Contáctanos

En Vivo

Aerosmith: Una cuota de clásicos rock & blues

Publicado

en

Megacampaña mediática o no, la venida de Steven Tyler y los suyos, no estuvo para nada exenta de expectación y sorpresa. No hace falta un gran esfuerzo para recordar todos los entredichos de Tyler versus el resto de la banda hace algunos meses, cuando se hablaba de disolución o un vocalista de reemplazo (L. Kravitz). Pero todo aquello quedó atrás. Está demás decir, que lo de Aerosmith, pareció un maquiavélico plan para reavivar la sed del público mundial, por la banda. Al parecer el plan dio resultado. Sudamérica fue la primera parada en esta super gira de los de Boston.

Tras 16 años de larga espera, la fanaticada chilena “aerosmitiana” volvió a maravillarse con los clásicos hits de estos vejetes bluseros americanos. Tres pantallas LED de alta resolución, un centenar juego de luces, un sonido pulcro, definido y a buen volumen, era el comienzo de una noche en que el frío no importó.

Love in an elevator’, que iniciaba esta segunda magnánima presentación, tras un enorme telón que ocultaba el escenario daba el puntapié inicial al concierto que los más de 25 mil seguidores presentes, esperaban. Al caer el telón el público chileno, sencillamente quedó cegado frente a tal magnitud de refulgente batería de iluminación y brillo.

Más de alguno quedó perplejo con el desplante, capacidad vocal, y protagonismo del cual Steven Tyler hace gala a sus 62 años. Bastó notar la excesiva iluminación que recibió en desmedro del resto, inclusive del mismísimo Joe Perry, para darse cuenta quién es el que manda en Aerosmith.

Tyler en un santiamén se adueñó de la pasarela adicionada a tal tremendo escenario entablado para la ocasión, en la Elipse del Parque O’higgins. La banda sin mediar previo aviso, repasó los hits de su época más mediática televisivamente, ‘Falling in love (is hard on the knees)’ y ‘Pink’. El público comenzaba a encender y Tyler, a pesar del frío comenzaba a ponerse cómodo, al dejar de lado su estrambótico abrigo morado, con el cual entrara en un principio.

Entonces, ‘Dream on’, rompió el silencio y la locura se torno en cada uno de los asistentes. Desde la última visita en 1994, es evidente que no son muchos los que se repiten el plato. Pero aún así, cualquiera que haya presenciado esa mítica noche en la Pista Atlética del Estadio Nacional, sentía la misma, o más emoción, al escuchar nuevamente a sus ídolos interpretando tal tremenda canción. Y otros seis clásicos, (‘Rag doll’, ‘Crazy’, ‘Cryin’’, ‘Love in an elevator’, ‘Livin’ on the edge’, ‘Walk this way’ y ‘Dream on’) también incorporados al setlist, aquella vez.

Para la quinta canción de la noche, la audiencia comenzaba a dar luces de calma, aun cuando el infartante comienzo, no permitía respiros. ‘Livin’ on the edge’, fue bien recibida y aclamada por el extasiado público. Luego fue el turno de una correcta ‘Jaded’, para los fanáticos más recientes.

Es notable, aun cuando sea por libreto o no, el gesto de Tyler, con un fanático en silla de ruedas, que presenciaba el concierto, desde un costado del escenario. Al parecer, con anterioridad el mismo Tyler le había preguntado sobre su canción favorita. Pero para cuando comenzó ‘Cryin’’, el melenudo vocalista sesentón, se acercó a este individuo y compartió las voces, casi en su totalidad.

Tras este emotivo episodio, el escenario se vació, y Joey Kramer fue el único que permaneció en su puesto. Acto seguido comenzó un penoso pero esforzado solo de batería, que causó hasta risas en los fanáticos con humor más ácido. Lo notable fue, que tras terminar su demostración, con bastante feeling por lo demás. Soltó entonces las baquetas, y adhiriendo algo de humor, comenzó a percutir su batería con las manos, insinuando pegarle también con la cabeza. Fue un momento distendido y que dio para la primera pausa.

Tras el intermedio, vino una no menos intensa segunda parte. ‘Lord of the thighs’, seguida del single de la película, Armaggedon, ‘I don’t wanna miss a thing’. Estos dos tremendos tracks hacían vibrar a un emocionado público, que recién apenas lograba asimilar la primera parte del concierto.  Luego, ‘Rag doll’, ‘What it takes’ y ‘Sweet emotion’, con efectos y parafernalia incluida, cerraban una primera mitad de una presentación que ya se erguía como inolvidable. Coreada a más no poder, por una audiencia que cayó rápidamente a los pies de Aerosmith.

Fue divertido, aun cuando no resultó del todo sincronizado, el duelo de Perry vs Perry. Por la pantalla central, apareció la versión “guitar hero”, de Joe Perry, en un intento de ridiculizar a su versión de carne y hueso, que no pudo evitar entrar en un combate de aptitudes en la guitarra. Fue al menos, un momento chistoso y sorpresivo.

Un cover de Fleetwood Mac, ‘Stop messing around’, el clásico primer single del album “Rocks” (1976), ‘Last Child’, el cover de Big Joe Williams, ‘Baby, please, don’t go’, y una impeccable ‘Draw the line’. Sonaron a continuación, y afloró todo lo blusero de la banda. Por su lado, Tyler le dejó el protagonismo sobre todo a Joe Perry y a Brad Whitford.

Tras el encore, ‘Walk this way’, y un último coverTrain Kept A-Rollin’’ (Tiny Bradshaw), parecían cerrar casi dos horas de un intenso show, pero el público no parecía estar satisfecho sin antes escuchar ‘Crazy’. Tras el unánime pedido, las plegarias fueron escuchadas. Y con un distendido Steven Tyler, que se tomó el tiempo que quiso para amarrar un pañuelo a su cabeza. El concierto se dio por finalizado, luego que el último acorde del clásico, se ahogara en los aplausos de una agradecida audiencia.

Varias cosas dejó Aerosmith en claro en su paso por tierras nacionales. Poseen uno de los mejores frontman que una banda puede tener, son una banda vigente a pesar de sus 40 años de trayectoria, y su audiencia es tan transversal, como la de The Rolling Stones, o The Beatles.

Tyler a pesar de su edad, de un evidente pero no abultado aumento de peso. Es tanto y más versátil que en sus años mozos. Posee buen humor, una gran capacidad vocal, se acompaña muy bien de la harmónica y domina el escenario como el “living” de su casa.

Nada que decir, fue una noche inolvidable para todos aquellos que asistieron. A pesar que algunos hayan extrañado canciones como ‘Janie’s got a gun’, ‘Hole in my soul’, u otros más clásicos, temas como ‘Amazing’, ‘Back in the saddle’. La verdad es que nada de eso importa, Aerosmith una vez más demostró su poderío y sobre todo que no hacen falta solo un puñado de buenas canciones, sino una vida de rock & blues.

[nggallery id=26]

Fotos por Alvaro Pruneda

Publicidad
8 Comentarios

8 Comments

  1. Qero

    29-May-2010 en 1:42 pm

    Increíble banda !! tuve la suerte de ir y el concierto estuvo espectacular.. coincido con que tienen uno de los mejores frontman que he visto en mi vida …. Junto con Bono y Chris Cornell

    Saludos!

  2. Andrés

    29-May-2010 en 1:54 pm

    Increible show. No pude asisitr sl del 94, pero con este quedé más que satisfecho. Stever Tyler es un verdadero monstruo a la cabeza, su carisma y calidad vocal me dejaron absolutamente asombrado y el resto de la banda son realmente impecables. Me saco el sombrero por esta banda, que sin pirotecnia ni gran parafernalia en escena, brindaron uno de los conciertos más sólidos que he presencviado en mi vida. Grande Aerosmith, si vienen de nuevo, ahí estaré sin lugar a dudas.

  3. jennifer

    29-May-2010 en 2:13 pm

    Muy bien escrito, felicitaciones!!
    yo tambien tuve la suerte de ir al concierto y concuerdo totalmente con tus palabras sobre todo lo del final..
    me faltaron mas canciones (clasicos) pero estuvo genial de todas maneras..
    Saludos

  4. domynatrix

    29-May-2010 en 8:55 pm

    aerosmithiana??? AEROSMITHERA y la boca te queda ahí mismo XD
    como todos dicen el show fué simplemente AMAZING… claro q faltaron temas.. pero ni con 4 horas de show hubiesemos quedado conformes.. el público fué super frio.. tal vez mucha gente q sólo iban a escuchar crazy y I don’t wanna blablabla pero ellos tb tienen derecho a ir, y para su suerte se las tocaron… a mi me faltó the other side, mama kin, toys in the attic, amazing y varias más… pero pta q estoy satisfecha… es mi 2da vez frente a ^A^ los vi hace 3 años en argentina.. y este show fue muchísimo mejor… insuperable!

  5. flo

    30-May-2010 en 3:41 pm

    Muuuuy buen concierto!!!!!!!!

  6. juane

    31-May-2010 en 12:23 am

    aerosmitiana, aerosmitera, etc… es sólo un detalle, al fin y al cabo ninguna de esas palabras existe,y tampoco existe alguna entidad oficial que defienda un concepto llamado tal cual para definir todo lo que respecta a Aerosmith

  7. axl

    31-May-2010 en 5:52 pm

    Ni un brillo….banda fulera…….

    caldo….

  8. Juane

    01-Jun-2010 en 10:30 am

    Ni por si acaso comparemos a Axl Rose, con Steven Tyler, son ejemplos contrarios del paso del tiempo…
    Axl, totalmente desvirtuado, guatón y sin esa voz de antaño. En cambio Tyler, igual y mejor, en ciertos aspectos q hace 40, 30, 20 y 10 años atrás…

Responder

En Vivo

Venom: De regreso al infierno

Publicado

en

Venom

En una jornada donde el metal más pesado se tomó la capital, los ingleses de Venom retornaron al país a ocho años de su debut en vivo por estas tierras –omitiendo el show de Venom Inc. el año 2015, que técnicamente no cuenta, al tratarse de otra versión del grupo–. Cronos y compañía volvieron para seguir presentando su más reciente LP, “From The Very Depths” (2015), en un espectáculo que cumplió con lo justo para dejar satisfechos a los miles de fanáticos que se hicieron presentes en el Teatro Teletón. Pero Venom no llegó solo, y antes de su arribo al proscenio, dos bandas sudamericanas tuvieron la misión de avivar las llamas en el recinto de la calle Mario Kreutzberger.

Los primeros en salir al escenario fueron los chilenos de Dekapited. Los capitalinos dieron rienda a los primeros mosh pits que se desataron en la “cancha” del teatro. Amparados en la fórmula más clásica del thrash ochentero, los nacionales lograron animar al público, a pesar de adolecer de un sonido demasiado saturado que, en ocasiones, sólo era una gran masa estridente. “Condenado A Muerte” fue el grito final del cuarteto, que se despidió de la fanaticada entre aplausos.

Siguieron en el cartel las brasileñas de Nervosa, power trio que en sus siete años de carrera ha lanzado dos discos, y que ha sabido combinar en su música el sonido del thrash clásico y el moderno. Pero, a pesar de que el show de Nervosa se estaba desarrollando de manera impecable, con canciones como “Intolerance Means War” y “Victim Of Yourself“, su actuación debió ser cortada de forma abrupta por temas de horario.

Dekapited realizó su show completo y Nervosa partió más tarde de lo establecido, por lo que no pudo presentar los últimos quince minutos de su repertorio para cumplir con el horario de salida de Venom. La molestia de la banda fue evidente, y también la del público, que pifió y coreó el nombre de Nervosa pidiendo una canción más, pero los técnicos ya estaban sobre el escenario preparando todo para el plato de fondo. Sin saber finalmente quiénes fueron los responsables del asunto, de todas formas se sintió como una falta de respeto hacia las brasileñas, con el público que fue para disfrutarlas a ellas exclusivamente y a todos aquellos que se encontraron por primera vez con su música y estaban disfrutando de un gran espectáculo. Esperamos que puedan volver a Chile para realizar su presentación completa, porque lo de Nervosa es un show que vale la pena disfrutar en plenitud.

Pasado el mal rato, Venom salió puntual a devorarse al Teatro Teletón. Haciendo gala de un sonido sólido, Cronos y sus músicos hicieron de las suyas durante las quince canciones que presentaron en este nuevo paso por Santiago, tres menos de las que posee el setlist de rutina de esta gira, pero aquí no sabemos si lo acortaron por temas de tiempo o porque simplemente quisieron brindar un concierto más breve. Como sea, el trío terminó de alzar las llamas del infierno de la mano de “Long Haired Punks” y “The Death Of Rock ‘N’ Roll”, sumergiendo al teatro en las profundidades del averno. El público se mantuvo entusiasta durante toda la velada y canciones como “Grinding Teeth” y “Buried Alive” fueron grandes hitos dentro de la jornada, donde Venom sacó todas sus credenciales de “clásicos del metal”. A pesar de que su carrera nunca logró alcanzar los estándares de grandes del estilo, Venom es una banda de culto y merece su puesto en los anales del metal.

La triada compuesta por “Pandemonium”, “The Evil One” y “Hammerhead” llegó como una especie de medley, donde no hubo espacio para descansos ni pausas. Para rematar siguió “Welcome To Hell”, corte extraído del debut discográfico homónimo del trío que fue lanzado el año 1981, cuando muchos de los que estábamos presentes en el teatro todavía no nacíamos. En tierra derecha al final del recital, destacaron la demoledora “Warhead” y la coreada “Countess Bathory”.

Rise” dio paso a la obligada salida falsa, cuya pausa ni se notó cuando Cronos regresó a escena para dar inicio a la canción más solicitada por la muchedumbre de metaleros: “Black Metal”. Luego de la batahola, “Witching Hour” finalizó nuestro paso por el infierno, que, en su hora casi exacta, nos entregó lo mejor de una banda que sigue dando lo suyo, a pesar de las casi cuatro décadas que llevan sobre la carretera.

Imposible dejar de lado el mal sabor que nos dejó la interrupción del show de Nervosa, pero si hablamos de la actuación principal de la noche, incluso si tocaron una versión acortada del set original, Venom cumplió. Prometiendo volver pronto a nuestro país, Cronos y sus colegas dejaron conformes a sus fanáticos, en una noche donde nos trajeron de vuelta al mismísimo infierno.

Setlist

  1. Long Haired Punks
  2. The Death Of Rock ‘N’ Roll
  3. Bloodlust
  4. Pedal To The Metal
  5. Grinding Teeth
  6. Buried Alive
  7. Pandemonium
  8. The Evil One
  9. Hammerhead
  10. Welcome To Hell
  11. Countess Bathory
  12. Warhead
  13. Rise
  14. Black Metal
  15. Witching Hour

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 5 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 4 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: