Conéctate a nuestras redes
Tomorrow’s Modern Boxes Tomorrow’s Modern Boxes

Discos

Thom Yorke – “Tomorrow’s Modern Boxes”

Publicado

en

Si hay algo que caracteriza a la obra de Thom Yorke, es ese clásico lugar común: “No deja a nadie indiferente”. Porque incluso desde lo realizado en Radiohead, su banda madre, ha practicado la doctrina del golpe de timón y eso se ha convertido en su rúbrica. En el año 2007, los nativos de Oxford pusieron nuevas cartas sobre la mesa del negocio de la música, entregando su disco “In Rainbows” para descarga en Internet con la premisa de pagar lo que el auditor estime conveniente, algo similar a lo que ha hecho con su nuevo disco solista “Tomorrow’s Modern Boxes” de este año.

THOM YORKE 01Yorke ha elegido el sistema de descargas de BitTorrent y su plataforma de “bundles” para entregar su nuevo trabajo, una canción gratuita y el resto por seis dólares, para tener control de la comercialización de la música en Internet y devolvérselo a quienes la crean, bajo sus propias palabras. Que esto termine siendo la solución para el problema de la piratería o no, es harina de otro saco y se verá con el tiempo. En lo estrictamente musical, “Tomorrow’s Modern Boxes” se aleja en un ángulo bastante pronunciado de lo propuesto en su primer álbum de estudio, “The Eraser” (2006) que, pese a que estaba enfundado en una propuesta electrónica de corte IDM, mantenía una pulsión orgánica más potente. “Tomorrow’s Modern Boxes”, por el contrario, usa y por ratos abusa de la estructura de los arreglos de precisión quirúrgica.

El disco abre con “A Brain In a Bottle” que, dicho sea de paso, es la canción y video descargables gratuitamente en el bundle de BitTorrent; melodía envidiable y atrayente, y el falsetto de Yorke presente en toda la canción, mientras que “Guess Again!” está a medio camino entre Radiohead era “Amnesiac” (2001) y las pretensiones electrónicas de sus discos solistas, y el piano melancólico es prueba de ello. Los beats desaparecen en la sutil “Interference” y los ambientes toman control absoluto del disco casi en la misma vibra que “The Mother Lode”, similar en intención a las colaboraciones que Yorke ha hecho con artistas como Modeselektor o Four Tet, ajustando sus propios registros vocales a las melodías que la canción contiene.

THOM YORKE 02“Truth Ray” vuelve a ralentizar el álbum; hasta aquí no hay ni asomo de encontrar el bajo de “Harrowdown Hill” o “The Eraser” de su disco predecesor, y en “There’s No Ice (For My Drink)” tampoco está, de hecho, se lanza al IDM en su faceta más pura y dura; un intento más bien débil de parte de Yorke por acercarse a la música bailable, intento que el mismo ha declarado tener en más de alguna entrevista. El piano, aunque distorsionado, y la ausencia de beats vuelven a hacerse presentes en la breve “Pink Section”, para terminar con “Nose Grows Some” y sus beats sincopados,  sumados a sus melodías púrpuras y verdes en contraste, hablando en lenguaje sinestésico, virtud que posee, por lo demás.

Que Yorke es un músico talentoso, no puede discutirse. Que durante los últimos años ha revolucionado la forma de crear y difundir la música, tampoco. Es artero e inteligente como pocos, pero en “Tomorrow’s Modern Boxes” adolece de una sensación poco orgánica en su creación, toda vez que un nuevo disco de Radiohead es inminente según él mismo ha declarado. Es posible que esté quemando las naves de su faceta electrónica ad portas de un nuevo sonido, más humano y menos maquinal. De cualquier forma, ese es su sello, se le aprecia como tal y será recordado para la posteridad por ello.


Artista: Thom Yorke

Disco: Tomorrow’s Modern Boxes

Duración: 38:13

Año: 2014

Sello: Independiente


Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Edu

    19-Oct-2014 en 12:20 am

    Escuché el disco y me parecio bastante bueno, al igual que Yorke espero que el problema de la piratería desaparezca

Responder

Discos

Black Country, New Road – “For The First Time”

Publicado

en

For The First Time

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en un loop, donde se alternan la ortodoxia y revolución como principios de guía estéticos. Cada cierto tiempo, aparecen álbumes que dan luces de una posible respuesta a dicha interrogante, y es en ese horizonte donde encontramos la propuesta orquestal y poética de Black Country, New Road, banda londinense compuesta por Isaac Wood (voz y guitarra), Tyler Hyde (bajo), Lewis Evans (saxofón), Georgia Ellery (violín), May Kershaw (teclados), Charlie Wayne (batería) y Luke Mark (guitarra). Resulta necesario enlistar y enfatizar en que son un septeto, pues, más que pasar desapercibidos, todos son piezas fundamentales en la construcción del laberinto sonoro que significa su primer larga duración, “For The First Time”.

El camino lo comenzamos a recorrer con “Instrumental”, donde una veloz rítmica de jazz y teclado frenético son la base para una orquesta que aumenta la tensión paulatinamente, hasta chocar de golpe con un brusco silencio, convirtiéndose en una pieza que, desde la apertura del LP, nos permite apreciar la variada influencia de la agrupación. Con “Athens, France” transitamos pasajes más afables, que nos llevan hacia momentos de un rock alternativo con tintes de intensidad noventera, y que son matizados por solemnes momentos orquestales que sirven de telón de fondo para la temerosa pero expresiva voz de Wood.

Un cambio un tanto drástico se experimenta con la caótica “Science Fair”, una turbulenta tormenta de bronces, guitarras estridentes y sintetizadores intimidantes, cuyos sucios quiebres jazz y perturbadoras estructuras sonoras nos regalan una experiencia de corte cinematográfico. Cabe destacar que en la letra se hace una referencia explícita a los emblemáticos Slint, alusión que se palpa vívida como influencia estética en “Sunglasses”. Con su comienzo de atmosférica guitarra fuzz, nos encontramos con una base post rock noventera, caracterizada por su incorporación progresiva de capas sonoras y que, tras una descompensación rítmica, cambia drásticamente a una propuesta más potente.

En el último tercio, inspirada en el trabajo de Arthur Russell, “Track X” retoma transitoriamente la calma perdida. Acá toman mayor protagonismo los tímidos, pero curiosos, arreglos de violín. También podemos apreciar la importancia de la propuesta lírica, que destaca por su capacidad de transmitir emociones como desazón, hastío o frenesí con letras sinceras sobre la cotidianeidad. Así llegamos al cierre de “For The First Time”, donde nos encontramos con la monumental “Opus”, una pieza de rítmica acelerada, con cierto color post punk, pero que se entrecruza con juegos de intensidad y explosiones sónicas, generando una apocalíptica atmósfera orquestal cargada de misterio, derivando en calma después de la tormenta.

Tras el recorrido, nos damos cuenta de que lo realizado por estos siete jóvenes ingleses cobra mérito al darnos atisbos de respuesta a la pregunta planteada líneas atrás. En una época en que se supone que ya todo está hecho, la creatividad de una propuesta musical no necesariamente se basa en la capacidad de inventar algo nuevo, sino que también por la inteligencia de utilizar lo ya disponible para generar algo atractivo. En su honestidad, que no tiene tapujos en confesarnos sus influencias, Black Country, New Road con “For The First Time” nos brinda un constructo sónico poseedor de un espíritu propio y abre un camino que nos permite ver que no todo es monotonía allá afuera.


Artista: Black Country, New Road

Disco: For The First Time

Duración: 40:44

Año: 2021

Sello: Ninja Tune


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

For The First Time For The First Time
DiscosHace 1 día

Black Country, New Road – “For The First Time”

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en...

Ignorance Ignorance
DiscosHace 1 semana

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 1 semana

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 4 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: