Conéctate a nuestras redes

Discos

Trevor Rabin – Jacaranda

Publicado

en

Es probable que el nombre no resulte tan familiar, pero lo cierto es que Trevor Rabin tiene una fructífera trayectoria en el mundo de la música, la que puede ser desmembrada en tres líneas diferentes: como compositor y guitarrista del grupo inglés “Yes” (entre los años 1983 y 1995); como compositor de bandas sonoras para series y películas, como lo son, por ejemplo, “Con Air” (1997), “Armageddon” (1998) y “I Am Number Four” (2011), sólo por nombrar algunas; o en su trabajo como solista, del cual ya se desprenden cuatro álbumes, siendo “Jacaranda” su quinto disco de estudio. Esta placa rompe con 23 años de sequía en solitario desde el lanzamiento de “Can’t Look Away” (1989) y nos presenta a un Trevor Rabin mucho más maduro, que se aleja de los sonidos duros y potentes de su etapa ochentera, para incursionar en estilos más melódicos.

Haciendo alarde de todo su talento, es que Trevor se encarga de todos los instrumentos del álbum, a excepción de la batería en la que es apoyado por el veterano Vincent Colaiuta, quien también ha colaborado con otro par de celebres artistas: Sting y Frank Zappa. El disco comienza con “Spider Boogie”, una introducción de menos de un minuto, que en una suerte de demo el artista evidencia toda su majestuosidad con la guitarra. “Market Street” sorprende con un estilo bastante cercano al rock progresivo, con algunos matices que hacen recordar a Rush, y una melodía que se maneja entre varias velocidades, teniendo siempre como protagonista el enérgico sonido de las cuerdas. El álbum continúa con “Anerley Road”, que cuenta con una pequeña colaboración de la bajista australiana Tal Wilkenfeld, que de inmediato aporta con su estilo jazz, construyendo una pieza musicalmente mucho más delicada. Se produce un cambio de ritmo de la mano del sensible sonido del piano de “Through The Tunnel”, que de a poco delega responsabilidades en los acordes más saturados, tornándose un tanto molesto en ciertos pasajes. En “The Branch Office”, el orgulloso padre cuenta con la colaboración de su hijo Ryan que se hace cargo de las baquetas, para acompañar el nítido sonido de la guitarra que da vida a una melodía llena de energía y vitalidad. El cierre de la primera mitad del disco recae en “Rescue”, una hermosa pieza de música clásica, que cuenta con la notable interpretación de Liz Constintine, que aporta con su particular color de voz.

“Killarney 1 & 2”tiene como exclusivo protagonista el piano, cuyas delicadas notas encienden cada uno de los sentidos, dejándose escuchar en la más completa pasividad, transportando al oyente a un plano de total relajación. Los sonidos propios del jazz vuelven a aparecer con la introducción de “Storks Bill Geranium Waltz”, que en poco más de un minuto ofrece una hermosa melodía, dejando una sensación de gusto a poco. Ryan Rabin vuelve a colaborar en “Me And My Boy”, la que sin duda es la canción más rockera de todo el álbum, con secuencias de guitarra que se aproximan al más puro estilo hard rock, y que destaca por escaparse al molde de las melodías más tranquilas que había ofrecido la placa. Las revoluciones vuelven a bajar con los lúdicos acordes de “Freethought”, una mezcla entre blues y jazz que hacen pensar que esta pieza podría fácilmente haber sido sacada de una selección de música de la década del setenta. “Zoo Lake” vuelve a jugar con los sonidos más delicados del rock progresivo, teniendo su principal virtud en lograr encantar en base a una melodía simple y bien elaborada. El álbum termina con “Gazania”, en donde Trevor Rabin derrocha talento en directa complicidad con su guitarra acústica y el acompañamiento del piano, quienes hacen que este corte se  transforme en el cierre perfecto para una obra que prácticamente carece de puntos débiles.

A veces se comete el grave error de asociar la idea de un disco instrumental a la falta de creatividad, y es precisamente en este contexto que radica la importancia de “Jacaranda”, convirtiéndose en el mejor ejemplo de que este género no necesariamente debe ser sinónimo de melodías aburridas y sonidos básicos. Trevor Rabin despliega todo el talento que ocultó durante su paso por “Yes”, jugando con una exquisita variedad de estilos, que van desde el jazz al rock progresivo, pasando por la sensibilidad de la música clásica y la melancolía del blues. En resumen, un disco emotivo y esencial, que nos abre las puertas a una nueva faceta de este multifacético guitarrista y productor.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

MARINA – “Ancient Dreams In A Modern Land”

Publicado

en

Ancient Dreams In A Modern Land

Dentro de la variada gama del pop alternativo que surgió en la década pasada, la carrera de Marina Diamandis es una de las más curiosas. Incluso entre sus contemporáneas, como Florence Welch o Lana Del Rey, la cantante siempre pareció una outsider de la escena, sin embargo, en “Ancient Dreams In A Modern Land”, su quinto álbum de estudio, parece ser la primera vez en años que lo acepta y deja de intentar encajar. Cualquiera que haya escuchado “Love + Fear” (2019) sabe que su carrera estaba en un punto complejo, no porque el álbum fuera completamente descartable, sino que por presentar una versión diluida de la artista. Pero basta con escuchar los primeros segundos del tema homónimo de esta nueva pieza para sentirse más tranquilo con lo que se viene.

“Ancient Dreams In A Modern Land” comienza con la que es fácil una de sus canciones más satisfactorias a la fecha, un tema pop con guiños a Britney Spears y Blondie, donde cinemáticas guitarras –propias de un himno ochentero– acompañan sus siempre expresivas vocales, sonando como una continuación directa del sonido que se exploró en “Froot” (2015), pero aumentando aun más el nivel. Líricamente, plantea el tema sociopolítico que tendrá el álbum, así como también su introspectiva mirada a quién es como artista Afortunadamente, las siguientes dos canciones son tan triunfales como el inicio.

“Venus Fly Trap” continúa celebrando su autenticidad, negándose a cumplir las expectativas de la feminidad y seguir su propia ferocidad como una planta carnívora. Esto se acompaña de un instrumental que finalmente le hace justicia a su personalidad y lírica, fuertes guitarras distorsionadas y una euforia que parece no detenerse para todo un viaje sonoro. “Man’s World” demuestra la mejor habilidad de MARINA: su uso del camp para discutir temas de la contingencia. En este himno sobre la opresión a mujeres y la comunidad LGBTQ+, juega con unas eufóricas guitarras en el segundo verso, sin guardarse nada en la exuberante producción, y con un contenido lírico que rescata aquello que la convirtió en una voz fundamental del pop: cuestionar a personas de poder con ingeniosas metáforas que demuestran su personalidad, e ironizando con los problemas sociales del presente y pasado. Pero no todos los puntos son igual de altos.

Sutil es lo que MARINA menos es en el álbum. “Purge The Poison”, aunque brillante en instrumental, pierde su esencia y parece tomarse demasiado en serio. Referencias a Britney Spears y Harvey Weinstein que se tratan con tan poco tacto, que sacan una pequeña sonrisa incómoda, en especial cuando es un claro guiño a su álbum “The Family Jewels” (2010), que se destaca por su ingenio. Similar es el caso en “New America”, que recalca una crítica múltiples veces usada, incluso en su propia discografía, y con mayor éxito, con canciones como “Hollywood”. Es un interesante momento en la música, donde estrellas como MARINA cuestionan el capitalismo de la industria, pero su ejecución no logra hacer justicia a temas tan delicados como la violencia policial en Estados Unidos y la opresión racial sistemática.

MARINA se recupera con fuerza en las canciones restantes, que van desde golpes sentimentales como “Highly Emotional People”, a himnos de la autoaceptación como “I Love You But I Love Me More”. La paleta sonora es quizás la mas cohesiva de su carrera, donde todo el viaje se siente natural y ninguna canción suena fuera de lugar, especialmente con un final épico como “Goodbye”, que mezcla todas sus eras en una despedida que la encamina a un prometedor futuro.

Pese a sus fallas, “Ancient Dreams In A Modern Land” es una muestra de que MARINA no ha perdido ni un poco de la autenticidad con la que conquistó en sus inicios. Del lado de su mejor trabajo instrumental, su personalidad brilla más que nunca y entrega un sonido y punto de vista necesario en el pop, con una perspectiva que sólo una persona como ella podría ofrecer.


Ancient Dreams In A Modern LandArtista: MARINA

Disco: Ancient Dreams In A Modern Land

Duración: 36:07

Año: 2021

Sello: Atlantic


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Ancient Dreams In A Modern Land Ancient Dreams In A Modern Land
DiscosHace 2 días

MARINA – “Ancient Dreams In A Modern Land”

Dentro de la variada gama del pop alternativo que surgió en la década pasada, la carrera de Marina Diamandis es...

Van Weezer Van Weezer
DiscosHace 1 semana

Weezer – “Van Weezer”

Weezer ha lanzado una gran cantidad de discos de manera ininterrumpida durante los últimos años. Ni siquiera la pandemia de...

WINK WINK
DiscosHace 1 semana

CHAI – “WINK”

Como pocas veces en la industria, una ola internacional de música golpeó con fuerza en los últimos años. La era...

Cavalcade Cavalcade
DiscosHace 2 semanas

Black Midi – “Cavalcade”

Durante la última década, muchos prometedores nombres han pasado por la escena musical. Con un hype a veces indescriptible de...

Dry Cleaning Dry Cleaning
DiscosHace 2 semanas

Dry Cleaning – “New Long Leg”

Usualmente, al ver lo mal que lo pasa la mayoría de los habitantes del mundo, es difícil buscar una referencia...

Daddy’s Home Daddy’s Home
DiscosHace 3 semanas

St. Vincent – “Daddy’s Home”

Desde su debut en 2007 con “Marry Me”, St. Vincent ha adoptado una multiplicidad de personas para contar sus historias,...

Hella Love Hella Love
DiscosHace 4 semanas

Marinero – “Hella Love”

Marinero es el seudónimo de Jess Sylvester, músico de ascendencia mexicana que para este álbum abandona la bahía de San...

Seek Shelter Seek Shelter
DiscosHace 4 semanas

Iceage – “Seek Shelter”

Cuando lanzaron “New Brigade” y “You’re Nothing” en 2011 y 2013, respectivamente, los daneses de Iceage estaban en la cima...

G_d’s Pee AT STATE’S END G_d’s Pee AT STATE’S END
DiscosHace 1 mes

Godspeed You! Black Emperor – “G_d’s Pee AT STATE’S END!”

Durante 2019, previo a que el mundo entrara en su letargo y una pandemia no fuese más que un argumento...

Fortitude Fortitude
DiscosHace 1 mes

Gojira – “Fortitude”

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde...

Publicidad
Publicidad

Más vistas