Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Borknagar: El desprejuicio también viste de negro

Publicado

en

Los contextos siempre operan en la efervescencia de un espectáculo en vivo, y usualmente se puede pensar que un partido de la selección chilena de fútbol -en especial uno donde esta consigue un triunfo- podría mermar el interés en un evento diferente. Pero como se pudo ver en la noche del martes 28 de marzo en Club Blondie, esto no necesariamente es una regla escrita en piedra, derivando en grandes veladas como fue la del debut de Borknagar en Chile tras más de dos décadas de historia.

Antes, todo había partido más tarde, pero con un muy buen marco de público para ver a Patria, banda brasileña que, con su maquillaje común y sus riffs, se ganaron a la gente con entrega y pasión, pese a que su sonido estaba un poco amasado. Su show terminó con muchísimos aplausos del público a las 21:40 hrs. Luego de 10 minutos de espera vino Animus Mortis, quienes partieron con un sonido pésimo, sin coherencia de los tempos de sus diferentes elementos. Llegaba a la incomodidad y a gente mirando hacia la mesa de sonido buscando alguna explicación a tamaña falta de concordancia. Todo pareció apuntar a la poca continuidad en el pulso de los compases del baterista, además de micrófonos claramente no a la medida de las exigencias del sonido de la agrupación. Sin embargo, el problema persistió: ahí no vale la pena culpar gente y es mejor lamentar que una banda con potencial como Animvs Mortis tenga estos trances en escenarios importantes como en una Blondie casi repleta y con un público gritando “Borknagar” antes de que terminen su show. Y no, el atraso no hubiera justificado esa reacción, más movida por aburrimiento que por genuina molestia.

La gente estaba ansiosa, y es que más de 20 años de espera no se terminan todos los días. Por eso, cuando la intro comenzó a sonar a las 22:50, la Blondie -prácticamente llena- reventó en júbilo, y lo que entregó la banda en noventa minutos de show lo justificaría completamente. Tras la intro se subieron al escenario Øystein G. Brun, Jens F. Ryland, ICS Vortex, Lars Nedland, Pål Mathiesen (en reemplazo de Andreas Hedlund) y Baard Kolstad a entregar “The Rhymes Of The Mountain”, track que abre también “Winter Thrice”, el disco de 2016 que es la excusa para el debut de los noruegos en nuestro país.

Aunque el sonido nunca logró ser completamente óptimo y algunos acoples eran realmente molestos, Borknagar tiene el manejo para hacer a todos felices, pero además presenta algo extraño en un metal progresivo que muchas veces se mueve más por el manual que por las inquietudes artísticas. En orden de lograr transmitir las historias cercanas a los bosques nórdicos y el apocalipsis que muestran varias canciones, la banda no tiene miedo alguno a moverse a compases más pop que rock, y desde ahí dar el salto al vacío de incluso coquetear con el punk mientras Mathiesen sacaba a relucir su gutural. Es este desprejuicio el que permite que en un mismo show se sientan ganas de escuchar, moshear y cantar al unísono, algo a lo que se debe aspirar en un concierto. Incluso el recién iniciado en la música de Borknagar podía disfrutar de rendiciones de “Epochalypse” o de la explosiva “Cold Runs The River”. Y es que la agrupación no elige una fórmula para explotarla hasta el hastío, sino que prefiere la mezcla, y ahí es donde el metal consigue traspasar fronteras simbólicas para llegar a implicancias pragmáticas: saliéndose de la zona de confort que muchos tienen como código inquebrantable, Borknagar entrega energía y calidad que efectivamente puede sumar adeptos de manera constante, sin temores a estancarse, ni creativa ni musicalmente.

Llamativo es que la banda no toque nada de “Empiricism” (2001), “Epic” (2004), “Origin” (2006) ni “Universal” (2010), algo que casi coincide por completo con los años que el bajista y segunda voz, ICS Vortex, estuvo alejado de la banda. En especial es extraño por cuánto marcó “Epic” para la banda, que ahora, sin embargo, no sacrifica ni un ápice de coherencia, lo que para un show que refleja el pasado, presente y futuro de Borknagar es algo que no redunda en algo malo. Igualmente, ahí hay material que los fans querrán ver en el retorno prometido por Mathiesen.

Muchas veces se ve a los guitarristas Brun y Ryland con caras de sorpresa ante la reacción del público, pero considerando la espera por este debut y la efervescencia de un triunfo de la selección de fútbol (que dejó a algunos damnificados incapacitados de ver el show completo, dado un estado etílico lamentable) era de esperar. Tras el cierre del set largo con “The Dawn Of The End”, vino una breve ausencia de la banda, coronada con un solo de batería de Baard Kolstad, en otra muestra del abanico de estilos manejados por la banda. Fuerte en sincopas más propias del pop y el funk que del metal, Kolstad incluso lograba compases más latinos para dar un solo de batería atípico en shows metaleros, siendo un momento digno de aplausos, como fue también con el final con “Colossus” y “Winter Thrice”, cuando ya la gente estaba feliz y en trance coreando las letras, saltando, levantando las manos, gritando, y finalmente aplaudiendo.

Pocas veces se puede ver un debut que rompa prejuicios y que lo logre con calidad, cercanía y pasión por lo que se hace, pero en 90 minutos es precisamente eso lo que obtuvimos de Borknagar, sexteto cuya amalgama de estilos y experiencias logró por un rato romper con el molde y dejar en claro que no todo en el metal es igual o cae en los mismos vicios, y que a veces una sorpresa puede ser tan grata como necesaria de destacar.

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Pedro Mora

Setlist

  1. The Rhymes Of The Mountain
  2. Epochalypse
  3. Oceans Rise
  4. Cold Runs The River
  5. Ad Noctum
  6. Universal
  7. The Eye Of Oden
  8. Frostrite
  9. Icon Dreams
  10. Ruins Of The Future
  11. Dauden
  12. The Dawn Of The End
  13. Solo de batería
  14. Colossus
  15. Winter Thrice

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Corrosion Of Conformity: Los astros alineados

Publicado

en

Corrosion Of Conformity

Fue hace cinco años, dentro del contexto de The Metal Fest, la última ocasión en que Corrosion Of Conformity se presentaba en Santiago. Para esa oportunidad las circunstancias eran diferentes: el conjunto se articulaba en formato de power trio, en el que anecdóticamente presentó un par de temas junto a uno de sus miembros más célebres; Pepper Keenan, incansable guitarrista de la escena metal de ritmo espeso y colaborador de otro importante proyecto afín, Down. Lo que en ese entonces sólo fue una pizca, ayer se presentó como un plato completo. Es por lo mismo que ver a la banda en su formación más sólida –en términos de trabajos de estudio– resultaba tan atractivo. Si bien, la gira se enmarca bajo la presentación de “No Cross No Crown” (2018), urgía la necesidad de sacarle provecho a la coyuntura, desempolvar lo mejor de su repertorio y entregar un show marcado por la consistencia arrolladora que ofrecen como cuarteto.

Como precalentamiento para la velada, el Club Blondie recibió a un número indiscutido de la escena stoner local. Yajaira subía al escenario de la mano del mítico “Comegato” Montenegro, entusiasmado por estar “nuevamente representando al rock pesado que se hace por estos lados”. Luego de un agradecimiento al público, la banda presentó durante un poco más de 45 minutos una potente carga de riffs y frecuencias bajas que hicieron vibrar cada rincón del subterráneo, despidiéndose con el respeto y cariño por tantos años de trabajo con un amplio aplauso.

Entre el ruido del murmullo, los anfitriones abrieron su show mediante un breve solo del bajista Mike Dean, el cual se anexó con gracia y apoyo del público al riff repetitivo de “Bottom Feeder (El Que Come Abajo)”, para esta ocasión a un ritmo ralentizado que acentuaba una atmósfera cargada al doom. Fue cosa que sonaran las primeras notas para que los fanáticos siguieran a coro la melodía instrumental. Ya introducidos en este imaginario denso y sicodélico, la muestra de lo más nuevo no se dejó esperar con “The Luddite”, que curiosamente fue lo único del repertorio reciente junto a “Wolf Named Crow”, quizás debido a una decisión a conciencia por aprovechar la ocasión y ponderar los clásicos por sobre lo nuevo. Y así fue con creces.

La dupleta “Broken Man” y “Señor Limpio” introdujo a lo que sería una seguidilla de clásicos de sus años dorados, repasando en reiteradas ocasiones el álbum “Deliverance” (1994). Luego de “Long Whip/Big America”, la banda recibió una ovación, y aprovechando el impulso, Pepper Keenan agradeció al público, confesando el agrado que significa realizar giras por Sudamérica. El júbilo se inmortalizó cuando Keenan no aguantó su ansiedad e hizo subir al escenario a un fotógrafo para registrar la emoción del momento.

Concentrados en retomar la marcha, el potente riff de “Seven Days” se encaminó nuevamente hacia un repertorio clásico. El ritmo espeso de la canción se conjugó con la enérgica abertura de “Paranoid Opioid”, retornando a las melodías hipnóticas en la porción final y ofreciendo un quiebre fresco. El altibajo de emociones concluyó de manera sublime con la exquisita aura sicodélica de “13 Angels”, en lo que fue uno de los pasajes más implacables de la jornada.

Demostrado ya el grueso calibre de Corrosion Of Conformity, no quedó más que rectificar su categoría con la pesada pieza “Vote With A Bullet” y la envolvente frecuencia de “Albatross”, todo con el cierre magistral de “Clean My Wounds” luego del encore, otra infaltable de la banda que se extendió en un colaborativo jamming, dándole un cierre redondo a una jornada ejecutada con precisión y consistencia.

Dos elementos estaban claros al evaluar la coyuntura de este show: podríamos escuchar parte del material de “No Cross No Crown”, como es lógico, junto con la nostalgia de revisitar composiciones de la formación que convocaba. Sorpresivamente, la banda se fue en contra de la obviedad, cargando la balanza casi en su totalidad hacia lo clásico, ofreciendo un show que no sólo dejó en claro el valor de su repertorio más conocido, sino también demostró la solidez que tiene la banda en vivo, entregando un catálogo que le concedió un cariño a los fanáticos. Una oportunidad diferente a la anterior, donde los astros que giran alrededor de esta banda volvieron a reunirse en un desplante arrollador que jugó a desempolvar clásicos.

Setlist

  1. Bottom Feeder (El Que Come Abajo)
  2. The Luddite
  3. Broken Man
  4. Señor Limpio
  5. Long Whip/Big America
  6. Wiseblood
  7. Who’s Got The Fire
  8. Seven Days
  9. Paranoid Opioid
  10. 13 Angels
  11. Vote With A Bullet
  12. Wolf Named Crow
  13. Albatross
  14. Clean My Wounds

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 17 horas

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 1 semana

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Publicidad
Publicidad

Más vistas