Conéctate a nuestras redes
Ogilala Ogilala

Discos

William Patrick Corgan – “Ogilala”

Publicado

en

Cuando estaba en medio del proceso de creación del sucesor de “Monuments To An Elegy” (2014), la mente maestra de The Smashing Pumpkins decidió ordenar su cabeza. A sus 50 años, deja atrás el apodo Billy (al menos por un tiempo), se da a conocer al mundo como William Patrick Corgan y echa a volar su imaginación para quitarse de encima la presión de cargar con la cruz de una banda que alguna vez dio un golpe a la cátedra tan absoluto como “Mellon Collie And The Infinite Sadness” (1995), un monstruo de dos cabezas que lo catapultó como uno de los compositores clave de su generación, codo a codo con figuras como Eddie Vedder o Chris Cornell. El resultado de este nuevo giro es una colección de once canciones llamada “Ogilala”, que materializa el momento actual del artista como padre primerizo y que sólo necesitan una guitarra acústica, un piano y algunas cuerdas para demostrar su enorme poder como creador de piezas dotadas de una sensibilidad inconmensurable, habilidad que se sintió un poco lejana en esa bruma con tintes shoegaze e industrial pop llamada “TheFutureEmbrace” (2005).

En ningún caso se puede decir que el ex Smashing Pumpkins había descuidado sus dotes de compositor, es sólo que su primer intento como solista estaba un poco desenfocado y, en ese sentido, Rick Rubin constituye el aliado perfecto cuando se trata de iluminar a los navegantes que surcan aguas perdidas. Enamorado de las primeras maquetas que escuchó, el productor mantuvo la delicadeza en interpretaciones como “Archer”, “Mandarynne” y “Amarinthe”, que con su fina proximidad enfatizan la voz de Corgan, el elemento central de la placa que el barbudo hombre detrás de las perillas se preocupó de resaltar con una audacia exorbitante. Donde antes había angustia, dolor y furia, ahora hay fineza, conciliación y hasta ternura, aspectos que separan a canciones como “The Spaniards” o “Aeronaut” de trabajos anteriores, en las que se olía un dejo de soledad que calaba los huesos. Es por eso que la labor de Rubin en sus estudios Shangri-La de Malibú fue esencial para preservar esa aura espectral que llega de manera única al corazón de las canciones, incluso sin que el mismo vocalista se lo esperara, ya que en el camino se enteró de no iban a agregar baterías ni efectos que pudieran entorpecer la desnudez de esta nueva producción.

Considerando ese telón sónico totalmente acertado por parte de Rubin, el Corgan de “Ogilala” trata temas mucho más luminosos, como sus viajes recorriendo Estados Unidos por aire en “Antietam” y “Shiloh”, que a su vez comparten sus nombres con dos de las batallas más sangrientas de la guerra civil del país del norte, pero que tienen que ver con un lenguaje muy abrasador que aflora en la combinación de cuerdas sintetizadas con tenues efectos de guitarra eléctrica, las que van tejiendo texturas únicas. A pesar de sus acotados recursos, cortes como “The Long Goodbye” alcanzan una altura astral gracias a la pulcra ejecución de las guitarras acústicas de Corgan, que una vez más plasma su afición por lo espacial para encarnar una de sus composiciones más personales hasta la fecha.

El piano que da la bienvenida a “Zowie” destapa un sobrecogedor homenaje a Bowie, creado a partir de una secuencia de acordes llena de intensidad que estaba naciendo un poco antes del fallecimiento del hombre de las estrellas. Que el track inicial lleve el apodo del hijo del duque blanco es un guiño al momento que vive el mismo William Patrick como padre de Augustus Juppiter Corgan, a quien vemos en la portada junto a su madre Chloe Mendel. El pequeño retoño le regaló la emoción que se manifiesta en “Half-Life Of An Autodidact”, cuyo entusiasmo fluye en un rasgueo movedizo interrumpido de golpe por una pausa que refleja su despertar para alcanzar esa felicidad que le fue esquiva por momentos. Este impulso incluso sirvió para darle vida a la hermosa “Processional”, primera colaboración con James Iha desde “Machina II/The Friends And Enemies Of Modern Music” (2000), en la que el actual guitarrista de A Perfect Circle aporta un bello mellotron que infunde una sobriedad reflexiva a un track lleno de luz.

A Corgan le hacía falta un disco como “Ogilala”. Tal y como hicieron sus pares generacionales Vedder y Cornell en “Ukulele Songs” (2011) y “Higher Truth” (2015), respectivamente, el músico de Chicago por fin presenta un registro en el que se deshace de todos los ropajes que alguna vez cubrieron su música y revela lo mucho que puede hacer con tan poco. Este renacer funciona como una metáfora perfecta para acompañar la llegada al mundo de su hijo, quién lo dotó de una visión completamente nueva para reconciliarse con su pasado, agradecer lo aprendido y preocuparse por su presente. Parece que el pequeño Augustus es el siamés que necesitaba para darse cuenta de que el mundo dejó de ser ese vampiro preparado para succionarlo.


Artista: William Patrick Corgan

Disco: Ogilala

Duración: 38:32

Año: 2017

Sello: Martha’s Music / Reprise / BMG


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Preoccupations – “New Material”

Publicado

en

New Material

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations. Más aun pensando que hasta hace un par de años su nombre era Viet Cong, el cual decidieron cambiar a causa de las controversias políticas que les generaba. Pero, más allá de mutaciones taxonómicas, este cuarteto canadiense es uno de los nombres a destacar dentro de la camada de bandas que le dan un nuevo revival al post-punk. Liderados por Matt Flegel en voz y bajo, el nuevo álbum “New Material” –valga la redundancia– propone un sonido predominantemente electrónico, con leves matices de música industrial, además de ritmos deprimentemente pegajosos.

Al comenzar a reproducir este disco es fácil recordar a New Order, y prueba de ello es el tema inaugural, “Espionage”, el que, pese a poseer una leve cuota de agresividad, esta no es suficiente para impedir el desarrollo de una atmósfera bailable. A continuación, “Decompose” es un tema donde la consigna “menos es más” es puesta en juego magistralmente. El sombrío pero enérgico “Disarray”, dueño de un onírico coro, nos recuerda con nostalgia los cabellos escarmenados del new wave y el punk gótico ochentero –mismos peinados que no pocos prefieren olvidar–. Por su parte, “Manipulation” logra cautivarnos con una elegante superposición de capas sonoras; aquí, el trabajo de Daniel Christiansen en guitarra y Scott Munro en sintetizadores genera densas atmósferas, convirtiéndolo en uno de los tracks a tener en cuenta dentro del disco.

Abriendo el lado B, “Antidote” se presenta como el punto alto de “New Material”. Su estética más industrial y la inclusión de elementos cercanos a la psicodelia la transforman en la canción que más se aproxima a lo realizado en “Preoccupations” (2016). “Solace”, volviendo a rendir tributo al movimiento post-punk de principio de los 80, nos presenta ese característico balance entre tristeza y alegría arraigado a este género. Más lúgubre que sus antecesoras, “Doubt” hace predominar las reverberaciones al compás del beat de Mike Wallace, que, aunque pueda resultar monótono, calza a la perfección con lo realizado por el resto de los músicos. En el cierre, “Compliance” retoma la sonoridad ruidosa y experimental, lo que puede llevar a los seguidores más antiguos de la banda a sentirse reconfortados, aunque el hecho de que sea sólo un instrumental deja con un gusto un tanto amargo.

En esta nueva entrega, los canadienses dan un vuelco hacia una propuesta más sobria, mostrando un distanciamiento no menor del sonido vanguardista característico de sus anteriores trabajos. Probablemente, este cambio se debe a una intención de llevar la propuesta hacia un público nuevo; a posicionarse sólidamente más allá del circuito indie dentro del que ya se han consolidado. Bajo esa lógica, tiene sentido el viraje hacia un sonido más radial en desmedro de lo presentado en las dos producciones antecesoras.

En tal sentido, podemos catalogar a “New Material” como un álbum transicional difícil de procesar inmediatamente, como todo lo que adquiere dicho calificativo y, por lo mismo, no debe preocupar la especie de inseguridad que genera escucharlo. En el futuro se podrá evaluar el rol que cumple en la evolución discográfica de la banda; incluso podríamos referirnos a él como un disco de culto. Lo que es ahora, Preoccupations cumple y, más importante aún, genera expectativas para lo que vendrá de aquí en adelante.


Artista: Preoccupations

Disco: New Material

Duración: 36:07

Año: 2018

Sello: Jagjaguwar


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

New Material New Material
DiscosHace 6 días

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue
DiscosHace 2 meses

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera...

Publicidad
Publicidad

Más vistas