Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Agnostic Front: La familia permanece como en los viejos tiempos

Publicado

en

Los mismos criminales de siempre, una lacrimógena loca, y algunos vecinos del sector del Teatro “No va nadie” (apodo que no hace falta explicar porque ha ganado el Novedades), víctimas de algunos destrozos y una bulla innecesaria. Por supuesto, la incertidumbre se apoderaba de la cara de los presentes. Los primeros minutos corrían luego de una respetable presentación de la banda Conspiración. Conspiración, exactamente fue lo que intentó esa manga de charlatanes, antes que los neoyorquinos de Agnostic Front, pisaran un escenario capitalino por tercera vez.

¡Qué manera de regresar!, con una reivindicación al estilo crossover que los lanzó dentro del medio, y un muy buen recibido “Warriors” bajo el brazo, Stigma, Miret y compañía, ya se hacían en el escenario. Y la conmoción tornaba el ambiente en un infierno. “Cause for a alarm”, y “The eliminator”, daban la estocada inicial frente a un público enérgico y atónito por el desplante de la agrupación.

El hat trick lo metieron, con “Last warning”, “Friend or foe”, y “Victim in pain”; la primera y la última del notable “Cause For Alarm/Victim In Pain” y la segunda del disco siguiente “Liberty and justice for all” del 87. Sumadas en una mezcla entre pasado y presente con “Dead to me”, “Peace”, y “All is not forgotten”, mientras Miret con un español muy correcto, lograba gran cercanía con el público. Y el calor aumentaba.

“Gotta go”, sorprendió, la piedra angular de su regreso hace más de 10 años, fue la perfecta continuación y la reacción del público no se hizo esperar. El altar para Stigma, Miret y compañía; por su regreso; ya estaba erguido frente a ellos. El público no hacía más que cantar enfervorecido. Luego “For my family”, continuó con la línea que estaba llevando el concierto. El público le hizo el trabajo incluso a Miret, que apenas tuvo que esforzarse para cantar el coro. “For my family for my friends for those that we’ve lost I sing”.

Una de las ratas antes mencionadas, que lograron entrar al recinto, volvió entonces a hacer de las suyas. Mientras Agnostic Front interpretaba una fantástica “Crucified”, este individuo irrumpió en medio del público accionando un extintor extraído del mismo teatro. ¿Resultado?, para quiénes estuvimos en el segundo piso, nos nubló la visibilidad hacia el escenario. Es más, algunos de los miembros de la banda manifestaron su incomodidad, sobretodo Roger Miret, quién tomó una toalla para evitar las molestias del altercado. Luego cuando la neblina provocada por el extintor subió, resultó como cortina que impedía tomar fotografías de aquella elevada locación. ¿Por qué lo hizo?, quién sabe… ¿Para qué?, mucho menos lo sé…

Es triste como los mismos fanáticos atentan con el buen oficio de una banda, más la buena realización de un evento. En el caso de la productora, al menos han endurecido el estómago, saben de este tipo de situaciones, y es venerable la manera en que logran sacar adelante shows bastante amenazados.

El set list estuvo para todos. Y los más punketas tuvieron su espacio con “Riot, Riot, Upstart”. Luego con “Police state”, un descontrolado himno punk. Finalmente “Addiction”, primer corte de su más reciente placa “Warriors”, fue la encargada de cerrar la primera patita de la presentación de estos monstruos del crossover punk. Aun cuando fueron solo ¾ de hora, lo del quintento de New York, fue intenso.

La bis no se hizo esperar. “Something gotta give”, y “Believe”, versionada en español reiniciaron los saltos y uno que otro pit. Un eufórico Stigma, toma el micrófono, y concreta una versión de “Power”.

Entonces las repercusiones de los actos de unos cuantos, recaen en la continuidad del show. Roger anuncia al público, que los pacos han pedido acortar el show.

“One Voice”, en todo su esplendor, descontrol total y fin. Un concierto que si bien no logró empañarse aunque si acortado, por los malos hábitos de algunos. Superó con creces las dos presentaciones anteriores de la banda en Chile.

Juan Enrique Chomon

Publicidad
8 Comentarios

8 Comments

  1. GONZOO

    17-Sep-2008 en 1:58 pm

    LAMENTABLE LOS HIJOS DE PERRA QUE SI NO VEN UNA X
    QUIEREN DESTRUIR TODO EL ESFUERZO DE ALGUNOS
    QUE JUNTAMOS PESO A PESO LA ENTRADA
    FUE UN SHOW EXCELENTE COMO LOS HACEN POCO ACÁ
    NO HAY MAS FOTOS ?

  2. Germen

    19-Sep-2008 en 2:11 am

    P q no cubren los conciertos que ha dado El ultimo Ke Zierre , 2 minutos, Los muertos de Cristo, Reincidentes, Flema , ah ?

  3. Andres Urzua

    22-Sep-2008 en 4:32 pm

    Poquito parecido al de rockaxis…. ajaja sacate un copy paste po weon

  4. Juane

    23-Sep-2008 en 7:34 pm

    Puede ser que se parezca pq yo con Pancho Reinoso fuimos al mismo concierto, el mismo día, en el mismo lugar… y sería estúpido que hubieren diferencias en cuanto a lo que pasó… no voy andar inventando para que parezca diferente. De hecho ni siquiera he leído lo que escribió Francisco para Rockaxis…

  5. born_to_f

    28-Sep-2008 en 7:26 pm

    toma…

  6. Gonzalo

    06-Oct-2008 en 2:15 am

    Muy buen analisis.

  7. Hatevierd

    08-Oct-2008 en 9:14 pm

    LE DAN CUALQUIER COLOOOR! SI A LAS FINALES UN BUEN SHOW TIENE QUE ESTAR LLENO DE ENERGIA, MAS ENCIMA NO TAY VIENDO A LA SINFONICA DE SAN FRANCISCO; SINO A UNA BANDA QUE LO MAS PROVABLE QUE EN SU JUVENTUD ALLA GOLPEADO WEONES POR QUE SI.

  8. Miret

    09-May-2010 en 3:48 pm

    Uhhh yo me los perdí la última vez, es una gran banda

    buen review!
    saludos

Responder

En Vivo

Turbonegro: La fiesta bajo tierra

Publicado

en

Turbonegro

¿Cuáles son los factores que determinan el éxito de un show? Esa es una pregunta que siempre es importante plantearse cuando se presentan contextos como el de la noche del viernes en Club Blondie, donde tuvimos en Chile el debut de Turbonegro, una de las bandas más importantes del rock noruego y que se alejó lo suficiente de todos los cánones musicales que imperan en la tierra del black metal para desarrollar una carrera que este año cumple tres décadas de actividad. El cuestionamiento frente a esto pasa estrechamente por la tibia recepción en asistencia que tuvo un show como este, donde finalmente debutaría una agrupación relevante dentro de su estilo y, más aún, con un repertorio que prometía repasar todos los puntos importantes de la discografía de los oriundos de Oslo.

Pese a todo lo anterior, un incondicional grupo que apenas alcanzó a completar el treinta por ciento del recinto esperaba impaciente y preocupado sobre el desenlace del concierto, al punto que muchos temían lo peor debido al panorama. La realidad, en tanto, fue otra, porque desde el momento en que la banda pisó el escenario, todo fue locura y el ambiente de celebración llenó cada rincón del club santiaguino.

Para catalogar a Turbonegro –musicalmente hablando– hay que generar un intermedio entre el punk y el hard rock, algo muy similar a lo que hacen los suecos The Hives (claramente inspirados en ellos) y que utiliza a su favor distintos aspectos visuales para generar ese shock que cautiva a la audiencia. “Estos son como los Village People de Noruega”, decía un asistente al tratar de describir el aspecto de la banda, quienes, amparados en la caracterización de distintos personajes, funcionan casi como una anti-boyband sobre el escenario, donde, pese a no contar con todos sus integrantes originales, solo basta con que alguien más interprete el papel para que todo siga igual.

Abriendo con una trilogía compuesta por “The Age Of Pamparius”, “Part II: Well Hello” y “Part III: Rock N Roll Machine”, la banda se ganó de inmediato el entusiasmo de la audiencia, la que saltó, cantó y coreó cada track con la misma energía que un estadio. El frontman Anthony Madsen-Sylvester, también conocido como The Duke Of Nothing, animaba en cada momento al público para disfrutar lo que recalcaron en varias oportunidades: esta era su primera vez en el continente y querían que fuera inolvidable. “Estamos lejos de casa, tocando en un subterráneo bajo un club de strippers y tiendas de ropa interior. ¡Nacimos para estar acá!”, bromeaba el vocalista en alusión al entorno del recinto, tomando la palabra con un humor bastante irónico en cada intervención con el público. Knut Schreiner y Thomas Seltzer, mejor reconocidos por sus personajes Euroboy y Happy-Tom, respectivamente, también fueron parte fundamental de cómo funcionaba la audiencia dentro del show, aunque sus intervenciones no fueron más que las del frontman, la pieza principal dentro del combo.

Pese a ser un repaso de la historia, los discos “Apocalypse Dudes” de 1998 y “RockNRoll Machine” de 2018 fueron los principales sustentos del repertorio, el que fluyó a la perfección en la mezcla de material antiguo y moderno, así como también unos pequeños covers a “Bohemian Rhapsody” y mucho más elaboradamente a “(You Gotta) Fight For Your Right (To Party!)” de Beastie Boys durante el bis, donde previamente pasaron tracks como “Selfdestructo Bust”, “Prince Of The Rodeo” o la fiestera “I Got Erection”, que puso el sello final en una noche que, dentro de la intimidad que se generó, será recordada como uno de los debuts más sólidos que se tenga memoria en la capital, donde el protagonista de la noche fue solamente el artista principal y su desplante, quedando cualquier otro detalle o factor externo absolutamente opacado.

Incluso con el reducido nivel de público, el debut de Turbonegro cumplió con todas las expectativas, entregando un show completo, con todos los elementos que caracterizan a la banda y con un setlist que dejó contentos a todos los fanáticos. Fueron treinta años de carrera previos a su primera presentación en Santiago y la experiencia adquirida se nota, el conjunto sabe cómo sacar provecho de cada situación en escena, entregando una explosividad comparada con actos mucho más gigantescos como Kiss o Rammstein, donde la música se mezcla con distintos personajes y elementos que van más allá de lo sonoro. Con la misma fuerza de sus inicios, además de caras frescas dentro de la alineación, Turbonegro demostró que todavía queda energía para rato, ojalá que la suficiente para que puedan decir presente nuevamente en la capital.

Setlist

  1. The Age Of Pamparius
  2. Part II: Well Hello
  3. Part III: Rock N Roll Machine
  4. Hurry Up & Die
  5. Back To Dungaree High
  6. Bohemian Rhapsody (original de Queen)
  7. City Of Satan
  8. Blow Me (Like The Wind)
  9. Hot For Nietzsche
  10. All My Friends Are Dead
  11. Are You Ready (For Some Darkness)
  12. Fist City
  13. Wasted Again
  14. Sell Your Body (To The Night)
  15. Denim Demon
  16. Get It On
  17. Selfdestructo Bust
  18. Special Education
  19. Prince Of The Rodeo
  20. (You Gotta) Fight For Your Right (To Party!) (original de Beastie Boys)
  21. I Got Erection

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Terraformer Terraformer
DiscosHace 4 días

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 5 días

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 6 días

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 2 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 2 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 2 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 3 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Guy Walks Into A Bar Guy Walks Into A Bar
DiscosHace 3 semanas

Mini Mansions – “Guy Walks Into A Bar…”

Mini Mansions, la banda formada por Michael Shuman, bajista de Queens Of The Stone Age, Zach Dawes, bajista de The...

Alien Alien
DiscosHace 3 semanas

Northlane – “Alien”

Northlane es una agrupación que se abrió paso inicialmente por un camino influenciado por el metalcore, y decidieron llevar esto...

We Are Not Your Kind We Are Not Your Kind
DiscosHace 4 semanas

Slipknot – “We Are Not Your Kind”

La masividad no es algo ajeno en el panorama actual de los oriundos de Iowa, y mucho menos la controversia...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: