Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Best Coast: Cuando menos es más

Publicado

en

No es un fenómeno nuevo. La proliferación de conciertos y la creación de una industria cultural rentable, ha permitido que un montón de bandas lleguen a Chile y se presenten en escenarios adecuados para ello. El problema es que muchas veces llegan artistas y conjuntos que tienen una pequeña, pero energética y fiel fanaticada, mientras que el resto del público va porque le interesa y porque puede ir, pero no vive el show de igual forma.

Esto pasó en el Centro de Eventos Cerro Bellavista (ex Oz) en las postrimerías del 19 de octubre que, lleno en un 90 por ciento, daba pie a la tercera fecha de S.U.E.N.A., ciclo organizado por la gente de Virgin Mobile y Converse, que junta a artistas nacionales con extranjeros “de nicho”, y que tenía como invitados estelares al dúo californiano Best Coast y abriendo el show los sanfelipeños Dënver.

Todo comenzó a las 23:20 horas con el dúo Dënver subiéndose al escenario para tocar un set de ocho canciones, mientras el público iba llenando el recinto. Sin batería, pero con programaciones que acercaban el sonido a las versiones originales, los aconcagüinos tuvieron un sonido pulcro, pese a algunos acoples. Mostraron una canción nueva cuyo título fue inentendible por la falta de claridad en el micrófono de Milton Mahan, y tocaron sus principales éxitos, cerrando con su hit más masivo, “Los Adolescentes”.

Después del set de Dënver hubo una pausa y, muy en sintonía con el sonido e influencias de Best Coast, pusieron mucho surf rock de California de los sesentas e inicios de los setentas. Así, la transición fue fluida, y cuando aparece Bethany Cosentino junto con Bobb Bruno con quince minutos de retraso, el entusiasmo subió de golpe.

Un show con pocas ambiciones, con matices dentro de un esquema muy pragmático y sencillo, pero que justamente por eso es fácil de maniobrar para una frontwoman carismática, pero no muy parafernálica como es Cosentino. En este formato, Bruno se notaba mucho en lo sonoro, y su actitud de estar pasándolo muy bien permeó a la audiencia.

Pero sólo una parte de los asistentes vivió el concierto con todo. La mitad frontal de la explanada de la ex Oz era un concierto punk, a ese nivel de energía. De ahí hacia atrás, descendía drásticamente la cantidad de fuerza o incluso de atención a lo que Cosentino, Bruno y sus dos músicos de soporte (muy eficientes en lo suyo) hacían en el escenario. Muchos hablaban a gritos mientras pasaban hits como “The Only Place” o “I Want To”. Si bien no es fenómeno exclusivo de este evento, se ha hecho mala costumbre de que muchos crean que los conciertos son instancias de vida social. Antes y después, perfecto, pero durante es incluso una falta de respeto con los artistas y el resto de los asistentes.

Volviendo al show, el sonido fue prístino en las guitarras y el bajo, pero fue la batería la que hacía zumbar un poco los parlantes. La voz de Bethany fue correctísima, al nivel del disco y con una gran actitud. Tocaron prácticamente completo su disco debut, el energético y simple “Crazy For You” (2010), partiendo con “When The Sun Don’t Shine”, “Crazy For You” y “Goodbye”. Recién en la cuarta canción encontramos algo del disco que venían a presentar, el romántico “The Only Place” (2012).  “Last Year” hizo esos honores. Luego un poco de la playa llegó al escenario con “Summer Mood”. Todo esto con prestancia, rapidez, pero con breves intermedios donde se notaban las “good vibrations” de Cosentino tirando chistes y comentarios precisos.

Los grandes momentos del concierto fueron con “The Only Place”, “Our Deal” y al final con esos golpes al mentón que son “When I’m With You” y “Boyfriend”.

Que no se entienda como que el show no tuvo errores o falencias. El formato de las canciones es un tanto monótono, las temáticas de las letras son muchas veces muy ingenuas y a veces cuesta notar grandes diferencias entre varios tracks. Pero es esta falta de ambición la que justamente potencia un producto entregado de forma precisa. Ni más, ni menos.

Punto aparte merece el gran trabajo de Bobb Bruno en la guitarra, le da una complejidad y belleza en diferentes arpegios a canciones donde Bethany Cosentino le pone todo el bagaje punk, creando una simbiosis más que interesante y que ha evolucionado como sugiere su último disco.

Un premio a la gente de adelante, a la que la propia banda reconoció en su cuenta de Twitter, fue “Sun Was High (So Was I)” en una versión tierna, un lado B que los más fanáticos se ganaron, esos mismos que hicieron que Bobb Bruno volviera unos minutos después a compartir con ellos.

Pero la dicotomía es grande. Público devoto y público que casi está por compromiso social ahí. Por supuesto, también hay gente que se dedicó a disfrutar la música con tranquilidad. De todo. El gran problema es que shows “redonditos” y bien logrados dentro de sus acotadas expectativas como el de Best Coast, no quedan como conciertos memorables también porque muchos no entienden que no es sólo el artista quien hace su trabajo, sino que hay un público que debe responder a aquello en una sinergia energética, que no es otra cosa que un aplauso y una complicidad que para muchos ya significa poco.

Setlist

  1. When The Sun Don’t Shine
  2. Crazy For You
  3. Goodbye
  4. Last Year
  5. Summer Mood
  6. The Only Place
  7. No One Like You
  8. Do You Still Love Me Like You Used To
  9. Bratty B
  10. Let’s Go Home
  11. Our Deal
  12. Love Like You Used To
  13. Why I Cry
  14. Something In The Way
  15. Up All Night
  16. I Want To
  17. Sun Was High (So Was I)
  18. When I’m With You
  19. Boyfriend

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Sebastián Rojas

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 mes

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 1 mes

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 2 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 2 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 2 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas