Conéctate a nuestras redes

Discos

Warpaint – Warpaint

Publicado

en

La historia cita insistentemente al segundo disco como el momento crucial. Suena a maldición, suena a un reto necesario. O se demuestra que se es más que un one hit wonder o se prueba que no existe tanto talento como para crear algo que no sea un plagio de sí mismo. Aquí entra en juego la fórmula que se está usando, ese lugar donde a la primera escucha uno puede decir “esto me suena a esto y esto” y se acabó todo. Por otro lado, el factor “colaboraciones” es algo recurrentemente utilizado detrás y delante de la mesa de sonido. Aquí es donde las californianas de Warpaint tenían una parte del camino recorrido, considerando que su álbum debut, “The Fool” (2010), fue producido por Tom Biller, quien había metido mano en obras de luminarias de los 2000 como Sean Lennon o Silversun Pickups, y también colaboró con sus dotes musicales en el bello trabajo que Karen O hizo con la banda sonora de “Where The Wild Things Are” (2009). Y antes, John Frusciante (ex pareja de la vocalista Emily Kokal) había mezclado y masterizado su EP “Exquisite Corpse” (2009).

WARPAINT 01Las expectativas, que a veces matan los afectos, eran altas para lo que sería la continuación de su obra, la que tardó cuatro años en ver la luz, y donde aquí si tenemos colaboradores de peso tras las perillas: nada menos que Mark Ellis (Flood) el hombre tras trabajos de Depeche Mode, Nine Inch Nails, PJ Harvey, Sigur Rós y un largo etcétera, además de algunos arreglos llevados a cabo por Nigel Godrich, el quinto Radiohead y miembro de Atoms For Peace. Hasta ahora todo bien, pero al adentrarse en lo que respecta directamente al cuarteto y su sonido, hay una evolución clara que brilla por sí sola. Pese a que la factura técnica de “The Fool” es impecable y tiene visos del slowcore más desolador, mezclado con el dream pop noventero, en este álbum homónimo se nota claramente la mano de Ellis, aportándole densidad y oscuridad en partes justas y correlacionadas; un trabajo mas cohesionado a la hora de entremezclar las capas de guitarra de Kokal y Theresa Wayman.

A modo de ejemplo, “Intro” y “Love Is To Die” ofrecen un panorama alentador de lo que vendrá: melodías oscuras y cadenciosas, con el bajo de Jenny Lee Lindberg inundándolo todo y sirviendo de maquinaria que empuja una y otra vez las canciones de la mano de la batería de Stella Mozgawa. En “Biggy” se aventuran con sonidos electrónicos que envuelven la voz de Kokal. “Teese”, además de proporcionar un quiebre, se posiciona como muestra de la unión entre el sonido más delicado de su trabajo anterior y un cuidadoso trabajo de post-producción más ganchero, con excelentes armonías vocales.

WARPAINT 02La tensión sube nuevamente en “Disco//Very”, una canción que efectivamente podría apropiarse de una pista de baile, beats de batería continuos con el característico contrapunto dance de hi-hat y un jugueteo de bajo acorde a la ocasión. El punto bajo en este álbum es “Go In”, un downtempo sincopado que le cuesta bastante prender, aunque no mata completamente el hilo del disco que se retoma en “Feeling Right”, hipnótica en su construcción y arreglos instrumentales. La dupleta “CC” y “Drive” es sin duda la más complicada de digerir, obra y gracia de las atmósferas densas que, por ratos, se alargan más de lo debido. Magnética y seductora sección que termina de la misma forma letárgica y litúrgica en “Son”.

Si se puede hacer un parangón, “Warpaint” es como ese amante que se esfuerza en seducir, y lo intenta tanto y pone tanto ahínco y cuidado en el método, que termina por olvidarse del fin de ese esfuerzo y el seducido queda ahí esperando la acción definitiva, el golpe de gracia. Es cierto, hay una evolución y es evidente a la hora de la comparativa en términos técnicos y de ejecución, sin embargo, el producto es tan bello como impenetrable por ratos, aunque cuando logra su cometido agarra al auditor y no lo suelta hasta que la misma melodía da un respiro. Una suerte de amor-odio en el que afortunadamente gana el primero, pero que si no se abuenan terminará ganando el segundo.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Lost Dude

    30-Jul-2014 en 12:34 pm

    Es un buen disco, no obstante me deprime.

Responder

Discos

Black Country, New Road – “For The First Time”

Publicado

en

For The First Time

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en un loop, donde se alternan la ortodoxia y revolución como principios de guía estéticos. Cada cierto tiempo, aparecen álbumes que dan luces de una posible respuesta a dicha interrogante, y es en ese horizonte donde encontramos la propuesta orquestal y poética de Black Country, New Road, banda londinense compuesta por Isaac Wood (voz y guitarra), Tyler Hyde (bajo), Lewis Evans (saxofón), Georgia Ellery (violín), May Kershaw (teclados), Charlie Wayne (batería) y Luke Mark (guitarra). Resulta necesario enlistar y enfatizar en que son un septeto, pues, más que pasar desapercibidos, todos son piezas fundamentales en la construcción del laberinto sonoro que significa su primer larga duración, “For The First Time”.

El camino lo comenzamos a recorrer con “Instrumental”, donde una veloz rítmica de jazz y teclado frenético son la base para una orquesta que aumenta la tensión paulatinamente, hasta chocar de golpe con un brusco silencio, convirtiéndose en una pieza que, desde la apertura del LP, nos permite apreciar la variada influencia de la agrupación. Con “Athens, France” transitamos pasajes más afables, que nos llevan hacia momentos de un rock alternativo con tintes de intensidad noventera, y que son matizados por solemnes momentos orquestales que sirven de telón de fondo para la temerosa pero expresiva voz de Wood.

Un cambio un tanto drástico se experimenta con la caótica “Science Fair”, una turbulenta tormenta de bronces, guitarras estridentes y sintetizadores intimidantes, cuyos sucios quiebres jazz y perturbadoras estructuras sonoras nos regalan una experiencia de corte cinematográfico. Cabe destacar que en la letra se hace una referencia explícita a los emblemáticos Slint, alusión que se palpa vívida como influencia estética en “Sunglasses”. Con su comienzo de atmosférica guitarra fuzz, nos encontramos con una base post rock noventera, caracterizada por su incorporación progresiva de capas sonoras y que, tras una descompensación rítmica, cambia drásticamente a una propuesta más potente.

En el último tercio, inspirada en el trabajo de Arthur Russell, “Track X” retoma transitoriamente la calma perdida. Acá toman mayor protagonismo los tímidos, pero curiosos, arreglos de violín. También podemos apreciar la importancia de la propuesta lírica, que destaca por su capacidad de transmitir emociones como desazón, hastío o frenesí con letras sinceras sobre la cotidianeidad. Así llegamos al cierre de “For The First Time”, donde nos encontramos con la monumental “Opus”, una pieza de rítmica acelerada, con cierto color post punk, pero que se entrecruza con juegos de intensidad y explosiones sónicas, generando una apocalíptica atmósfera orquestal cargada de misterio, derivando en calma después de la tormenta.

Tras el recorrido, nos damos cuenta de que lo realizado por estos siete jóvenes ingleses cobra mérito al darnos atisbos de respuesta a la pregunta planteada líneas atrás. En una época en que se supone que ya todo está hecho, la creatividad de una propuesta musical no necesariamente se basa en la capacidad de inventar algo nuevo, sino que también por la inteligencia de utilizar lo ya disponible para generar algo atractivo. En su honestidad, que no tiene tapujos en confesarnos sus influencias, Black Country, New Road con “For The First Time” nos brinda un constructo sónico poseedor de un espíritu propio y abre un camino que nos permite ver que no todo es monotonía allá afuera.


Artista: Black Country, New Road

Disco: For The First Time

Duración: 40:44

Año: 2021

Sello: Ninja Tune


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

For The First Time For The First Time
DiscosHace 4 horas

Black Country, New Road – “For The First Time”

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en...

Ignorance Ignorance
DiscosHace 1 semana

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 1 semana

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 4 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: