Conéctate a nuestras redes

Discos

Zun Zun Egui – Shackles’ Gift

Publicado

en

Formados en Bristol el año 2008 por el cantante y compositor Kushal Gaya (originario de la Isla de Mauricio, África) y la tecladista japonesa Yoshino Shigihara, la existencia de una banda como Zun Zun Egui resulta tan interesante como la propia concepción de “Shackles’ Gift”, su segundo trabajo discográfico. Y es que el proyecto, completado a día de hoy por tres músicos de la escena local, escarba entre un abanico enorme de recursos y estilos musicales para establecer su sello. Su nombre, tan extraño como anecdótico, nace a partir de una confusión de Shigihara: en una gira por el País Vasco, la oriental advierte en un letrero la frase “Zun Zun Egui” –en lengua euskera esto significa “grupo de árboles”–, que, al pronunciarse, suena igual en idioma nipón para la traducción de “Ir hacia adelante rápido, y de forma extraña”, algo que probablemente querían llevar a la práctica como banda.

En relación a toda la historia que hay detrás de “Shackles’ Gift”, un LP que fija sus intenciones sobre cuestiones sociales, laborales y culturales, el exótico universo de la banda se aferra con total propiedad y naturalmente al concepto de world music, al trasladarse a la Isla de Mauricio para poder empaparse de todo el misceláneo espectro de sonidos que pueden encontrarse en mayores ZUN ZUN EGUI 01proporciones sobre los recodos más lejanos del planeta. En el país natal del frontman, que se encuentra a casi mil kilómetros de la costa oriental de Madagascar, al sur de la India, en territorio oceánico índico, y que recién obtiene su independencia del Reino Unido en 1968, se hablan 12 idiomas autóctonos, uno de los cuales queda registrado en el prólogo del corte inaugural de la placa, “Rigid Man”, la primera muestra de la experimentación y paroxismo que tendrá el disco en todo su alcance.

Aparece tempranamente el primer single del álbum con “African Tree”, que arranca desde el math rock de Battles para aproximar, por medio de bases funk, el cierre de un tema que termina justo como empezó: con total efervescencia. Percusión y sintetizadores abren para “Ruby”, quizás la canción más oscura de la placa, donde el mayor número de cadencias industriales se amarran para establecer una marcha llena de solemnidad, una nebulosa declaración de amor para Ruby, que al mismo tiempo recuerda al Depeche Mode primigenio. Los sonidos más pesados surgen con la stonera “I Want You To Know”, que a través de la psicodelia inherente a su condición, levanta un caótico desenlace de guitarras cargadas al overdrive.

En este punto, poco menos de la mitad del trabajo ofrecido por los de Bristol, ya se infiere que, dados todos los matices sonoros expuestos, con las reproducciones venideras se podrán ir desprendiendo nuevas lecturas de cada track. Asimismo, la impecable ejecución vocal de Gaya se desarrolla con todo su potencial en “Soul Scratch”, precisamente un grito que parece nacer desde el alma y que va circulando por elementos propios del estilo que tuviera en James Brown a su pionero. Por otra parte, en sus 2:57 de duración, “Tickle The Line” cursa su arrollador paso para hacer espacio al último y más comprometido acto del álbum.

ZUN ZUN EGUI 02“The Sweetest Part Of Life” aproxima el carnaval melódico del continente negro, el que se mueve bajo el loop textual de la palabra freedom (libertad). Con “Late Bloomer” llegamos al que seguramente es el punto álgido del disco; una fabulosa canción que esparce en la conexión con el afrobeat toda la herencia que dejara el legendario Fela Kuti en la África más visceral, aquella que ve en los tíos Tom a muchos de sus principales enemigos. Por medio de la poderosa entonación de Gaya, basada en el cariz del inglés mauriciano, se puede emular la experiencia de las danzas tribales, fijadas en una canción que se sostiene por instantes en el formato pregunta/respuesta, ese que tanto utilizó Kuti en sus trabajos, y que tuviera su versión en el occidente representada en estilos como el góspel.

Para terminar, y acercando posturas con su primer disco, “Katang” (2011), a través del noise y post rock, el grupo británico ubica a “City Thunder” en el lugar más violento en términos vocales para abordar uno de los tópicos del disco: la contradicción entre la vida del campo y la ciudad (“A veces me preocupa dejar mi país / A veces me preocupa que no volveré jamás”). Tanto en este tema como en “Ruby” se ocupan recursos auditivos que plantean el esfuerzo duplicado del trabajo fuera de la zona urbana, o sencillamente la identidad de un lugar determinado, sean aquí los coloridos pueblos de Mauricio, o en Chile algún sector rural del interior, como Christian Hirth y Enrique Siqués, con su dúo Code, dejaran plasmado en el gran documental “A Tempo Real” (2009).

Zun Zun Egui es una banda que, perteneciendo al listado de proyectos musicales nacidos en suelos ingleses, formándose con gente de distinta nacionalidad y tomando prestados los sonidos de cuanto rincón existe, finalmente es omnipresente; este “grupo de árboles” es de aquí, de allá, y de cualquier parte.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

José González – Local Valley

Publicado

en

Local Valley

Los intercambios musicales entre distintas culturas siempre son bienvenidos, aunque hayan sido derivados de circunstancias aciagas, como tener que huir de la tristemente célebre cadena de dictaduras sudamericanas en los años setenta. Bien lo sabe José González, nacido en Suecia dos años después del exilio de sus padres argentinos, llevándose ellos consigo la trova latinoamericana y la música popular brasileña a los verdes parajes escandinavos. Si bien, para muchos es conocido por el celebrado cover a “Heartbeat” de los coterráneos The Knife, tampoco está mal como punto de partida para encontrarse con una discografía que, aunque espaciada, no pierde su sello a estas alturas inconfundible, haciendo de la guitarra acústica con cuerdas de nylon y el fingerpicking su marca indeleble. Seis años tuvieron que pasar para volver a tener noticias en larga duración desde su “Vestiges & Claws” (2015), este 2021 con “Local Valley”.

Muchas cosas han ocurrido durante estos seis años, pero la fórmula envolvente del sonido de González sigue ahí, aunque con algunos cambios estructurales: prácticamente no hay percusiones orgánicas; de hecho, en canciones como “Lilla G” y “Swing” prueba montar sus arreglos sobre bases electrónicas con un resultado similar a los experimentos electrónico-orgánicos de Arthur Russell, sólo que intercambiando cello por guitarra. Sin ser un álbum conceptual, el título del mismo –traducido al español en una de sus canciones– tiene un marcado cariz reflexivo, con preguntas existenciales y compromiso con la humanidad y el planeta sin caer en agotes new age ni universalismos. De hecho, “Local Valley” podría perfectamente hacer referencia a la Tierra como un único “valle local”, donde se supone que todos deberíamos llevarnos bien, pero no es así.

Este álbum, además, es el primero en el que González canta en los tres idiomas que domina: inglés, español (como prueba, uno de sus singles llamado “El Invento”) y sueco, en este último sin perder la costumbre de revisitar compatriotas y hacer una bella y simple rendición de “En Stund På Jorden” de la sueca de ascendencia iraní Laleh. También se hace un homenaje a sí mismo revisitando de forma intimista “Line Of Fire” de su banda Junip, resultando con este vuelco una especie de “While My Guitar Gently Weeps” de The Beatles, completamente despojada de decorativos y entregada a ese adorable y clásico juego de acordes descendentes. En otro frente circulan “Visions” y “Lasso In” con sus clásicos rasguidos y arpegios volátiles y, en otro distinto, van “Tjomme” y “Head On”, mucho más vitales y percutivas.

Mucho se ha hablado en la historia musical de González de las similitudes con Nick Drake, y en realidad no ha hecho muchos intentos de ocultarlo tampoco. Conocido es su cover de “Cello Song” junto al dúo de folktronica germano-estadounidense The Books, pero en “Horizons” se hace muy patente, casi obvio. Su música no habita en grandes festivales, sino que habita en lugares pequeños, muy acorde a la vuelta a los conciertos post-pandemia; sesiones íntimas, alejadas de lo maquinal y cercanas a la fragilidad de las arquitecturas sonoras que rehúyen de los murallones de efectos y capas interminables de pistas (aunque no reniega de la duplicidad de pistas vocales para reforzar el punto), y entregándole un efecto hipnótico y repetitivo que juega al esconder cada nota y hacerla aparecer en un lugar distinto de la canción.

“Local Valley” es, sin lugar a duda, su apuesta más arriesgada dentro de los márgenes y limitaciones que la propuesta autoimpone, conciliando su impronta eminentemente acústica con toques de electrónica sutil y uno que otro colchón sintético que en “Visions” asoma tímidamente. Y la naturaleza de las apuestas reside en ganar o perder y acá José González gana lo suficiente para invertir en un futuro promisorio, donde los elementos que más adelante quiera agregar simplemente no deben restar, sino sumar. Aunque entre tanto número muchas veces nos olvidemos de lo esencial y lo humano, eso que en este álbum rebosa.


Local ValleyArtista: José González

Disco: Local Valley

Duración: 41:55

Año: 2021

Sello: City Slang / Mute


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Local Valley Local Valley
DiscosHace 2 días

José González – Local Valley

Los intercambios musicales entre distintas culturas siempre son bienvenidos, aunque hayan sido derivados de circunstancias aciagas, como tener que huir...

Superstate Superstate
DiscosHace 3 días

Graham Coxon – Superstate

Lo de Graham Coxon es un ejemplo de aquellos artistas que, siendo parte de una banda de éxito masivo y...

Pilgrimage Of The Soul Pilgrimage Of The Soul
DiscosHace 1 semana

MONO – “Pilgrimage Of The Soul”

En su último trabajo, MONO apuesta por subir el volumen. Los ocho tracks que contiene “Pilgrimage Of The Soul” proponen...

A Beginner’s Mind A Beginner’s Mind
DiscosHace 1 semana

Sufjan Stevens & Angelo De Augustine – “A Beginner’s Mind”

Durante la última década, Sufjan Stevens ha musicalizado la visión apocalíptica del futuro con complejas composiciones sobre la desesperanza y...

HEY WHAT HEY WHAT
DiscosHace 2 semanas

Low – “HEY WHAT”

Pese a ser uno de los nombres insignes de ese ambiguo subgénero denominado slowcore, la banda Low jamás ha aceptado...

Senjutsu Senjutsu
DiscosHace 2 semanas

Iron Maiden – “Senjutsu”

Iron Maiden en su mejor forma. No hay otra manera de describir el trabajo que La Doncella logra con su...

Sometimes I Might Be Introvert Sometimes I Might Be Introvert
DiscosHace 3 semanas

Little Simz – “Sometimes I Might Be Introvert”

¿Cómo puede una voz introvertida alzarse ante las injusticias del mundo? ¿Cuáles son las herramientas de una persona tímida para...

GLOW ON GLOW ON
DiscosHace 3 semanas

Turnstile – “GLOW ON”

Es un hecho que no se puede reinventar la rueda, a nadie debería sorprenderle, pero tal vez sí se pueden...

Cool Cool
DiscosHace 4 semanas

Colleen Green – “Cool”

Una caja de ritmos y una guitarra fueron suficientes para que Colleen Green llamara la atención en 2013 con “Sock...

Donda Donda
DiscosHace 4 semanas

Kanye West – “Donda”

Donda West, la madre de Kanye, falleció en 2007 por complicaciones en una serie de cirugías plásticas. Hacia 2019, West...

Publicidad
Publicidad

Más vistas