Conéctate a nuestras redes
Ana Tijoux Ana Tijoux

En Vivo

Ana Tijoux: La voz de los 2000

Publicado

en

Es difícil hacer canto consciente en esta era llena de fugacidad e información flotando. Muchos caen en la canción protesta genérica, fácil de malinterpretar debido a sus intenciones universales, y por ello el artista detrás de la obra es clave en su contextualización. Si una canción dice algo, es deber de su intérprete el poder evitar equívocos en las lecturas, y los más comprometidos no resultan ser los que generan trabajos explícitos, idealistas y memorables, sino que aquellos que no le temen a ser la voz de su época y defender en el escenario cada emoción, cada apelativo, cada rincón del ser. Ana Tijoux es la voz de este milenio. Desde la repercusión de “Aerolíneas Makiza”, editado en noviembre de 1999, hasta su trabajo como solista, la artista franco-chilena es inevitablemente una de las más valientes creadoras y una de las intérpretes más necesarias en contextos políticos complejos y desiguales.

Por ello su celebración para cerrar 22 años de carrera tenía que tener tintes de todos aquellos elementos que la hacen relevante y urgente de escuchar y comprender. Ana Tijoux es comprometida, y también lo es con las canciones y los afectos que han acompañado su camino, lo que quedó demostrado en más de dos horas de concierto frente a un Teatro Caupolicán repleto, donde los mensajes, emociones, ritmos y timbres llenaron corazones y oídos, desde la décima de Daniel Muñoz, copa de vino en mano, pasadas las 21:15 hrs., hasta el cierre con una ovación magnánima, casi a las 23:30.

Con visuales de lujo dispuestas en un proscenio a pantalla completa, destacando el trabajo de Gráfika Diablo Rojo, cada canción tenía a simple vista una atmósfera que envolvía no sólo a Ana, sino también a la decena de músicos que la acompañaban. Bronces, violín, teclado, guitarra, batería y coros, todo dispuesto con el inicio de una preciosa versión de “Emilia”, canción del disco “Vengo” (2014) dedicada a su hija más pequeña. La familia es otro polo al que Ana volvería a lo largo de todo el show, con dedicatorias también a su hijo Luciano en una de las sorpresas de la jornada, “Pestañas De Lu”, único tema que sonaría del postergado disco “Kaos” (2007), y también con un featuring precioso de su madre, la connotada socióloga María Emilia Tijoux, en “Calaveritas”, ese homenaje a los muertos que editara hace un par de años. María Emilia no sólo calzaba con su dulce timbre vocal en la canción y sus recovecos emotivos, sino también sonaba bien, pese a no tener retorno alguno, y además despachó un mensaje sentido: “Por los que no se quieren reconocer, por Joane Florvil, por Rebecca Pierre, por nuestros desaparecidos, por nuestros ejecutados, allá, en una estrella, allá estarán pidiendo justicia. Por todos ellos, por nuestros muertos”. María Emilia ha trabajado contra el racismo por muchos años, y hasta en este hecho se denotaba cómo Ana Tijoux entendía que cada canción y cada momento era una voz enfrentándose a elementos en disputa, a pesares ya tenidos o por tener.

En medio, se sucedían canciones clásicas y también algunos cortes más oscuros, pero llenos de significado, del repertorio de Tijoux. “Oro Negro”, el cover de “Luchín” de Víctor Jara o “Un Día Cualquiera” de Makiza, eran temas que no se podían haber esperado, y que pegaban duro, mientras el público se volvía loco con “Mi Verdad” y su outro poniendo el coro de “No Necesitamos Banderas”, original de Los Prisioneros, o “Vengo”. El sonido fue prácticamente perfecto en toda la jornada, no tendiendo a la saturación y el efecto “todo al frente” que muchas veces pasa en los shows de Ana Tijoux. En este caso, también había una clara elegancia en los arreglos y en la forma de abordar el fraseo en las canciones. Sí, es más difícil corear para el público cuando Ana aumenta la velocidad y quiebra compases, pero también se agradecen las variaciones, donde queda en claro la formación jazzera que también tiene ella y la gente con la que trabaja.

Pero también fue una noche con invitados importantes en forma y fondo. Hordatoj –a estas alturas un must en cada show importante de Ana Tijoux– irrumpe con sus líricas potentes en “Aveces” y “Sube”, mientras que Álvaro Henríquez e Ismael Oddó estuvieron dándole el toque rockero a una buena (aunque un poco errática) versión de “Arriba Quemando El Sol” de Violeta Parra. Pero las colaboraciones más potentes son las de las voces de esta época, las de aquellas y aquellos que buscan concientizar a nuestra sociedad, y ahí es donde el compromiso social de Tijoux es claro. En vez de quedarse majaderamente con las causas –como pasa con muchos artistas–, ella entrega espacios reales a quienes necesitan hablar, y por ello en “Sacar La Voz” se relevó la protesta de los profesores de Chile con Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores, y también antes de “Shock” fueron representantes de la ACES, quienes pusieron el acento por una educación no sexista, equitativa y rechazando “Aula Segura”, lo que se suma al mensaje de María Emilia Tijoux por la justicia que aún no llega por los crímenes en dictadura y contra el racismo en el Chile de hoy. Ana Tijoux es la voz de nuestro milenio en Chile, simplemente por entender este tipo de disputas retóricas, y que la voz de muchos también puede ser parte de un arte en su máxima expresión.

1977”, “En Paro”, “Las Cosas Por Su Nombre” pegada con “La Rosa De Los Vientos”, ese tren vertiginoso ya llevaba al final, pero en vez de quedar con algo prendido para dejar a la gente pidiendo más, esta artista, clara en las convicciones, también prefiere dejar un mensaje inesperado, mediante una canción nueva. “Misterio” aborda la importancia del respeto a los derechos sexuales, sociales y reproductivos sobre “las cuerpas de las mujeres”, además del respeto en todo orden social a estas corporalidades. Una canción más calma, pero también de mensaje con mucha resonancia, con bellos arreglos, que bajaba las revoluciones antes de un bis con un trío de temas de “Vengo” donde también ella invitó a músicos que formaran parte de ese proceso creativo para, con trece músicos en escena, enternecer con “Creo En Ti”, concientizar con “Antipatriarca” y desatar el carnaval con “Somos Sur”.

Todos los callados, todos los omitidos, todos los invisibles, todos en esa fiesta donde la verdadera voz de una generación en nuestro país no se arrogó ese apelativo, pero en vez de ello, y compartiendo un escenario con muchas y muchos, dejó en claro su lugar amplio en la historia de la música nacional, con su público y sus afectos, quizás cerrando de la mejor manera una etapa creativa brillante, consciente y esperanzadora.

Setlist

  1. Emilia
  2. Oro Negro
  3. Mi Verdad
  4. Vengo
  5. Aveces
  6. Pestañas de Lu
  7. Sacar La Voz
  8. Calaveritas
  9. Arriba Quemando El Sol (original de Violeta Parra)
  10. Luchín (original de Víctor Jara)
  11. Un Día Cualquiera (original de Makiza)
  12. Partir de Cero
  13. La Bala
  14. Sube
  15. Shock
  16. 1977
  17. En Paro (original de Makiza)
  18. Las Cosas Por Su Nombre
  19. La Rosa De Los Vientos (original de Makiza)
  20. Misterio
  21. Creo En Ti
  22. Antipatriarca
  23. Somos Sur

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: A toda máquina

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

Tuvieron que pasar largos meses para recuperar, en parte, la valiosa experiencia de ver música en vivo. Y es que, pese a que la pandemia aún no se acaba ni se controla y los cuidados deben seguir al pie de la letra, las libertades que permiten la realización de eventos –bien organizados– nos ha devuelto la posibilidad de retomar el curso sobre los escenarios. Buena noticia para el público y también para músicos, técnicos y trabajadores de la industria.

Ese es el caso del ciclo Cultura Re-activa, organizado por Santiago Fusión, que en su última fecha se anotó con el lanzamiento de “MMXX” de Cómo Asesinar A Felipes, quienes, puntuales sobre el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, se conectaron entre teclas y cables para interpretar de manera íntegra su último trabajo, no sin antes dar paso a Cinema Tornamesa, el proyecto de DJ Spacio (acompañado de Milton Russell en el contrabajo) que mezcla imágenes de cine clásico, soundtracks, beats y samples, y se encargó de abrir el show.

Cómo Asesinar A Felipes ha sabido sintetizar de buena manera una etapa donde los sintes son clave en su propuesta, y así se preparó a la audiencia, con la fina selección de DJ Spacio y los interludios a cargo de Sebastián Vergara quien, a un costado del escenario y tras cada cierre de telón, dio vida a correctas melodías acompañado de un modular. El show precisó de aquellos interludios, ya que el desafío técnico era mayor.

La banda entró en escena con su nueva configuración cien por ciento electrónica y una buena presentación de “MMXX”, sin embargo, aquel formato –al menos en esta pasada– pareciera no apreciarse bien ni conectar con una audiencia más grande. Así, la idea de intimidad del quinteto, a solas con sus máquinas y artilugios, a ratos se perdía en dinamismo y por las dimensiones del teatro (que estaba a toda capacidad), pero sí se valió de un siempre buen juego de luces y gráficas que fortalecieron la presentación de los siete temas de “MMXX”. El oficio de Koala Contreras en la voz, y la habilidad de todos en este desafío, puede llenar cualquier vacío y sorprender de variadas formas en todos los niveles, especialmente en las irrupciones de “Debes Saberlo” o “Persiste/Cuestiona”, dos de los temas más inquietos del set.

Una vez más, y tras un nuevo cierre del telón, Sebastián Vergara tomó el modular para un nuevo interludio. CAF planteó en escena dos shows totalmente diferentes y completísimos, marcando las dos etapas de la banda, jugando con lo nuevo y lo clásico, e interpretando canciones de casi todos sus discos. El desafío técnico significó desmontar la cuadrada configuración electrónica y montar el formato tradicional, y la sorpresa y entusiasmo del público se hizo notar, quienes –más prendidos que en la primera parte– corearon en su totalidad el repertorio clásico.

Ya instalados para mostrar los hits, Koala dio el vamos con “Pájaros En Contra”, y qué bien se sintieron los primeros compases de la batería de Felipe Salas, que una vez más demostró su increíble destreza y calidad en “La Puerta No Se Abre Sola”, “Nunca Será Lo Mismo” y en todos los cambios de ritmo e intensidad de “Disparan” (Chino Moreno incluido en el sample).

Lamentablemente, la banda no contó en escena con su clásico Rhodes ni Marcos Meza, lo que podría haber sido una interesante sorpresa, sin embargo, las teclas sustituidas hace rato inteligentemente por el saxo de Cristian Gallardo dan claridad y dinámica a los arreglos en vivo, que es donde tiene la libertad de jugar e improvisar, demostrando por qué es un nombre fijo para los vientos. Luego de despedirse tras el grueso del repertorio, el público ansioso por una más coreó hasta el rápido regreso de la banda para terminar con el himno “Nada Más, Nada Menos”, coronando el regreso de CAF a un escenario grande junto a su gente.

Las dos versiones de CAF que se pudieron ver este miércoles en el Teatro Nescafé de las Artes, demuestran la interesante e inquieta evolución de una banda que siempre empujará sus límites, y sobre el escenario son un bloque en extremo cohesionado y que contagia a cualquier audiencia. El desplante mostrado –ahora y siempre– deja en claro que Cómo Asesinar A Felipes es probablemente, y hace rato, uno de los mejores shows para ver en vivo, y lo de anoche probablemente dejó a sus secuaces ansiosos por el próximo crimen.

Setlist

  1. MMXX
  2. Hemos Vuelto del Abismo
  3. Ahora es Cuando
  4. Debes Saberlo
  5. No Hay Cómo Frenarlo
  6. Persiste/Cuestiona
  7. Se Repite
  8. Pájaros en Contra
  9. Operación CAF
  10. La Puerta No Se Abre Sola
  11. Caen
  12. Nunca Será Lo Mismo
  13. III
  14. Disparan (Fill the Skies)
  15. Ha Vuelto a Pasar
  16. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 5 días

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 6 días

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 7 días

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 2 semanas

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 2 semanas

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 2 semanas

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 3 semanas

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 3 semanas

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

I Don’t Live Here Anymore I Don’t Live Here Anymore
DiscosHace 3 semanas

The War On Drugs – “I Don’t Live Here Anymore”

“Nada se pierde / se transforma”, cantaba Drexler, parafraseando la ley de la conservación de la materia de Lavoisier, y...

Zorked Zorked
DiscosHace 4 semanas

Julia Shapiro – “Zorked”

El tarot, la marihuana y la música de Elliott Smith fueron elementos clave para Julia Shapiro mientras trabajaba en “Zorked”,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas