Conéctate a nuestras redes

Discos

The xx – “I See You”

Publicado

en

Los recovecos de la fiesta tratan de ser silentes. La oscuridad hace que los sentidos se crucen y la manera de evitar sentir algo es el silencio, escucharse a sí mismo, mirarse al espejo de un baño ruinoso, esperar a que amanezca. La timidez se cruza con los beats, y ahí se nublan los retos por pasar y tal vez, entre la extrañeza y la incomodidad de la pista de baile, surge la claridad, las miradas en cámara lenta, las miradas para adentro, la vista como algo que aparece como la última esperanza, y ahí los colores, y ahí los límites más claros, y de pronto el amanecer es más fuerte que la fiesta. Aunque parezca lo contrario, The xx apuesta a la búsqueda de este brillo en su tercer disco, dado que la fiesta y las dudas fueron bien musicalizadas por Jamie xx en 2015.

“I See You” genera la idea de ser un disco más bailable y varios elementos se conjugan para ello, pero ahí está el juego de este timo al que nos sometemos, porque en realidad se alcanzan los ecos de la fiesta y los silencios siguen jugando un rol clave en el sonido del trío británico. Este es su disco más reflexivo, y parece ser el que más refleja las desventuras, dudas y problemas que enfrentaron Romy, Oliver y Jamie en los 1591 días que transcurrieron entre la salida de su disco anterior, “Coexist” (2012), y su nuevo trabajo. Lo más documentado era lo de Jamie Smith, quien superó el alcoholismo, pero Romy y Oliver tampoco estaban completamente bien, en especial por las dudas creativas que tuvieron o la incomodidad que les generó el éxito planetario, algo que sigue mostrándose hoy, pero al menos con la consciencia de que la timidez se cura a través de beats, de pasos extraños pero cómplices, que pueden tener la cadencia casi reggaetonera de “Lips” o la sensación EDM de la excelente “A Violent Noise”. Sin embargo, la cara más familiar de The xx sigue ahí, evasiva, jugando al contraste, en medio de “Replica”, donde Oliver Sim canta que “se siente como que esta canción ya la cantamos”, en medio de sonidos tropicales inéditos para la banda. Los colores son la última esperanza, incluso cuando la pregunta es si “¿Está en nuestra naturaleza estar atorados en la repetición?”.

La definición más descuidada dirá que este es el disco “zorrón” de The xx, que por eso se acomodarán bien a encabezar festivales, pero como el papel picado del video de “Loud Places” de Jamie xx y Romy Madley Croft, lo que necesitaba la banda eran otros colores, y por cierto que Jamie tomara un rol más protagónico. El escape a hacer lo mismo nuevamente era la introspección revestida de tonos diferentes, pero sin desconocer lo vivido. Un nuevo amanecer, con recuerdos frescos de la noche anterior.

Si “On Hold” muestra una dinámica fluida y bailable entre líricas de decepción y autoflagelamiento, “Performance” explica cómo es necesario ponerse caretas y hacer un show pase lo que pase, incluso ante la indiferencia. “Quería que te dieras cuenta, pero tú no lo ves. Este show es desperdiciado en ti, por eso actúo para mí”, canta Romy en esa canción, y he ahí la actitud de la banda ante este disco. No es un álbum perfecto, pero su rol no es ese; no es un puñado de canciones salidas del mismo estado de ánimo, sino que responden a las necesidades de un trío que en medio de fiestas y aparente diversión debió aprender a tratar con sus espejos, con sus ojos, y con el código de lo bailable salen adelante dando un paso gigante, consolidando su lugar ya ganado y tratando de ir más allá.

Pruébame, ve si me quedo. ¿Cómo podría irme a otro sitio?” cierra “Test Me”, y eso parece ser lo más cierto: los recovecos de la fiesta tratan de ser silentes, pero en medio de la noche no hay otro lugar al que ir, por lo que esos ecos oscuros son el lugar más seguro y The xx usa estos espacios con los ojos de la experiencia bien abiertos. “I See You”.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Publicado

en

Whole New Mess

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció como el punto donde su composición y visión alcanzó un nuevo nivel, y el dramatismo de sus letras fue ampliado por la magnitud del sonido orquestal que acompañó al disco, combinación que lo convirtieron en uno de los mejores lanzamientos del año. Cuesta creer entonces que su concepto original sea todo lo contrario. “Whole New Mess” recopila las grabaciones originales de lo que conocimos en su disco anterior, reintroduciéndonos el corazón roto de la cantautora sólo a través de su voz y guitarra, demostrando que la grandiosidad de sus canciones no depende de los elegantes arreglos, sino que de su ilimitada capacidad de retratar el dolor.

Originalmente, “Whole New Mess” vería la luz junto a “All Mirrors” como una doble invitación al mundo de Olsen, pero su lanzamiento no pudo ser más oportuno. Como mucho del mundo actual, las versiones son solitarias, nostálgicas, envueltas en una atmósfera de confinamiento, como si hubieran sido compuestas en estos meses. Sin embargo, sería un error decir que son más silenciosas, pues la música presente introduce otra clase de poder. Tal es el caso de “Impasse (Workin’ For The Name)”, que puede parecer más minimalista en sonido, pero la voz y cuerdas de Olsen rugen de igual manera y su capacidad de electrizar no se pierde, a pesar de la desnudez mostrada.

Es a través de su capacidad para moldear su voz según sus emociones por donde la cantante logra diversificar los sonidos de un disco uniforme. Su voz es desgarradora, pero confortante, como en “Too Easy (Bigger Than Us)” o “Chance (Forever Love)”, donde sus tonos son clásicos, reminiscentes de dolores antiguos, aunque sus melodías son cálidas, como si confortaran sus lamentos. “Chance” pierde los arreglos que la convirtieron en un cierre tan catártico, pero no por eso deja de ser un fuerte golpe de emociones. Las vocales de “Tonight (Without You)” son potentes, pero necesarias, y aun sin el aplaudido final orquestal este parece ser un punto de catarsis, sin violines ni órganos, es su voz la que encuentra luz.

El peso más grande recae en las versiones originales de “All Mirrors” y “Lark”, ahora retituladas “(We Are All Mirrors)” y “Lark Song”. La primera es una pieza de folk mucho más tradicional, con un simple rasgueo que acompaña al relato universal de Olsen, intensificado por el constante reverb. Por su parte, “Lark Song” no pierde su fuerza y sigue arrastrando la responsabilidad emocional del disco, explotando a través de sus seis minutos en un crescendo de emociones. Si bien, estas versiones son mucho más íntimas, también reflejan una fuerte universalidad de experiencias, sin reducirse a las penurias del amor, sino que explorando múltiples relaciones humanas y sus efectos en las personas. La desnudez de su melodía ha permitido centrarse en el aspecto lírico, que presenta potencia por sí solo.

Existen dos canciones que no tienen punto a comparar: la apertura homónima y “Waving, Smiling”, que reemplazan a “Spring” y “Endgame”. La carta inicial lleva el espíritu del disco, mostrándose vulnerable y de un intencionado desorden, tal como los sentimientos que evoca, reconociendo una vida en constante cambio, pero aceptando la repetición de sus estados emocionales. El otro corte original es aún más vulnerable que el resto, tanto en melodía como en lírica es directa, sin rodeos, donde la soledad logra materializarse, pero un brillo esperanzador la ilumina: “El sol está brillando, estoy saludando, sonriendo, al amor por siempre, vivo y muriendo”.

Decir que las canciones en “Whole New Mess” son sólo demos inacabados sería minimizar las expresiones originales que se convertirían en “All Mirrors”. Esta colección de temas es tan fundamental como cualquier otra pieza de su discografía, donde la melancolía y desnudez no deben confundirse con una constante tristeza, sino como una invitación honesta a entender el mundo de una artista. Tan solo con su voz y su guitarra, Angel Olsen logra minimizar el sonido sin perder jamás la potencia, encontrando una nueva forma de hacer rugir sus sentimientos y dejando en claro que, lejos de los arreglos majestuosos, puede encontrar momentos de dramatismo, catarsis y, sobre todo, esperanza.


Artista: Angel Olsen

Disco: Whole New Mess

Duración: 42:05

Año: 2020

Sello: Jagjaguwar


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 4 horas

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 16 horas

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Thalassic Thalassic
DiscosHace 4 semanas

Ensiferum – “Thalassic”

Dentro de las historias que aparecen en la mitología griega, existe una que hace referencia a Talasa, la diosa primordial...

Publicidad
Publicidad

Más vistas