Conéctate a nuestras redes
First Taste First Taste

Discos

Ty Segall – “First Taste”

Publicado

en

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre de este año, nos vuelve a sorprender con lo que es su trabajo más experimental a la fecha, “First Taste”, larga duración que llega a sólo meses del lanzamiento del álbum en vivo “Deforming Lobes” (2019). Si bien, esto no debería sorprender a los seguidores de este emblema del garage contemporáneo, pues se ha vuelto costumbre que publique material más de una vez al año, ya sea en solitario o colaborando con sus proyectos paralelos, esta vez hay una llamativa particularidad. Retornando al sonido más sucio que lo consagró con “Emotional Mugger” (2016), el californiano emprende una travesía que no muchos logran completar sin resultar damnificados: hacer rock sin emplear guitarras.

Cualquiera oído podría poner en duda la veracidad de esta idea, puesto que, con la primera probada del nuevo LP, la ruidosa “Taste”, nos encontramos con el clásico sonido ruidoso de Segall. Acá, la estridencia es resultado de la utilización de un distorsionado buzuki, instrumento de cuerdas griego, acompañado del lúdico dinamismo digital del omnichord. En “Whatever” vuelve a recurrir a los mismos recursos, esta vez con un ritmo más calmo y con la intromisión del saxofón, acompañando estereofónicamente los coros. Las pulsaciones siguen a la baja con la pieza coral “Ice Plant”, cuyos pasajes melódicos nos recuerdan lo hecho en “Freedom’s Gobblin” (2018), su anterior larga duración. Así llegamos a “The Fall”, uno de los grandes momentos de “First Taste”, donde el californiano logra materializar en buena medida el afán experimental de esta nueva producción gracias a la inclusión del koto, cordófono tradicional japonés, además de las enérgicas percusiones de raíz africana, con alucinantes solos incluidos.

La estridencia clásica regresa con “I Worship The Dog”, la cual brinda nuevamente una alta dosis de saturado garage rock, resultado que imposible de no ser por la compenetración que logra con su banda. En una vereda estética opuesta, “The Arms” evoca una onda zeppeliana, dada la inclusión de la mandolina en el acompañamiento musical que juega un rol predominante, mientras coquetea con los multifacéticos buzukis. Por su parte, “When I Met My Parents Pt. 1” es una breve pieza instrumental que nos vuelve a llevar a paisajes exóticos con una cuota de rock crudo. “I Sing Them” continúa la épica acústica con un pegajoso coro y entretenidos juegos vocales, lo que la convierte en un potencial himno de este álbum. Posteriormente, la ruidosa introducción de “When I Met My Parents Pt. 3”, a cargo del sonido de sintetizadores, da paso a una balada que se transforma en un verdadero muro de sonido, pero conservando la dulzura.

Por otro lado, “Radio” nos mantiene dentro del sonido excéntrico y potente del álbum. Este tema destaca por el aura balcánico de su sonido, lo que se agradece, pese a que resulta un tanto desconcertante. Dicha sensación se revierte con “Self Esteem”, canción que nos conecta con un Ty más psicodélico, y donde mejor se aprovecha el saxofón, tanto en la generación de atmósferas caóticas como armónicas. Para variar, Segall cierra a lo grande, esta vez de la mano de “Lone Cowboys”. Con un sonido que nos recuerda el gran trabajo realizado en “Manipulator” (2014), es quizás el gran tema que nos deja el álbum y última gran probada de la capacidad del californiano para yuxtaponer sonoridades.

Como en toda su discografía, en “First Taste” nos encontramos con un Segall multifacético, en donde destacan tres perfiles: uno acostumbrado a la estridencia, uno que retorna al confort de la batería y otro nostálgico de la herencia folk, todos unidos por un Ty experimental y visionario, que intenta llevar al límite la máxima de hacer rock sin guitarras, al remplazar su sonido con el de instrumentos poco convencionales. Por lo mismo, incluso para seguidores del prolífico compositor y multi-instrumentista, este nuevo trabajo puede resultar difícil de digerir en primeras instancias, pero el californiano hace años demuestra ser poseedor de una genialidad compositiva envidiable, siendo esta nueva faceta un logro cumplido con creces, pues logra incorporar los elementos exóticos a la perfección. “First Taste” es una propuesta atrevida, que podría marcar un punto de inflexión en su carrera, la cual probablemente en el corto plazo nos traiga novedades.


Artista: Ty Segall

Disco: First Taste

Duración: 40:56

Año: 2019

Sello: Drag City


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Publicado

en

A Dawn To Fear

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo impredecible está la belleza de la vida. Hay que dejarse sorprender por esta con todo lo que conlleve, tal como este viaje dirigido por Cult Of Luna, una agrupación que no se casa con la accesibilidad dentro de la propuesta en su extenso nuevo episodio, donde sólo las expectativas y comparaciones pueden obstaculizar el verse inmerso en “A Dawn To Fear”.

Encumbrados en lo alto por la valoración de su excelente colaboración con la cantante estadounidense Julie Christmas, llamada “Mariner” (2016), retornan con un sentido registro que abre con “The Silent Man”, canción que posee una abrasiva carga de sludge y se mantiene galopante en su extensión. Nada puede ser asegurado y lo predecible es relegado por las sutiles capas que ejecutan para ensamblar una pieza épica y versátil. Lo grandilocuente de las secciones no opacan la voz de Kristian Karlsson, exaltando su salvaje registro como parte del clima de “Lay Your Head To Rest”, la cual sufre novedosas variaciones sin abandonar su propio sello dentro de la constante sonoridad que sorprende, y puede decantar a las hipnóticas melodías de “Nightwalkers”, una retumbante composición poseedora de bellos matices que juegan con la intensidad a su antojo.

Para redondear sus ideas, el tiempo deja de ser un punto a considerar, ya que para los oriundos de Suecia esto sólo sería una limitación para desplegar su obra. “Lights On The Hill” posee su propio universo dentro del entramado; su extensión se encuentra libre de agobio, donde los valles son cálidos y lo prominente potencia cada pasaje en un cuidado equilibrio que, sin barreras, conecta con la melancólica “We Feel The End”, ejecutada con voces limpias y delicados arreglos, que contienen el desarrollo de este particular y exquisito trabajo, expandiendo aún más la atmósfera mostrada por Cult Of Luna.

La claridad que percibida se relaciona con la ausencia de la posible e inevitable comparativa, en un intento bajo presión por superarse a sí mismos, evitando una competencia que pondría un objetivo que puede nublar la creación de algo fresco dentro de su carrera. La fluidez que envuelve este nuevo larga duración lleva a cada sección a un nivel de independencia de previas entregas y, a su vez, se siente como un todo, cohesionado, complejo, interesante y áspero cuando se requiere.

“The Fall” es la elegida para cerrar una travesía cautivadora, y este plano desborda potencia y urgencia, con quiebres repentinos que sólo son bálsamos para lo atronadora que se torna la canción. Contando con un excelente trabajo en percusión y el bajo de Andreas Johansson, que no se ve oculto por los robustos riffs que progresan a una sutil disonancia que juega con advertir el final, en un álgido espacio donde no dan oportunidad para vaticinar, y tan sólo queda meditar sobre lo atestiguado en la introspectiva muestra a la que en “A Dawn To Fear” hemos sido invitados.


A Dawn To FearArtista: Cult Of Luna

Disco: A Dawn To Fear

Duración: 79:06

Año: 2019

Sello: Metal Blade Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 4 días

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 4 días

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 4 días

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 4 días

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 2 semanas

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 2 semanas

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Jamie Jamie
DiscosHace 2 semanas

Brittany Howard – “Jaime”

Cuando Brittany Howard anunció su primer proyecto como solista, alejada de sus compañeros de Alabama Shakes, las reacciones de sorpresa...

RainViento RainViento
DiscosHace 2 semanas

Cevladé – “RainViento”

A estas alturas, no debiera ser sorpresivo que Cevladé saque un disco de alta relevancia, calidad y arrojo no sólo...

Free Free
DiscosHace 4 semanas

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 1 mes

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas