Conéctate a nuestras redes
Tomorrow’s Modern Boxes Tomorrow’s Modern Boxes

Discos

Thom Yorke – “Tomorrow’s Modern Boxes”

Publicado

en

Si hay algo que caracteriza a la obra de Thom Yorke, es ese clásico lugar común: “No deja a nadie indiferente”. Porque incluso desde lo realizado en Radiohead, su banda madre, ha practicado la doctrina del golpe de timón y eso se ha convertido en su rúbrica. En el año 2007, los nativos de Oxford pusieron nuevas cartas sobre la mesa del negocio de la música, entregando su disco “In Rainbows” para descarga en Internet con la premisa de pagar lo que el auditor estime conveniente, algo similar a lo que ha hecho con su nuevo disco solista “Tomorrow’s Modern Boxes” de este año.

THOM YORKE 01Yorke ha elegido el sistema de descargas de BitTorrent y su plataforma de “bundles” para entregar su nuevo trabajo, una canción gratuita y el resto por seis dólares, para tener control de la comercialización de la música en Internet y devolvérselo a quienes la crean, bajo sus propias palabras. Que esto termine siendo la solución para el problema de la piratería o no, es harina de otro saco y se verá con el tiempo. En lo estrictamente musical, “Tomorrow’s Modern Boxes” se aleja en un ángulo bastante pronunciado de lo propuesto en su primer álbum de estudio, “The Eraser” (2006) que, pese a que estaba enfundado en una propuesta electrónica de corte IDM, mantenía una pulsión orgánica más potente. “Tomorrow’s Modern Boxes”, por el contrario, usa y por ratos abusa de la estructura de los arreglos de precisión quirúrgica.

El disco abre con “A Brain In a Bottle” que, dicho sea de paso, es la canción y video descargables gratuitamente en el bundle de BitTorrent; melodía envidiable y atrayente, y el falsetto de Yorke presente en toda la canción, mientras que “Guess Again!” está a medio camino entre Radiohead era “Amnesiac” (2001) y las pretensiones electrónicas de sus discos solistas, y el piano melancólico es prueba de ello. Los beats desaparecen en la sutil “Interference” y los ambientes toman control absoluto del disco casi en la misma vibra que “The Mother Lode”, similar en intención a las colaboraciones que Yorke ha hecho con artistas como Modeselektor o Four Tet, ajustando sus propios registros vocales a las melodías que la canción contiene.

THOM YORKE 02“Truth Ray” vuelve a ralentizar el álbum; hasta aquí no hay ni asomo de encontrar el bajo de “Harrowdown Hill” o “The Eraser” de su disco predecesor, y en “There’s No Ice (For My Drink)” tampoco está, de hecho, se lanza al IDM en su faceta más pura y dura; un intento más bien débil de parte de Yorke por acercarse a la música bailable, intento que el mismo ha declarado tener en más de alguna entrevista. El piano, aunque distorsionado, y la ausencia de beats vuelven a hacerse presentes en la breve “Pink Section”, para terminar con “Nose Grows Some” y sus beats sincopados,  sumados a sus melodías púrpuras y verdes en contraste, hablando en lenguaje sinestésico, virtud que posee, por lo demás.

Que Yorke es un músico talentoso, no puede discutirse. Que durante los últimos años ha revolucionado la forma de crear y difundir la música, tampoco. Es artero e inteligente como pocos, pero en “Tomorrow’s Modern Boxes” adolece de una sensación poco orgánica en su creación, toda vez que un nuevo disco de Radiohead es inminente según él mismo ha declarado. Es posible que esté quemando las naves de su faceta electrónica ad portas de un nuevo sonido, más humano y menos maquinal. De cualquier forma, ese es su sello, se le aprecia como tal y será recordado para la posteridad por ello.


Artista: Thom Yorke

Disco: Tomorrow’s Modern Boxes

Duración: 38:13

Año: 2014

Sello: Independiente


Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Edu

    19-Oct-2014 en 12:20 am

    Escuché el disco y me parecio bastante bueno, al igual que Yorke espero que el problema de la piratería desaparezca

Responder

Discos

METZ – “Atlas Vending”

Publicado

en

Atlas Vending

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un eventual nuevo trabajo de estudio. Y es que, claro, ser una de las grandes cartas de un sello tan influyente como Sub Pop Records obviamente haría que los ojos del mundo se pusieran sobre su música, ya que todos querían saber con qué sorprendería el conjunto establecido en Toronto. Así es como el camino nos lleva hasta “Atlas Vending”, su esperadísimo cuarto larga duración, donde la banda trasciende su particular estilo añadiendo nuevas capas de noise, grunge y, sobre todo, una fuerza a prueba de cualquier desafío para sacar adelante una obra de este tamaño.

La banda arremete con poco más de 40 minutos a la merced de una aplanadora sonora, donde desde el primer golpe, con “Pulse”, entramos de lleno en un terreno en que las capas sónicas se funden con intensos golpes en la batería, todo llevándonos a las comparaciones claras con bandas como Nirvana o Mudhoney, algunos de los principales referentes de inspiración para el conjunto canadiense. No hay duda de que, luego de tres placas de estudio, la banda tendría mucho que demostrar en este cuarto LP, por lo que, con Alex Edkins a la cabeza, el conjunto va emitiendo chispazos de furia que a través de sus diez tracks, haciéndonos transitar por veredas del post punk y el grunge, con guitarras abrasivas que encuentran su punto de intensidad tan pronto como en “Blind Youth Industrial Park” y “The Mirror”, la segunda y tercera canción de “Atlas Vending”.

Enfrentarse a la obra de METZ a estas alturas no requiere de mucha preparación, basta con disfrutar y dejarse llevar por la apuesta sonora que genera el trío, quienes no requieren de muchos recursos para llenar cada espacio con una energía que es exudada con mucha confianza en cada track. Fueron muchos los adeptos que el conjunto ganó al trabajar con Steve Albini en su anterior LP, “Strange Peace” (2017), por lo que la decisión de colaborar con Ben Greenberg en este nuevo disco es sorpresiva, pero no muy difícil de comprender una vez que se ve el resultado en ejemplos como “Hail Taxi”, donde se logra conjugar la evolución sonora de la banda hasta este momento con la visión actual y para la posteridad que tienen de su apuesta.

Sin ningún punto bajo, el disco entra de lleno en una última parte completamente centrada en composiciones potentes como “Sugar Pill”, además de momentos esenciales dentro de este recorrido, como la transición que se genera en “Framed By The Comet’s Tail”, o la locura de “Parasite”. Todo esto conduce hasta el épico cierre de “A Boat To Drown In”, una composición con más de siete minutos de duración, donde el conjunto echa a andar una maquina de riffs que no se queda solamente en el ruido, sino que también adopta una naturaleza espacial para entumecer cada espacio con sus estridentes guitarras. Las palabras quedan cortas, pero, si una cosa es clara, es que estamos frente al mejor disco de METZ en su carrera.

Con una velocidad sin pausas, un dominio excepcional del ruido y una fuerza descomunal que avanza por cada uno de los pasajes de “Atlas Vending”, la banda opta por refinar una fórmula que se va alternando entre la crudeza y lo melódico, demostrando que este cuarto LP es otro paso adelante para el conjunto en materia sonora. Por supuesto que la apuesta de METZ se multiplica por mucho cuando abordamos a la banda en vivo, pero en un mundo donde los recitales son cosa del pasado, el trío logró algo que para una banda de esta naturaleza parecería casi imposible: llevar la energía del concierto hasta el estudio, haciendo que esa estridente potencia de sus presentaciones en vivo llegue directamente hasta nuestros oídos.


Artista: METZ

Disco: Atlas Vending

Duración: 40:17

Año: 2020

Sello: Sub Pop


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 8 horas

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 5 días

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 6 días

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 7 días

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 semanas

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Lament Lament
DiscosHace 2 semanas

Touché Amoré – “Lament”

Después de su emocionalmente devastador cuarto larga duración, “Stage Four” (2016), Touché Amoré vuelve a remover fibras profundas con “Lament”,...

MMXX MMXX
DiscosHace 2 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “MMXX”

A estas alturas, es un hecho que Cómo Asesinar A Felipes va más allá de la idea tradicional de banda....

Fake It Flowers Fake It Flowers
DiscosHace 3 semanas

Beabadoobee –”Fake It Flowers”

Cada vez es más aparente el estado cíclico de la música. Las generaciones nuevas ven como novedoso cosas que las...

10 Songs 10 Songs
DiscosHace 3 semanas

Travis – “10 Songs”

En sus casi 30 años de trayectoria, Travis acumula una serie de buenas –y lindas– canciones, que han servido para...

Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic
DiscosHace 3 semanas

The Ocean – “Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic”

La vida después de “la gran muerte”, como históricamente se le ha llamado a la más grande extinción masiva de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: