Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Bon Jovi + Nickelback: Placeres culpables

Publicado

en

El regreso del magnate del rock pop tuvo sabor a deuda saldada para las decenas de miles de fanáticos que repletaron el Estadio Monumental. Una operación de emergencia al apéndice obligó a Tico Torres a marginarse del tour de los norteamericanos, retrasando su vista al país, y poniendo en duda la inclusión de Nickelback como acto de apertura. Por suerte, la incertidumbre se disipó a los pocos días, y el anuncio de una nueva fecha para el evento llevaba telonero asegurado y con Rich Scanella como reemplazante de Torres en la batería. Ahora sólo quedaba esperar una noche llena de clásicos, de esos con sabor a nostalgia, y por qué no, un poco de culpabilidad. Y si hablamos de placeres culpables, el número que abrió la jornada del 24 de septiembre, se lleva todos los galardones.

Nickelback: En su propio juego

Jamás en la historia de la música una banda había recibido tanto repudio como el que ha recibido Nickelback durante sus ocho años de carrera. Es sabido que Internet es caldo de cultivo para el odio anónimo, y cuando se pone en campaña para hacer caer un objetivo, ni los más curtidos se salvan de sus garras. La banda canadiense ha sido víctima de memes, campañas virales, entre otros actos de terrorismo virtual, y ya se han convertido en parte de la cultura de la red, como si ni siquiera hiciera falta escucharlos o saber quiénes son para ser usados como herramienta de burla. Si incluso personajes tan influyentes como Dave Grohl o Henry Rollins han festinado con el trabajo de los músicos, al cual tachan de efectista y banal.

NICKELBACK CHILE 2013 01

Todos estos antecedentes sólo venían a reforzar las expectativas que este redactor tenía al enfrentarse al debut de Nickelback en nuestras tierras. ¿De verdad Nickelback es la peor banda de la historia del rock? La respuesta claramente es “no”, pero hay que reconocer que cada uno de los defectos que han inspirado a sus detractores son tan palpables y reconocibles en vivo, que llega a ser risible al darse cuenta que todos estos elementos juegan completamente a favor de esta banda creada para las masas. Como cuando se ve una de esas películas que son tan malas, que llegan a ser buenas.

NICKELBACK CHILE 2013 04

Los liderados por Chad Kroeger salieron a las 20:00 hrs. en punto y se despacharon un show bastante solvente y entretenido. Teniendo en cuenta que la mayor parte del público presente a esa hora estaba a la espera de Bon Jovi, los de Alberta pusieron pie al acelerador y se fueron con todo comenzando el show con  “Animals”, de su disco más reconocido, “All The Right Reasons” (2005), y del cual se interpretaron más temas durante la hora exacta que estuvieron sobre el escenario. Palabras de agradecimiento y una actitud de “rockeros amables” se transformaron en la tónica de la relación del frontman con su público, que se apostó en la reja de la cancha preferencial para corear cada una de las canciones, entre las más rockeras como “Something In Your Mouth”, o las más fogateras como “When We Stand Together” o la balada “Photograph”.

NICKELBACK CHILE 2013 02

Es cierto, el reciclaje de sonidos estaba ahí, los coros facilones pero pegajosos también, y todo lo que se les pueda criticar está presente sobre el escenario, pero ni el más cuadrado ni el más rudo del lugar pudo aguantarse cantar “How You Remind Me”, el clásico por antonomasia del cuarteto que marcó adolescencias e infancias de todos los que vivimos la época del nü metal. Por mucho que nuestras bandas preferidas hubiesen sido Slipknot o System Of A Down, todos cantamos alguna vez “How You Remind Me”, y lo volvimos a hacer durante el cierre de la presentación de Nickelback en Chile, quienes se mantuvieron jugando a su propio juego y, qué duda cabe, nosotros fuimos parte de él. “La peor banda de la historia del rock” se llevó los aplausos del respetable y la satisfacción de haber cumplido con nuestro país, aunque culposa para aquellos que reniegan de su trabajo pero que lo disfrutan igual, Nickelback salió con los brazos en alto y dejando el terreno preparado para el plato fuerte de la noche.

NICKELBACK CHILE 2013 03

Bon Jovi: Himnos transversales

La gira “Beacuse We Can”, la cual promociona el último disco de la banda, “What About Now” (2013), se vio remecida por la polémica cuando se dio a conocer el despido del legendario guitarrista Richie Sambora por parte del propio Jon Bon Jovi, por motivos económicos, provocando la desilusión de los fanáticos por ver a la banda en plenitud. A eso se sumó el desafortunado impasse medico de Torres, dejándonos solamente con el blondo vocalista como gran protagonista de la noche, aunque David Bryan en los teclados también hace lo suyo. La sola presencia del norteamericano en el escenario es capaz de sostener un set de dos horas de duración, cuyo ritmo decayó en algunas secciones, principalmente por tratarse de temas nuevos y por la poca participación de un público que, en cancha preferencial, se limitó a esperar los clásicos para hacerse escuchar. ¿Por qué será que los que pagan más, están dispuestos a disfrutar menos?

BON JOVI CHILE 2013 04

En fin, Bon Jovi salía a escena con un gran juego de pantallas de fondo, las cuales mostraban la parte delantera del Cadillac, que iniciaría el viaje con “That’s What The Water Made Me”, perteneciente a la última placa del conjunto. “You Give Love A Bad Name” fue el primer hit de la noche y su energía logró mantener al público cautivo para entrar con clásicos menos conocidos como “Raise Your Hands”, y material más reciente como “Lost Highway” y “Whole Lot Of Leavin’”. Es así como llegábamos a otro subidón de energía con “It’s My Life”, y era increíble ver cómo una sola canción podía hacer la diferencia entre la euforia y la absoluta apatía del público, la cual se instaló durante la segunda mitad del espectáculo y sólo se interrumpió cuando llegaba la hora de corear otro clásico.

BON JOVI CHILE 2013 05

Es así como temas como “Because We Can” o “What About Now” pasaban casi desapercibidos, peor aún, su onda más folk no lograba enganchar con la masa y se transformaron en los episodios más tediosos de la noche. Ese es el problema de ser un éxito radial: las expectativas de la gente versus la necesidad del artista por mostrar todas sus facetas, juegan en contra de un espectáculo que pudo haber durado media hora menos, omitiendo los “no clásicos”, y todo hubiese sido perfecto.

BON JOVI CHILE 2013 03

Lo mejor llegó al final, gracias a la seguidilla de clásicos que hicieron las delicias de los fanáticos de la nostalgia. Ahí estuvieron “Bad Medicine”, con el intermedio de “Shout”, original de The Isley Brothers, la cual también fue interpretada por Bruce Springsteen hace un par de semanas, y que sirvió para cerrar la cortina y llevarnos de lleno al encore, donde brillaron “Born To Be My Baby”, la hermana de “It’s My Life”, “Have A Nice Day”, y bajar el telón con “Livin’ On A Prayer”, y el romance descarnado de “Always”.

BON JOVI CHILE 2013 06

Completísima cuarta visita de Bon Jovi ante un estadio repleto, que rugió desde el fondo del recinto, pero que se mantuvo impávido en el frente, donde más hace falta, demostrando que la sectorización de ubicaciones sólo beneficia a las productoras y no al que quiere vivir una experiencia inolvidable con todo lo que un concierto de rock conlleva. Hablando desde una perspectiva más personal, nos quedamos con el recuerdo de una noche de himnos rock/pop transversales, que no hacen caso a los prejuicios, y nos tocan a todos en el lado más frágil de nuestra moral musical. Con todo el pudor que provoca reconocerlo, el Monumental fue sede de nuestros placeres más culposos.

Setlist Nickelback

  1. Animals
  2. Something In Your Mouth
  3. Photograph
  4. Far Away
  5. When We Stand Together
  6. Savin’ Me
  7. Too Bad
  8. Someday
  9. Rockstar
  10. Figured You Out
  11. How You Remind Me

Setlist Bon Jovi

  1. That’s What The Water Made Me
  2. You Give Love A Bad Name
  3. Raise Your Hands
  4. Runaway
  5. Lost Highway
  6. Whole Lot Of Leavin’
  7. It’s My Life
  8. Because We Can
  9. What About Now
  10. We Got It Goin’ On
  11. Keep The Faith
  12. (You Want To) Make A Memory
  13. Captain Crash & The Beauty Queen From Mars
  14. We Weren’t Born To Follow
  15. Who Says You Can’t Go Home
  16. I’ll Sleep When I’m Dead
  17. Bad Medicine (con fragmento de “Shout”, cover de The Isley Brothers)
  18. In These Arms
  19. Born To Be My Baby
  20. Wanted Dead Or Alive
  21. Have A Nice Day
  22. Livin’ On A Prayer
  23. Always

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
6 Comentarios

6 Comments

  1. JP

    25-Sep-2013 en 11:42 pm

    Jon Bon Jovi y su banda. No Bon Jovi. Ritchie le arreglaba todas las pifias en la voz a Bon Jovi, y sin Tico?

    De por si, esta gira no tiene gracia. Sumado a un disco pobre.

    Menos mal que lo vi el 2010. Cuando se notaba la energia contenida en los que fuimos al Nacional.

    Claramente tambien se nota el cambio de recinto. El 2010 fue en el Nacional, ayer fue en el Monumental. Donde el sonido es un asco.

    • .

      26-Sep-2013 en 12:15 am

      ELLAAAA!!!! caniulef del rock! cuantanos ahora cuando fuiste a u2 en baires perrin!.

    • Mari

      26-Sep-2013 en 4:37 pm

      no concuerdo contigo, yo fui y el sonido nada que decir, estaba espectacular, el ultimo disco no es el mejor, la gran mayoría fuimos a deleitarnos de los clásicos, yo creo que quedaste con las ganas de ir xD

    • Marcelo Baeza Seq. (@Revomarcelo)

      26-Sep-2013 en 9:39 pm

      lamento decirte JP que el sonido estuvo la raja comparado con el 2010 y Sambora esta pésimo, es una pena, pero es la verdad

    • caca

      28-Sep-2013 en 4:02 pm

      Clásico lo del sonido, pa PJ el 2011 el 50 % escucho como la mierda y el otro 50% a toda raja …….. plástico Bon Jovi, lo fui a ver el 2010 y me gustó bastante pero no pa repetirme el plato, mas encima en el Monumental que queda a la cresta y día de semana xupenlo.

  2. PBJ

    26-Sep-2013 en 2:10 pm

    Jon Bongivi y su banda. Definitivamente. ¿Y qué? Sin él nada sería igual.

Responder

En Vivo

The Rasmus: La burbuja feliz del Edén

Publicado

en

The Rasmus

Es inevitable que se mezclen las cosas cuando un día es tan intenso. No podemos mencionar algo respecto del muy buen show que dio The Rasmus, en su reencuentro con Chile en la noche del 15 de noviembre en un Club Chocolate repleto, sin que hagamos referencia a cómo afuera se encendían barricadas y las fuerzas policiales operaban impunemente usando sus medios para infundir temor. Es inevitable pensar en eso, porque incluso en las puertas del recinto del barrio Bellavista se sentían los efectos de los gases lacrimógenos lanzados por Carabineros. Es en días así donde se nota más la burbuja feliz en la que muchas veces se desarrolla el arte, en general, y más aún una manifestación cultural masiva como son los conciertos.

Mientras la ciudad ardía, había un trocito de Finlandia en el escenario intentando acallar este contexto lamentable y triste de represión y dolor. De hecho, las sensaciones ante un show como el de The Rasmus ni siquiera caben en la nostalgia, pese a que su mayor éxito haya sido con singles de un disco de 2003 (“Dead Letters”), sino que la más sencilla felicidad, esa de ver a fans contentos, fervientes, apasionados, con lienzos de diferentes fan clubs, como una convención en torno a las canciones. Además, el cuarteto no pareciera ver que el tiempo pase, porque su sonido y la energía parece la misma que hace 15 años.

Una jornada muy pulcra que, aún con sabor a lacrimógena en ciertas partes del Club Chocolate, inició con un par de tracks ganadores de “Dead Letters”, “First Day Of My Life” y “Guilty”, que de inmediato subieron la temperatura y los globos transparentes que llevaba el público, dándole más colores y texturas a un marco lleno de amor. Al igual que con Zoé hace un par de noches, la voz de Lauri Ylönen sonaba tan bien, que podía parecer que estuviera haciendo playback, pero no. Incluso se daba maña de hacer cantar a la gente en canciones tan coreadas como “No Fear” o “Time To Burn”.

No es que sólo Lauri estaba haciendo su labor y generando reacciones en la gente, sino que la banda completa. Por ejemplo, Aki Hakala desde la batería sacaba a cada rato gritos de “¡mijito rico!” y otros cánticos cosificadores, mientras era clínico en su forma de hacer las percusiones, sin excesos ni carencias, lo mismo que el guitarrista Pauli Rantasalmi, en tanto que el bajista Eero Heinonen era el más preocupado de que la gente aplaudiera, vibrara y también se comunicó varias veces para expresar lo similares que eran Finlandia y Chile en sus geografías y la pasión por la música que se ve de la gente. Quizás por eso es que podría criogenizarse este amor por The Rasmus y así viva para siempre, porque son momentos como los vividos en este show los que permiten pensar de que la incondicionalidad del fan es algo real.

Aunque vinieron a promocionar “Dark Matters”, ese disco que lanzaron en 2017, sólo tocaron tres temas de aquel material y el show se basó principalmente en el disco que los lanzó a la fama, del que tocaron 8 de sus 10 canciones. Lo que llama la atención es cómo todo suena casi igual a sus momentos de lanzamiento respectivos y, aun así, todo logra parecer recién salido del horno. Es un testamento a la efervescencia de un público que no hace que la jornada parezca como un recuerdo de canciones de 2003, sino como el apogeo y el mejor momento de una banda que pareciera estar recién al alza. Esto, incluso con canciones nuevas como “Holy Grail”, que al menos un tercio de las personas en el público se sabía, siendo una canción no lanzada oficialmente y habiendo salido hace recién un par de meses. Detalles como éstos son los que hacen a una banda lucir brillante.

El show es bien pensado, desde el diseño de iluminación hasta su estructura, con una parte de canciones pegadas y bien tocadas, moviendo al público y luego darles una mini sesión acústica con “Not Like The Other Girls” y “Still Standing”, para después equilibrar con “Funeral Song”, con Lauri solo con la pista con cuerdas y el bajo de Eero, dejando en claro la potencia de su voz y también la de los pulmones de los fanáticos y fanáticas, enrielando el show hacia su clímax con el mega éxito de los de Helsinki, “In The Shadows”, siendo innegablemente tremendo. Ejecución y energía perfecta, con el lugar preciso para que se luzca, todo para dejar a un público ávido de más y más de The Rasmus, algo que un par de minutos después se arreglaría.

Eero se subió solo al escenario, habló de lo linda que es la cordillera y lo mucho que le recuerda a las montañas de Finlandia y Escandinavia, para luego, con guitarra electroacústica en mano, hacer una versión de “Bésame Mucho”, sin saberse mucho la letra, pero sí la melodía. Aunque esta canción sea original de la artista Consuelito Velázquez y se popularizara en algunas partes por Pedro Infante, lo cierto es que el mundo la asocia mucho más al recientemente fallecido Lucho Gatica, el rey del bolero, y se nota como un detalle muy bello que, en Chile, eligiera una canción tan distinta al cliché para honrar al país y sus artistas.

Tras ello, una potente versión de “Wonderman” y el karaoke colectivo de “Sail Away” cerraban un show al borde de la perfección, que en poco menos de una hora y media sirvió como protección frente al dolor exterior y como burbuja de amor ante tanta injusticia. A veces, la música se necesita para tener felicidad en momentos duros, y este contraste se hizo evidente en un show que superó toda expectativa a punta de profesionalismo y conexión con una audiencia incondicional y bella.

Setlist

  1. First Day Of My Life
  2. Guilty
  3. No Fear
  4. Paradise
  5. Time To Burn
  6. Immortal
  7. Justify
  8. Nothing
  9. Holy Grail
  10. Not Like The Other Girls
  11. Still Standing
  12. Funeral Song
  13. F-F-F-Falling
  14. In My Life
  15. Livin’ In A World Without You
  16. In The Shadows
  17. Bésame Mucho (original de Consuelito Velázquez)
  18. Wonderman
  19. Sail Away

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 5 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 6 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 6 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 6 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 6 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 6 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 6 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 6 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 6 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: