Conéctate a nuestras redes
A Light For Attracting Attention A Light For Attracting Attention

Discos

The Smile – “A Light For Attracting Attention”

Publicado

en

Todas las inquietudes musicales de Thom Yorke y Jonny Greenwood, incentivadas por el cerebro de Nigel Godrich, se vuelven a juntar en un súperproyecto que, capa tras capa, tiene algo que decir. Junto al baterista Tom Skinner, el trío se pasea por los recursos clásicos del rock alternativo que hizo famoso a Radiohead y agrega elementos de jazz, electrónica y otros ritmos, con un claro énfasis en las teclas y percusiones. The Smile, que es como bautizaron a la banda nacida en pandemia, bebe de las mentes creativas de los cuatro –Godrich es por extensión– y desde ahí trenza los 13 tracks de “A Light For Attracting Attention”, el debut que se anunció y cocinó rápidamente, y del cual se habían conocido varios adelantos, Glastonbury incluido.

Pese a los distintivos de cada uno, The Smile plantea a ratos un ejercicio gracias a sus capas. No es lo mismo que Radiohead y no suena como esa banda, y allí radica una de sus primeras virtudes porque, entre cada elemento que se superpone, la identidad va apareciendo. Si bien, el sintetizador de entrada en “The Same”, primer track del disco, es un elemento clásico que se entiende bien con el timbre y la voz de Yorke, madura rápidamente hasta ir revelando una compleja y oscura composición. No es lo mismo para “The Opposite”, que abre con una correcta y galopante batería, muy en la onda de lo que hacen sus compatriotas de Beak>, y que deja oír el sello jazzero de Skinner y los toques ya ultra conocidos de Jonny Greenwood en la guitarra por primera vez.

En este punto es inconfundible el tacto de cada uno hasta “You Will Never Work In Television Again” o “The Smoke”, los singles que ya daban luces de la dirección del álbum del súpergrupo. Es esa mixtura de influencias, estilo y ejecución, lo que hace de “A Light For Attracting Attention” no un compilado, sino un completo producto que, pese a las figuras que lo integran, logra consolidar una identidad propia gracias a sus influencias.

El álbum avanza lento hasta completar dos etapas, que pasan de un primer tiempo con una serie de matices, instrumentos y argumentos que justifican la reunión de estos artistas, hasta un segundo tiempo de notas más calmas, que introducen guitarras acústicas y baladas entre cuerdas, sintes y otro tipo de teclas. Este bloque se parte con la irrupción de las frenéticas “A Hairdryer”, “Waving A White Flag” y “We Don’t Know What Tomorrow Brings”, puntos altos del álbum hacia el final.

Es curioso que, a medida que avanza, el desarrollo de The Smile no traiga trazos de lo que pueda ser Radiohead, Atoms For Peace o cualquier otro proyecto de sus miembros, es más bien un nuevo espacio y territorio para explorar sin perder el rumbo ni sus argumentos. Según Yorke, The Smile expandió sus posibilidades de escribir de otra manera, componer sin demasiada presión y, sobre todo, aventurarse en ejecutar otros instrumentos (así, es posible escuchar a Yorke en el bajo en algunas canciones). Ese mismo carisma les permite conectar y enganchar con un público que indudablemente se rinde ante un nuevo trabajo de los ingleses.

The Smile tiene materia prima para ser un proyecto que tenga más vida y actividad que los otros súpergrupos que funcionaban en función de las figuras. Sin embargo, pareciera ser que, como experimento, no pasará del formato pasatiempo. En este caso, The Smile guarda las expectativas y juega con su talento, bajo perfil y sin mayores pretensiones que una búsqueda más íntima, personal y alejada de las superproducciones.


A Light For Attracting AttentionArtista: The Smile

Disco: A Light For Attracting Attention

Duración: 53:18

Año: 2022

Sello: XL Recordings


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Meshuggah – “Immutable”

Publicado

en

Immutable

Seis años pasaron desde “The Violent Sleep Of Reason” (2016) para que Meshuggah volviera a publicar un nuevo disco, y la banda sueca regresa con “Immutable”, una obra que se enfrenta al paso del tiempo y a un catálogo que ya los tenía con ocho trabajos de estudio en el cuerpo. Sin embargo, eso no parece ser un impedimento para desarrollarse creativa e interpretativamente con el mismo ímpetu de siempre, centrándose en hacer andar su visión creativa y llevar adelante una maquina que destruye todo a su paso. El concepto es simple y se desarrolla sutilmente desde el sonido, con las letras como un adorno a lo que Meshuggah realmente prioriza en su precisa forma de tocar. Como no era de extrañar, es la sección rítmica donde el peso de un disco como este más se hace sentir.

Mediante una idea central de inmutabilidad –aludiendo al título, por supuesto–, es que la banda toma el volante para avanzar a través de una carretera de sonidos y formas que a veces se siente sin rumbo. ¿Es eso algo malo? Para nada, Meshuggah tiene una calidad de interpretación y composición a la que saben sacarle partido desde los primeros acordes de “Broken Cog”, la canción que abre el disco y que dirige la senda de un ejercicio que pareciera un constante loop. Guitarras estridentes, precisión matemática y una batería que marca el ritmo de cada canción son los elementos principales en que el conjunto va sustentando el peso de su sonido, la tenacidad de sus letras y la naturaleza avasalladora y destructora de sus composiciones. Bajo ese contexto, golpes como “The Abysmal Eye” y “Light The Shortening Fuse” no hacen más que acrecentar esa destrucción de frentón que impregna el disco.

No cabe duda de que la sección instrumental es la que finalmente le da el enfoque a “Immutable”, ya que son las visiones creativas del guitarrista Mårten Hagström, el bajista Dick Lövgren y, sobre todo, el baterista Tomas Haake, las que se encargan de establecer los parámetros por los que desfila este noveno larga duración, que también cuenta con la participación en algunos solos de Fredrik Thordendal, guitarrista de Meshuggah que regresa luego de una pausa. Esto permite que todo el aspecto instrumental logre separarse y destacar de la parte vocal a cargo de Jens Kidman y, aunque exista una coherencia que permite hacer convivir ambas veredas, a su vez logra que cobren una fuerza propia que se une por el bien mayor de la obra. Es eso lo que también permite que los interludios instrumentales con “They Move Below”, “Black Cathedral” o el cierre del disco con “Past Tense”, funcionen tan impecablemente para dosificar la agresividad impoluta y constante del álbum.

Aunque la inmutabilidad como concepto no es necesariamente el tema central, el hecho de que el apartado lírico se vincule con el concepto permite que la banda se desarrolle con bases propias y una completa libertad creativa dentro de su visión, haciendo que esa naturaleza ajena de cambios se aplique a su sonido e interpretación, siempre pendientes de lo que ocurra a su alrededor. Desde ahí también cobra sentido la portada con el hombre en llamas, representando la violencia y la lenta destrucción de la sociedad en ciertos aspectos, mientras que el cuchillo empuñado en su mano habla de que aún se recurre a la violencia como una forma de comunicación, así como una herramienta completamente válida en un contexto ya empapado por la misma violencia. Con todo eso a cuestas, “I Am That Thirst”, “The Faultless” y “Ligature Marks” muestran perfectamente eso: la banda manteniendo su mismo sello y naturaleza de siempre, expandiéndose creativamente para mostrar más de lo mismo, por muy contradictorio que aquello suene.

Podríamos decir que hace mucho rato Meshuggah inventó la rueda, en cierta forma, pero regañarle que se quede en lo mismo es simplemente negarse a enfrentar su propuesta. La calidad de interpretación y las posibilidades que se pueden desprender desde una configuración como la que entrega la banda, son los elementos que deben priorizarse cuando se analice la calidad y valor que pueda tener una obra a estas alturas del partido. Llegar al noveno álbum no es una tarea menor, algo que muchas agrupaciones dentro del metal no logran resistir, pero la manera en que Meshuggah se enfoca en hacer lo suyo y crear su propio nicho es lo que les permite mantenerse estables ante el paso del tiempo. Fueron seis años desde su último trabajo y el hype no fue un impedimento para apreciar lo que logran. Aunque “Immutable” esté lejos de ser su mejor álbum, sí es una buena muestra de que esta banda sabe lo que hace, y no dejará de hacerlo por miedo o incertidumbre a que su obra no sea comprendida.


ImmutableArtista: Meshuggah

Disco: Immutable

Duración: 66:43

Año: 2022

Sello: Atomic Fire


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Immutable Immutable
DiscosHace 4 días

Meshuggah – “Immutable”

Seis años pasaron desde “The Violent Sleep Of Reason” (2016) para que Meshuggah volviera a publicar un nuevo disco, y...

WE WE
DiscosHace 5 días

Arcade Fire – “WE”

Desde “The Suburbs” (2010), Arcade Fire no había sido capaz de despachar un disco de contenido más personal y emotivo...

Emotional Eternal Emotional Eternal
DiscosHace 2 semanas

Melody’s Echo Chamber – “Emotional Eternal”

La década de existencia que lleva Melody’s Echo Chamber, el proyecto de la cantante y compositora francesa Melody Prochet, ha...

Alpha Games Alpha Games
DiscosHace 2 semanas

Bloc Party – “Alpha Games”

Después seis años de silencio discográfico, luego del tan duramente criticado “Hymns” (2016), Bloc Party vuelve con “Alpha Games”, un...

SHUNKA RYOUGEN SHUNKA RYOUGEN
DiscosHace 3 semanas

Haru Nemuri – “SHUNKA RYOUGEN”

Ya sea en festivales o listados de medios especializados, el nombre de Haru Nemuri ha resonado fuerte desde su irrupción...

A Light For Attracting Attention A Light For Attracting Attention
DiscosHace 3 semanas

The Smile – “A Light For Attracting Attention”

Todas las inquietudes musicales de Thom Yorke y Jonny Greenwood, incentivadas por el cerebro de Nigel Godrich, se vuelven a...

Everything Was Beautiful Everything Was Beautiful
DiscosHace 4 semanas

Spiritualized – “Everything Was Beautiful”

Grabado casi en simultáneo con “And Nothing Hurt” (2018), pero trabajado durante toda la pandemia, con Jason Pierce a cargo...

Mr. Morale & The Big Steppers Mr. Morale & The Big Steppers
DiscosHace 4 semanas

Kendrick Lamar – “Mr. Morale & The Big Steppers”

Cinco años de espera tuvieron que pasar lentamente para que Kendrick Lamar entregara la obra que, de alguna u otra...

Dragon New Warm Mountain I Believe In You Dragon New Warm Mountain I Believe In You
DiscosHace 1 mes

Big Thief – “Dragon New Warm Mountain I Believe In You”

Con cuatro discos bajo el brazo y firmando un catálogo que en su estilo roza la perfección, es difícil no...

The Long Road North The Long Road North
DiscosHace 1 mes

Cult Of Luna – “The Long Road North”

El sonido avasallador de Cult Of Luna es un titán que los suecos llevan alimentando durante más de dos décadas,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas