Conéctate a nuestras redes

Discos

Zun Zun Egui – Shackles’ Gift

Publicado

en

Formados en Bristol el año 2008 por el cantante y compositor Kushal Gaya (originario de la Isla de Mauricio, África) y la tecladista japonesa Yoshino Shigihara, la existencia de una banda como Zun Zun Egui resulta tan interesante como la propia concepción de “Shackles’ Gift”, su segundo trabajo discográfico. Y es que el proyecto, completado a día de hoy por tres músicos de la escena local, escarba entre un abanico enorme de recursos y estilos musicales para establecer su sello. Su nombre, tan extraño como anecdótico, nace a partir de una confusión de Shigihara: en una gira por el País Vasco, la oriental advierte en un letrero la frase “Zun Zun Egui” –en lengua euskera esto significa “grupo de árboles”–, que, al pronunciarse, suena igual en idioma nipón para la traducción de “Ir hacia adelante rápido, y de forma extraña”, algo que probablemente querían llevar a la práctica como banda.

En relación a toda la historia que hay detrás de “Shackles’ Gift”, un LP que fija sus intenciones sobre cuestiones sociales, laborales y culturales, el exótico universo de la banda se aferra con total propiedad y naturalmente al concepto de world music, al trasladarse a la Isla de Mauricio para poder empaparse de todo el misceláneo espectro de sonidos que pueden encontrarse en mayores ZUN ZUN EGUI 01proporciones sobre los recodos más lejanos del planeta. En el país natal del frontman, que se encuentra a casi mil kilómetros de la costa oriental de Madagascar, al sur de la India, en territorio oceánico índico, y que recién obtiene su independencia del Reino Unido en 1968, se hablan 12 idiomas autóctonos, uno de los cuales queda registrado en el prólogo del corte inaugural de la placa, “Rigid Man”, la primera muestra de la experimentación y paroxismo que tendrá el disco en todo su alcance.

Aparece tempranamente el primer single del álbum con “African Tree”, que arranca desde el math rock de Battles para aproximar, por medio de bases funk, el cierre de un tema que termina justo como empezó: con total efervescencia. Percusión y sintetizadores abren para “Ruby”, quizás la canción más oscura de la placa, donde el mayor número de cadencias industriales se amarran para establecer una marcha llena de solemnidad, una nebulosa declaración de amor para Ruby, que al mismo tiempo recuerda al Depeche Mode primigenio. Los sonidos más pesados surgen con la stonera “I Want You To Know”, que a través de la psicodelia inherente a su condición, levanta un caótico desenlace de guitarras cargadas al overdrive.

En este punto, poco menos de la mitad del trabajo ofrecido por los de Bristol, ya se infiere que, dados todos los matices sonoros expuestos, con las reproducciones venideras se podrán ir desprendiendo nuevas lecturas de cada track. Asimismo, la impecable ejecución vocal de Gaya se desarrolla con todo su potencial en “Soul Scratch”, precisamente un grito que parece nacer desde el alma y que va circulando por elementos propios del estilo que tuviera en James Brown a su pionero. Por otra parte, en sus 2:57 de duración, “Tickle The Line” cursa su arrollador paso para hacer espacio al último y más comprometido acto del álbum.

ZUN ZUN EGUI 02“The Sweetest Part Of Life” aproxima el carnaval melódico del continente negro, el que se mueve bajo el loop textual de la palabra freedom (libertad). Con “Late Bloomer” llegamos al que seguramente es el punto álgido del disco; una fabulosa canción que esparce en la conexión con el afrobeat toda la herencia que dejara el legendario Fela Kuti en la África más visceral, aquella que ve en los tíos Tom a muchos de sus principales enemigos. Por medio de la poderosa entonación de Gaya, basada en el cariz del inglés mauriciano, se puede emular la experiencia de las danzas tribales, fijadas en una canción que se sostiene por instantes en el formato pregunta/respuesta, ese que tanto utilizó Kuti en sus trabajos, y que tuviera su versión en el occidente representada en estilos como el góspel.

Para terminar, y acercando posturas con su primer disco, “Katang” (2011), a través del noise y post rock, el grupo británico ubica a “City Thunder” en el lugar más violento en términos vocales para abordar uno de los tópicos del disco: la contradicción entre la vida del campo y la ciudad (“A veces me preocupa dejar mi país / A veces me preocupa que no volveré jamás”). Tanto en este tema como en “Ruby” se ocupan recursos auditivos que plantean el esfuerzo duplicado del trabajo fuera de la zona urbana, o sencillamente la identidad de un lugar determinado, sean aquí los coloridos pueblos de Mauricio, o en Chile algún sector rural del interior, como Christian Hirth y Enrique Siqués, con su dúo Code, dejaran plasmado en el gran documental “A Tempo Real” (2009).

Zun Zun Egui es una banda que, perteneciendo al listado de proyectos musicales nacidos en suelos ingleses, formándose con gente de distinta nacionalidad y tomando prestados los sonidos de cuanto rincón existe, finalmente es omnipresente; este “grupo de árboles” es de aquí, de allá, y de cualquier parte.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Weather Station – “Ignorance”

Publicado

en

Ignorance

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el radar hasta ahora. Y es que, a pesar de una carrera de más de 10 años, “Ignorance” promete ser la placa que la finalmente logre posicionarla como una de las figuras esenciales de la nueva ola del art pop. Anteriormente, el proyecto de Tamara Lindeman se centraba en darle espacio a las letras más que a la melodía y su voz, debido a que su pluma ha sido el gran punto fuerte a lo largo de su discografía. Sin embargo, en “Ignorance” una banda completa la ayuda a llegar a nuevos niveles para crear las perfectas atmósferas.

Desde las dramáticas cuerdas de “Robber”, el tema de entrada, se puede ver la influencia del resurgimiento pop baroco en su nueva placa. Pero sus composiciones hacen que este dramatismo no sea sólo algo estético, sino que parte de todo un relato que es posible de imaginar gracias a sus letras. “Nunca creíste en el ladrón, creíste que un ladrón debía odiarte para robarte, pero el ladrón no te odia”. Lindeman hace una clara alusión al imaginario capitalista, pero utilizando los elementos del género para una narración gótica. Poderosos violines, sintetizadores, percusión y hasta cuerdas eléctricas son algunos de los elementos que se introducen con esta nueva banda. Sin embargo, la artista jamás pierde su calma ni se deja remecer por la potencia del instrumental. Esta es la perfecta representación de la temática principal del disco, un testigo impotente ante las catástrofes que percibe del mundo.

En “Atlantic”, la poderosa melodía representa el peso de la crisis climática ante manos que no mucho pueden hacer. Su voz se muestra resignada, pero la ansiedad está presente en la rítmica percusión. Además, los detalles de flautas a lo largo del tema le agregan un sentido de aventura ante la calamidad, en una mirada fantasiosa del temor al fin del mundo. Si bien, su voz podría parecer monótona frente a temas tan preocupantes, logra precisamente retratar un cansancio generacional. Y es que, de muchas maneras, “Ignorance” es un álbum de desamor frente al mismo planeta en el que se vive, donde se lucha para encontrar razones por la que seguir amándolo. Así, el disco batalla entre oscuros momentos, aunque con pequeños destellos de luz. Tal como en “Loss”, donde se lamenta la pérdida, pero también se reconoce la necesidad de enfrentarla, en una de las melodías más brillantes de la placa.

En temas como “Parking Lot” se aprecian aquellos momentos que alejan de la negativa mirada humana: “Vi a un pájaro volando y aterrizando en el tejado. Después regresó al cielo, desapareciendo de la vista”. La simpleza de estos momentos la distrae por un segundo de su negatividad en una de las melodías más dulces, donde su búsqueda por momentos de paz se representa entre el juego de cuerdas y batería. La balada a piano “Trust” representa la perspectiva de Lindeman como cantautora; una clara habilidad de crear atmósferas íntimas y atrapantes, pero que también logra transportar con el dramatismo de sus melodías. Asimismo, refleja sus cuestionamientos ante lo volátil de la sociedad y su predisposición al caos. Poco a poco, la melodía se va construyendo con más y más capas detalladas que se presentan mientras relata su historia. El corte final, “Subdivisions”, es quizás una de sus composiciones más clásicas, donde la melodía sería difícil de ser despreciada. De esta forma, su mensaje puede llegar masivamente sin perder su identidad como relatora. Sin despedidas sutiles cierra el disco en un punto alto, en una canción que no hace más que crecer y crecer, con uno de los coros más impecables de toda la placa.

Sería sencillo descartar “Ignorance” como un disco negativo del presente del mundo, sin embargo, el trabajo de The Weather Station está lejos de ser sólo una crítica fría. Existe una clara sensibilidad y un sentido de búsqueda que no deja de avanzar, y cada composición amenaza con volverse estacionaria, pero la adición de su banda la lleva a nuevos lugares de aventura que antes no había logrado alcanzar. Si bien, observa al mundo, jamás lo hace desde un punto estacionario. Tamara Lindeman continúa emprendiendo el viaje para poder entender más sobre el entorno que le deprime, pero que también le emociona.


Artista: The Weather Station

Disco: Ignorance

Duración: 40:42

Año: 2021

Sello: Fat Possum


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ignorance Ignorance
DiscosHace 6 días

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 6 días

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 3 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Bob's Son Bob's Son
DiscosHace 4 semanas

R.A.P. Ferreira – “Bob’s Son: R.A.P. Ferreira In The Garden Level Cafe Of The Scallops Hotel”

Cuando Rory Allen Phillip Ferreira abandonó Milo, su antiguo nombre artístico, para adoptar la identidad de R.A.P. Ferreira, también coincidió...

Publicidad
Publicidad

Más vistas