Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Bad Religion: Rebeldía que une

Publicado

en

No tuvimos que esperar mucho para obtener la primera joyita de este 2014. Lo de Bad Religion en el Teatro Caupolicán fue sencillamente épico y memorable, como si se tratara de un ansiado debut que se hizo esperar por décadas y finalmente se llevó a cabo en un recinto repleto y totalmente enfervorizado al encontrarse cara a cara con unas verdaderas leyendas vivientes del punk norteamericano. La quinta visita de los californianos a nuestro país se enmarca como uno de esos espectáculos perfectos, un verdadero ritual musical, donde sólo se pueden sacar cuentas alegres.

badreligionchile_04

Para calentar los motores, la noche nos traía a dos teloneros de lujo que, para ser sinceros, estuvieron a punto de robarse la película, convocando cada uno a un grupo no menor de fanáticos, que hicieron de sus presentaciones, una verdadera demostración de pasión y energía. Los primeros en salir al escenario, fueron los alemanes de Heaven Shall Burn, que en su tercer show en la capital, demostraron que el poder de su metalcore teutónico, sigue siendo caldo de cultivo para sus jóvenes seguidores, en una presentación breve pero muy intensa. Luego tocaba el turno de Parkway Drive, quienes se echaron al público al bolsillo, ya ante un Caupolicán casi repleto, sacándose de la manga un hit tras otro. Cerrando su concierto con “Carrion”, los australianos se despidieron de su gente como si hubiesen sido los protagonistas de la noche, aunque lo que vino después, casi sobrepasó por completo a cualquier espectáculo previo.

badreligionchile_01

A las diez de la noche, Bad Religion aparecía entre las penumbras, con “Land of Hope and Glory” de E. Elgar, muy parecida al himno de los Estados Unidos, de fondo, ironizando y burlándose de este, tema clásico de graduaciones gringas, para rápidamente tomar sus instrumentos y sacudir el lugar con “Fuck You”, extraída de su más reciente y laureado LP, “True North” (2013). Lo primero que se pudo apreciar, fue el sonido que comenzó pésimo, pero conforme pasaban las breves e intensas composiciones de los norteamericanos, alcanzó un nivel bastante aceptable. Y lo segundo, es el comprobar cómo los años han pasado por Greg Graffin y compañía. Que no se mal entienda, la banda suena como un cañón, pero por lo mismo, ver al longevo quinteto compuesto por el vocalista, Brian Baker y Mike Dimkitch (en reemplazo de Greg Hetson) en guitarras, Jay Bentley en el bajo, y Brooks Wackerman en la batería, parados sobre el escenario moviéndose como quinceañeros a pesar de que todos están bordeando los cincuenta, es simplemente admirable y no hace más que elevar a estos dinosaurios al podio del cómo se debe envejecer en este negocio, haciendo justicia a su legado y despachándose el setlist más largo que han tocado en Chile.

Es así como sin descanso y a gran velocidad, llegaban “Modern Man”, “New America”, “True North”, esta última despertando las mismas pasiones que los himnos de antaño. Las pausas casi no existieron, y cuando ocurrían, solo era para dar un respiro y recibir los agradecimientos por parte del canoso Graffin, quien intentó comunicarse con el respetable en un precario español, con el cual lograba hacerse entender, aunque poco importara luego de que “Wrong Way Kids”, “Raise Your Voice”, y “A Walk”, volvían locos a la planta baja del recinto de San Diego, donde no pararon de desatarse agresivos circle pits.

badreligionchile_02

Una vez más, el público jugo un rol clave dentro del recital. Este redactor no pudo asistir a las anteriores presentaciones del grupo en Chile, pero a juzgar por la cantidad de fanáticos y la calidad de estos, basada principalmente en la participación y ganas de pasarlo bien, este debe ser una de los shows más emblemáticos que el quinteto haya realizado en estas tierras. Desde las pelotas de playa que atestaron el escenario en las presentaciones de Heaven Shall Burn y Parkway Drive, hasta los constantes crowdsurfing e invasiones al escenario por parte de numerosos osados que sortearon a los guardias de seguridad para abrazar por unos segundos a sus ídolos y luego llevarse una golpiza tras bambalinas. Todo fue intenso, entrañable y conmovedor. Como si la rebeldía puesta en canciones como “21st Century (Digital Boy)”, “You Are (The Government)”, o “American Jesus”, hubiese unido a generaciones completas en un ritual masivo, celebrando a la música con violencia y hermandad.

badreligionchile_03

Treinta y un canciones revolucionaron la noche de martes en la capital. El primer gran concierto de este 2014 estuvo marcado por la directa intensidad del hardcore inmortal de Bad Religion, banda que se consagra como una institución que no conoce de edades y une a generaciones a punta de desobediencia y rebeldía. Para quitarse el sombrero.

Por Sebastián Zumelzu
Fotos por Julio Ortúzar

Setlist:

  1. Fuck You
  2. Modern Man
  3. New America
  4. True North
  5. Wrong Way Kids
  6. Raise Your Voice
  7. A Walk
  8. Big Bang
  9. Los Angeles Is Burning
  10. I Want to Conquer the World
  11. 21st Century (Digital Boy)
  12. Overture
  13. Sinister Rouge
  14. Come Join Us
  15. Skyscraper
  16. Flat Earth Society
  17. Stranger Than Fiction
  18. Struck a Nerve
  19. You
  20. You Are (The Government)
  21. Suffer
  22. How Much Is Enough?
  23. Do What You Want
  24. No Direction
  25. Generator
  26. Sorrow
  27. Infected
  28. Dept. of False Hope
    ————————————————
  29. Fuck Armageddon… This Is Hell
  30. Punk Rock Song
  31. American Jesus

Publicidad
11 Comentarios

11 Comments

  1. Rino Fiabane

    12-Feb-2014 en 1:14 pm

    Sencillamente increible los viejotes se la jugaron y que manera de mojarla, aun que falto what can you do, estuvo hermoso, ojo que es la 4ta vez que heaven toca en chile!

  2. jesus

    12-Feb-2014 en 1:37 pm

    fui al anterior y este show lejos ha sido el mejor, lejos

  3. chokru

    12-Feb-2014 en 1:44 pm

    Sebastián, la música con la que parte el concierto no es el himno de EEUU, es un tema llamado Land of Hope and Glory de E. Elgar, el chiste es que es el clásico tema de graduación.

  4. Maca

    12-Feb-2014 en 4:14 pm

    Faltó mencionar la increíble falta de seguridad para los músicos, ya que cualquiera podía subir al escenario. Hubo un momento en que 3 o 4 personas se subieron y estuvo fuera de control, Baker pedía ayuda y nadie fue a asistirlo. Se notó al final su molestia, ya que agarró su toalla y se fue. El resto de la banda terminó la canción y se despidió. Súper mal la producción ahí.

  5. Marco

    12-Feb-2014 en 4:24 pm

    Creo que el setlist fue lo mejor, pero Fuck You partio con la guitarra de Brian en otro tono, lo que la hizo sonar un poco rara, claro que terminando el tema se la cambiaron por otra. Ahora, tambien creo que Mike Dimkitch estaba un poco desenchufado, le falto acople con el resto (tampoco soy un experto, pero es lo que sentí desde arriba). Dejando eso de lado, estos viejos siguen tocando increible, Jay tirando tallas como siempre y al gran Greg hablando en español. Me gustó mucho como sonaron True North, Come join us, raise your voice, suffer y sorrow que no las tocaron la ultima vez. Punto aparte la pesima produccion que puso a unos gorditos (y gorditas), bien chicos en la seguridad (seguramente para ahorrarse unos pesos) que estaban mas preocupados de ver el concierto y tomarles fotos al grupo que de evitar el ejercito de simios que se subieron al escenario, incluyendo una mina que se agarró de la pedalera de Brian mientras la intentaban bajar y que pudo dejar la cagá. La proxima vez ojala no sea BTS la productora.

    • RAMONE81

      13-Feb-2014 en 12:33 pm

      Su buen “copiar-pegar” del comentario que dejaste en Rockaxis 😀
      Igual, concuerdo casi en todo. La seguridad fue malísima. Lo de las gorditas me causó mucha risa porque efectivamente fue así. Y cómo sudaban! jajaja

      • Marco

        13-Feb-2014 en 4:09 pm

        jajaja, asi es, dije “gorditos” porque daban mas risa que nada.
        Me dio paja escribir lo mismo de otra forma pa la rockaxis, ademas que ninguno de los comentaristas hizo referencia al desempeño de Mike ni al pesimo trabajo de la productora … derechos de autor que le llaman…

  6. donjechu

    17-Feb-2014 en 10:04 am

    nadie fue a disfrutar a la banda parece?, ahora todos son críticos
    el recital fue excelente mejor que todos los otros hechos en chile, con infiltrados en el escenario y todo, esto es punk, y el punk es así y a veces hasta peor, si quieren algo más ortodoxo y sin adrenalina, vean a la banda en blue ray o dvd sentados en sus casas…..
    ademas agradesco que la productora los traiga, con gordos y todo…
    Fuck you critics!!!!!

Responder

En Vivo

The Offspring, Eterna Inocencia y BBS Paranoicos: Final de fiesta

Publicado

en

The Offspring

Es imposible no pensar en el contexto antes de plantearse cómo hablar de un show realizado en medio del avance del SARS-CoV-2, coronavirus que deriva en la enfermedad COVID-19, hoy una pandemia global. Es difícil no pensar en la ineptitud de las autoridades que, pese a la tardanza del virus en llegar a Chile, aún no toman las decisiones que podrían evitar un contagio a niveles terribles. Así, no es extraño que el show de The Offspring en nuestro país sí pudiera realizarse, aunque en la previa hubo múltiples cuestionamientos. La industria del entretenimiento está sufriendo en todo el mundo y, al final, este fue el último concierto quizás hasta cuánto tiempo más. Y eso está bien, y es lo correcto, por culpa de un virus que no ataca con fuerza a quienes van a eventos así, sino a los adultos mayores.

Sin embargo, este cierre de fiestas, pese a tener tanto en contra y tanto que analizar fuera del escenario, en el lugar donde la gente pone sus oídos, ojos, cuerpos y corazones, lo cierto es que presentó tres bandas que exploraron los lados más brillantes del punk, de todo lo que significa, ya sea el compromiso social –como hizo Eterna Inocencia–, con la rabia del pleno acto de vivir como hace BBS Paranoicos, o desde el lado de disfrutar el sonido como The Offspring. En una extraña burbuja con forma de cúpula como es el Movistar Arena, pudimos ver una comunidad unida, sin temores a una pandemia mundial. Y es que la fiesta fue completa para quienes asistieron, pese a la postal de personas con mascarillas (que se supone no sirven para enfrentar un posible contagio) o también las noticias que llegaban de la suspensión de múltiples eventos y actividades productivas del país, anticipándose a las autoridades, las grandes perdedoras de cualquier jornada en los últimos meses.

BBS Paranoicos abrió con puntualidad los sonidos a las 17:45 hrs., y lo hizo con “Sin Salida”, “Mis Demonios” y “La Rabia”, una triada que en poco más de cinco minutos dejó en claro el espíritu que inundaría la siguiente hora de música, que de forma exacta iba hilvanando canciones de furia, desesperanza o reafirmación del ser, como “Sanatorio”, “Mentira” o el hit “Ruidos”. En medio de eso, la gente saltaba al son de “el que no salta es paco” o de los gritos de “Piñera conchetumare, asesino, igual que Pinochet”. La banda respondía diciendo que era clave ir a votar, mientras lucían sus poleras negras con la leyenda “#APRUEBO” por delante, dejando su tradicional logo por la espalda.

Aunque el micrófono de Omar Acosta no tenía mucha claridad –algo que hacía que se perdieran parte de las letras–, la interpretación en todo sentido funcionaba perfecto. “Como Una Sombra” o “Calla y Espera” retumbaban mientras ya se pasaba de un millar a varios miles de personas en Movistar Arena. La parte de adelante fue siempre la más entusiasta y, aprovechando el espacio, incluso hubo un circle pit que probablemente contravino cualquier recomendación de distanciamiento social por el coronavirus, pero que a quienes estuvieron ahí no les importó. Igualmente, se hacía rara esa sensación de ver un show con tal nivel de compromiso social y, a la vez, notar que las ganas de formar parte del momento podían ser contraproducentes respecto a la salud pública. De todas formas, una hora después, tras el doblete entre “Irreparable” y “No Lo Veo Como Tú”, se cerró no sólo un show tremendo de BBS Paranoicos, sino también el inicio de esta extraña, pero potente jornada de punk.

La continuación no iba a ser menos fuerte con Eterna Inocencia. La banda argentina, que hace de la consigna social parte de las historias que cuentan, se atrasó cinco minutos de lo que supuestamente debía ser el inicio del show, aunque eso no mermó en la vibra de la gente o de los músicos. Nuevamente sería el micrófono del vocalista principal el que generaría problemas, esta vez dejando en un nivel más bajo del necesario a Guillermo Mármol, cuya labia es importantísima en cada track que se despachó, desde “Viejas Esperanzas” o desde “A Los Que Se Han Apagado…”. Lo más impactante de lo que hace el quinteto es cómo logran el sonido que tienen, que los acerca más a Bad Religion en la pulcritud que a conjuntos más desprolijos que ven en lo instrumental algo secundario. Sí, las letras y las convicciones de Eterna Inocencia son algo que los acerca al público y a una sociedad completa, con “La Risa De Los Necios” –dedicada al “cura obrero”, Mariano Puga– o “El Guardián” como ejemplos de ello. Pero también hay espacios como el instrumental después de “Le Pertenezco A Tus Ojos…” que dejan en claro cómo EI es muchísimo más en vivo que en estudio.

Episodio aparte fue el freno que la banda le dio al show por más de cinco minutos con el fin de que la gente amontonada dejara espacio para que atendieran a un chico que estaba con problemas de salud en la multitud. Cerrando con “Weichafe Catrileo”, canción inequívocamente destinada a la lucha en la que, pese al desvío lamentable que presenta la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, sin duda que continúa, y que tras más de una hora de fuerza escénica también se pudo compartir con las grandes letras e interpretación de una banda de punk que es mucho más que eso a estas alturas para sus fans en nuestro país.

Cuando el reloj marcaba las 21:00 horas en punto, el recinto bajaba sus luces y las trompetas características de “Pretty Fly (Reprise)” –canción que cierra el icónico “Americana” (1998)– daban inicio al número estelar de la jornada. Y es que, luego de la enérgica rendición de los clásicos “Americana”, “All I Want” y “Come Out And Play”, no cabía duda de que los fanáticos de The Offspring ansiaban un baño de nostalgia tras casi cuatro años de espera y del reagendamiento dado por la contingencia en el territorio nacional. El triplete, ovacionado y disfrutado por los presentes hasta con bengala incluida, dejó en evidencia el excelente estado de la banda gracias a una perfecta ecualización que reverberó sin problemas en el globo. Tras dicho inicio, Dexter bromeó que este sería “probablemente el último concierto en el hemisferio occidental” y que, a pesar de todo, no podían cancelar tan especial reencuentro. El vocalista finalizó su humorística intervención no sin antes recomendar evitar el contacto físico para prevenir cualquier contagio relacionado a la pandemia que acecha al mundo por estos días.

Pausando el repertorio típico por algunos momentos, el cuarteto estadounidense presentó “It Won’t Get Better”, una de sus más recientes creaciones, ante una respetuosa audiencia que apoyó con palmas cuando la canción y los músicos lo requirieron. Luego, volvieron al ruedo con “Want You Bad”, “Session”, “Original Prankster” y “Staring At The Sun”, hitazos que encendieron al público y lo llevaron a iniciar diversos –y poco recomendados– mosh pits a lo largo de la sección. La voz de Dexter merece mención aparte, pues, a pesar de los años, llega a los tonos requeridos por la selección y es capaz de interpretar con la fuerza que una agrupación de este estilo demanda. Al finalizar un diálogo que sólo The Offspring puede llevar a cabo a la perfección, haciendo chistes sobre cómo Dexter, aparte de ser el liricista principal de la banda, también tenía un doctorado en virología, llegando a la hora de los covers. Y es que, tal y como lo reconocieron en el escenario, no habría grupo sin Ramones o sin la influencia de los hermanos Young.

Una vez terminado el homenaje, los norteamericanos versionaron sus tradicionales “Bad Habit”, “Gotta Get Away” y una emotiva “Gone Away” en piano, la que demostró el correcto estado vocal de Holland y constituyó una mezcla perfecta entre aterciopelados tonos de sensibilidad y el estruendo característico de la banda hacia el ocaso del tema. Luego, los éxitos insignes de la banda “Why Don’t You Get A Job?”, que incluyó unas pelotas plásticas de colores para interactuar con los fans, “(Can’t Get My) Head Around You”, “Pretty Fly” y “The Kids Aren’t Alright” sentaron precedente de que la potencia del grupo sigue incólume tras 34 años de carrera. Hacia el epitafio del periplo, y a modo de encore luego de un par de minutos de reposo, retornaron al escenario para finalizar con dos clásicos y un inesperado tributo a Pennywise, quienes tuvieron que restarse del evento a última hora dada la alerta de salud mundial. Cerrando con “You’re Gonna Go Far, Kid”, “Bro Hymn” y “Self Esteem”, The Offspring le puso broche de oro a una icónica noche en Movistar Arena, lugar que marca un hito de masividad en la historia del grupo en cuanto a conciertos en nuestro país.

Tomando las palabras de Holland en los últimos minutos del show, es menester mencionar que este fue, probablemente, el bastión final en un largo tiempo de eventos masivos en la industria de la música en Chile y en occidente. Sin embargo, eso no fue impedimento para el disfrute de miles de asistentes que llegaron y lo dieron todo en un espectáculo que logró llevarse a cabo de manera perfecta, pese a todos los contratiempos y dificultades que surgieron. Ciertamente, resulta muy importante tomar las recomendaciones del vocalista antes de despedirse: “Cuídense, por favor. Hasta la próxima”. Un incierto cierre temporal para el showbiz musical que promete un “hasta luego”, pero que desconoce qué tan pronto se reactivará el flujo normal y necesario de adrenalina y fervor que solamente las melodías pueden proveer a los habitantes de esta tierra.

Setlist BBS Paranoicos

  1. Sin Salida
  2. Mis Demonios
  3. La Rabia
  4. No Siento Culpa
  5. Eterno Retorno
  6. Sanatorio
  7. Mentira
  8. Ruidos
  9. Corazón Al barro
  10. Tanto Insistir
  11. Daño Permanente
  12. Recuerdos
  13. Como Una Sombra
  14. Cristales
  15. Calla y Espera
  16. El Regreso
  17. Ausencia
  18. Irreparable
  19. No Lo Veo Como Tú

Setlist Eterna Inocencia

  1. Viejas Esperanzas
  2. Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario
  3. A Los Que Se Han Apagado…
  4. Trizas De Vos
  5. Abrazo
  6. A Elsa y Juan
  7. La Risa De Los Necios
  8. El Guardián
  9. La Mentira Sin Fin
  10. Cuando Pasan Las Madrugadas…
  11. Hazlo Tú Mismo
  12. Cartago
  13. Sin Quererlo (Mi Alma Se Desangra)
  14. Cassiopeia
  15. Le Pertenezco A Tus Ojos…
  16. Puente De Piedra
  17. Nuestras Fronteras
  18. Weichafe Catrileo

Setlist The Offspring

  1. Americana
  2. All I Want
  3. Come Out and Play
  4. It Won’t Get Better
  5. Want You Bad
  6. Session
  7. Original Prankster
  8. Staring At The Sun
  9. Blitzkrieg Bop (original de The Ramones)
  10. Whole Lotta Rosie (original de AC/DC)
  11. Bad Habit
  12. Gotta Get Away
  13. Gone Away
  14. Why Don’t Get You Get A Job?
  15. (Can’t Get My) Head Around You
  16. Pretty Fly
  17. The Kids Aren’t Alright
  18. You’re Gonna Go Far, Kid
  19. Bro Hymn (original de Pennywise)
  20. Self Esteem

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Providence Providence
DiscosHace 5 días

Ulthar – “Providence”

Algo muy valioso dentro de la música extrema es la diversificación del sonido y su amplitud de opciones, exigiendo a...

Mordechai Mordechai
DiscosHace 6 días

Khruangbin – “Mordechai”

En un presente tan automatizado como el actual, Khruangbin ha logrado con éxito captar la atención de la audiencia con...

Hum Hum
DiscosHace 1 semana

Alain Johannes – “Hum”

La carrera de Alain Johannes habla por sí sola. Como “hombre en las sombras” ha sido el responsable de un...

Savage Peace Savage Peace
DiscosHace 2 semanas

Partisan – “Savage Peace”

Actualmente, una frase como “paz salvaje” resulta tan paradójica como acertada. La brusquedad de los cambios en los ritmos de...

Women In Music Pt. III Women In Music Pt. III
DiscosHace 2 semanas

HAIM – “Women In Music Pt. III”

Desde el lanzamiento de “Summer Girl” el año pasado, era claro que el tercer álbum de HAIM, “Women In Music...

Hell Will Come For Us All Hell Will Come For Us All
DiscosHace 2 semanas

Aversions Crown – “Hell Will Come For Us All”

Australia no sólo es el país originario de bandas importantes de rock como AC/DC, y otras que nacieron durante la...

Amends Amends
DiscosHace 3 semanas

Grey Daze – “Amends”

Para quienes crecieron con los himnos de Linkin Park sonando fuerte en la radio y en la televisión, la muerte...

Consummation Consummation
DiscosHace 3 semanas

Katie Von Schleicher – “Consummation”

Las limitaciones jamás han sido un impedimento para Katie Von Schleicher, por el contrario, se convirtieron en su sello. Para...

Lamb Of God Lamb Of God
DiscosHace 3 semanas

Lamb Of God – “Lamb Of God”

Con un poco más de dos décadas de historia, incluyendo sus inicios bajo el nombre Burn The Priest, la carrera...

Punisher Punisher
DiscosHace 4 semanas

Phoebe Bridgers – “Punisher”

En tiempos de pandemia se idealiza la experiencia de la música en vivo, y se extraña, por supuesto, como la...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: