Conéctate a nuestras redes

Discos

Torche – Restarter

Publicado

en

Hoy por hoy, la música que se mueve en cierta medida dentro de los terrenos en que lo hacen quienes son motivo de esta reseña, Torche, acapara una parte considerable de la atención que se le entrega al panorama actual de las tendencias más extremas. Es así como híbridos constituidos en esencia por hard rock, o derechamente metal y matices que pasan por el doom, el sludge e innumerables influencias, han proliferado de manera sistemática en las últimas décadas, movimiento que es tan diverso como estridente. En este contexto, los oriundos de Miami aportan su cuarto larga duración a la fecha, “Restarter”, donde a ratos la premisa es la vieja técnica de “volver a las raíces”. Luego de la incomodidad propia de quien no recibe muchas críticas favorables, situación que vivieron con el trabajo anterior (“Harmonicraft”, 2012), resulta lógica la idea de “reanudar” lo hecho al inicio de su carrera.

TORCHE 01Como obertura, “Anihilation Affair” funciona muy bien, siendo enérgica y densa, con una voz etérea que acompaña más que lidera. Es un tema volátil que, a pesar de lo anterior, irrita de manera leve, debido a la repetición punzante de  una misma estructura ya hacia el final. Por su lado, la segunda entrega, “Bishop In Arms”, es la primera de las cuatro canciones cortas que aparecen aquí. Es intensa y con la cuota justa de oscuridad, aunque se reduce a una marcha incesante que anuncia una inminente explosión que nunca llega, algo que decepciona un poco. No pasa lo mismo con “Minions”: de consistencia densa y aire lúgubre, propicia el dilema de si esto es rock pesado o una especie de metal suave. Unidad absoluta basada en un mismo riff, fluye en una sola dirección, sin elementos extras que la saquen de la trayectoria en caída libre que evoca. Sumido en este estado, aparece otra pieza del grupo de las breves, “Loose Men”, para despertar del letargo en que sumerge la pista anterior, con sus guiños al punk o al rock más duro, pero con ese toque pop del que no reniegan, que lo acercan de alguna manera a lo que hacen algunos colegas como Baroness o Queens Of The Stone Age.

Con apenas un minuto y cuarenta segundos, “Undone” se posiciona como uno de los temas más pesados no sólo del disco, sino que del catálogo entero de Torche. Sigue una línea dinámica que funciona muy bien en vivo, al igual que lo hace la última de las creaciones más escuetas, “Blasted”, aunque a través de otros medios, más pegadizos y melódicos, como en “Loose Men”. Sin embargo, más allá de simpatizar o no con esta arista de la figura que dibujan los estadounidenses, queda esa disconformidad con canciones como esta, porque sin duda están bien concebidas, pero se apuran y no devienen en algo más interesante.

En directa oposición a lo recién planteado, el desenlace de este registro está formado de cuatro estocadas mortales que reivindican la motivación que se concretó en esta nueva entrega. “No Servants” posee el mejor coro de todos los que encontramos aquí, mostrando un trabajo vocal más amplio. La vibra es espesa, angustiante, con acoples de guitarra de fondo que la acentúan aún más. A más de alguno se le cruzará una brisa proveniente del mar llamado Alice In Chains, fenómeno que alcanza también a “Believe It” y “Barrier Hammer”, ambas abundantes en guitarras simples pero directas; cada estrofa es un mazazo, donde destaca la sección central de la segunda, que es sencillamente asesina. Por composiciones así es que se les considera una banda de metal antes que otra cosa, independiente de la visión que ellos tengan de sí mismos.

TORCHE 02Resulta algo predecible la decisión de dejar como tema de clausura a “Restarter” y darle la importancia que significa bajar el telón de un nuevo álbum, porque redunda en el carácter reformatorio que quisieron impregnarle al opus, pero por sobre todo porque esta mezcla de hard rock y algo más (casi la firma de la banda), que por una parte suena bien para single y todo lo que conlleva, ya que hay pop y un poco de oscuridad, abusa otra vez del mismo riff, alargando demasiado la duración de la canción, sin un fin muy claro que lo amerite. No hay una intención que se desarrolle a medida que avanza, y la última estructura resultaría mejor como cierre de un show que de un disco, ya que sólo es repetir lo mismo hasta el final.

En la sumatoria, es un buen retorno discográfico por parte de Torche, pese a los detalles antes señalados. Hay frescura a lo largo de toda la obra, destacando como el pilar principal en cuanto a virtudes se refiere, pero tiene eslabones más débiles que merman en cierto grado el producto resultante. La época llena de elogios de “Meanderthal” (2008) quedó atrás y ellos lo saben, por eso el esfuerzo por aferrarse a esa fórmula y crear este nuevo comienzo.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Publicado

en

False Alarm

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys, Two Door Cinema Club lanza “False Alarm” luego de tres años de recreo desde el lanzamiento de “Gameshow” en 2016. Con este LP, el trío norirlandés abre un nuevo capítulo en su búsqueda de identidad musical, inspirado en su cruzada personal de ir a la caza de un sonido que haga que la gente baile y se empape de positivismo.

Sin duda alguna, esta nueva creación responde a la inquietud de la banda por explorar el synthpop y el electropop de manera más profunda que en algunas canciones del disco anterior, como “Bad Decisions” y “Surgery”. Al abrir con “Once”, el grupo pareciera estar haciendo una declaración de principios sobre el álbum, desmarcándose del punto de partida de su carrera con “Tourist History” (2010) y la línea indie que venían siguiendo. Con sonidos computarizados como pilotos de este avión, el tema explora melodías excéntricas, comandadas por sintetizadores y casualmente intervenidas por la guitarra eléctrica de Sam Halliday. La voz de Alex Trimble merece comentario aparte: suave y armónica, da la sensación de que danza entre los alegres y relajados beats que recorren esta pista de más de tres minutos.

El sello kitsch que el trío le imprime a este LP se evidencia a medida que se avanza en él, cumpliendo con características musicales y rítmicas de los 80. “Talk”, el segundo tema y primer single de este disco, es lo suficientemente frívolo para ser ocupado en una pasarela y presentar una nueva colección en la New York Fashion Week, pero es también alegre como para bailarlo en discotecas y escapar de la monótona y gris rutina de la ciudad. Su sucesora, “Satisfaction Guaranteed”, fue creada en colaboración con la banda de afropop Mokoomba; ella provee un ritmo irresistible y cadencioso, que emana de agudos sintetizadores que emulan la sonoridad de la icónica “Popcorn” de Hot Butter.

Los riesgos tomados por los tres músicos se ven reflejados en creaciones como “So Many People”, en la que el coqueteo con una rítmica funk hace que esta espacial y popera canción salga a la luz. Seduciendo con volátiles melodías que aterrizan en los versos y vuelven a emprender vuelo en los coros, resulta imposible no entregarse al viaje galáctico propuesto. También, al encontrarse con “Think”, se revela un groovy e interesante guiño al compás característico del R&B. Más lenta que sus antecesoras, el aporte de la voz distorsionada y los sintetizadores más calmos y tibios, llaman a tomar un descanso de la alegre e hiperventilada línea melódica de esta entrega.

Si se habla de empaparse de influencias, “Nice To See You” es la respuesta. Este hijo traído al mundo de la mano del rapero Open Mike Eagle, da el puntapié inicial con un ritmo oscuro, marcado y seco, digno de “Songs Of Faith And Devotion” (1993) de Depeche Mode. Sobre la misma, rápidamente se mezcla con elementos extraídos de “Let’s Dance” del icónico Duque Blanco, como el riff de la Stratocaster del legendario Stevie Ray Vaughan o el sintetizador que periódicamente le añade textura, seguidos de una intervención del otrora miembro de Thirsty Fish. Además, se evidencia de manera indudable una entrega al estilo inconfundible de bandas como New Order. Desde el timbre de voz grave y distintivo de Bernard Sumner hasta la instrumentación y mezcla, tanto “Dirty Air” como “Satellite” aparecen como fruto de un influjo de emblemáticos éxitos como “Blue Monday”, lo que las convierte en interesantes, bailables e hipnóticas. Al finalizar con “Already Gone” –la cual es melosa, optimista y un tanto naïve–, la banda explora terrenos electropop con un dejo de psicodelia tipo Tame Impala, con un abrupto final que permite comprender el porqué del título.

En este cuarto compilado creativo y riesgoso, pero cohesivo e interesante, Two Door Cinema Club se muestra como una agrupación sólida y audaz, pues salen de su zona de confort estampada en sus dos primeros discos que fácilmente pueden conformar un LP doble. “False Alarm” es la fiel prueba de que su búsqueda por un sonido deseado y orientado hacia lo bailable va acompañado de un fiato y madurez innegables en sus ya doce años de camino colectivo, mezcla infalible para dar a luz a una creación tanto convincente como exquisita.


Artista: Two Door Cinema ClubFalse Alarm

Disco: False Alarm

Duración: 40:25

Año: 2019

Sello: Prolifica / PIAS


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

False Alarm False Alarm
DiscosHace 11 horas

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys,...

Gold & Grey Gold & Grey
DiscosHace 2 días

Baroness – “Gold & Grey”

Durante la segunda mitad de la década pasada, Baroness sonaba como una de las agrupaciones responsables de llevar el relevo...

Western Stars Western Stars
DiscosHace 7 días

Bruce Springsteen – “Western Stars”

Dicen que la sabiduría popular prueba ser más cierta que cualquier ciencia exacta. Hay gente que sostiene firmemente que el...

Let’s Rock Let’s Rock
DiscosHace 1 semana

The Black Keys – “Let’s Rock”

Después de cinco años fuera del radar, el dúo de Ohio vuelve a la carretera con un nuevo disco de...

Designer Designer
DiscosHace 1 semana

Aldous Harding – “Designer”

La escena del indie actual no es la misma que aquella en la que Aldous Harding debutó con su LP...

Help Us Stranger Help Us Stranger
DiscosHace 2 semanas

The Raconteurs – “Help Us Stranger”

Un intermedio de once años entre un álbum y otro parece un tiempo muy largo, pero para The Raconteurs fue...

It Won/t Be Like This All the Time It Won/t Be Like This All the Time
DiscosHace 2 semanas

The Twilight Sad – “It Won/t Be Like This All The Time”

Pareciera ser que la discografía de The Twilight Sad es más extensa de lo que parece, pero con cinco títulos...

Anima Anima
DiscosHace 2 semanas

Thom Yorke – “Anima”

Si Thom Yorke ha sido capaz de entregar trabajos tan buenos con Radiohead y como solista, un nuevo álbum de...

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 3 semanas

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Fishing For Fishies Fishing For Fishies
DiscosHace 3 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Fishing For Fishies”

Nueve años de carrera y 14 discos de estudio. Ese es el saldo de la discografía de los australianos, quienes,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas