Conéctate a nuestras redes
Drunk Drunk

Discos

Thundercat – “Drunk”

Publicado

en

Tener amigos es mejor que tener dinero”, reza un dicho popular. Algo que bien sabe Stephen Bruner, más conocido en la escena musical de los últimos diez años como Thundercat, quién fue “descubierto” por Flying Lotus (entre comillas porque Bruner ya tenía su bagaje propio colaborando en la década pasada con artistas como Erykah Badu o Suicidal Tendencies, donde militaba su hermano Ronald) y reclutado como músico de sesión para la grabación y gira de su álbum “Cosmogramma” (2010). Fue el mismo Flying Lotus quien lo convenció de grabar en solitario, allá por 2011, su debut “The Golden Age Of Apocalypse”, y este año vuelve con su tercer álbum en larga duración: “Drunk”.

La música de Thundercat es irrevocablemente negra: está profundamente enraizada en el jazz y la improvisación, sin embargo, aúna también elementos del soul, funk, be-bop, trazas de ska, hip-hop y hasta soft rock. A priori, “Drunk” no parece un producto de digestión rápida, ya que son veintitrés canciones, pero dada la naturaleza ecléctica del álbum -tanto musical como líricamente- resulta un viaje en el que prácticamente ninguna canción falla a la hora de producir o transmitir algo. Hay desvaríos melódicamente tristes (“Rabbot Ho”) como también frenéticas crónicas de un fiestero común y silvestre (“Captain Stupido”). “Uh Uh” le sube las revoluciones al álbum con un despliegue de funk virtuoso, mientras que “Bus In These Streets” lo ralentiza profundizando sus líricas en las comodidades y vicios de la tecnología moderna.

Los arpegios del ya famoso e imponente bajo de seis cuerdas pulsadas por los dedos ágiles de Thundercat, dan inicio a “Lava Lamp” y “A Fan’s Mail (Tron Song Suite II)”, esta última una secuela de “Tron Song” de su segundo álbum “Apocalypse” (2013), divagando sobre la belleza de la vida de un gato (Tron es el nombre de su felino) y no tener responsabilidades. El r&b se hace presente en “Jethro”, un corte hipnótico y que representa el único y definitivamente perdonable problema de este álbum: empaquetar 23 canciones en una extensión estándar hace que algunas queden demasiado cortas, muriendo varias de ellas en el clímax de su groove y dejando la sensación de “gusto a poco”. Hay también momentos de mayor extensión, y vaya qué momentos. “Show You The Way” es un seductor electro-funk, en el que colaboran dos íconos del blue-eyed soul: Michael McDonald y Kenny Loggins, o “Walk On By” con la colaboración de Kendrick Lamar, otro amigo de la casa, y cuyo “To Pimp A Butterfly” de 2015 le debe casi toda su estructura jazzera a Bruner.

Rayando en el electropop, que es otra veta que asoma en “Drunk”, están “Tokio”, pieza breve de trote ligero, y “Friend Zone”, uno de los varios puntos altos del álbum, dándole aún más extensión a la paleta de estilos que Bruner expone. “Them Changes” es una canción elástica y saltarina como pelota de goma, aunque adolece de la misma falta de extensión, ya que cuando está a punto de explotar en intensidad, empieza a desvanecerse. Los invitados nuevamente aparecen en escena con el rapero Wiz Khalifa estelarizando un r&b oscuro y elegante en “Drink Dat”, y el omnipresente Pharrell Williams en “The Turn Down”. “DUI” cierra el disco a manera de reprise de “Rabbot Ho”, usando las mismas melodías y su característico falsete como para redondear el álbum.

En resumidas cuentas, Thundercat despliega aquí su mejor álbum a la fecha, mucho más cálido y más humano que los anteriores, presentándose tal cual es con sus luces y sombras, y asimismo mostrando su mejor faceta instrumental, una llena de la virtuosidad que lo ha llevado a ser considerado uno de los mejores bajistas en la actualidad.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Patogeno

    04-Abr-2017 en 1:30 pm

    <3

Responder

Discos

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Publicado

en

Hotspot

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a una carrera musical que apostaba por un estilo de pop electrónico sin equivocarse al dar en el blanco con su propuesta, una que hoy vemos probada y consolidada con un nuevo álbum de estudio –el decimocuarto en su lista–, bastante variado e impecablemente producido por Stuart Price, con quien iniciaron esta trilogía en 2013 con “Electric”, para seguir con “Super” (2016) y cerrar el ciclo con el disco que aquí nos convoca.

Si bien, a lo largo de las diez canciones que componen “Hotspot” no encontramos sorpresas de tipo innovador, sí es posible deleitarse con sonidos bien acabados y modernos, corroborando la calidad de un trabajo bien montado que despliega material para todos los gustos, pero sin perder la esencia de aquello que los ha caracterizado y definido desde el principio. El aspecto bailable de la música de Pet Shop Boys se hace presente desde el inicio con “Will-O-The-Wisp”, una canción que agita el corazón con su melodía pegajosa y que trae al presente de forma íntegra la insigne voz de Neil Tennant, sorprendiendo con lo bien cuidado que suena todo. Así, en casi cinco minutos de duración, ya tenemos una introducción encantadora que promete toda una experiencia sónica.

Sin embargo, la continuidad se fracciona momentáneamente con la aparición de la balada “You Are The One”, la que, al finalizar su medianamente desencajada o fantasmagórica aparición, deja ver nuevamente la presencia de esos elementos transversales y característicos de la banda, como la ligereza y elegancia con que complementan las melodías sintéticas, en canciones como “Happy People” o “Dreamland”, esta última con colaboración de Olly Alexnder (Years & Years), lanzada como sencillo en septiembre del año pasado.

El toque melancólico viene dado en tracks como “Hoping For A Miracle” y “Only The Dark”, distinguiéndose esta última por la suavidad de su cadencia y por alcanzar, a ratos, algunos momentos altamente similares a los ritmos de Daft Punk. El único detalle que desconcierta un poco es lo abrupto de su final, porque pareciera ser, además, una canción que podría seguir sonando eternamente. Lo mismo ocurre con “Burning The Heather”, pieza que transmite emociones considerables mediante su letra y sonoridad electrónicamente apesadumbrada.

En tanto, alejándose de aquellos temas que aseguran convertirse en futuros hits, nos encontramos con “Monkey Business” (también lanzado como sencillo, quizás erradamente), una composición que requiere de algunas varias escuchas para lograr ser querida y aceptada, y con “Wedding In Berlin”, que se convierte en un outro sin mucho contenido y bastante repetitivo, aunque, dicho sea de paso, no desentona con aquella simpleza excéntrica tan propia de las producciones del dúo británico.

Si pensamos “Hotspot” en términos de organización, bien podemos distinguir un lado A y un lado B. El primero tiene la energía de la música luminosa y colorida tan distintiva de Pet Shop Boys, y el segundo se hace presente hacia la mitad del camino, cuando nos encontramos con las baladas que agregan una sombra nostálgica a lo anterior, poniendo el foco en un efecto más íntimo y emotivo que, a su vez, también es parte de la tradición del dúo. El resultado es un conjunto de sonidos variados, que, aunque no constituyan una novedad en términos de originalidad, aportan a la vigencia y actualización de un par de músicos que han sorteado al menos tres décadas y un cambio de siglo en un oficio que les ha valido ser considerados, a estas alturas y con toda justificación, como una dupla musical de culto.


HotspotArtista: Pet Shop Boys

Disco: Hotspot

Duración: 42:03

Año: 2020

Sello: x2


https://open.spotify.com/album/3Ap37NIDZhcgORhznOgSmG

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 4 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 2 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 4 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: