Conéctate a nuestras redes
Laughing Matter Laughing Matter

Discos

Wand – “Laughing Matter”

Publicado

en

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la música. Pese a su vocación vanguardista, el rock, o mejor dicho el público rockero, suele ser férreo defensor de la consigna “todo tiempo pasado fue mejor”. Y es que en tiempos donde supuestamente todo se ha hecho, no resulta complicado recurrir a los recursos del pasado en beneficio del presente, y lo importante es utilizar dichos elementos con sutileza y no burdamente. Dentro de quienes cumplen este objetivo se encuentra Wand, quinteto proveniente de Los Angeles, que con “Laughing Matter”, su quinto larga duración, comienzan a consolidar una identidad sónica luego de cerca de seis años de experimentación.

Aquella delicadeza a la que se hace referencia se expone inmediatamente en los dos primeros tracks del LP, “Scarecrow” y “xoxo”. Entre ambos se construyen progresivamente en intensidad, la cual orienta la dulzura vocal de Cory Hanson, vocalista, guitarrista y líder de la banda. Posteriormente nos encontramos con “Bubble”, primero de varios intertantos instrumentales del álbum, el que decanta en la balada “High Planes Drifter”. Es significativo considerar que, hasta el momento, todo se entrelaza como un relato auditivo continuo, enriquecido por los matices.

El quiebre lo genera “Walkie Talkie”, sacando a la luz una faceta más lúdica de la banda y mutando hacia una vertiente psicodélica con “Thin Air”, uno de los adelantos de este nuevo material. Acá es posible apreciar la herencia progresiva de la que Wand se ha hecho cargo en sus últimos trabajos, proyectada en la segunda pausa instrumental con “Here”. Por su parte, “Wonder” se asemeja a la primera etapa de la banda, con un sonido más garage rock, aunque con toques oníricos. En consideración de aquello, resulta importante destacar que Hanson y el baterista Evan Burrows colaboraron con Ty Segall en la época de “Emotional Mugger” (2016).

Pese al ruido de su introducción, “Evening Star” es una balada con grandes variaciones sónicas. Es acá donde mejor se puede apreciar la influencia setentera que intenta plasmar la banda, recurriendo sutilmente a la nostalgia zeppeliana, de la que también se nutre el instrumental “Tortoise”. Luego encontramos “Rio Grande”, uno de los grandes singles del LP, en donde disfrutamos del ímpetu radial que posee Wand en esta nueva etapa. Así, llegamos a “Airplane”, una canción de largo aliento, protagonizada vocalmente por la tecladista Sofia Arreguin, y que nos pone a viajar a través de un cielo de detalles sonoros, encontrándonos con lo que es tal vez el mejor momento del disco. Por su parte, “Lucky’s Sight” resuelve a la perfección la estridente tentación que nos ofrecía por momentos su predecesora. Todo se apacigua en los últimos dos tracks de Laughing Matter, “Wonder (II)”, una pieza con tintes dream pop donde retorna la voz femenina, y “Jennifer’s Gone”, una beatlesca balada a cargo de Hanson.

Wand es una colectividad inquieta, cuyo ímpetu creativo no se permite reposar con el paso de los años, no por nada han lanzado material año a año tras su conformación. Particularmente con este álbum estamos ante lo que se espera sea la puerta para un pronta consolidación. Los encontramos en pleno proceso de evolución, manifestado como un retorno a lo elaborado en “Plum” (2017), el último larga duración de la banda, y el EP “Perfume” de 2018. Otro elemento fundamental de “Laughing Matter” es que, tras un trabajo silencioso, el quinteto ha logrado desarrollar toda una sonoridad propia, jugando con elementos nostálgicos del género, sin recurrir al poco valorado –con justa razón– recurso de asemejarse a una banda tributo del tributo, tema tan en boga hoy en día. Como se mencionaba al principio, de esto se trata: sutileza.


Artista: WandLaughing Matter

Disco: Laughing Matter

Duración: 67:28

Año: 2019

Sello: Drag City


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Oh Sees – “Face Stabber”

Publicado

en

Face Stabber

Camaleónica es una palabra que queda corta al definir la carrera de Oh Sees, nombre con el que, tras siete bautizos, se hace llamar la banda californiana fundada en 1997. Lo anterior se debe a que la experimentación y el cambio han sido las consignas de la agrupación encabezada por John Dwyer, y con el presente LP, “Face Stabber”, los norteamericanos las hacen más propias que nunca. Siguiendo el camino trazado por sus antecesores “Orc” (2017) y “Smote Reverser” (2018), el disco se basa en un fuerte coqueteo entre el garage, el progresivo, el noise y el pysch-punk, convirtiéndose en toda una experiencia.

La apertura con “The Daily Heavy”, el cual se posa esplendoroso con el ruido dominante de un juguete de goma siendo presionado en forma repetitiva para marcar el paso, funciona como argumento a la hora de afirmar que no hay límites en la exploración de nuevos sonidos, aquello que los ha empoderado para ir más allá de lo que sus seguidores y ellos mismos hayan podido imaginar. Posteriormente, la canción se funde con una variada instrumentación que sigue un ritmo punk y guitarras que hacen solos a su antojo e incorpora, de forma intermitente, la voz de Dwyer para sazonarlo con oscuridad y dureza.

La sencillez del estilo que tiene como exponentes a Ty Segall y Black Lips, se hace evidente en los primeros segundos de “The Experimenter”, la cual –haciendo honor a su nombre– permite que la doble batería y las cuerdas desenfrenadas se mezclen con sonidos futurísticos, electrónicos y ambientales de ciudad y de puerto, dando rienda suelta a la creatividad de sus miembros. Luego, “Face Stabber” da el paso al estruendo y saturación propia del metal, encontrando cobijo en este corto pero intenso tema; en él, los platillos gritan fuerte y van de la mano de cargados wah-wahs, lo que sólo le añade rudeza y vigor.

Una novedad interesante que aporta este larga duración es la inclusión de extensas piezas musicales, con “Henchlock” llevándose el oro como pista más larga en los 22 años de carrera de Oh Sees. A pesar de que la inclusión de canciones que superaban los siete minutos se venía dando desde 2017, este track expira pasados los 21 minutos. Esto podría constituir una especie de homenaje a bandas como Pink Floyd, quienes se atrevieron a lanzar pomposas composiciones tanto en instrumentación como en tiempo, tales como “Echoes”, “Atom Heart Mother” y “Dogs”. Concebidas bajo el alero de una dinámica propia de una agrupación de jazz, “Scutum & Scorpius” y “Henchlock” contienen diversos guiños al progresivo de la década del setenta. El mellotrón, los sintetizadores, las cajas y el hipnotizante pero operático ritmo de la misma, intervenido por sabrosas guitarras eléctricas comandadas por diversos pedales, coronan a ambas piezas como dignos viajes en el tiempo a la escena rock que marcó pauta hace medio siglo.

Sin embargo, no todo es fantasía y afán por superarse a sí mismos en términos experimentales. Si bien, Dwyer es un compositor delirante y onírico, no por ello es menos crítico. En esta ocasión, el líder se posiciona de manera belicosa contra los políticos y sus mentiras en “Snickersnee”, donde no duda en bombardear a la clase gobernante. Esto lo hace acompañado por cajas que le ayudan a emprender y dirigir la marcha, a las que se suman penetrantes y agudos riffs e intervenciones de guitarras que se derriten alla 8-bit en el ocaso de la canción ayudada de sintetizadores.

No apto para auditores ansiosos, “Face Stabber” constituye una agotadora pero gratificante experiencia para quienes gozan de perderse en la inmensa nebulosa sonora. El disco es rudo, pero seductor; fantasioso, pero real. La exquisita ejecución y mezcla de estilos y subgéneros del rock hacen que el ambicioso vigesimosegundo lanzamiento de la ecléctica banda sea tanto envolvente como potente.


Artista: Oh Sees

Disco: Face Stabber

Duración: 79:51

Año: 2019

Sello: Castle Face


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Face Stabber Face Stabber
DiscosHace 8 horas

Oh Sees – “Face Stabber”

Camaleónica es una palabra que queda corta al definir la carrera de Oh Sees, nombre con el que, tras siete...

Any Human Friend Any Human Friend
DiscosHace 6 días

Marika Hackman – “Any Human Friend”

Es muy común escuchar que, para que el ser humano sea realmente feliz, debe estar en paz consigo mismo; conocerse,...

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 7 días

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 2 semanas

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 2 semanas

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 2 semanas

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 3 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 3 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 3 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 4 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas