Contáctanos

En Vivo

Arcade Fire: Sublime

Publicado

en

Cuando “The Suburbs” (2010) ganó el más importante premio de la entrega de los Grammy 2011, en Twitter se generó una batahola. Mientras muchos celebraban este triunfo de la música independiente canadiense, eran miles los que llenaron las redes sociales con la gran duda existencial: ¿Quiénes son estos Arcade Fire? Arcade Fire, a la fecha, lleva cuatro discos de estudio, todos impecables, a veces difíciles de digerir, otras veces con excentricidades como grabar al interior de una iglesia, utilizar instrumentos de la Edad Media, incorporar a David Bowie (lo que hoy por hoy también se considera excentricidad), sólo por mencionar algunas de las tantas razones por las cuales se ha creado una suerte de divinidad en torno a la banda, pero que también ha generado detractores, por las razones que sean: esnobismo, sobrevaloración, o simplemente que no consideran que la música tenga que ser tan megalomaníaca para funcionar. Bueno, a todos sus detractores, al menos los chilenos, les podemos decir abierta y francamente lo equivocados que están. Porque el show de ayer de Arcade Fire rozó la perfección, y las palabras no alcanzan para definir cada sonido, cada arreglo o cada guiño de este combo de pop barroco.

ARCADE FIRE LOLLAPALOOZA CHILE 2014 01

Cuando Pixies ya había bajado las cortinas, no pasaron muchos segundos cuando, desde backstage, apareció un hombre enfundado en un traje a lo bola de disco. Sólo eso y la suave intro de “Reflektor” fue suficiente para que gran parte de los asistentes reaccionaran eufóricos ante la presencia de Win Butler, Régine Chassagne y compañía sobre el Coca Cola Stage, para derrochar carisma y profesionalismo con los primeros acordes de la ya mencionada “Reflektor”, una canción tan exquisita en sus arreglos que podría parecer imposible replicarla en un escenario, pero que se logró en un cien por ciento, aunque para eso fuera necesario unir a doce músicos en escena, todos parte de un engranaje perfecto en cada segundo. Le seguiría la seductora “Flashbulb Eyes” que, entre talla y talla, parece un experimento con aires de reggaetón, pero que resulta finalmente algo totalmente delirante.

ARCADE FIRE LOLLAPALOOZA CHILE 2014 02

El setlist, sobre todo para los conocedores a fondo de la música de Arcade Fire, tuvo un buen equilibrio entre los cuatro discos y más aún para maniobrar las intensidades de los distintos momentos, como en “Neighborhood #3” de “Funeral” (2004), en contraste con la magnífica “Rebellion (Lies)” que dejó a todo el público coreando las líneas de Chassange y Sarah Neufeld, para terminar con una nota al aire que serviría de puente para “Joan Of Arc”, que sigue presentando a las armonías de Arcade Fire casi sin errores, limpias y que suenan gigantes en el reflectado escenario. Luego sería el turno de repasar algo de “The Suburbs”, con el single homónimo sucedido por otro de los momentos más altos –en un concierto sin puntos bajos- con “Ready To Start”, que es de esas canciones que, si ya suenan como una declaración de principios en su edición de estudio, en vivo son un verdadero leit motiv en situaciones que casi todos hemos vivido. La pasión con la que comunica Win Butler es tan grande, tan evidente, que es difícil pasarla por alto, a pesar de tener casi una docena de músicos a su espalda.

ARCADE FIRE LOLLAPALOOZA CHILE 2014 03

Casi toda la alineación oficial de Arcade Fire son multi instrumentistas que se pasean por todo el escenario cambiando de instrumentos, valga la redundancia. En una banda comúnmente siempre hay alguien a cargo de una sección, y este juego de las cambiaditas no es tan importante. Dicen que cuando los músicos se lanzan en una carrera, muchos aprenden a adueñarse de su sitial en la banda para evolucionar su sonido y así convertirse en el bajista, el guitarrista o el tecladista de. Para los canadienses esto no es necesario y, por lo visto, la importancia que le dan a moverse por tantos instrumentos, hace que la riqueza de su interpretación dé como resultado una orquesta llena de intensidades, matices y colores.

ARCADE FIRE LOLLAPALOOZA CHILE 2014 04

La segunda mitad del show llegaría con una de las canciones más hermosas de la jornada, que alrededor de las primeras filas dejó a varios llorando y cantando a todo pulmón. Nos referimos a la eterna “Neighborhood #1 (Tunnels)”, donde Butler fue acompañado por una Chassagne en la batería y el infranqueable dúo de cuerdas rasgadas, que daría paso al momento de dos canciones del disco “Neon Bible” (2006). Comenzando con “No Cars Go”, ampliamente prostituida por agencias de publicidad en nuestro país, y con ese arreglo casi de orquesta de cámara en el in crescendo, que decanta con fuerza en los momentos finales de corte casi épico y ensordecedor, que es sucedido por “Intervention” transitando por la misma línea de la anterior, acaparando los momentos donde el epíteto de barroco se hace más notorio en toda la explanada, y que tuvo un inesperado final con Butler entonando “Wave Of Mutilation” de Pixies, cuando momentos atrás el mismo Butler aseguraba que ellos no estarían ahí de no ser por gente como Pixies, New Order o The Smiths. Simplemente siempre es bueno reconocer a quienes te alimentaron musicalmente, las influencias jamás se podrían negar.

ARCADE FIRE LOLLAPALOOZA CHILE 2014 05

Con “Afterlife” Arcade Fire volvería a su oscura tropicalia, con el hombre disco ball volviendo en medio del público que, a ratos, gracias a sus eternos reflejos, dejó sonando como banda sonora a Arcade Fire a merced de los gigantes reflejos que se producían. “Afterlife” no es una canción que destacaría como una  de las centrales de “Reflektor”, pero que sin duda, junto a la homónima de disco, fueron las mejores logradas de la noche en cuanto al último disco. Los últimos momentos antes del encore vendrían dados por el protagonismo de Régine Chassagne, una mujer que posee tanto carisma, sensualidad y talento, que se convierte en una inspiración angelical en medio del show, cosa más que notoria al ver a todos apostados a sus pies, escuchándola y mirándola con tal adoración, mientras se contorsiona en un pausado baile y en un momento donde, por única vez en toda la noche, el romanticismo entre ella y su marido, Win Butler, se hace evidente y hasta sacan provecho de ello, para luego dar cierre con otro de los grandes singles de “The Suburbs” y su “Sprawl II (Mountains Beyond Mountains)”, que terminaría con Chassagne bailando con cintas flúor en medio de todos los aplausos y redobles finales antes de salir. Casi un gran cierre, de no ser porque faltaba el bendito encore.

ARCADE FIRE LOLLAPALOOZA CHILE 2014 06

Segundos después, saldrían hablando en español estos hombres con cabezas gigantes, anunciándose como Los Reflektors, momento para la mejor humorada del día hacia el gran Johnny Marr y la reproducción de “Esta Luz Nunca Se Apagará”, cover del español Mikel Erentxun que hizo famoso a comienzos de los 90’s. Tras eso, Arcade Fire no demoraría en volver para hacer bailar a todos con un último despliegue de “Reflektor”, tanto en “Normal Person”, que muestra la veta más rockera del disco, contrastado finalmente con la que a esta altura debe ser la canción favorita de fiestas indie, la tropical “Here Comes The Night Time”, que terminó por desatar a todos arriba en el escenario, incluso a los compuestos percusionistas que durante todo el show bailaron animados pero ordenados, y que terminaron disfrutando de la fiesta como cualquier invitado más.

ARCADE FIRE LOLLAPALOOZA CHILE 2014 07

El final del show, no podía ser otro que “Wake Up”, el himno más grande de la discografía de Arcade Fire a la fecha, y que dejó a las miles de almas que presenciaban el show cantando al unísono con los canadienses, en una suma de emoción, letras coherentes, y tantas otras sensaciones que podrían hablar por sí solas. El final era esperado, pero a la falta de sorpresa no hubo falta de perfección.

ARCADE FIRE LOLLAPALOOZA CHILE 2014 08

Que difícil trabajo nos tocó a todos los que debemos escribir sobre este show, qué difícil no sobrepasar ese manoseado concepto de la objetividad, qué complejo mantenerse en el oficio de presenciar algo de esta magnitud,con calma y sin sobresaltarse con el virtuosismo de Arcade Fire, banda que esperábamos hace tantos años y que fue tan esquiva por estos lugares, pero que finalmente se atrevió a demostrar por qué hoy por hoy son una de las mejores agrupaciones musicales del mundo, desde aquel pequeño Montreal donde se les reconocía como un número underground, pasando por el asalto al mainstream con “The Suburbs” y teniendo tanta lucidez en su composición que, aunque uno no se sienta conectado con la música de ellos, es imposible quitarle atributos a lo que hacen. Nota aparte merecen los ingenieros de sonido (sonido al público y monitoreo) por llevar a cabo de manera impecable la titánica labor de amplificar y monitorear esa cantidad de instrumentos y voces.

ARCADE FIRE LOLLAPALOOZA CHILE 2014 09

Finalmente el show de ayer fue de tal calidad y de tal entrega, que será recordado por mucho tiempo, como una muestra de que, lo que partió como una cuasi excentricidad, se convirtió en una banda llena de madurez y texturas exquisitas. Y nos arriesgamos a decir que la presentación de Arcade Fire es probablemente el mejor show que ha pasado por Lollapalooza Chile.

Setlist

  1. Reflektor
  2. Flashbulb Eyes
  3. Neighborhood #3 (Power Out)
  4. Rebellion (Lies)
  5. Joan Of Arc
  6. The Suburbs
  7. Ready To Start
  8. Neighborhood #1 (Tunnels)
  9. No Cars Go
  10. Intervention/ Wave Of Mutilation (de Pixies)
  11. Afterlife (con excerpt de “Temptation” de New Order)
  12. It’s Never Over (Oh Orpheus)
  13. Sprawl II (Mountain Beyond Mountains)
  14. Esta Luz Nunca Se Apagará (de Mikel Erentxun para “There Is A Light It Never Goes Out” de The Smiths)
  15. Normal Person
  16. Here Comes The Night Time
  17. Wake Up

Por Pamela Cortés

Fotos por Praxila Larenas y Julio Ortúzar

Publicidad
6 Comentarios

6 Comments

  1. illohdj

    31-Mar-2014 en 6:43 pm

    Muy acertada crítica del concierto, insisto en que el grupo supo desde el primer momento conectar con toda clase de público.

  2. Juan

    31-Mar-2014 en 7:30 pm

    No soy seguidor de Arcade pero vaya que respeto cada uno de sus discos. Y ayer vi -sin duda alguna- uno de los mejores shows que he visto en mi vida: músicos maduros, ambiciosos, cercanos y comprometidos. No se puede pedir más, excepto que Lollapalooza Chile mantenga este nivel de músicos y respeto por sus espectadores.

  3. Hugo

    31-Mar-2014 en 7:44 pm

    Pocas veces me dedico a comentar, pero como la misma redactora lo dice, es difícil mantenerse a un margen con el poderío del despliegue de Arcade Fire. Destacables en cada uno de los aspectos que se le quiera ver y solo en un intento de contribuir (más bien por las ganas, que por necesidad ya que el trabajo de Pamela, es buenísimo repasándolos), quisiera subrayar de parte de alguien que sigue a la banda desde sus inicios, el que hayan tenido la delicadeza de recoger el guante en términos de que esta era su primera vez en Chile y hayan tocado “Intervention” de Neon Bible, un tema que fue un himno y una declaración en sus orígenes, pero que en la mayoría de sus conciertos por Norteamérica y Europa ya no tocan, lo que a muchos nos hacía dudar de poder escuchar esa canción sublime, más sabiendo de la tarea monumental de difusión del disco Reflektor que venían haciendo. Para mí, ese es un gesto más de una banda entrañablemente empática, conectada con el público y su credo, comunicación reflejada en sus caras sobre el escenario (y es que no hay forma más simple y sincera de verlo). Esa conexión en las fuerzas que mueve Arcade Fire es la que hace que uno sepa que cada vez que nos sumergimos en su música, lo hacemos en una banda llena de propia verdad y fuerza.
    Nota: Si bien como dije, me encanto el trabajo de Pamela, solo difiero en una cosa…y es que para mí, Afterlife es la joya capital junto a Reflektor de su último trabajo =)
    Saludos!

  4. Javier Æøå (@javier_aeoa)

    01-Abr-2014 en 12:40 am

    90 minutos fue nada. 150 mínimo…M I N I M O !
    Yo estuve en reja y si bien el audio ahí es más potente de lo que a veces gustaría [la delicadez de No Cars Go no fue tan delicada ahí], todo fue increíble. No sé cómo lograron que incluso los momentos más “lentos” de Tunnels o Sprawl conectaran con todos esa noche.

    Igual que tú, pienso que es probablemente el mejor show de Lollapalooza Chile. Los fans de Pearl Jam podrán debatirlo pero Arcade se impuso total y salvajemente.

    “Who is Arcade Fire?”…

  5. calangas

    06-Abr-2014 en 9:55 pm

    pofavorrrrr!!!!!! suban el concieto!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  6. Chalocrust

    14-Abr-2014 en 3:07 pm

    Lamentablemente, debo reconocer que llegue a conocerlos de manera tardia, pero creo que estuve a tiempo. por otra parte, por razones claras, no pude ir a lollapalooza, pero no dude en ver via streaming el concierto, del cual quede totalmente maravillado. Pocas veces se ve una banda (que en cierta medida no es masiva en nuestro pais) tocar con unas ganas enormes, con un gran despliegue sobre el escenario y una conexion a gran escala con el publico. Arcade fire demostro que eran ellos quienes deseaban tocar en este pais y con este publico, lo cual se noto en enormemente y que por supuesto se agradece.
    La nota es precisa al señalar los altos puntos de este show y por ello concuerdo con la persona a cargo de escribir. Lamento no haber estado presente, pero no dudo que Arcade Fire volvera y en este caso, yo pagare mi deuda con la banda

Responder

En Vivo

P.O.D. + Alien Ant Farm: Poderosa nostalgia

Publicado

en

P.O.D. y Alien Ant Farm en Chile 2017

El nombre del evento dejaba bastante claras las intenciones de este show doble. “Back To School” reunió en Club Blondie a dos bandas norteamericanas que vivieron su época de gloria a principios de este milenio, agrupaciones que, a pesar de seguir lanzando material nuevo hasta nuestros días, son sinónimo de un sonido que pertenece al pasado, a los recuerdos de una generación que ya se acerca –o derechamente ya se encuentra– en la treintena de sus vidas. Porque, a diferencia de grandes del estilo tales como Linkin Park, System Of A Down, Korn o Deftones, P.O.D. y Alien Ant Farm siempre fueron nombres de segunda fila, logrando altos puestos en los rankings con sus sencillos más populares, pero sin poder consolidarse o trascender en el tiempo para salir del lote y transformarse en números que pudieran valerse por sí mismos sin tener que relacionarlos a un género y a una época en particular, en este caso el nü metal, estilo que hace rato dejó de ser el sonido predominante en el rock mundial.

Teniendo en cuenta lo anterior, esta velada se transformó en un verdadero viaje al pasado, lleno de energía y pasajes entrañables, pero, sobre todo, nostalgia por los tiempos que ya no están. Si fueron mejores o no que el presente, eso ya es tema de cada persona que se hizo presente en el concierto de anoche, pero lo cierto es que todos los que estuvimos saltando entre la multitud que se congregó en la Blondie regresamos al colegio.

El cuarteto de California, Alien Ant Farm, abrió los fuegos con un espectáculo impecable, cuyas mayores virtudes fueron un sonido sólido y un set breve que reunió las canciones más conocidas de su repertorio, dando pie a una presentación que mantuvo la vara alta en todo momento y cumpliendo con aquellos que compraron su entrada para ver exclusivamente a los estadounidenses. “Courage”, “Forgive & Forget” y “Movies” formaron la triada inicial en el setlist, provocando los primeros saltos y cánticos desde la pista de baile.

Dryden Mitchell, frontman de la agrupación, animaba al respetable en un español bastante básico, pero haciéndose entender lo suficiente como para que su esfuerzo fuera valorado por la fanaticada, que lo secundó en cada una de sus intervenciones, donde hubo más alusiones al pasado, rememorando los años en que MTV transmitía videos musicales y su participación en la banda sonora de la serie de videojuegos “Tony Hawk Pro Skater”. El resto de sus compañeros estuvieron precisos en su performance y temas como “These Days”, “Tia Lupe” o la agresiva “Wish” –provocando el primer gran mosh pit en la Blondie– lucieron poderosas versiones en vivo.

Otro gran momento de la actuación de Alien Ant Farm fue la interpretación de “Attitude”, canción que Mitchell dedicó a su madre y que, en su sección final, incluyó la melodía en guitarra de “In The End” de Linkin Park, en lo que fue un pequeño pero noble gesto en memoria del fallecido vocalista Chester Bennington. Para cerrar su actuación, “Smooth Criminal”, el cover de Michael Jackson que hizo famosa a la banda alrededor del mundo, puso a bailar y cantar a todo el lugar en los últimos minutos de los norteamericanos en Chile, finiquitando un espectáculo preciso, que dejó contentos a todos los asistentes, quienes quedaron con los ánimos a tope para recibir al segundo plato fuerte de la noche.

En su retorno a la capital, P.O.D. trajo un repertorio lleno de éxitos, elaborado con pinzas para satisfacer a sus fanáticos más veteranos. Abriendo su presentación con dos clásicos de antaño como “The Messenjah” y “Rock The Party (Off The Hook)”, el cuarteto de San Diego dejó en claro que iban a tirar toda la carne a la parrilla en su hora y algo más de show. Incluso si el sonido no los acompañó durante los primeros minutos de recital, con una guitarra a la que le costó agarrar presencia dentro de la mezcla, el público se plegó a la banda e hizo de cada corte una instancia para combatir sin piedad al centro de la pista. Siendo “Satellite” (2001) su disco más exitoso, P.O.D. puso énfasis en su cuarto larga duración y complementó el resto de la función con las canciones más destacadas de su discografía, donde pudimos escuchar algo de reggae, como ocurrió en “Ridiculous”, o pasar drásticamente al punk-hardcore durante el caos que armó “Revolucion”, una de las dos canciones más recientes en el catálogo del grupo que fueron presentadas anoche.

La fiesta se mantuvo en alto con hits como “Boom”, “Youth Of The Nation” –que contó con la colaboración de Dryden Mitchell en los coros– o la violenta “Southtown”, esta última siendo el pasaje más álgido de la jornada, con una pista atestada de cuerpos danzando y empujándose de un lado para otro. La postal era aún más asombrosa al notar que entre los contendores no había ninguna cara adolescente, sino que abundaban rostros de jóvenes-adultos, algunos conservando las pintas de quinceañeros, pero cuyas miradas denotaban el peso y el estrés de la “vida real”, lanzando puñetazos y cabeceando como si no existiera un mañana. Era real, estábamos de vuelta en el patio del colegio. “Alive” coronó el tramo final de la presentación, con una Blondie cantando a coro y un bis que remató la velada con “Satellite”, despidiendo definitivamente a Sonny Sandoval y compañía, bajando el telón del evento.

Finalizada la intensa jornada, camino a casa la sensación de estar regresando del colegio era inevitable. P.O.D y Alien Ant Farm forman parte de la banda sonora de las vidas de millones de personas alrededor del mundo. Independiente de que sus carreras no hayan alcanzado los estándares de referentes mayores del estilo, su legado está inmortalizado en los recuerdos de cada uno de los que anoche entonamos desde las entrañas clásicos como “Alive” o “Wish”. Este “Back To School” cumplió a rajatabla con sus intenciones y nos llevó a regocijarnos en la nostalgia, una nostalgia que no se siente kitsch o decadente, sino que, al contrario: más viva y poderosa que nunca.

Setlist Alien Ant Farm

  1. Courage
  2. Forgive & Forget
  3. Movies
  4. These Days
  5. Tia Lupe
  6. Attitude
  7. Glow
  8. Wish
  9. Sticks And Stones
  10. Smooth Criminal (original de Michael Jackson)

Setlist P.O.D.

  1. The Messenjah
  2. Rock The Party (Off The Hook)
  3. Ridiculous
  4. Boom
  5. Murdered Love
  6. Soundboy Killa
  7. Set It Off
  8. Kaliforn-Eye-A
  9. Youth Of The Nation
  10. Lost In Forever
  11. Will You
  12. Strength Of My Life
  13. Beautiful
  14. Revolucion
  15. Southtown
  16. Alive
  17. On Fire
  18. This Goes Out To You
  19. Satellite

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 1 día

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 2 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: