Conéctate a nuestras redes
Tonic Immobility Tonic Immobility

Discos

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Publicado

en

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos en un disco de Tomahawk. Y qué mejor que esta pandemia para que el supergrupo regrese con “Tonic Immobility”, un álbum que, mediante la característica urgencia y agresividad del cuarteto, logra ejecutar una fotografía del indescriptible, oscuro, incierto y agotador panorama actual. Lograr retratar una realidad como aquella se lee una tarea sencilla considerando el background de sus integrantes, y lo cierto es que efectivamente se traduce de esa manera, ya que el sucesor de “Oddfellows” (2013) no duda en poner todas sus cartas sobre la mesa para apostar en una fórmula ganadora, la que de manera segura va avanzando por estructuras diferentes en uno de los discos sonoramente más arriesgados y complejos que nos ha entregado Patton en su carrera.

Bastan solamente 12 canciones para que el regreso del conjunto cumpla las expectativas en términos de experimentación y un manejo implacable de las texturas, algo que Tomahawk domina sin mayores problemas a través de las guitarras, un sello esencial en toda la discografía del proyecto. “SHHH!” muestra de entrada ese sonido con sello propio, el que, mediante los catárticos y confrontadores fraseos de Patton, recupera esa agresividad que se desenvuelve lejos del azar o la casualidad, sino que se construye gracias a la quirúrgica precisión que ejerce cada instrumento dentro de la fórmula, algo que con “Valentine Shine” va avanzando sin contratiempos ni descanso alguno. Es tan solo el segundo track del álbum y ya podemos escuchar el característico bajo de Trevor Dunn llevándose sigilosamente la atención del track.

Esa diversidad que irradia la banda no pasa solamente por los estilos variados que se van cubriendo, donde las reminiscencias al hard rock o el post-hardcore están más que claras, sino que también sobre cómo se van edificando las estructuras sonoras de una manera cooperativa y con un patrón fijo, sin caer en el auto plagio o la monotonía. Así es como el disco avanza con urgencia por canciones como “Predators And Scavengers” o “Doomsday Fatigue”, donde nuevamente Dunn es el encargado de marcar el pulso junto a John Stanier en la batería, y una letra donde derechamente se menciona al COVID-19 y el sentimiento fatigante que inunda a prácticamente la mayoría de la población mundial: “Tengo un entrenador de partos con una sonrisa COVID / Trabajamos solos hoy / ¿Qué te está alcanzando, mamá? / ¿Un puño cerrado o mano abierta?”.

“Business Casual” es otro ejemplo de Tomahawk siendo Tomahawk, con letras que bordean entre la ironía y la poesía, con un constante ritmo de acecho y esa siempre presente tensión que anticipa la gran explosión, una que tarda en llegar, por cierto, ya que “Tattoo Zero” nos presenta a aquel Patton en su faceta crooner relatando una historia con intermedios de furia. Todo esto siempre acompañado de la filosa y punzante guitarra de Duane Denison, quien se luce en varios pasajes con una curva melódica que le da una cara completamente diferente al disco, e incluso sintiéndose como una versión de la banda con leves tintes prog, quizás sin esa majestuosidad o elegancia del estilo, pero sí con la misma precisión y carácter. “Fatback”, por su parte”, continúa esa marcha, una que en este punto ya encontró su norte, aunque no pareciera tener rumbo fijo y simplemente se encarga de mostrar su potencia a toda velocidad.

“Howlie”, el interludio de “Eureka” y “Slidewalker”, presentan la sección más “calma” de “Tonic Immobility”, en donde la marcha reduce un poco su velocidad, pero manteniendo la intensidad necesaria para sorprender con algunos cambios de ritmo y estructura, sin dudar en pasar de un estado a otro, siempre con el impecable trabajo de Denison en la guitarra llevándose el peso atmosférico de la canción, mientras que el resto de la banda acompaña a su ritmo el relato que pasa del esquema loud/quiet/loud a un terreno mucho más complejo. Tras el paso de “Recoil”, es “Dog Eat Dog” la encargada de poner punto final al quinto LP del conjunto, con una letra mucho menos profunda que el resto del disco, pero con una intensidad igual de compleja que lo que la banda mostró durante esta nueva aventura en el formato larga duración.

Indudablemente los clichés siempre estarán presentes, pero eso no necesariamente debe ser algo malo. Muy por el contrario, Tomahawk sabe cómo explorar el concepto de “supergrupo” con una ética de trabajo colaborativa, en donde cada integrante impone su sello para el beneficio del otro, con cada uno teniendo su momento a lo largo del disco para brillar y darle paso al resto para hacer lo suyo. Aunque se critique la sobre exposición de Mike Patton con tantos proyectos (además de este y el ya conocido LP de Mr. Bungle, hay un disco de Dead Cross listo para publicarse), cada una de sus aventuras tiene una naturaleza que la caracteriza más allá de su voz, siendo el único elemento que se repite entre una y otra. Pese a la demora ocurrida entre “Oddfellows” y “Tonic Immobility”, Tomahawk presenta una evolución natural en base a la experiencia, haciendo que su sonido pase de ser una novedad a una formula inconfundible.


Artista: Tomahawk

Disco: Tonic Immobility

Duración: 39:22

Año: 2021

Sello: Ipecac Recordings


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Japanese Breakfast – “Jubilee”

Publicado

en

Jubilee

Michelle Zauner lleva un tiempo esperando una oportunidad como esta, un momento en el que la atención esté completamente sobre ella para entregar su placa definitiva, donde se consolide lírica y sónicamente. “Jubilee”, su tercer disco bajo el nombre de Japanese Breakfast, aparece como un punto cúlmine en su carrera, como un testamento de una nueva fuerza del indie a considerar. Todo comienza con “Paprika”, una patada a la puerta tras casi cuatro años de silencio desde el lanzamiento de su último álbum, “Soft Sound From Another Planet”, y es también un adelanto de los nuevos sonidos y temáticas que explorará en el álbum, con trompetas que guían una llegada mucho más alegre de lo que se le recuerda.

A diferencia de sus materiales anteriores, “Jubilee” busca alejarse de la pérdida y tristeza. Rítmicas guitarras eléctricas, synths ochenteros, cuerdas y trompetas reflejan un disco más relajado, pero no por eso menos complejo. “Be Sweet” es el himno definitivo del álbum, su tema más cercano al pop clásico, el que creó en colaboración con Jack Tatum de Wild Nothing. Existe un sentido de exploración casi adolescente en este tema, donde sólo pide la amabilidad y honestidad de la otra persona: “Se dulce conmigo, quiero creer en ti, quiero creer en algo”, expresa en el pegajoso coro. La sensación juvenil se replica en “Kokomo, IN”, un tema más confesionario donde utiliza elementos del folk para contar un imaginario adolescente. Aquí Zauner luce sus talentos líricos, creando una carta a una versión más joven de sí misma y convirtiéndose en la compañía que hubiera deseado tener en esa época.

“Posing In Bondage” cierra la primera mitad del disco y lo hace de manera espectacular. A diferencia las anteriores, esta canción se acerca más al art pop en una constante composición que sorprende a cada segundo por los detalles de su producción. Las cuerdas la convierten en un tema ideal para una noche solitaria, que fácilmente podría aparecer en un capítulo de “Twin Peaks”. La soledad y el deseo por una conexión significativa se pueden percibir en los espacios en vacío de la canción, dando lugar a la construcción de más tensión en un atmosférico final y cerrando bien el primer tramo de “Jubilee”, bloque donde se encuentran los tracks que apuntan a convertirse en éxitos.

El resto de las canciones exploran una mayor diversidad sonora e instrumentales más oscuros, como en la atrapante “Sit”, que comienza con distorsiones cercanas al noise, pero que pronto dispersa el ruido para un angelical trance. La segunda parte también presenta mejor su punto de vista como mujer en la industria. “Savage Good Boy”, en colaboración con Alex G, cuestiona el poder de los billonarios y se posiciona desde el lugar de un hombre poderoso, sin embargo, sus personajes son complejos, donde, lejos del dinero, quieren regresar a casa con su ser amado.

“Jubilee” tiene un ambiente más positivo, pero hay puntos que recuerdan a la música anterior de Japanese Breakfast. En “In Hell” maldice su propia suerte y lamenta la pérdida de su perro y, pese a lanzarlo ahora, el tema se escribió en sus eras anteriores, lo que explica la disonancia temática con el resto de las canciones. A pesar de esto, pasa desapercibido con un instrumental lleno de trompetas y synths que lo homogenizan con el resto del material. También existe un momento barroco en “Tactics”, donde se acerca más a contemporáneas como Angel Olsen, en la que es quizás la única balada como tal del disco.

Lejos de ser un cierre temático como tal, “Posing For Cars” es un tema para lucir sus dotes como músico, con un brillante solo de guitarra, finalizando el álbum en uno de sus puntos más altos. “Sólo soy una mujer con soledad. Sólo soy una mujer con necesidades”, expresa en su carta de amor, donde las palabras no logran expresar todo lo que se siente y es su instrumento el que refleja toda la complejidad de sus sentimientos. De esta forma, “Jubilee” puede parecer menos complejo que otras placas de Japanese Breakfast, sin embargo, es quizás el material donde mejor refleja su punto de vista como artista, reconectándose con una adolescencia perdida y reexaminándola con la experiencia del presente. En su tercer acto, Zauner se va a lo grande y aprovecha cada oportunidad de explorar sus límites como compositora, narradora y músico.


Artista: Japanese Breakfast

Disco: Jubilee

Duración: 36:59

Año: 2021

Sello: Dead Oceans


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Jubilee Jubilee
DiscosHace 2 días

Japanese Breakfast – “Jubilee”

Michelle Zauner lleva un tiempo esperando una oportunidad como esta, un momento en el que la atención esté completamente sobre...

Ancient Dreams In A Modern Land Ancient Dreams In A Modern Land
DiscosHace 4 días

MARINA – “Ancient Dreams In A Modern Land”

Dentro de la variada gama del pop alternativo que surgió en la década pasada, la carrera de Marina Diamandis es...

Van Weezer Van Weezer
DiscosHace 2 semanas

Weezer – “Van Weezer”

Weezer ha lanzado una gran cantidad de discos de manera ininterrumpida durante los últimos años. Ni siquiera la pandemia de...

WINK WINK
DiscosHace 2 semanas

CHAI – “WINK”

Como pocas veces en la industria, una ola internacional de música golpeó con fuerza en los últimos años. La era...

Cavalcade Cavalcade
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Cavalcade”

Durante la última década, muchos prometedores nombres han pasado por la escena musical. Con un hype a veces indescriptible de...

Dry Cleaning Dry Cleaning
DiscosHace 3 semanas

Dry Cleaning – “New Long Leg”

Usualmente, al ver lo mal que lo pasa la mayoría de los habitantes del mundo, es difícil buscar una referencia...

Daddy’s Home Daddy’s Home
DiscosHace 3 semanas

St. Vincent – “Daddy’s Home”

Desde su debut en 2007 con “Marry Me”, St. Vincent ha adoptado una multiplicidad de personas para contar sus historias,...

Hella Love Hella Love
DiscosHace 1 mes

Marinero – “Hella Love”

Marinero es el seudónimo de Jess Sylvester, músico de ascendencia mexicana que para este álbum abandona la bahía de San...

Seek Shelter Seek Shelter
DiscosHace 1 mes

Iceage – “Seek Shelter”

Cuando lanzaron “New Brigade” y “You’re Nothing” en 2011 y 2013, respectivamente, los daneses de Iceage estaban en la cima...

G_d’s Pee AT STATE’S END G_d’s Pee AT STATE’S END
DiscosHace 1 mes

Godspeed You! Black Emperor – “G_d’s Pee AT STATE’S END!”

Durante 2019, previo a que el mundo entrara en su letargo y una pandemia no fuese más que un argumento...

Publicidad
Publicidad

Más vistas