Conéctate a nuestras redes
Blur Blur

En Vivo

Blur + Beck: Explosión doble

Publicado

en

Hay ocasiones en que una larga espera rinde sus frutos. Puede que de no haberse hecho esperar tantos años, la primera visita de Blur a Chile no haya sido el hito que significó para los veinte mil asistentes que llegaron a la Pista Atlética del Estadio Nacional. El arribo de Damon Albarn y los suyos se enmarca como uno de los grandes shows que se han realizado a lo largo de este excelente año en nuestro país, no sólo por tratarse del debut de una de las bandas de rock británico más importantes de todos los tiempos, sino que también por la calidad y energía depositada en un recital que superó sus propias –y por lo demás, altísimas- expectativas. Blur hizo olvidar décadas de espera y dejó con una sonrisa de oreja a oreja a una fanaticada fiel y devota. Si bien, la noche era de los ingleses, un invitado a la altura de las circunstancias, estaba encargado de abrir los fuegos de una velada para el recuerdo.

Beck: Más de lo merecido

Ya es hora de que Beck tenga un escenario para él sólo. Esa es la sensación que dejó al terminar su segundo recital en la capital, luego de haber teloneado a The Police el año 2007. El norteamericano regresaba como número de soporte para despacharse un show de una hora justa, donde pudo demostrar que es uno de los rockeros más interesantes de nuestra época, reuniendo en un mismo repertorio estilos como la electrónica, el hip-hop, el funk, el blues y, por supuesto, mucho rock.

BECK CHILE 2013 01

De sombrero y traje, la delgada figura del estadounidense hizo su arribó al escenario acompañado de sus cuatro músicos, ante un público entusiasta pero muy poco participativo, reservando todas sus energías para Blur, y dedicándose a descubrir la propuesta de Beck quien, a pesar de tener una vasta trayectoria musical, parece no ser reconocido por las masas. Es así como la euforia fue bajando de a poco, mientras “Devil’s Haircut” y “Black Tambourine” se transformaban en los primeros embates del grupo.

BECK CHILE 2013 02

“Soul Of A Man” sacó el lado más bluesero de la banda, para luego dejar a Beck en el escenario, sólo acompañado de su armónica y su voz para interpretar “One Foot In The Grave”, logrando conectar con el público, quien puso sus palmas a disposición del músico. De hecho, los mejores momentos sucedieron cuando el americano congenió con el respetable, haciendo gala de su carisma y su spanglish en “Qué Onda Güero”, rindiendo tributo a Michael Jackson, reversionando “Billie Jean” entre medio de “Sissyneck”, y poniendo a todo el mundo a bailar con la electrónica “Get Real Paid”.

BECK CHILE 2013 03

A pesar de que el público no era el suyo, todos se rindieron ante “Loser”, cantando a viva voz el hit más famoso del californiano. La labor ya estaba cumplida para el fanático promedio, y para el final Beck se apoderó del escenario con sendas versiones de “E-Pro” y “Where It’s At”, tirándose al piso, declarando su amor por Chile y echándose al bolsillo a veinte mil almas que obtuvieron mucho más de lo que entregaron. La sensación final fue que Beck se merece un show a solas, en un Caupolicán repleto, donde se pueda disfrutar en intima cercanía del rock de un iluminado que no teme tomar riesgos con su trabajo.

BECK CHILE 2013 04

Blur: Energía adolescente

El cambio de atmósfera para el arribo de Blur fue impresionante. Las ansias contenidas por décadas se dejaron sentir con todo, mientras los más entusiastas trataban de hacerse espacio hasta la reja. Una gran cortina cubría el montaje del escenario, que sin mostrar grandes artilugios, marcó la diferencia con la puesta del telón que retrataba un gran puente por el cual pasa la carretera A40 de Londres que conecta a Paddington con North Kensington. Pasaron quince minutos sobre la hora pactada, cuando la banda entró a escena acompañados de una introducción, y cuando los que se sabían de memoria el set de la gira pensaban que se venía de inmediato “Girls & Boys”, Damon Albarn sorprendió a todos al pararse frente al público con el cartel del “prisionero ecológico” Frank Hewetson, quien fue preso por proteger el ártico de la explotación de sus recursos, y por el cual el cantante pidió el apoyo del respetable. Esa fue la primera sorpresa de la noche, la primera de muchas, ya que según una colega que tuvo la fortuna de asistir a los conciertos del grupo en Uruguay y Argentina, los ingleses en Santiago se mostraron más sueltos que nunca.

BLUR CHILE 2013 01

“Girls & Boys” fue la fiesta absoluta, un comienzo inmejorable para una noche llena de sandías caladas, demasiadas quizás, tomando en cuenta que la discografía de Blur está llena de joyitas que van más allá del hit radial, la velada estuvo reservada para todos los que añoraban cantar los himnos del britpop y sacarse el empacho de años y años de tortuosa espera. “Popscene” transformaba el baile en frenesí, provocando uno que otro mosh pit que se quiso colar entre la mezcolanza de fanáticos, que iba desde el nostálgico que se empapaba de sus propias lágrimas de emoción, pasando por el “hipster”, hasta el de torso desnudo que sacaba el jugo a uno de los cortes más violentos de los londinenses. Sin alcanzar un sonido óptimo en los primeros minutos, las cosas se calmaban en la cancha y el público ya estaba entregado por completo, mientras recibía con los brazos abiertos “There’s No Other Way” y “Beetlebum”, dando paso al pasaje más exquisito de la jornada.

BLUR CHILE 2013 02

“Trimm Trabb” y “Caramel” pusieron la cuota de introspección absoluta. Sumado al grupo de coristas y vientos, nos recordaba que la chapa de “próceres del britpop” es sólo eso y que Blur es una de las pocas bandas capaces de reunir tantas capas sonoras y estilísticas, y hacerlas funcionar en total armonía; pudieron pasar del punk al más solemne góspel. Increíble.

BLUR CHILE 2013 03

Los clásicos regresaban con “Coffee & TV”, donde Graham Coxon tomó la batuta en las voces. Algo que no hemos mencionado aún: la presencia de la banda en el escenario es solidísima. Desde Sonic Youth que este redactor no veía a un grupo de personas que ya pasaron la barrea de los cuarenta y siguen tan vivos como en sus años mozos. Albarn es el centro absoluto de las miradas, ya sea con su sex appeal o los saltos que realiza de un lado al otro del escenario, pero el resto de los integrantes no se quedan atrás. Coxon se mueve y toca como un quinceañero rebelde en su garaje, mientras que Alex James no para de coquetear con los fanáticos de las primeras filas, haciendo gala de sus movimientos amanerados, transformándose en otro de los protagonistas de la noche. Dave Rowntree es el más veterano del conjunto, cuyos años pasan totalmente desapercibidos al mostrar una perfomance más que destacable en los tarros.

BLUR CHILE 2013 04

Regresando al concierto, la locura volvió a ser sembrada por Albarn al ubicarse sobre la reja y cantar junto a la masa de gente “Country House”, seguida del desorden absoluto que significó “Parklife”, que tuvo como invitado especial a Phil Daniels, actor británico famoso por haber interpretado a Jimmy Cooper en la ópera rock “Quadrophenia” (1979), quien puso su voz en el track original de estudio. Locura absoluta. Pasábamos a las imprescindibles “End Of A Century” y “This Is A Low”. El final llegó con el material más reciente del grupo, ese que alimenta las esperanzas de ver un nuevo disco, promesa que se ha aplazado una y otra vez, y que tuvo una pequeña muestra con la solemne “Under The Westway”. Los últimos cantos fueron manifestados en “For Tomorrow” y “The Universal”, para cerrar la noche con el delirio generalizado de “Song 2”, el pasaje más breve e intenso de este memorable concierto.

BLUR CHILE 2013 05

No hay mucho más que agregar, no hace falta hacerlo. Lo de Blur habló por si solo y se instaló en la memoria como uno de los puntos álgidos del año. Cumplieron, y entregaron más de lo que se pedía. La espera pudo ser larga, pero la recompensa fue mayor y tuvimos al emblema del rock británico en vivo en Chile. ¿Volverán algún día? No lo sabemos, pero si tienen que pasar veinte años más para vivir un momento como el de anoche, no sería tan terrible.

Setlist Beck

  1. Devil’s Haircut
  2. Black Tambourine
  3. Soul Of A Man
  4. One Foot In The Grave (solo harmonica)
  5. Novacane
  6. I Won’t Be Long
  7. Get Real Paid
  8. Qué Onda Güero
  9. Soldier Jane
  10. Sissyneck / Billie Jean (original de Michael Jackson)
  11. Girl
  12. Loser
  13. E-Pro
  14. Where It’s At

Setlist Blur

  1. Theme From Retro (Intro)
  2. Girls & Boys
  3. Popscene
  4. There’s No Other Way
  5. Beetlebum
  6. Out Of Time
  7. Trimm Trabb
  8. Caramel
  9. Coffee & TV
  10. Tender
  11. To The End
  12. Country House
  13. Parklife (con Phil Daniels)
  14. End Of A Century
  15. This Is A Low
  16. Under The Westway
  17. For Tomorrow
  18. The Universal
  19. Song 2

Fotos por Julio Ortúzar

Publicidad
9 Comentarios

9 Comments

  1. Andrea Rivera Rodríguez

    08-Nov-2013 en 4:39 pm

    Nunca pensé que se iban a reunir y que iban a venir a Chile.. Fue hermoso haber estado allí :’) Eso sí, el público muy flojo! Se movieron sólo para Country House, Parklife y Song 2.. No sé si fue que el coro gospel tapaba, pero casi ni los escuché cantar.. Mis momentos perfectos fueron en Beetlebum, Caramel y This is a Low (:

    • Francisco Muñoz

      09-Nov-2013 en 11:31 pm

      yo fui a cancha vip y en realidad hoy en dia son espacios que se llenan de “invitados” y cuicos que van a ver una banda en vivo sin tener ni la mas puta idea de quien tienen al frente. yo pense que iba a quedar la caga, la banda sonaba increible y estos weones ni se inmutan,con suerte se mueven para sacar una foto pal feibu. Independiente de lo anterior, se cierra el año de los pendientes ingleses historicos ingleses, cure y blur, que dieron clase magistral de calidad y entrega en vivo, un verdadero placer!!

  2. aetenae

    08-Nov-2013 en 4:44 pm

    Anoche, mientras terminaba el show de Blur, me di cuenta que a pesar que me gustan, no me matan. El show de anoche fue excelente, y si eras fan de la banda creo que quedaste super conforme. Las voces, la energia de la banda, todo de la mejor calidad. Sin embargo no logré conectar con la banda como me pasó con Beck. Creo que tuvo que ver con el hecho de conocer el setlist y darme cuenta, mientras transcurria la noche, que no habría espacio para improvisaciones, que es algo que aprecio. No fui la única que salió del concierto con gusto a “siento que faltó algo pero no sé que es”. Y no es por comparar, pero anoche no sentí lo mismo que hace un año, cuando otra banda icónica del Brit Pop, como Pulp, se presentó en el Fauna. De esa presentación salí eufórica. Anoche, me fui escuchando a Radiohead :/

    • ignacio

      09-Nov-2013 en 12:03 am

      me paso lo mismo encuentro que beck conecto mas y quizas fue que el publico estaba lleno de gente que no cachaba ni una cancion de blur entonces no habia emocion

    • emilio

      10-Nov-2013 en 9:41 am

      me gusta blur, pero fui mas motivado por ver a beck, un show que no he visto nunca ( blur he visto un par de recitales y se “sabe” mas o menos como será el show), además, el setlist ha sido el mismo durante toda la gira, el mismo orden y todo eso, a si que deja poco para la sorpresa, yo no sali con la sensacion de que “algo falta” pero si con la sensacion de que beck se robó la pelicula con un show lleno de calidad.
      el publico mayoritariamente por blur, no prendian ni con parafina a la horade beck ( no creo eso de que ahorraban energia, simplemente no cachaban al wn) pero a la hora de blur todo lo contrario ( estuve en cancha gral).
      en fin. un show que me dejo conforme, pero con mas ganas de repetirme el plato con beck que con blur.

      • aetenae

        11-Nov-2013 en 10:12 am

        Es la primera vez que veo a Blur, pero había visto shows en youtube. Con mi hno salimos despues del concierto pensando que era un show adecuado, bien hecho. Pero sintiendo muy poca conexión con la banda. Yo estuve en tribuna, y la gente estaba poco prendida, aunque habían fanaticos que se dejaban notar.
        Beck fue un asunto aparte. Necesita venir como solista, tal vez no a la pista atlética, pero si creo q podría hacer un buen público en el Caupolicán

  3. caritofer

    08-Nov-2013 en 4:51 pm

    que buena reseña del concierto, describe perfectamente todo lo que sentí anoche! una noche que me dejó con el pecho inflado, con muchas emociones! realmente increible!

  4. Fco.

    08-Nov-2013 en 5:32 pm

    Para mi la sorpresa de la jornada fue Beck. He leído comentarios de que al principio tuvo un sonido deficiente, cuestión de la que no me percate porque desde donde estaba yo (cancha vip muy adelante) sonó muy bien. Me sorprendió no sólo su desplante sobre el escenario, sino también la manera en la que pone en escena la mezcla de estilos de su propuesta musical, sin perder fidelidad en su sonido. Siempre pensaba en cómo lo haría para reproducir en vivo las canciones de Odelay, y ayer finalmente salí de la incognita. Todavía no me saco de la cabeza los riffs de Devil’s Haircut y el de E-pro. Quedó de manifiesto que Beck necesita un show solo, podría ser en un espacio pequeño como La Cúpula o el Teatro Caupolicán.
    En cuanto a Blur: bien, cumplieron. Punto bajo: mostraron el mismo setlist que en las otras fechas de la gira por LA, lo que al menos para mí siempre le resta puntos a los recitales. Me dio risa Alex, sobre todo porque interactuó con la gente con puros gestos y movimientos corporales. El sonido de la banda, en general, me pareció bien, aunque a ratos sonaba muy saturado/ahogado por la guitarra de Coxon.
    Mención aparte para la banda chilena que se presentó antes de Beck, Coffenosécuánto se llamaban. Los encontré fome, demasiado miméticos respecto de Keane y Coldplay. Además, ¿por qué cantan en inglés? Ni un brillo.
    Quería destacar además que fue bacán que tocaran My Bloody Valentine, Stone Roses o Primal Scream en la previa. Quisiera también reclamar por los accesos/salidas al final el concierto: una mierda, demasiado estrechos. Ni pensar en qué hubiese sucedido al haber una emergencia (un incendio o un temblor muy fuerte, qué se yo). Para la otra deberían liberar el recinto de esas rejas que no permitían una salida más expedita.

  5. Juan Rodrigo Bustamante Ordenes

    12-Nov-2013 en 9:40 pm

    top! no more comments… estoy feliz!!!

Responder

En Vivo

Howard Jones & Saiko: Masterizando legados

Publicado

en

Howard Jones

El riesgo para un proyecto musical con trayectoria está en perder calidad, potencia o la capacidad de mantener a flote las ansias creativas, enfrentando los éxitos pretéritos sin ponerlos como tabla de salvación, sino como un recuerdo bello y conmemorable. Por ello es refrescante ver bandas o artistas con décadas de trayectoria que siguen sacando buen material nuevo, evitando mirar tan atrás como para llegar a chocar, y así no sólo dejar a su público feliz, sino también a nuevos entusiastas. Esto es lo que unía en la noche de celebración del Aniversario 26 de Club Blondie a Saiko y Howard Jones, con backgrounds muy distintos: mientras la banda nacional ha tocado muchísimo en ese recinto y ha hecho del espacio subterráneo parte importante de su historia, el músico británico debutaba en Chile en ese, probablemente el lugar donde más ha sonado su música y que parecía perfecto para abordar tal debut.

Saiko salió primero a escena, pasadas las 21:15 hrs., con dos novedades: la más evidente era el debut en la batería de Mauricio Clavería, histórico baterista de La Ley y también de Diacero, donde comparte créditos con el bajista Luciano Rojas, nexo que ayudó a su integración a Saiko, marcando el primer momento con una intro tipo remix de “La Fábula”, donde Clavería mostró de inmediato esa potencia y urgencia, llena de recursos estéticos, que calzan con el perfil de Saiko. La segunda novedad fue la integración como guitarrista del productor y arreglista Martín D’Alesio, quien, tal vez no tan evidente, también es otro salto de calidad para una banda que en Rojas y Denisse Malebrán ya tiene un tótem absoluto. Y, además, están las canciones.

El inicio era arrollador con “Las Horas”, cuya letra tan poética como clara calza perfecto en una semana de recogimiento, como ocurre cada 11 de septiembre. La propia Denisse decía al final “nadie está olvidado”, quizás ante la gente que no agarra esa referencia como algo absolutamente coherente a la canción y su triste historia contada. Amados y amantes que también se encuentran en “Amor Que No Es” o en “Happy Hour”, tracks clásicos de los primeros discos del conjunto, que la gente coreó y disfrutó, con un sonido que no parece querer envejecer, pese a que van casi veinte años desde la salida de esos singles. He ahí la importancia de “remasterizar” la propia pega, no hacerla siempre igual, porque el diablo está en los detalles y el infierno puede estar al alcance de la mano cuando el piloto automático se enciende.

Una vibrante versión de “Estrechez De Corazón” y “Azar” terminaban con un tren de canciones más antiguas para dar espacio a otras que no por no ser longevas tienen menos arrastre. “Es Tan Lógico”, “Fluvial”, “Arder El Cielo” y “Viaje Estelar” hablan de una época de apariencia más calma en lo musical, pero de intensidad en lo emocional; de un pop potente, de excelencia, como siempre lo intentan generar, y en el escenario esto gana en credibilidad, aunque da la impresión de que con los nuevos integrantes y este énfasis, Saiko perfectamente puede elevar su sonido a los umbrales de un arena rock, porque la capacidad está, y con Clavería y Rojas como la base rítmica, y Malebrán con D’Alesio en lo melódico, perfectamente eso es posible.

Cuando Miro En Tus Ojos” iniciaba el trecho final, con puros golazos, que continuarían con “Limito Con El Sol”, luego con la upbeat “Debilidad”, y finalizando con un bis en “Lo Que Mereces”, en una hora de calidad y de conexión con su propia historia, esa que Saiko se ha encargado de tener bien a salvo, evitando la nostalgia excesiva. Esto mismo es lo que ha hecho Howard Jones, quien desde ser un maestro de los sintetizadores en los 80, ha comprendido cómo la música muta. A las 22:48 se subió al escenario de la Blondie, que estaba casi llena, para demostrarlo.

Tímidamente en el piano, Jones hizo una versión calma de “Hide And Seek” para luego sumar a Robbie Bronnimann, productor electrónico con el que Howard logró configurar el sonido que le quitaba el sueño y que se convirtió en el muy buen disco “Transform” (2018), una evolución lógica, pero llena de arrojo del pionero del synth-pop. Algo notorio en la canción que le da nombre al álbum o en “Take Us Higher”, pero también en el track del recuerdo, como la excelente “Equality” que, con un Howard colgándose la keytar, ganaba en potencia no sólo por la canción o los sintetizadores, sino en la re-producción esbozada por Bronnimann, que transformaba una canción de 1984 en el discazo “Human’s Lib” en algo que 35 años después puede sonar como si hubiera salido ayer.

Luego de otro momento en el piano de Howard con “No One Is To Blame”, seguía el frenesí electro-pop con “Beating Mr. Neg” o la excelente versión de “Everlasting Love”, que incluso se permitía entrecruzar con la línea melódica de “Twist And Shout” de The Beatles como si fueran canciones hermanas. Esa es la maestría de Howard Jones, quien, pese a no alcanzar una potencia vocal gigante, igualmente puede llegar a notas precisas, algo que no perdía de vista su micrófono a lo Chayanne, lo que también hizo que su gestualidad fuera muy particular, con atisbos de lo que había hecho hace un par de años David Byrne, por ejemplo.

El momento más bailable (y que también recordó un tanto al “Blue Monday” de New Order) fue “The Human Touch”, una vibrante construcción sonora que también tenía en las pantallas atisbos de Pet Shop Boys o de The Chemical Brothers, pero acercado de una forma única por la capacidad gestual de Howard Jones, quien a sus 64 años es capaz de entregar intensidad corporal cuando las canciones lo requieren. Esa canción donde se critica la posibilidad de reemplazar el “toque humano” por reacciones y acciones automatizadas, casi de máquinas, era a la vez algo completamente vital. En la máquina se ve el catalizador de un orgullo de ser humanos, de vivir los momentos con plena consciencia y querer hacerlos parte de un todo. Es eso que pone a la gente a bailar, pero además a darse cuenta del momento que se vive. Por ello, calzaba perfecto que luego Howard se sentara en el piano nuevamente para (cambiándole la letra un poco) hacer una versión 2.0 de “Life In One Day”, comprendiendo cómo ahora los días son más rápidos, urgentes, precisos, erróneos e inabarcables, como también lo expresa “Tin Man Song”.

El tramo final, que partía con “The One To Love You”, era de mayor repercusión con clásicos como “What Is Love?”, canción implacable y atemporal, para luego dar con el karaoke colectivo de “New Song”, justo para un pequeño bis que culminaría todo en “Things Can Only Get Better”. Y sí, es cierto, todo podrá estar mejor, en especial cuando vemos en figuras como Howard Jones las respuestas o, al menos, los ejemplos a seguir. En vez de caer en la espiral de la nostalgia vacía, una pequeña reinvención de lo propio es buena y no sólo hace lucir mejor todo, sino que también entrega más armas para la creatividad y, así, extender los legados mucho más allá, como se pudo ver en una noche brillante de artistas que siguen avanzando, hacia adelante, en una Blondie donde sonidos así no perecen, sino que se iluminan entre bolas disco y pasos de baile eternos.

Setlist Saiko

  1. Intro La Fábula
  2. Las Horas
  3. Amor Que No Es
  4. Happy Hour
  5. Estrechez De Corazón (original de Los Prisioneros)
  6. Azar
  7. Es Tan Lógico
  8. Fluvial
  9. Arder El Cielo
  10. Viaje Estelar
  11. Cuando Miro En Tus Ojos
  12. Limito Con El Sol
  13. Debilidad
  14. Lo Que Mereces

Setlist Howard Jones

  1. Hide And Seek
  2. Transform
  3. Take Us Higher
  4. Equality
  5. No One Is To Blame
  6. Beating Mr. Neg
  7. Everlasting Love
  8. Hero In Your Eyes
  9. The Human Touch
  10. Life In One Day 2.0
  11. Like To Get To Know You Well
  12. Tin Man Song
  13. The One To Love You
  14. What Is Love?
  15. New Song
  16. Things Can Only Get Better

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Face Stabber Face Stabber
DiscosHace 7 horas

Oh Sees – “Face Stabber”

Camaleónica es una palabra que queda corta al definir la carrera de Oh Sees, nombre con el que, tras siete...

Any Human Friend Any Human Friend
DiscosHace 6 días

Marika Hackman – “Any Human Friend”

Es muy común escuchar que, para que el ser humano sea realmente feliz, debe estar en paz consigo mismo; conocerse,...

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 7 días

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 2 semanas

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 2 semanas

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 2 semanas

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 3 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 3 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 3 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 4 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: