Conéctate a nuestras redes

Discos

The Waterboys – Modern Blues

Publicado

en

En cuanto se supo, a finales del año pasado, que The Waterboys (Mike Scott y compañía, mejor dicho) volvían al ruedo de los discos, una enorme ola de rumores intentó profetizar el resultado final que dicho trabajo produciría. Hoy, con el álbum en la mano, sabemos que The Waterboys le dio una vuelta de timón a su identidad melódica, acústica y esencialmente folk, mudándose hacia un sonido eléctrico, colmado de atrevidos riffs muy próximos a un rock & roll tradicional. Con tres décadas de música sobre la espalda y con más de una decena de discos a cuesta (en su mayoría bien logrados), Scott y sus secuaces se precipitan y cruzan la vereda de la música para producir un trabajo que está lejos de ser lo que The Waterboys sabemos que tradicionalmente ha sido. Sólo eso ya da curiosidad.

THE WATERBOYS 01Al comenzar “Modern Blues” nos estrellamos con “Destinies Entwined”, una canción en claro tono de apertura, con una letra que expele litros de mística y optimismo. Su principal cualidad es que es tan encendida y rockeada, que sus efectos electrónicos no parecen forzados, considerando que son de Scott. Le sigue “November Tale”, una canción elegante que nos devuelve a la Tierra, siendo lo más próximo a los Waterboys de antaño. El tema tiene unos arreglos de cuerdas muy sutiles, transformándola en una composición inquisidora, donde las preguntas existenciales, las dudas sobre la fe y la relevancia de la religión se mezclan con un sonido muy natural de los de Londres.

La calma desaparece del disco con “Still A Freak”, una composición pesada, con una marcada identidad blusera; en ella hallamos la atención constante de Scott hacia el corazón musical norteamericano. El solo de guitarra que se acelera y genera un in crescendo musical, genera un clímax rotundo y contundente. “I Can See Elvis” es una canción de rock que habla sobre sí mismo y que toma a los ídolos e íconos de este fenómeno, haciéndonos imaginar una mágica comunión de estrellas (John Lennon, Keith Moon, Charlie Parker y Marvin Gaye deambulan por la canción). La batería bien marcada y una guitarra punzante pero elegante, generan una atmósfera nostálgica. Con “The Girl Who Slept For Scotland” promediamos el disco, con una canción de amor en exceso sensible, aunque no por eso mal desarrollada.

THE WATERBOYS 02El blues reaparece con más fuerza con “Rosalind (You Married The Wrong Guy)”, donde la voz carraspeada y sucia de Scott se entremezcla con un punteo de guitarra insistente y duro, para enrostrarle a Rosalind, a través de su letra, que va por el camino equivocado y directo al precipicio con ese estúpido tipo. Esta canción es la que, sin lugar a dudas, define por donde The Waterboys quiso ir en “Modern Blues”. “Beautiful Now” es optimista y alegre; una sonoridad muy liviana y con no poca originalidad deja entrever que siempre algo del pasado debe quedar. Con “Nearest Thing To Hip” tenemos un experimento atípico en The Waterboys; una canción un tanto saltona y funky, donde Scott canta desde lo profundo de su miedo y preocupaciones. Finalmente, la clausura está a cargo de una demoledora y rápida “Long Strange Golden Road”, una canción que deja una sensación de extrañeza, en tanto sus sonidos aparecen muy modernos y renovados, pensando que vienen de la inentendible e impenetrable cabeza de Scott.

Quien busque en “Modern Blues” el espíritu de antaño de The Waterboys, no podrá encajar esta obra en sus esquemas. Por el contrario, quien busque sin prejuicios qué nuevo puede aportar un longevo artista, se llevará una grata sorpresa aquí. No porque sea Mike Scott debemos aceptarlo todo, sin embargo, el disco está bien tramado y, desde luego, tiene tantos méritos y aciertos que es imposible no sorprenderse. No sólo es suficiente, es más que eso.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Algiers – “There Is No Year”

Publicado

en

There Is No Year

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su segundo larga duración, “The Underside Of Power”, cuyo mensaje visceral y contestatario tuvo una relativa buena recepción. Caracterizados por su singular capacidad de mezclar el góspel con géneros más modernos, este año regresan con un trabajo menos ruidoso que sus antecesores, distanciándose levemente del sonido noise punk de sus inicios para estrechar lazos con sonoridades más íntimas, como el post-punk y el dark wave.

El álbum comienza con la canción que le da nombre, “There Is No Year”, y ya desde aquel punto la banda nos muestra la apuesta por explorar nuevas sonoridades que dialoguen más de cerca con el mainstream. Como si fuera la misma canción, una transición minimalista da paso a “Dispossession”, un tema que vuelve con fuerza a las raíces góspel. El cambio más drástico con trabajos anteriores se hace más notorio con “Hour Of The Furnaces”, transportándonos hacia pasajes mucho más oscuros, dando paso uno de los cortes más asfixiantes y conmovedores de esta larga duración, “Losing Is Ours”, y quebrando ese ambiente bruscamente con “Unoccupied”, uno de los pocos tracks de ritmo enérgico del larga duración.

Posteriormente se encuentra “Chaka”, dónde se hace notar con fuerza la influencia dark wave antes mencionada. Este es uno de los momentos más interesantes del álbum, convirtiéndose en una veta que debería seguir siendo explotada por los de Atlanta. Como acto seguido, “Wait For The Sound” y “Repeating Night” mantienen una sonoridad sutilmente tenebrosa, la que, gracias a las pinceladas de sonido industrial, nos recuerdan al “Black Celebration” de Depeche Mode del año 1986. Ambos temas, pese a ser auditivamente más digeribles, resaltan el interesante trabajo de producción hecho por Randall Dunn, nombre vinculado al drone y post-metal.

Llegando al cierre, rodeados por un aura cuasi vampírico, “We Can’t Be Found” mantiene un tira y afloja entre pasajes lúgubres y celestiales, mientras que “Nothing Bloomed” nos hace sentir toda su intensidad, conduciéndonos a un falso gran finale, pues luego de esto, algunas ediciones cuentan con el bonus track “Void”, un single noise punk que revive el sonido de los primeros años de la banda y que ya había sido publicado anteriormente para Adult Swim como material promocional.

A diferencia de los dos álbumes anteriores de esta agrupación, “There Is No Year” es un trabajo que muestra una fachada más personalista, mayormente destacando el talento de su vocalista Franklin James Fisher. Esto conlleva una disminución o, mejor dicho, una mutación del protagonismo del resto de los miembros y sus capacidades interpretativas (al menos en el estudio), lo cual se hace notorio en una banda que desde sus inicios concibió una propuesta musical vanguardista. Son esos los costos que muchas veces deben pagar quienes aspiran a consolidar un sonido más radial, y en el caso de Algiers es un sacrificio que, si bien es evidente, no perturba la esencia ruidosa, política y, sobre todo, exploratoria, manteniéndonos en la búsqueda por agregar nuevas texturas a su poco convencional apuesta sónica.


Artista: Algiers

Disco: There Is No Year

Duración: 37:05

Año: 2020

Sello: Matador


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 4 horas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Publicidad
Publicidad

Más vistas