Conéctate a nuestras redes

Discos

Zeal And Ardor – “Devil Is Fine”

Publicado

en

Que un proyecto musical se defina a sí mismo como una propuesta que busca encontrar nuevas maneras de combinar los ingredientes ya conocidos, teniendo como fin último la coherencia temática y no la musical, funciona como invitación y simultáneamente como advertencia. Una advertencia a los puristas de los estilos, que con seguridad preferirán permanecer en su cálida zona de confort antes de aventurarse en estas impredecibles aguas, y una invitación a todos aquellos que en lo musical están esperando que algo rompa el statu quo y que, en tiempos donde todo parece dicho, alguien demuestre que aún quedan cosas por decir. Sin duda, Manuel Gagneux (el hombre detrás del proyecto Zeal And Ardor) está en el grupo de los que buscan sacudir las cosas.

zeal-and-ardor-01Hace un par de años, con el debut homónimo de Zeal And Ardor, el músico dejó en evidencia que uno de sus móviles pasa justamente por la fusión de estilos, mostrando ya algunas de las claves sonoras que termina desarrollando con mayor coherencia hoy en “Devil Is Fine”. Es difícil inclinar la balanza y decir si lo de este disco se trata de un trabajo de black metal o de spirituals afroamericanos, dado que finalmente, a pesar de que la combinación suena improbable, logra fluir perfectamente natural, demostrándonos que los caminos que unen ambos universos siempre han estado ahí. Sin embargo, es tan sólo gracias al talento de este artista que la conexión se nos revela clara y evidente. El inicio del álbum, con el track que da nombre al registro, marca quizás el único momento en que en realidad un estilo predomina abiertamente sobre el otro, en un corte correcto y sencillo, que a través de una sentida base vocal, acompañada de piano y cadenas a modo de percusión, nos traslada a los tiempos de la esclavitud.

En lo que sigue, se instalan de forma progresiva distintos ánimos y estilos musicales, ocupando un lugar protagónico aquellos cortes que combinan la guitarra con trémolo, la batería con doble bombo y la base vocal propia del black metal con ritmos de espíritu gospel. En esta línea sobresalen “In Ashes”, “Come On Down” y “Blood In The River”. La segunda de ellas posiblemente la más inmediata del álbum, crece gradualmente en intensidad para explotar vocalmente a los 40 segundos de iniciada y volver a la calma por breves intervalos de tiempo que alcanzan con lo justo para recuperar el aliento y seguir con la energía al tope, un acierto por donde se le mire. “Blood In The River”, por otro lado, es otro de los gigantes de este álbum, más oscura que la anterior, con sonidos de cadenas vuelve a rememorar el dolor de la esclavitud y se anota en lo lírico posiblemente el mejor momento del álbum.

zeal-and-ardor-02Sin embargo, fiel a esa suerte de declaración de principios que define el proyecto, Gagneux no se conforma con lo anterior y agrega un nuevo componente a la ecuación, como para recordarnos que si hay algo que este trabajo no pretende, es sentarse cómodo a esperar elogios. Se trata de la provocadora trilogía instrumental “Sacrilegium”, que mezcla elementos de drum and bass, vocales anclados en la música de medio oriente, sintetizadores y algo parecido a una canción de cuna, instalándose de manera intercalada a lo largo del registro para constituirse finalmente como una suerte de pausas o intermedios, que al mismo tiempo logran brillar con luz propia, permitiendo así resaltar la base musical que define el álbum.

Intentar identificar los hitos que marcarán la historia de la música al mismo tiempo que somos parte de esta, es un ejercicio engañador. Siempre va a ser más sencillo mirar hacia atrás en vez de hacerlo hacia delante, ya que esto último exige una destreza claramente más difícil de adquirir. Sin embargo, si algo hemos aprendido con la historia de la música, es que sólo a través de romper los moldes es que se logra avanzar. Lo de Zeal And Ardor justamente apunta en ese sentido y sin duda se anota uno de los momentos más innovadores del último tiempo, pero no se queda sólo en la anécdota, sino que se mueve con propiedad por las aguas que ha decidido recorrer, comenzando a escribir una página que hasta aquí había sido dejada en blanco. No faltaran los que digan que se trata de un pastiche mal logrado, con seguridad se tratará de los mismos que en su momento miraron con desprecio el “Raw Power” (1973) de The Stooges o el “Surfer Rosa” (1988) de The Pixies.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Publicado

en

A Dawn To Fear

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo impredecible está la belleza de la vida. Hay que dejarse sorprender por esta con todo lo que conlleve, tal como este viaje dirigido por Cult Of Luna, una agrupación que no se casa con la accesibilidad dentro de la propuesta en su extenso nuevo episodio, donde sólo las expectativas y comparaciones pueden obstaculizar el verse inmerso en “A Dawn To Fear”.

Encumbrados en lo alto por la valoración de su excelente colaboración con la cantante estadounidense Julie Christmas, llamada “Mariner” (2016), retornan con un sentido registro que abre con “The Silent Man”, canción que posee una abrasiva carga de sludge y se mantiene galopante en su extensión. Nada puede ser asegurado y lo predecible es relegado por las sutiles capas que ejecutan para ensamblar una pieza épica y versátil. Lo grandilocuente de las secciones no opacan la voz de Kristian Karlsson, exaltando su salvaje registro como parte del clima de “Lay Your Head To Rest”, la cual sufre novedosas variaciones sin abandonar su propio sello dentro de la constante sonoridad que sorprende, y puede decantar a las hipnóticas melodías de “Nightwalkers”, una retumbante composición poseedora de bellos matices que juegan con la intensidad a su antojo.

Para redondear sus ideas, el tiempo deja de ser un punto a considerar, ya que para los oriundos de Suecia esto sólo sería una limitación para desplegar su obra. “Lights On The Hill” posee su propio universo dentro del entramado; su extensión se encuentra libre de agobio, donde los valles son cálidos y lo prominente potencia cada pasaje en un cuidado equilibrio que, sin barreras, conecta con la melancólica “We Feel The End”, ejecutada con voces limpias y delicados arreglos, que contienen el desarrollo de este particular y exquisito trabajo, expandiendo aún más la atmósfera mostrada por Cult Of Luna.

La claridad que percibida se relaciona con la ausencia de la posible e inevitable comparativa, en un intento bajo presión por superarse a sí mismos, evitando una competencia que pondría un objetivo que puede nublar la creación de algo fresco dentro de su carrera. La fluidez que envuelve este nuevo larga duración lleva a cada sección a un nivel de independencia de previas entregas y, a su vez, se siente como un todo, cohesionado, complejo, interesante y áspero cuando se requiere.

“The Fall” es la elegida para cerrar una travesía cautivadora, y este plano desborda potencia y urgencia, con quiebres repentinos que sólo son bálsamos para lo atronadora que se torna la canción. Contando con un excelente trabajo en percusión y el bajo de Andreas Johansson, que no se ve oculto por los robustos riffs que progresan a una sutil disonancia que juega con advertir el final, en un álgido espacio donde no dan oportunidad para vaticinar, y tan sólo queda meditar sobre lo atestiguado en la introspectiva muestra a la que en “A Dawn To Fear” hemos sido invitados.


A Dawn To FearArtista: Cult Of Luna

Disco: A Dawn To Fear

Duración: 79:06

Año: 2019

Sello: Metal Blade Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 6 días

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 6 días

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 6 días

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 6 días

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 2 semanas

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 2 semanas

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Jamie Jamie
DiscosHace 2 semanas

Brittany Howard – “Jaime”

Cuando Brittany Howard anunció su primer proyecto como solista, alejada de sus compañeros de Alabama Shakes, las reacciones de sorpresa...

RainViento RainViento
DiscosHace 2 semanas

Cevladé – “RainViento”

A estas alturas, no debiera ser sorpresivo que Cevladé saque un disco de alta relevancia, calidad y arrojo no sólo...

Free Free
DiscosHace 1 mes

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 1 mes

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas