Conéctate a nuestras redes
Anima Anima

Discos

Thom Yorke – “Anima”

Publicado

en

Si Thom Yorke ha sido capaz de entregar trabajos tan buenos con Radiohead y como solista, un nuevo álbum de estudio bajo esa última faceta evidentemente sería sinónimo de calidad, ya que, luego de publicar la excelente banda sonora para la película “Suspiria” (Luca Guadagnino, 2018), el músico demostró que es capaz de trabajar con diferentes elementos sonoros y no sólo con lo articulado propiamente en sus trabajos anteriores como “Tomorrow Modern Boxes” (2014), donde primó la elaboración electrónica bajo el sentimiento de buenas canciones, sin necesidad de entrar estrictamente en la elaboración de un concepto que requiera justificar las melodías que se van presentando en el intertanto.

Y es que para construir lo que es su tercer trabajo de estudio, Thom Yorke aborda diferentes conceptos de la sociedad que se ven materializados en el resultado final, donde la experiencia para el oyente es algo que lo mantiene comprometido, pendiente de cada movimiento e intentando que se haga parte del relato, buscando la identificación de ambas partes con la obra. “Anima” cobra un sentido introspectivo bajo la vertiginosa vida urbana que llevamos día a día, ya que ese es un escenario que se sugiere de manera casi por inercia al ir escuchando los distintos elementos y puntos que el álbum va tocando, con patrones que vuelven a estar presentes de una forma u otra a medida que la historia va abordando su relato.

Por un lado, está lo perfecto y calculado, todo lo que representan los sintetizadores, loops, y beats que van adornando cada una de las composiciones. Por el otro lado, está lo humano, donde es Thom quien resalta como el elemento principal jugándose el papel de interlocutor, abordando y explicando cada pieza que pueda parecer inconexa en un rompecabezas de carácter complejo, pero que finalmente tiene todo estructurado en una simpleza y elegancia impecable. “Last I Heard (…He Was Circling The Drain)”, por ejemplo, se asoma con un desarrollo en la marcha, dándole humanidad y espontaneidad a los calculados y perfectos loops con que los sintetizadores adornan el resto de la toma, visibilizando los movimientos que pasaron y los que están por venir, como si se tratara del perfecto guion de una película.

Es así como cada canción coquetea y se concentra en abordar estas ideas y conceptos, tal como en “Twist”, donde Thom se funde con los beats en una unión que hace una transición prácticamente invisible en el sentido de reconocer los movimientos, planteando una duda casi perdurable durante este trabajo, que se cuestiona dónde está lo real y dónde está lo elaborado, lo que no proviene desde la emoción humana. ¿Hasta qué punto pueden converger el hombre y las máquinas? Es lo que cualquiera se podría preguntar, más aún cuando los contrastes desaparecen a ratos para plantear la interrogante de cuán robotizados nos hemos vuelto como seres humanos, y si eso es algo que es para mejor o peor, según el punto de vista. “Dawn Chorus es el punto que separa estos dos sectores en constante conflicto, presentándose como una canción donde el sintetizador es el único acompañamiento en un lirica e interpretación desgarradora y muy sentida, al nivel de las mejores composiciones que Yorke ha hecho en años.

“Not The News” y sus beats en un formato mucho más electrónico acercan el sonido contemporáneo construido sobre una base mucho más metafórica, permitiéndole un valor agregado a una canción que podría ser descrita como electrónica o tecno, pero que Yorke maneja desde una mirada más conceptual que unos sencillos beats para la pista de baile, de nuevo haciendo esa división humana/robótica que tanto se sugiere en el álbum, donde los atisbos de humanidad se ven reflejados en elementos muy puntuales como, por ejemplo, “Impossible Knots” y su bajo dinámico, el que se siente como uno de los pocos elementos humanos dentro de un álbum que está completamente basado en sonidos de carácter digital. Bajo esa mirada de pesimismo y aprendizaje de cómo sobrevivir en un contexto distópico y frío, “Runawayaway” es precisamente el cierre perfecto para una historia de esta naturaleza, donde la linea“this is when you know who your real friends are” resalta apresuradamente para llevarnos a esa constante inmersión que plantea este trabajo, a ratos urgente, asfixiante y muy vertiginoso.

Independiente de que el álbum esté acompañado por un corto de 15 minutos dirigido por Paul Thomas Anderson, es importante entender ambos como obras separadas debido a que, sin interceder mucho en el desarrollo de este, la música finalmente cuenta una historia más extensa y elaborada que lo que se puede lograr en ese lapso, aunque no por eso con un resultado de menor calidad o menos comprensible. “Anima” es una obra de antología por donde se le mire, demostrando la gran calidad compositiva que alcanzó Yorke y lo bien que funciona junto con alguien como Nigel Godrich.

Sin contar el pie forzado que supuso la composición de “Suspiria” en 2018, “Anima” se establece muy bien dentro del catálogo del músico, encajando inmediatamente con sus trabajos anteriores y alejándolo un poco de cualquier idea preconcebida que pudiera caer sobre su música. La pregunta finalmente es clave, y Thom no necesita plantearla o buscarle una respuesta, sino que más bien debe ayudarnos a comprender que el estado actual de la sociedad no es algo que pueda ser revertido o mejorado, y que lo único que va quedando por hacer es evadirlo, aunque toda acción de ese tipo conlleve una cierta comprensión del panorama. De eso, el músico sabe bien y, gracias a este trabajo, nosotros también lo sabremos.


Artista: Thom YorkeAnima

Disco: Anima

Duración: 47:44

Año: 2019

Sello: XL


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Txakur – “Itaca”

Publicado

en

Itaca

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes electrónicos cargados a las atmósferas con un implícito mensaje de trasfondo, presente en detalles como sus samples y letras. Sin embargo, esta especie de prueba de fuego –que pasó, por cierto– dotó al proyecto de Ariel Acosta (Martín Pescador, Baikonur) de una madurez que se cocinó lentamente hasta “Itaca”, su primer largo bajo este proyecto electrónico que habla más allá de sus beats.

Curiosamente, la elección de la electrónica para plasmar sus inquietudes musicales pareciera no ser al azar. Un cuidadoso trabajo en las programaciones y mezcla hacen de “Itaca” un interesantísimo proyecto, que, a diferencia de su muestra anterior, se asoma como un disco más personal e íntimo, que nace de una nostalgia extraña, evocando sus teclas, pero que, al mismo tiempo, sigue una clara línea política en algunas de sus líricas. Y el inicio es demoledor: cuesta no prestar atención a la hipnótica “Diamantes”, que empieza con plena voz y un sinte galopante, perdiéndose en las programaciones. “Itaca” va al choque, pero en un sentido más contemplativo, por lo que es necesario prestar atención a sus detalles si lo que queremos disfrutar son acabadas líneas de sinte y ritmos.

La tendencia dice que la electrónica está hecha para la pista de baile, sin embargo, hace rato que esa idea no se queda en la práctica y son cada vez más populares los proyectos que invitan a una pista de baile interior, introspectiva y más oscura. Es también la elección de las máquinas lo que nos dice que la invitación es a reflexionar y que, a la vez, es ventana de un imaginario donde esas teclas nos recuerdan una sociedad polvorienta; un estilo medio Vangelis con “Blade Runner”.

En “Itaca”, Txakur habla de edificios, la ciudad, y reflexiona en torno a la sociedad distópica de las apariencias, como en “Kiasu”, y también se encarga de crear paisajes más personales con canciones sensibles en dueto, como “Corazón Del Humedal” junto a Fakuta, o “Claustro” con Kinética. Sin duda, los puntos altos de este disco aparecen justamente en aquellos detalles, en cómo se funde la voz fina con los beats y el cuidado trabajo de producción.

Fernweh se le llama al trastorno del viajero, sentir nostalgia por lugares en los que no ha estado, de viajar y moverse. “Fernweh” es también el último track de “Itaca”, que hacia el final se pierde en un crescendo hasta desaparecer, como si fuera una especie de bote abandonando una isla en medio del océano. Una isla llena de beats hipnóticos, repetitivos y densos, pero que a la vez guardan el sentimiento de canciones que, pese a estar plagadas de máquinas, conservan aún el toque humano y la sensibilidad y honestidad de la composición.


Artista: Txakur

Disco: Itaca

Duración: 40:23

Año: 2021

Sello: LeRockPsicophonique


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Itaca Itaca
DiscosHace 3 días

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

ULTRAPOP ULTRAPOP
DiscosHace 5 días

The Armed – “ULTRAPOP”

El adjetivo que mejor podría aplicársele a The Armed es “impenetrable”, y aún así puede ser motivo de discusión porque,...

The Battle At Garden’s Gate The Battle At Garden’s Gate
DiscosHace 2 semanas

Greta Van Fleet – “The Battle At Garden’s Gate”

Todo lo que rodeó la elaboración, grabación y lanzamiento del segundo disco de Greta Van Fleet, es digno de atesorarse...

Sweep It Into Space Sweep It Into Space
DiscosHace 2 semanas

Dinosaur Jr. – “Sweep It Into Space”

Con más de 30 años de trayectoria y una disfuncional, tensionada e intermitente relación creativa, Dinosaur Jr. ha tomado la...

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 3 semanas

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 3 semanas

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 1 mes

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 1 mes

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 2 meses

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Show Me How You Disappear Show Me How You Disappear
DiscosHace 2 meses

IAN SWEET – “Show Me How You Disappear”

En “Shapeshifter” (2016), Jilian Medford se presentó como IAN SWEET con una interesante propuesta de pop sucio cargado a las...

Publicidad
Publicidad

Más vistas