Conéctate a nuestras redes
Drunk Drunk

Discos

Thundercat – “Drunk”

Publicado

en

Tener amigos es mejor que tener dinero”, reza un dicho popular. Algo que bien sabe Stephen Bruner, más conocido en la escena musical de los últimos diez años como Thundercat, quién fue “descubierto” por Flying Lotus (entre comillas porque Bruner ya tenía su bagaje propio colaborando en la década pasada con artistas como Erykah Badu o Suicidal Tendencies, donde militaba su hermano Ronald) y reclutado como músico de sesión para la grabación y gira de su álbum “Cosmogramma” (2010). Fue el mismo Flying Lotus quien lo convenció de grabar en solitario, allá por 2011, su debut “The Golden Age Of Apocalypse”, y este año vuelve con su tercer álbum en larga duración: “Drunk”.

La música de Thundercat es irrevocablemente negra: está profundamente enraizada en el jazz y la improvisación, sin embargo, aúna también elementos del soul, funk, be-bop, trazas de ska, hip-hop y hasta soft rock. A priori, “Drunk” no parece un producto de digestión rápida, ya que son veintitrés canciones, pero dada la naturaleza ecléctica del álbum -tanto musical como líricamente- resulta un viaje en el que prácticamente ninguna canción falla a la hora de producir o transmitir algo. Hay desvaríos melódicamente tristes (“Rabbot Ho”) como también frenéticas crónicas de un fiestero común y silvestre (“Captain Stupido”). “Uh Uh” le sube las revoluciones al álbum con un despliegue de funk virtuoso, mientras que “Bus In These Streets” lo ralentiza profundizando sus líricas en las comodidades y vicios de la tecnología moderna.

Los arpegios del ya famoso e imponente bajo de seis cuerdas pulsadas por los dedos ágiles de Thundercat, dan inicio a “Lava Lamp” y “A Fan’s Mail (Tron Song Suite II)”, esta última una secuela de “Tron Song” de su segundo álbum “Apocalypse” (2013), divagando sobre la belleza de la vida de un gato (Tron es el nombre de su felino) y no tener responsabilidades. El r&b se hace presente en “Jethro”, un corte hipnótico y que representa el único y definitivamente perdonable problema de este álbum: empaquetar 23 canciones en una extensión estándar hace que algunas queden demasiado cortas, muriendo varias de ellas en el clímax de su groove y dejando la sensación de “gusto a poco”. Hay también momentos de mayor extensión, y vaya qué momentos. “Show You The Way” es un seductor electro-funk, en el que colaboran dos íconos del blue-eyed soul: Michael McDonald y Kenny Loggins, o “Walk On By” con la colaboración de Kendrick Lamar, otro amigo de la casa, y cuyo “To Pimp A Butterfly” de 2015 le debe casi toda su estructura jazzera a Bruner.

Rayando en el electropop, que es otra veta que asoma en “Drunk”, están “Tokio”, pieza breve de trote ligero, y “Friend Zone”, uno de los varios puntos altos del álbum, dándole aún más extensión a la paleta de estilos que Bruner expone. “Them Changes” es una canción elástica y saltarina como pelota de goma, aunque adolece de la misma falta de extensión, ya que cuando está a punto de explotar en intensidad, empieza a desvanecerse. Los invitados nuevamente aparecen en escena con el rapero Wiz Khalifa estelarizando un r&b oscuro y elegante en “Drink Dat”, y el omnipresente Pharrell Williams en “The Turn Down”. “DUI” cierra el disco a manera de reprise de “Rabbot Ho”, usando las mismas melodías y su característico falsete como para redondear el álbum.

En resumidas cuentas, Thundercat despliega aquí su mejor álbum a la fecha, mucho más cálido y más humano que los anteriores, presentándose tal cual es con sus luces y sombras, y asimismo mostrando su mejor faceta instrumental, una llena de la virtuosidad que lo ha llevado a ser considerado uno de los mejores bajistas en la actualidad.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Patogeno

    04-Abr-2017 en 1:30 pm

    <3

Responder

Discos

James Dean Bradfield – “EVEN IN EXILE”

Publicado

en

EVEN IN EXILE

A veces pareciera que la figura de Víctor Jara irrumpe mucho más potentemente en el extranjero que en nuestro país, esto porque, si bien es considerado un ícono de nuestra historia musical y cultural, el inmenso legado que dejó como activista trascendió las barreras incluso del idioma. Bajo este contexto, no resultaría tan extraño que un artista como James Dean Bradfield, acostumbrado a un rock de guitarras más convencionales en Manic Street Preachers, decidiera concentrarse en la vida y obra del hombre de “Manifiesto” para entregar “EVEN IN EXILE”, un trabajo que, mediante 11 composiciones, aborda diferentes episodios de Jara y su inmenso legado.

En poco más de 48 minutos, el artista entrega una colección de canciones recopilando distintos pasajes de la vida de Jara, mostrando su inmensa capacidad como compositor con diversos elementos sacados del pop, el rock progresivo, e incluso la música latinoamericana, descifrando diversos mensajes en una clave fresca y bastante radial para tratarse de un álbum conceptual. Dicho eso, basta sólo el inicio con “RECUERDA” para ir comprendiendo las diversas postales de la historia chilena que Bradfield entrega desde el arranque, con “THE BOY FROM THE PLANTATION”, el single principal del LP, introduciéndonos al viaje que nos contará la historia de Víctor Lidio Jara Martínez.

Todos los elementos sonoros que James incorporó en el desarrollo de “EVEN IN EXILE” se funden en una obra que permite analizar una mirada externa de una figura tan importante como la de Víctor Jara, todo esto gracias a las sublimes palabras del poeta galés Patrick Jones, quien es el encargado de cada uno de los poemas musicalizados en este trabajo. Desde ahí radica cómo un disco en homenaje a la figura de Jara puede transformarse a la vez en un detallado ejercicio de su música y legado, sobre todo abordando la importancia que tuvieron en la vida del intérprete personas como su madre Amanda Martínez, su esposa Joan Jara o la influencia de Violeta Parra, todas ellas encontrando su momento en el disco para abordar dichos lazos, como en “UNDER THE MIMOSA TREE”, “FROM THE HANDS OF VIOLETA” o “WITHOUT KNOWING THE END (JOAN’S SONG)”, completamente dedicada a la viuda de Víctor.

Por supuesto que otros hitos del período más complejo de nuestro país también se hacen presente en varios tracks, desde la desolación de “THERE’LL COME A WAR” o la profunda inmersión en el relato que logra “SEEKING THE ROOM WITH THE THREE WINDOWS”. Asimismo, “LA PARTIDA”, una canción donde lo primero que uno podría identificar es la vibra del italiano Alessandro Alessandroni, se centra en las viudas de los Detenidos Desaparecidos y su incansable búsqueda por el desierto de Atacama, fundiendo la historia hacia “THE LAST SONG”, en la que, mediante una indudable sensación de derrota, Bradfield narra una prosa que bien representa los últimos días de Jara, así como los del presidente Salvador Allende.

Las canciones de Jara seguirán sonando siempre, incluso para las nuevas y futuras generaciones, pero nunca es tarde para reflexionar en el sentido de cómo su obra ha sido tan relevante incluso, en lugares tan lejanos como Europa. “No hay ningún cantante de protesta como él”, ha dicho Bradfield en reiteradas ocasiones, y evidentemente tanto él como Patrick Jones lo comprendieron muy bien, abriendo así una puerta a que el legado de Víctor llegue a influenciar aún más gracias a este documento de historia viva, de palabras que cobran una fuerza por sobre el recuerdo de un artista excepcional, donde de alguna u otra forma su influencia se sentirá en cada cantar que vaya desde el corazón. “Ahí donde llega todo, y donde todo comienza. Canto que ha sido valiente, siempre será canción nueva”.


Artista: James Dean Bradfield

Disco: EVEN IN EXILE

Duración: 48:20

Año: 2020

Sello: MontyRay


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

EVEN IN EXILE EVEN IN EXILE
DiscosHace 1 mes

James Dean Bradfield – “EVEN IN EXILE”

A veces pareciera que la figura de Víctor Jara irrumpe mucho más potentemente en el extranjero que en nuestro país,...

POWER UP POWER UP
DiscosHace 1 mes

AC/DC – “POWER UP”

El 19 de febrero de 1980 falleció Bon Scott, segundo vocalista de la banda de hard rock AC/DC. En la...

CYR CYR
DiscosHace 1 mes

The Smashing Pumpkins – “CYR”

Retomando un formato doble, que no le veíamos desde el reconocido “Mellon Collie And The Infinite Sadness” (1995), The Smashing...

Letter To You Letter To You
DiscosHace 2 meses

Bruce Springsteen – “Letter To You”

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su...

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 2 meses

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 2 meses

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 2 meses

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 2 meses

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 2 meses

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 meses

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: