Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Anneke Van Giersbergen: Un ángel lleno de vida

Publicado

en

Hace nueve años, la holandesa Anneke Van Giersbergen, pisaba por primera vez suelo chileno para presentarse junto a The Gathering, banda que la dio a conocer a nivel mundial y con la que forjó un romance imperecedero, cómplice y apasionado, con la fanaticada chilena. Fueron justamente estas emociones las que afloraron sin tapujos durante la hora y media de show que entregó la cantante en un repleto Teatro Nescafé de las Artes, en el marco de la gira más rockera desde sus días en The Gathering.

ANNEKE CHILE 2013 03

Dueña de una voz única y un ángel que conmueve y encanta a cualquiera, Anneke Van Giersbergen, salía a escena acompañada por su banda de apoyo para comenzar sin mayores aspavientos con “Feel Alive”, tema que abre su más reciente placa “Everything Is Changing” (2012), convirtiéndose este registro en el foco principal de la presentación que estuvo condimentada por una par de covers y temas clásicos de The Gathering y otros de Agua de Annique, aunque estos, más que covers, son reversiones de las composiciones que la holandesa realizó en esa agrupación. “My Boy” siguió con el material más reciente de la holandesa, obligando a muchos a pararse de sus asientos para poder moverse con mayor soltura y disfrutar de mejor manera este show que, definitivamente, no era para estar sentado.

ANNEKE CHILE 2013 07

El sonido se mantuvo estable durante toda la presentación, aunque se hubiese agradecido una mayor definición de cada uno de los instrumentos, ya que a ratos todo se escuchaba muy parejo y sobrepasado por la voz de la cantante, la gran protagonista de la función. El sencillo “Take Me Home” lograba desordenar un poco al respetable, que tuvo que contener las ganas de desbocarse cuando llegó el momento de escuchar “Beautiful One”, original de Agua de Annique, alcanzando el primer gran momento de comunicación entre el público y la artista, cantando las letras a dúo. Los lazos se mantienen más fuertes que nunca.

ANNEKE CHILE 2013 05

“Hope, Pray, Dance, Play” volvía a encender el ambiente, con una Anneke contenta y vigorosa, invitando a cada uno de los presentes a levantarse de sus asientos y a acompañarla con las palmas. Lo de Anneke es un juego de complicidad, de ternura y de honestidad; una figura extraña y fascinante que escapa de lo superficial, y puede que lo suyo sea un libreto, pero todo se siente tan sincero de su parte, que uno podría afirmar que cada una de sus palabras surgen desde el corazón. La alegría y la fiesta continuaban con “You Want To Be Free”, para pasar a un caluroso saludo de la cantante, quien además recordó su primera vez en Chile, en el mismo recinto durante el año 2004, recuerdo que despertó la algarabía de los fanáticos, que luego se dejaron llevar por la hermosa “Circles”.

ANNEKE CHILE 2013 06

Un silencio contemplativo recibió a “Here Comes The Rain Again”, cover del clásico ochentero interpretado en su versión original por Eurythmics, con un feeling mucho más rockero y manejado de manera perfecta por Anneke, quien entregó fiereza a las letras. “Saturnine”, primer cover de The Gathering de la noche, despertó las pasiones más intensas de la fanaticada, que no hizo más que corear cada una de las palabras recitadas por la cantante. Momento de intensidad absoluta y de ahí en adelante nadie volvería a sus asientos, concentrándose incluso justo debajo del escenario, donde un montón de manos trataban de conseguir un saludo de Anneke.

ANNEKE CHILE 2013 02

Con los ánimos por las nubes, el show continuaba con la pesada “Stay” y el groove de “1000 Miles Away from You”. Luego la cantante abandonaba el escenario, mientras una introducción instrumental daba el paso a la guitarra eléctrica que comenzaba a ejecutar los primeros riffs de “Strange Machines”, otra de The Gathering, donde solo faltó un mosh pit en medio del teatro como guinda de la torta. El primer encore llegaría con “Hyperdrive”, joyita extraída de “Addicted” (2009), disco donde colaboró con Devin Townsend, a quien también podremos ver el próximo The Metal Fest, y que genial sería poder verlos interpretar estos temas juntos, pero Anneke se las arregló para hacer suya la creación de Townsend.

ANNEKE CHILE 2013 04

El momento de mayor intimidad y comunicación con el público, se dio cuando la banda abandonó el escenario y la cantante tomaba su guitarra acústica para conversar con sus fanáticos y dedicarles dos canciones de The Gathering en formato acústico: “My Electricity” y “Locked Away”, para luego sumar “Hey Okay!” de Agua de Annique. Está demás decir que el coro de voces fue multitudinario y la simpatía de la cantante marcó dos momentos anecdóticos. El primero fue cuando inició una competencia entre hombres y mujeres para ver quién hacía más ruido; y la aparición del poster promocional del primer concierto de The Gathering en Chile, como muestra de cariño y respeto para quienes la han seguido desde el principio.

ANNEKE CHILE 2013 01

La banda volvía a escena y la intensa versión de “Witnesses” daba por cerrado el set regular de Anneke. Sin embargo, la gente pedía más, y era lógico después de un show sin puntos bajos la sensación de quedar con ganas de más, era innegable. Así también lo entendió la holandesa, quien regresó al escenario con su guitarra acústica preguntando a la audiencia qué quería escuchar. Entre el debate de voces ininteligibles, la elegida por la cantante fue una canción de amor, “4 Years” del proyecto Lorrainville, y de pronto un silencio absoluto se apoderó del recinto, como si la multitud enfervorizada hubiese sido apaciguada por la magia de un ser extraño y maravilloso. En esos dos minutos, se pudo distinguir sin máscaras ni ornamentos el verdadero poder de la artista; el alma que sobrepasa el plano de lo real y nos llevó a recorrer los pasajes más recónditos de la nostalgia y el amor. Sin duda alguna, para quien escribe, el momento más bello de la noche. Estuvimos frente a la presencia de un verdadero ángel, que nos brindó con su música, esperanza, ternura, nostalgia, alegría y fervor. Anneke Van Giersbergen fue un ángel lleno de vida.

Setlist

  1. Feel Alive
  2. My Boy
  3. Take Me Home
  4. Beautiful One (Cover de Agua de Annique)
  5. Hope, Pray, Dance, Play
  6. You Want To Be Free
  7. Circles
  8. Here Comes The Rain Again (cover de Eurythmics)
  9. Saturnine (cover de The Gathering)
  10. Stay
  11. 1000 Miles Away From You
  12. Strange Machines (cover de The Gathering)
  13. Hyperdrive(cover de Devin Townsend)
  14. My Electricity (cover de The Gathering)
  15. Locked Away (cover de The Gathering)
  16. Hey Okay! (cover de Agua de Annique)
  17. Witnesses (cover de Agua de Annique)
  18. 4 Years (de Lorrainville)

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
4 Comentarios

4 Comments

  1. Christel

    21-Mar-2013 en 10:20 am

    corrección: “4 years” corresponde al proyecto musical Lorrainville que grabó junto a otros músicos holandeses editado en 2011.

    • Sebastián Zumelzu

      21-Mar-2013 en 9:24 pm

      CORREGIDO. ¡Muchas gracias!

  2. Headbangerbaby

    21-Mar-2013 en 10:56 am

    Definitivamente bella! Una artista completa, íntegra, virtuosa. Un concierto incomparable. Imposible no amar su música, su voz o a ella.

  3. Nelson Cisternas

    22-Mar-2013 en 12:32 am

    Ella es todo, el concierto fue perfecto…. 😀

Responder

En Vivo

Gustavo Santaolalla: El arte de la trayectoria

Publicado

en

Gustavo Santaolalla

La física define a la “trayectoria” como el recorrido que describe un objeto que se desplaza por el espacio. Este término en el ámbito musical se usa indiscriminadamente para hablar de carreras en múltiples estados; ya sea que exista o no un recorrido presente, se habla de las trayectorias para definir a los más grandes, pero pocos emulan a la física y hacen que este desplazamiento continúe. Una cosa es el movimiento hecho, pero otra el que se sigue haciendo, y por prácticamente 50 años, si hay un artista latinoamericano que no ha detenido sus rumbos –y, por tanto, su camino– ese es Gustavo Santaolalla.

Desde el rock profundamente argentino que profesaba en Arco Iris hasta su actualidad, donde se mezclan soundtracks y producciones para artistas desde Café Tacvba hasta Eric Clapton, Santaolalla ha hecho un andar profuso y lleno de canciones, propias y ajenas. Sin embargo, como dijo antes de su primera visita como Gustavo Santaolalla a nuestro país (antes había estado varias veces con Bajofondo), recién a los 66 años lanzó su carrera como solista, la que tiene discos y canciones a su haber, pero que jamás había configurado para girar o mostrarse, quizás en el último acto de humildad que tiene un tipo que gusta del proceso, del camino, ese que invitó a desandar en un Teatro Nescafé de las Artes casi repleto en la fresca noche del 12 de septiembre.

Justo antes de iniciar el show, a eso de las 21:20 horas, el teatro comenzó a aplaudir sin que se hubiera levantado aún el telón: la presencia de Jorge González, quien trabajara con Santaolalla en “Corazones” y su álbum homónimo, generaba vítores raros para un país que no reconoce a sus ídolos en vida, y era un pequeño aperitivo de la energía y sensaciones que inundarían el espacio por casi tres horas.

Todo iniciaba con “Inti Raymi”, y la Santabanda –como se hacen llamar los músicos de Santaolalla– mostraba la variedad de timbres que aparecerían en el show. Con la ovación del teatro, Gustavo aparecía para instalarse y comenzar con el primer set, rico en canciones de Arco Iris, esa banda que armó cuando empezaba a relacionarse con la música, con canciones como “Abre Tu Mente” o “Camino”, las que en el formato de esta gira obtienen matices y colores únicos, alejándose de la falsa psicodelia que se le legó a una banda como Arco Iris, que simplemente incluyó el folklore en el rock en tiempos de apretones mentales y revoluciones hippies. Ahora estas composiciones son atemporales y su construcción sólo alcanza tintes clásicos con los arreglos de este espectáculo, donde es la canción la que manda. Quizás eso hace de Santaolalla un compositor cautivante: deja que la canción mande, y él y los suyos sólo son puntos que arman la trayectoria de estos temas.

Así, a diferencia de otros shows en este formato, se coló un par de temas de su trabajo solista en esta primera parte, “Un Poquito De Tu Amor” y “Compañeros del Sendero”, dos sorpresas de varias que vendrían. Luego volvería a Arco Iris con canciones como la conocida “Zamba”, “Quiero Llegar” o la “Canción De Cuna Para El Niño Astronauta”, tras la cual vendría el recuerdo a la gran Mercedes Sosa y al amigo de mil batallas de Gustavo, León Gieco, para cerrar esa primera parte con el “Río De Las Penas” Intensa forma de dejar esperando a una audiencia que ya veía que el concierto iba para largo, y que sería incluso más extenso que las fechas anteriores hechas por Santaolalla y la Santabanda, sólida en todo momento, con Barbarita Palacios, Javier Casalla, Nicolás Rainone, Andrés Beeuwsaert y Pablo González haciendo gala de su carácter de multiinstrumentistas para dominar cada faceta que las canciones ponen en frente.

Al volver –­casi de improviso– Santaolalla irrumpe con “No Existe Fuerza en el Mundo”, que interpretara Gieco, mostrando lo importante de esa alianza para Gustavo. Luego de esto aparecería el trabajo completamente solista, con tracks como “A Solas” o “Todo Vale” para dar paso a otra corriente más atmosférica de la labor de este artista, que son los soundtracks, eligiendo “De Ushuaia A La Quiaca” de “Diarios de Motocicleta”, el main theme de la banda sonora del videojuego “The Last Of Us”, y un medley de “Brokeback Mountain”, mostrando la diversidad de espíritus, donde destaca el uso del charango y su timbre tan característico, entregando solemnidad y recogimiento, tal como el que se sintió en el homenaje hecho a Jorge González. Luego de mencionarlo para dar con una ovación gigante nuevamente, Santaolalla habla de los lazos que lo unen con González y dice que habrá un disco en honor a él, y que contará con una interpretación de “Por Amarte”, del “Corazones” (1991), ese disco que juntó por primera vez a dos de los artistas más importantes del continente. La versión fue sentida, contenida, una preciosa reversión donde Santaolalla ahondó en el sufrimiento del hablante. Si como compositor es clave, como intérprete se subvalora la intensidad que alcanza y que parece trascendental, más allá de lo obvio.

Debe ser, sino la experiencia, la trayectoria, esos caminos que se cruzan para corear “Mañana Campestre” o sentir “Pena En Mi Corazón”. Bajofondo y Arco Iris. Dos caras de un mismo creador, una apelando a las oscuridades y sus brillos, y otra a la belleza de la luz, tanto interna como externa, lo que trasunta en la belleza tierna de “Vecinos” y en la fuerza de “Ando Rodando”, que luego sólo crecería con la interpretación, a pura garganta y caja, en honor a la tradición de la vidala, para terminar con “Sudamérica” de Arco Iris y “Pa’ Bailar” de Bajofondo, ya con todo el mundo de pie, disfrutando de uno de esos artistas que no se cansan de deambular y hacer que su punto en la inmensidad del cosmos nunca deje de andar. Treinta canciones en casi tres horas, incluyendo el intermedio de quince minutos, emociones por montones y un sonido cálido que permitía a la voz de Santaolalla sobresalir. Pocas veces un espectáculo es capaz de capturar todas las facetas de un artista, en especial uno de tan amplio espectro, y ese fue el lujo que entregó Gustavo Santaolalla en el inicio de una gira solista que no es más que la demostración del más fino arte de la trayectoria.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 4 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 4 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 4 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 4 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 4 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 4 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 4 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 4 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 5 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 5 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: