Conéctate a nuestras redes
Armored Saint Armored Saint

En Vivo

Armored Saint: Símbolo de fraternidad

Publicado

en

Hay veces en que las bandas necesitan detenerse y reinventarse para volver en gloria y majestad, especialmente cuando su orgánica se basa en una amistad de larga data, como en el caso Armored Saint, una agrupación que ha sobrevivido estoicamente a la muerte de uno de sus integrantes, a los hiatos y a los cambios en la industria. De hecho, se conocen tan bien, que lo proyectan en su música y en su directo, fiato entrañable que los asistentes al Club Subterráneo agradecieron entregándose en cuerpo y alma a una experiencia que anhelaban vivir hace mucho tiempo, y que por fin se desarrolló ante sus ojos con una intensidad desbordante, que nunca bajó los decibeles. Se sabía de antemano que la última jornada de su paso por Sudamérica iba a ser de alto impacto.

Los encargados de abrir los fuegos fueron los locales Robot The Mimbre, quienes hicieron gala de sus estruendosos riffs llenos de crudeza y marcados por un potente contenido social en canciones como “Cierra Tus Ojos” o “Sobreviviente”, que apelaban a la robotización del hombre esclavizado a la monotonía de la vida diaria. Dicho mensaje se confabuló de excelente manera con las guitarras cortopunzantes de “Estado de Necesidad”, “Soy Una Máquina”, “Vas A Ceder” o “Un Mal Negocio”, que a su vez encontraban una narrativa en lo visual, gracias a que cada uno de sus integrantes vestía una polera negra con un código de barras para representar al hombre-masa. La propuesta conformada por Ignacio Suárez, Pablo Aranda, Néstor Osorio, Mario Maldonado y Luis Urrutia es sumamente interesante, y se desarrolló de gran manera en media hora de puro arrojo, un espacio más que merecido para una banda con buena forma y mejor fondo.

Puntual a la hora, el telón se abrió para recibir Armored Saint, quienes dejaron en claro desde el primer momento que son una máquina excelentemente aceitada, con un arranque de infarto protagonizado por “Win Hands Down”, “March Of The Saint” y “Dropping Like Flies”, haciendo estallar de euforia a los asistentes. La base rítmica a cargo del baterista Gonzo Sandoval y el bajista Joey Vera se desarrolló en total simbiosis, con el primero llevando la máquina en “Paydirt”, “Nervous Man” y “Last Train Home”, mientras el segundo se mostraba como una fuerza imparable sobre el escenario en “Chemical Euphoria”, haciéndose cargo de los coros en la monstruosa versión del himno “Symbol Of Salvation” y tejiendo increíbles líneas de bajo en “Book Of Blood”.

Por su parte, el tándem conformado por Phil Sandoval y Jeff Duncan desbordó riffs a más no poder con la fuerza arrolladora de un ejército listo para atacar en la tremenda “Mess”, la emocionante “Aftermath” –dedicada a todos los fanáticos old-school–, la intensa “Left Hook From Right Field” y la vitoreada “Reign Of Fire”, alternándose los solos y las partes rítmicas con mucha ductilidad.

El carisma inexorable de John Bush como maestro de ceremonias se sintió en todo momento, desde las bromas pidiendo cervezas chilenas en vez de las mexicanas que le habían pasado, hasta los momentos en que se echó el publico al bolsillo haciéndolo cantar, controlando el escenario o jactándose de una suprema calidad vocal en las clásicas “Spinless” –con dedicación especial a su equipo técnico–, “Can U Deliver” y “Mad House”, que los presentes sintieron con gran emoción por tratarse de verdaderos himnos del heavy metal que por fin sonaban en este lado del continente.

La cultura del metal tiene que ver intrínsecamente con el concepto de la amistad, con los amigos que se encuentran en los conciertos, los que se abrazan y levantan su puño al son de su canción favorita, con una sonrisa amplia que sólo los riffs afilados pueden provocar. Eso se intensifica cuando el mismo artista logra una conexión estremecedora con su público y ese vínculo quedó más que sellado en la primera visita de los californianos a nuestro país. No por nada Joey Vera capturó la ovación del público con su cámara en un par de oportunidades para retratar la pasión que este conteniente siente por el metal. En una hora y media de show, Armored Saint viajó por lo más granado de su discografía para ofrecerle al público chileno lo más icónico de su catálogo en un encuentro fraterno, demostrando la vigencia de una banda cuya unión y entrega son sus símbolos de salvación.

Setlist

  1. Win Hands Down
  2. March Of The Saint
  3. Dropping Like Flies
  4. Paydirt
  5. Nervous Man
  6. Last Train Home
  7. Chemical Euphoria
  8. Symbol Of Salvation
  9. Book Of Blood
  10. Mess
  11. Aftermath
  12. Left Hook From Right Field
  13. Reign Of Fire
  14. Spineless
  15. Can U Deliver
  16. Mad House

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

AniPower: Un gran homenaje a las emociones

Publicado

en

AniPower

Con el recuerdo aún fresco del tremendo show que fue Dragon Ball Rock Sinfónico en la Cúpula Multiespacio, ayer pudimos vivir el evento bautizado como AniPower, concierto ideado por la Power Up, orquesta argentina que se dedica a interpretar música de animé y videojuegos, donde repasaron un montón de series de origen asiático de la década de los 90, 2000 y también actuales, en el recital definitivo para cualquier fanático de la animación japonesa. Si bien, la concurrencia no fue en masa como ocurrió en el concierto dedicado a los Guerreros Z, los asistentes disfrutaron de un espectáculo completísimo, tanto musical como audiovisualmente, que no se sostuvo solamente en la nostalgia, sino que también en la celebración de un arte que nos ha entregado –y sigue entregándonos– un montón de grandes y épicas historias.

La orquesta comenzó a la segura con dos sandías caladas: el opening de Dragon Ball Z correspondiente a la saga de Majin Boo y el memorable opening de Digimon, este último despertando de inmediato las emociones del respetable, dejando el terreno preparado para la oleada de himnos que se vendrían en los próximos minutos. One Piece, Detetive Conan, Slam Dunk y Evangelion fueron alguna de las joyitas que despertaron la ovación del respetable.

El sonido era perfecto y la orquesta Power Up chilena que acompañó al proyecto en esta oportunidad ejecutó de maravilla cada uno de los cortes. El maestro de ceremonias, Mariano Cazorla, quien ha sido el responsable de transcribir todas las composiciones y convocar a los músicos de la orquesta, anunciaba cada composición con un comentario previo, muchas veces en tono de broma, como cuando estaban a punto de tocar el opening de Pokémon y declaró que la serie de los monstruos de bolsillo nos había enseñado que podemos capturar a nuestras mascotas y ponerlas a pelear con las de otros, sacando las risas del público. Qué duda cabe que la canción principal de las aventuras de Ash y Pikachu fue uno de los momentos álgidos de la jornada, y así también lo fueron cortes como el de Slam Dunk, Sailor Moon y Ranma.

Pero no sólo de canciones de apertura se sostenía el recital, sino que también tuvimos la oportunidad de escuchar extractos de la música incidental más recordada de las series, tales como el tema del Equipo Rocket en Pokémon, la música que acompañaba las intervenciones de Tuxedo Mask en Sailor Moon y una serie de endings de la saga Dragon Ball, Caballeros del Zodiaco o Digimon.

Los mejores momentos fueron aquellos donde escuchamos canciones de series clásicas que no son frecuentemente revisadas por este tipo de proyectos al no ser las más “populares”, como lo fueron Sakura Card Captor, Arale, Beyblade, Zenki, Mazinger Z o Los Súper Campeones. También hay que destacar la revisión de series más contemporáneas, como lo son Shingeki No Kyojin, u otras que provocaron los gritos de emoción de la fanaticada, como lo fue el opening de Fullmetal Alchemist.

Estas novedades son las que hicieron de este concierto un mar de emociones y recuerdos, algo que, lamentablemente, se pierde un poco al dedicar la última parte del show a repasar la música de Dragon Ball. Es cierto que la serie de Son Goku y compañía es considerada el anime más grande y popular de todos los tiempos, pero dedicar los últimos treinta minutos del set exclusivamente a ella hace perder esa magia y dinamismo que contiene el show en su primera parte. Sobre todo cuando todavía quedaban grandes nombres en el tintero como Yu-Gi-Oh!, Cowboy Bebop, o el más solicitado por la muchedumbre, Naruto.

Así y todo, con “Cha-La Head-Cha-La” y la repetición del opening de Slam Dunk solicitado por el público, Power Up dio por terminada su primera presentación en la capital, dejando a todo el mundo con una sonrisa de oreja a oreja y con la promesa de regresar con alguno de sus shows temáticos. Esperamos que la respuesta de la gente sea mayor en su retorno, ya que el espectáculo de los argentinos se lo merece. Evocando memorias y amor por aquellos dibujos animados que nos hicieron y nos siguen haciendo soñar, AniPower fue un gran homenaje a nuestras emociones.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 6 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 7 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 7 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 7 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 7 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 7 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 7 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 7 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 7 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas