Conéctate a nuestras redes
Armored Saint Armored Saint

En Vivo

Armored Saint: Símbolo de fraternidad

Publicado

en

Hay veces en que las bandas necesitan detenerse y reinventarse para volver en gloria y majestad, especialmente cuando su orgánica se basa en una amistad de larga data, como en el caso Armored Saint, una agrupación que ha sobrevivido estoicamente a la muerte de uno de sus integrantes, a los hiatos y a los cambios en la industria. De hecho, se conocen tan bien, que lo proyectan en su música y en su directo, fiato entrañable que los asistentes al Club Subterráneo agradecieron entregándose en cuerpo y alma a una experiencia que anhelaban vivir hace mucho tiempo, y que por fin se desarrolló ante sus ojos con una intensidad desbordante, que nunca bajó los decibeles. Se sabía de antemano que la última jornada de su paso por Sudamérica iba a ser de alto impacto.

Los encargados de abrir los fuegos fueron los locales Robot The Mimbre, quienes hicieron gala de sus estruendosos riffs llenos de crudeza y marcados por un potente contenido social en canciones como “Cierra Tus Ojos” o “Sobreviviente”, que apelaban a la robotización del hombre esclavizado a la monotonía de la vida diaria. Dicho mensaje se confabuló de excelente manera con las guitarras cortopunzantes de “Estado de Necesidad”, “Soy Una Máquina”, “Vas A Ceder” o “Un Mal Negocio”, que a su vez encontraban una narrativa en lo visual, gracias a que cada uno de sus integrantes vestía una polera negra con un código de barras para representar al hombre-masa. La propuesta conformada por Ignacio Suárez, Pablo Aranda, Néstor Osorio, Mario Maldonado y Luis Urrutia es sumamente interesante, y se desarrolló de gran manera en media hora de puro arrojo, un espacio más que merecido para una banda con buena forma y mejor fondo.

Puntual a la hora, el telón se abrió para recibir Armored Saint, quienes dejaron en claro desde el primer momento que son una máquina excelentemente aceitada, con un arranque de infarto protagonizado por “Win Hands Down”, “March Of The Saint” y “Dropping Like Flies”, haciendo estallar de euforia a los asistentes. La base rítmica a cargo del baterista Gonzo Sandoval y el bajista Joey Vera se desarrolló en total simbiosis, con el primero llevando la máquina en “Paydirt”, “Nervous Man” y “Last Train Home”, mientras el segundo se mostraba como una fuerza imparable sobre el escenario en “Chemical Euphoria”, haciéndose cargo de los coros en la monstruosa versión del himno “Symbol Of Salvation” y tejiendo increíbles líneas de bajo en “Book Of Blood”.

Por su parte, el tándem conformado por Phil Sandoval y Jeff Duncan desbordó riffs a más no poder con la fuerza arrolladora de un ejército listo para atacar en la tremenda “Mess”, la emocionante “Aftermath” –dedicada a todos los fanáticos old-school–, la intensa “Left Hook From Right Field” y la vitoreada “Reign Of Fire”, alternándose los solos y las partes rítmicas con mucha ductilidad.

El carisma inexorable de John Bush como maestro de ceremonias se sintió en todo momento, desde las bromas pidiendo cervezas chilenas en vez de las mexicanas que le habían pasado, hasta los momentos en que se echó el publico al bolsillo haciéndolo cantar, controlando el escenario o jactándose de una suprema calidad vocal en las clásicas “Spinless” –con dedicación especial a su equipo técnico–, “Can U Deliver” y “Mad House”, que los presentes sintieron con gran emoción por tratarse de verdaderos himnos del heavy metal que por fin sonaban en este lado del continente.

La cultura del metal tiene que ver intrínsecamente con el concepto de la amistad, con los amigos que se encuentran en los conciertos, los que se abrazan y levantan su puño al son de su canción favorita, con una sonrisa amplia que sólo los riffs afilados pueden provocar. Eso se intensifica cuando el mismo artista logra una conexión estremecedora con su público y ese vínculo quedó más que sellado en la primera visita de los californianos a nuestro país. No por nada Joey Vera capturó la ovación del público con su cámara en un par de oportunidades para retratar la pasión que este conteniente siente por el metal. En una hora y media de show, Armored Saint viajó por lo más granado de su discografía para ofrecerle al público chileno lo más icónico de su catálogo en un encuentro fraterno, demostrando la vigencia de una banda cuya unión y entrega son sus símbolos de salvación.

Setlist

  1. Win Hands Down
  2. March Of The Saint
  3. Dropping Like Flies
  4. Paydirt
  5. Nervous Man
  6. Last Train Home
  7. Chemical Euphoria
  8. Symbol Of Salvation
  9. Book Of Blood
  10. Mess
  11. Aftermath
  12. Left Hook From Right Field
  13. Reign Of Fire
  14. Spineless
  15. Can U Deliver
  16. Mad House

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 2 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 2 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 3 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 3 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 3 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 3 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 3 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 3 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 3 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 3 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas