Contáctanos

En Vivo

Angra: La inteligencia de ser diferentes

Publicado

en

El metal está lleno de casilleros, y pareciera que muchos creyeran que la misma llave los abre todos, cuando lo cierto es que en este género hay matices, al igual que en todo el resto. Esto bien lo sabe Angra, agrupación brasileña que ha logrado construir una propuesta que se mueve por múltiples frentes, que conviven armónicamente, para evitar precisamente esa molesta sensación que a muchos les da con tanta facilidad de creer que todo el rato escuchan la misma canción. La trayectoria del grupo de São Paulo es amplia, y aunque ha visto pasar a varios vocalistas la voz de Angra sigue siendo la misma, porque no se trata de un timbre o de un ideario específico, sino que de una vocación que sigue en pie.

Es esta motivación la que han perseguido Kiko Loureiro y Rafael Bittencourt, los dos guitarristas que son también los miembros más longevos de Angra, quienes lograron dar con una mezcla entre diversas facetas del metal, desde un heavy metal clásico hasta lo sinfónico, desde lo épico hasta lo rápido y thrash, desde lo acústico hasta lo más punketa. Es precisamente esta variedad la que la agrupación logró desplegar ante sus fanáticos la noche del domingo 28 de junio en el Teatro Cariola que, sólo a mitad de su capacidad, igual logró retribuir a los brasileños lo que hicieron en el escenario, que fue un show de altísimo vuelo, con un arco dramático lo suficientemente bien armado para generar reacciones relevantes por parte del público, incluso usando recursos que a veces no fueran tan novedosos.

09 Angra @ Teatro Cariola 2015

Todo partió con cierto retraso, motivado por la demora en el ingreso del público, lo cual se solucionó, pero que aun así hizo que Hidalgo, agrupación chilena encargada de abrir la jornada, saliera con 20 minutos de distancia respecto a lo anunciado. El cuarteto estuvo completamente a la altura del cartel, con media hora sólida de principio a fin, donde a veces estuvieron a punto de caer en el virtuosismo poco significativo, pero la experiencia de los intérpretes permitió que aquello no ocurriera, generando un espectáculo potente e ineludible con canciones prácticamente instrumentales, lo cual siempre es un mérito importante, mostrando además parte de “Lancuyen”, su último álbum.

Con Hidalgo la audiencia quedó ansiosa, y debió esperar bastante, porque Angra recién se subió al escenario a las 21:30 horas, pero ya desde la “Intro”, que luego derivaría en “Newborn Me”, en adelante el show sería un caudal de emociones. El sonido estuvo todo el tiempo muy bien, pero lamentablemente Fabio Lione, el italiano a cargo de las voces en Angra, siempre tuvo problemas con el micrófono, lo que lo contuvo un tanto de interpretar a todo su gusto, lo cual intentó sortear –con éxito, vale decir- a través del contacto con el público y la simpatía, y aunque eran unas 500 personas las que estaban en cancha, todas vibraron con “Acid Rain” coreando las líneas en latín, o con “Spread Your Fire” y sus riffs rápidos y certeros.

15 Angra @ Teatro Cariola 2015

Aunque las pistas pregrabadas quitaran cierto aire de naturalidad en el sonido, las guitarras de Bittencourt y Loureiro se hacían tan importantes, que no importaba mucho que hubiera pistas porque en el momento de los solos –que tampoco eran excesivos, sino que con mucho buen gusto y mucho sentido de la administración de los recursos- todo era espacio y sonido, y poco más que eso, en una comunión entre los vítores de los asistentes y los instrumentos. Sea en tracks del último disco como “Perfect Symmetry” o en otros clásicos de la banda como la coreadísima “Angels Cry”, Angra logra desarrollar piezas de carácter pesado que fluyen de gran forma, con múltiples ideas dispuestas en el menú. Así, la primera parte del show terminada con la rítmica “Holy Land” fue un torbellino de potencia.

Tras esta canción vino un tremendo solo de batería de Bruno Valverde, el joven batero de Angra, quien demostró la variedad de ritmos que domina, y que se cruzan en las canciones de la banda, desde la tradición brasileña y su cadencia, hasta la brutalidad del thrash, en un solo que se extendió por largos minutos, tras lo cual la ovación del público fue grande, y en medio de los ecos de esos aplausos es que entró Bittencourt a tocar y cantar “Silent Call” en plan acústico, también generando una gran reacción del público. Luego entró Fabio a cantar con la gente, como clásicamente se hace, llamándolos a corear lo que él diga, pero todo tomó otro matiz cuando dijo “vamos a hacerle un homenaje a Christopher Lee”, sacando aplausos, y luego caras de alegría y satisfacción cuando fue recreando partes de “Nessum Dorma” de la ópera “Turandot” de Giacomo Puccini, de grandiosa manera, a capella, y muy simpático.

21 Angra @ Teatro Cariola 2015

Luego de eso, Fabio presentó “Nothing To Say” y el show continuó su senda de rock sin prejuicios ni casilleros preestablecidos. El set principal terminó con “Black Hearted Soul”, pero la gente sabía que había más, y la banda volvió para entregar “Rebirth”, parte de sus canciones más interesantes, para luego con el “Unfinished Allegro” pegado a “Carry On” transformar las energías del respetable en delirio máximo, que luego explotaría con “Nova Era”, final perfecto para un show que no aspiraba a la perfección máxima, pero que con inteligencia la obtuvo tal vez mucho antes de siquiera subirse al escenario. Angra gana la batalla de la monotonía que muchas veces azota al metal a punta de inteligencia y de una vocación que no se detiene, y en un mundo de cajas cuadraditas como a veces es este género, vale la pena encontrarse con propuestas así de vivas y astutas.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Setlist

  1. Intro
  2. Newborn Me
  3. Acid Rain
  4. Spread Your Fire
  5. Lisbon
  6. Perfect Symmetry
  7. Storm Of Emotions
  8. Angels Cry
  9. Final Light
  10. Holy Land
  11. Solo de batería de Bruno Valverde
  12. Silent Call
  13. Nessum Dorma (original de “Turandot” de Puccini)
  14. Nothing To Say
  15. Waiting Silence
  16. Angels And Demons
  17. Black Hearted Soul
  18. Rebirth
  19. Unfinished Allegro / Carry On
  20. Nova Era

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Luis Marchant

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas