se entregan por completo a su público, sea cual sea el escenario sobre el que están parados, proyectando toda esta energía positiva en una suerte de catarsis colectiva. Michaels prometió volver el próximo año; si el nivel sigue siendo el mismo, este redactor será el primero en asegurar su entrada, porque este tipo de talento no se aprende ni se gana, simplemente se tiene.

Setlist

  1. Talk Dirty To Me
  2. Look What The Cat Dragged In
  3. Ride The Wind
  4. You Mama Don’t Dance (cover de Loggins & Messina)
  5. Sweet Home Alabama (cover de Lynyrd Skynyrd)
  6. Something To Believe In
  7. Unskinny Bop
  8. Solo de batería
  9. Every Rose Has Its Thorn
  10. Go That Far
  11. Fallen Angel
  12. Nothin’ But A Good Time

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
6 Comentarios

6 Comments

  1. marcelo

    14-Dic-2013 en 6:10 pm

    lo vi en antofagasta y el set list fue algo mas extenso (1.25 min. aprox.)incluyendo cover de kiss el tipo realmente esta en buena forma vocal y desprende harto power quede sorprendido, fue mas que mis expectativas buena tocata en el sokol de antofa y sono bien justo el volumen. ademas de puros clásicos de los 90 no toco temas de su etapa solista bien bret.

    • Distorcio

      26-Mar-2016 en 2:30 pm

      Marcelo, una consulta, cuanta gente fue al recital de bret en el gimnasio sokol de Antofagasta??

      • marcelo

        28-Mar-2016 en 9:50 am

        Lo que recuerdo es aprox. 2000 a 2500 personas puede ser. eran caras las entradas como de costumbre en chile.

  2. Vanny

    15-Dic-2013 en 12:30 am

    Excelente!!!! sin duda q superó toda expectativa. Muy cercanos y carismáticos y derrochándo energía… Bret sencillamente genial, se notaba felíz y entregado de corazón con una voz idéntica y una energía q wow!!! lo maximo!!!

  3. walter

    16-Dic-2013 en 4:11 pm

    alguien sabe como se llama el sonidista de monitores que andaba en gira con el

    • Nano

      16-Dic-2013 en 5:41 pm

      Mmm, no te llamó? Jajaja.

Responder

En Vivo

The Offspring, Eterna Inocencia y BBS Paranoicos: Final de fiesta

Publicado

en

The Offspring

Es imposible no pensar en el contexto antes de plantearse cómo hablar de un show realizado en medio del avance del SARS-CoV-2, coronavirus que deriva en la enfermedad COVID-19, hoy una pandemia global. Es difícil no pensar en la ineptitud de las autoridades que, pese a la tardanza del virus en llegar a Chile, aún no toman las decisiones que podrían evitar un contagio a niveles terribles. Así, no es extraño que el show de The Offspring en nuestro país sí pudiera realizarse, aunque en la previa hubo múltiples cuestionamientos. La industria del entretenimiento está sufriendo en todo el mundo y, al final, este fue el último concierto quizás hasta cuánto tiempo más. Y eso está bien, y es lo correcto, por culpa de un virus que no ataca con fuerza a quienes van a eventos así, sino a los adultos mayores.

Sin embargo, este cierre de fiestas, pese a tener tanto en contra y tanto que analizar fuera del escenario, en el lugar donde la gente pone sus oídos, ojos, cuerpos y corazones, lo cierto es que presentó tres bandas que exploraron los lados más brillantes del punk, de todo lo que significa, ya sea el compromiso social –como hizo Eterna Inocencia–, con la rabia del pleno acto de vivir como hace BBS Paranoicos, o desde el lado de disfrutar el sonido como The Offspring. En una extraña burbuja con forma de cúpula como es el Movistar Arena, pudimos ver una comunidad unida, sin temores a una pandemia mundial. Y es que la fiesta fue completa para quienes asistieron, pese a la postal de personas con mascarillas (que se supone no sirven para enfrentar un posible contagio) o también las noticias que llegaban de la suspensión de múltiples eventos y actividades productivas del país, anticipándose a las autoridades, las grandes perdedoras de cualquier jornada en los últimos meses.

BBS Paranoicos abrió con puntualidad los sonidos a las 17:45 hrs., y lo hizo con “Sin Salida”, “Mis Demonios” y “La Rabia”, una triada que en poco más de cinco minutos dejó en claro el espíritu que inundaría la siguiente hora de música, que de forma exacta iba hilvanando canciones de furia, desesperanza o reafirmación del ser, como “Sanatorio”, “Mentira” o el hit “Ruidos”. En medio de eso, la gente saltaba al son de “el que no salta es paco” o de los gritos de “Piñera conchetumare, asesino, igual que Pinochet”. La banda respondía diciendo que era clave ir a votar, mientras lucían sus poleras negras con la leyenda “#APRUEBO” por delante, dejando su tradicional logo por la espalda.

Aunque el micrófono de Omar Acosta no tenía mucha claridad –algo que hacía que se perdieran parte de las letras–, la interpretación en todo sentido funcionaba perfecto. “Como Una Sombra” o “Calla y Espera” retumbaban mientras ya se pasaba de un millar a varios miles de personas en Movistar Arena. La parte de adelante fue siempre la más entusiasta y, aprovechando el espacio, incluso hubo un circle pit que probablemente contravino cualquier recomendación de distanciamiento social por el coronavirus, pero que a quienes estuvieron ahí no les importó. Igualmente, se hacía rara esa sensación de ver un show con tal nivel de compromiso social y, a la vez, notar que las ganas de formar parte del momento podían ser contraproducentes respecto a la salud pública. De todas formas, una hora después, tras el doblete entre “Irreparable” y “No Lo Veo Como Tú”, se cerró no sólo un show tremendo de BBS Paranoicos, sino también el inicio de esta extraña, pero potente jornada de punk.

La continuación no iba a ser menos fuerte con Eterna Inocencia. La banda argentina, que hace de la consigna social parte de las historias que cuentan, se atrasó cinco minutos de lo que supuestamente debía ser el inicio del show, aunque eso no mermó en la vibra de la gente o de los músicos. Nuevamente sería el micrófono del vocalista principal el que generaría problemas, esta vez dejando en un nivel más bajo del necesario a Guillermo Mármol, cuya labia es importantísima en cada track que se despachó, desde “Viejas Esperanzas” o desde “A Los Que Se Han Apagado…”. Lo más impactante de lo que hace el quinteto es cómo logran el sonido que tienen, que los acerca más a Bad Religion en la pulcritud que a conjuntos más desprolijos que ven en lo instrumental algo secundario. Sí, las letras y las convicciones de Eterna Inocencia son algo que los acerca al público y a una sociedad completa, con “La Risa De Los Necios” –dedicada al “cura obrero”, Mariano Puga– o “El Guardián” como ejemplos de ello. Pero también hay espacios como el instrumental después de “Le Pertenezco A Tus Ojos…” que dejan en claro cómo EI es muchísimo más en vivo que en estudio.

Episodio aparte fue el freno que la banda le dio al show por más de cinco minutos con el fin de que la gente amontonada dejara espacio para que atendieran a un chico que estaba con problemas de salud en la multitud. Cerrando con “Weichafe Catrileo”, canción inequívocamente destinada a la lucha en la que, pese al desvío lamentable que presenta la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, sin duda que continúa, y que tras más de una hora de fuerza escénica también se pudo compartir con las grandes letras e interpretación de una banda de punk que es mucho más que eso a estas alturas para sus fans en nuestro país.

Cuando el reloj marcaba las 21:00 horas en punto, el recinto bajaba sus luces y las trompetas características de “Pretty Fly (Reprise)” –canción que cierra el icónico “Americana” (1998)– daban inicio al número estelar de la jornada. Y es que, luego de la enérgica rendición de los clásicos “Americana”, “All I Want” y “Come Out And Play”, no cabía duda de que los fanáticos de The Offspring ansiaban un baño de nostalgia tras casi cuatro años de espera y del reagendamiento dado por la contingencia en el territorio nacional. El triplete, ovacionado y disfrutado por los presentes hasta con bengala incluida, dejó en evidencia el excelente estado de la banda gracias a una perfecta ecualización que reverberó sin problemas en el globo. Tras dicho inicio, Dexter bromeó que este sería “probablemente el último concierto en el hemisferio occidental” y que, a pesar de todo, no podían cancelar tan especial reencuentro. El vocalista finalizó su humorística intervención no sin antes recomendar evitar el contacto físico para prevenir cualquier contagio relacionado a la pandemia que acecha al mundo por estos días.

Pausando el repertorio típico por algunos momentos, el cuarteto estadounidense presentó “It Won’t Get Better”, una de sus más recientes creaciones, ante una respetuosa audiencia que apoyó con palmas cuando la canción y los músicos lo requirieron. Luego, volvieron al ruedo con “Want You Bad”, “Session”, “Original Prankster” y “Staring At The Sun”, hitazos que encendieron al público y lo llevaron a iniciar diversos –y poco recomendados– mosh pits a lo largo de la sección. La voz de Dexter merece mención aparte, pues, a pesar de los años, llega a los tonos requeridos por la selección y es capaz de interpretar con la fuerza que una agrupación de este estilo demanda. Al finalizar un diálogo que sólo The Offspring puede llevar a cabo a la perfección, haciendo chistes sobre cómo Dexter, aparte de ser el liricista principal de la banda, también tenía un doctorado en virología, llegando a la hora de los covers. Y es que, tal y como lo reconocieron en el escenario, no habría grupo sin Ramones o sin la influencia de los hermanos Young.

Una vez terminado el homenaje, los norteamericanos versionaron sus tradicionales “Bad Habit”, “Gotta Get Away” y una emotiva “Gone Away” en piano, la que demostró el correcto estado vocal de Holland y constituyó una mezcla perfecta entre aterciopelados tonos de sensibilidad y el estruendo característico de la banda hacia el ocaso del tema. Luego, los éxitos insignes de la banda “Why Don’t You Get A Job?”, que incluyó unas pelotas plásticas de colores para interactuar con los fans, “(Can’t Get My) Head Around You”, “Pretty Fly” y “The Kids Aren’t Alright” sentaron precedente de que la potencia del grupo sigue incólume tras 34 años de carrera. Hacia el epitafio del periplo, y a modo de encore luego de un par de minutos de reposo, retornaron al escenario para finalizar con dos clásicos y un inesperado tributo a Pennywise, quienes tuvieron que restarse del evento a última hora dada la alerta de salud mundial. Cerrando con “You’re Gonna Go Far, Kid”, “Bro Hymn” y “Self Esteem”, The Offspring le puso broche de oro a una icónica noche en Movistar Arena, lugar que marca un hito de masividad en la historia del grupo en cuanto a conciertos en nuestro país.

Tomando las palabras de Holland en los últimos minutos del show, es menester mencionar que este fue, probablemente, el bastión final en un largo tiempo de eventos masivos en la industria de la música en Chile y en occidente. Sin embargo, eso no fue impedimento para el disfrute de miles de asistentes que llegaron y lo dieron todo en un espectáculo que logró llevarse a cabo de manera perfecta, pese a todos los contratiempos y dificultades que surgieron. Ciertamente, resulta muy importante tomar las recomendaciones del vocalista antes de despedirse: “Cuídense, por favor. Hasta la próxima”. Un incierto cierre temporal para el showbiz musical que promete un “hasta luego”, pero que desconoce qué tan pronto se reactivará el flujo normal y necesario de adrenalina y fervor que solamente las melodías pueden proveer a los habitantes de esta tierra.

Setlist BBS Paranoicos

  1. Sin Salida
  2. Mis Demonios
  3. La Rabia
  4. No Siento Culpa
  5. Eterno Retorno
  6. Sanatorio
  7. Mentira
  8. Ruidos
  9. Corazón Al barro
  10. Tanto Insistir
  11. Daño Permanente
  12. Recuerdos
  13. Como Una Sombra
  14. Cristales
  15. Calla y Espera
  16. El Regreso
  17. Ausencia
  18. Irreparable
  19. No Lo Veo Como Tú

Setlist Eterna Inocencia

  1. Viejas Esperanzas
  2. Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario
  3. A Los Que Se Han Apagado…
  4. Trizas De Vos
  5. Abrazo
  6. A Elsa y Juan
  7. La Risa De Los Necios
  8. El Guardián
  9. La Mentira Sin Fin
  10. Cuando Pasan Las Madrugadas…
  11. Hazlo Tú Mismo
  12. Cartago
  13. Sin Quererlo (Mi Alma Se Desangra)
  14. Cassiopeia
  15. Le Pertenezco A Tus Ojos…
  16. Puente De Piedra
  17. Nuestras Fronteras
  18. Weichafe Catrileo

Setlist The Offspring

  1. Americana
  2. All I Want
  3. Come Out and Play
  4. It Won’t Get Better
  5. Want You Bad
  6. Session
  7. Original Prankster
  8. Staring At The Sun
  9. Blitzkrieg Bop (original de The Ramones)
  10. Whole Lotta Rosie (original de AC/DC)
  11. Bad Habit
  12. Gotta Get Away
  13. Gone Away
  14. Why Don’t Get You Get A Job?
  15. (Can’t Get My) Head Around You
  16. Pretty Fly
  17. The Kids Aren’t Alright
  18. You’re Gonna Go Far, Kid
  19. Bro Hymn (original de Pennywise)
  20. Self Esteem

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 16 horas

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 6 días

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 7 días

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 1 semana

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 semanas

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Lament Lament
DiscosHace 2 semanas

Touché Amoré – “Lament”

Después de su emocionalmente devastador cuarto larga duración, “Stage Four” (2016), Touché Amoré vuelve a remover fibras profundas con “Lament”,...

MMXX MMXX
DiscosHace 2 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “MMXX”

A estas alturas, es un hecho que Cómo Asesinar A Felipes va más allá de la idea tradicional de banda....

Fake It Flowers Fake It Flowers
DiscosHace 3 semanas

Beabadoobee –”Fake It Flowers”

Cada vez es más aparente el estado cíclico de la música. Las generaciones nuevas ven como novedoso cosas que las...

10 Songs 10 Songs
DiscosHace 3 semanas

Travis – “10 Songs”

En sus casi 30 años de trayectoria, Travis acumula una serie de buenas –y lindas– canciones, que han servido para...

Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic
DiscosHace 3 semanas

The Ocean – “Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic”

La vida después de “la gran muerte”, como históricamente se le ha llamado a la más grande extinción masiva de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: