Conéctate a nuestras redes
Help Us Stranger Help Us Stranger

Discos

The Raconteurs – “Help Us Stranger”

Publicado

en

Un intermedio de once años entre un álbum y otro parece un tiempo muy largo, pero para The Raconteurs fue un período en que sus dos trabajos de estudio comenzaron a ganar cierto reconocimiento en el círculo de fanáticos del sello Third Man Records, casa discográfica de Jack White, quien le ha brindado cuanto proyecto se le ocurre en estos diez años desde su fundación. Aunque durante la última época el músico le dedicó el tiempo a su carrera solista, no dejó de ser una sorpresa cuando se supo el renacimiento del conjunto donde también participan Brendan Benson, Patrick Keller y Jack Lawrence, todos compañeros ya conocidos de White, los que con “Help Us Stranger” traen de regreso el rock más adornado y puro que se puede esperar de Detroit, con una base definida para abordar su sonido a través de su desarrollo.

Desde el primer minuto se nota que este era un regreso anhelado por sus integrantes; la banda luce bien y se escucha con una muy buena energía, principalmente White, uno de los que mejor la está pasando canción tras canción. Eso es algo que se siente a la hora de escucharlo cantar, y se transmite cuando la banda se complementa en sus instrumentos. Por supuesto, la apertura llena de parafernalia con “Bored And Razed” es el primer indicio de una banda en muy buena forma, con un sonido saludable y una propuesta mucho más dura y concreta que en sus trabajos anteriores, dejando un poco de lado la caótica diversidad que presentan sus álbumes anteriores para hacer algo mucho más definido y concreto, lo que se traduce muy bien en su propio beneficio, siempre yendo hacia adelante.

A medida que avanza el álbum, las cosas van tomando distintos rumbos, pero siempre bajo un palpitante ritmo que conduce las melodías. “Only Child”, por ejemplo, toma unos riffs de carácter más denso, sin dejar de darle cabida a una instrumentación con un tempo más mesurado, similar a las tonalidades y armonías que generaba White en “Blunderbuss” (2012), su debut como solista, que a medida que pasan los años se ha ido traduciendo como una sucesión natural a la última etapa de The White Stripes, así como también a un manifiesto de ciertos atisbos sonoros que abordó The Raconteurs con “Consolers Of The Lonely” (2008), el capítulo anterior a esta nueva entrada del catálogo del conjunto.

Es evidente que Jack White no lo es todo en la banda, ya que todos los integrantes logran resaltar por separado, pero sí funciona como el punto de referencia más claro al querer descifrar la intencionalidad detrás de cada canción, con un álbum presentándose más abierto a la exploración y al rompimiento de los clichés. Para muestra de eso, recibimos un poco común tempo de metal en “Don’t Bother Me”, donde queda expuesto el hecho de que experimentar con diferentes estilos es algo que se le está dando muy bien a White en la última década. Brendan Benson, por su parte, sostiene su armoniosa voz como el compañero ideal para sacar la cara más relajada del frontman, quien, a pesar de ser siempre el centro de atención, puede compartir labores de dirección en este proyecto, contrario a sus otras bandas, lo que se siente al escucharlo mucho más espontaneo y relajado en su interpretación.

Tal como se abre esa posibilidad de experimentar, también hay espacio para jugar con las estructuras, recibiendo a “Somedays (I Don’t Feel Like Trying)” con sus riffs en la misma densidad que se hace presente en otros puntos del álbum, así como también un teclado marcando presencia en este track que se divide en dos partes, con un final acústico que funciona de manera muy efectiva en los tintes épicos de ese rock de estadios. Podrá sonar descabellado para los más incrédulos, pero la banda comprende muy bien el espíritu del rock norteamericano más puro, descifrando y reinterpretando códigos de una manera muy similar a lo que hizo Guns N’ Roses en el pomposo “Use Your Illusion” (1991), entregando canciones que podrán parecer de estructura simple, pero que finalmente gozan de una impecable producción para realzar cada uno de sus elementos, sin sonar monótono o copiado en el proceso.

En “Help Us Stranger” nos encontramos sin duda alguna con el disco más efectivo y mejor logrado del conjunto en toda su carrera, acertando en cada paso que da la obra y optando por una toma de decisiones muy inteligente en pos de su desarrollo. Finalmente, canciones como el cover a Donovan con “Hey Gyp (Dig The Slowness)”, que le da un carácter reinterpretado para mimetizarse en la obra general, es una decisión inteligente que ayuda mucho al relato y que, a final de cuentas, deja a composiciones como “Sunday Driver” o “Now That You’re Gone” como buenos captores de atención, independiente de que hayan sido los sencillos principales.

El verdadero poder de este álbum se oculta en el resto de las composiciones, esas que no necesitan de un forzado voladero de cabeza o una demostración excesiva de tecnicismos para lograr su objetivo de sorprender. Muy por el contrario, se concentran en la claridad al emitir su mensaje, entregándonos una interpretación honesta que sale del alma, y a final eso es lo que más debería importar cuando se le busca el sentido a una obra como esta.


Artista: The RaconteursHelp Us Stranger

Disco: Help Us Stranger

Duración: 41:15

Año: 2019

Sello: Third Man Records


Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. sofia

    11-Jul-2019 en 12:32 pm

    ¡excelente análisis! un disco imperdible de este 2019

Responder

Discos

Oh Sees – “Face Stabber”

Publicado

en

Face Stabber

Camaleónica es una palabra que queda corta al definir la carrera de Oh Sees, nombre con el que, tras siete bautizos, se hace llamar la banda californiana fundada en 1997. Lo anterior se debe a que la experimentación y el cambio han sido las consignas de la agrupación encabezada por John Dwyer, y con el presente LP, “Face Stabber”, los norteamericanos las hacen más propias que nunca. Siguiendo el camino trazado por sus antecesores “Orc” (2017) y “Smote Reverser” (2018), el disco se basa en un fuerte coqueteo entre el garage, el progresivo, el noise y el pysch-punk, convirtiéndose en toda una experiencia.

La apertura con “The Daily Heavy”, el cual se posa esplendoroso con el ruido dominante de un juguete de goma siendo presionado en forma repetitiva para marcar el paso, funciona como argumento a la hora de afirmar que no hay límites en la exploración de nuevos sonidos, aquello que los ha empoderado para ir más allá de lo que sus seguidores y ellos mismos hayan podido imaginar. Posteriormente, la canción se funde con una variada instrumentación que sigue un ritmo punk y guitarras que hacen solos a su antojo e incorpora, de forma intermitente, la voz de Dwyer para sazonarlo con oscuridad y dureza.

La sencillez del estilo que tiene como exponentes a Ty Segall y Black Lips, se hace evidente en los primeros segundos de “The Experimenter”, la cual –haciendo honor a su nombre– permite que la doble batería y las cuerdas desenfrenadas se mezclen con sonidos futurísticos, electrónicos y ambientales de ciudad y de puerto, dando rienda suelta a la creatividad de sus miembros. Luego, “Face Stabber” da el paso al estruendo y saturación propia del metal, encontrando cobijo en este corto pero intenso tema; en él, los platillos gritan fuerte y van de la mano de cargados wah-wahs, lo que sólo le añade rudeza y vigor.

Una novedad interesante que aporta este larga duración es la inclusión de extensas piezas musicales, con “Henchlock” llevándose el oro como pista más larga en los 22 años de carrera de Oh Sees. A pesar de que la inclusión de canciones que superaban los siete minutos se venía dando desde 2017, este track expira pasados los 21 minutos. Esto podría constituir una especie de homenaje a bandas como Pink Floyd, quienes se atrevieron a lanzar pomposas composiciones tanto en instrumentación como en tiempo, tales como “Echoes”, “Atom Heart Mother” y “Dogs”. Concebidas bajo el alero de una dinámica propia de una agrupación de jazz, “Scutum & Scorpius” y “Henchlock” contienen diversos guiños al progresivo de la década del setenta. El mellotrón, los sintetizadores, las cajas y el hipnotizante pero operático ritmo de la misma, intervenido por sabrosas guitarras eléctricas comandadas por diversos pedales, coronan a ambas piezas como dignos viajes en el tiempo a la escena rock que marcó pauta hace medio siglo.

Sin embargo, no todo es fantasía y afán por superarse a sí mismos en términos experimentales. Si bien, Dwyer es un compositor delirante y onírico, no por ello es menos crítico. En esta ocasión, el líder se posiciona de manera belicosa contra los políticos y sus mentiras en “Snickersnee”, donde no duda en bombardear a la clase gobernante. Esto lo hace acompañado por cajas que le ayudan a emprender y dirigir la marcha, a las que se suman penetrantes y agudos riffs e intervenciones de guitarras que se derriten alla 8-bit en el ocaso de la canción ayudada de sintetizadores.

No apto para auditores ansiosos, “Face Stabber” constituye una agotadora pero gratificante experiencia para quienes gozan de perderse en la inmensa nebulosa sonora. El disco es rudo, pero seductor; fantasioso, pero real. La exquisita ejecución y mezcla de estilos y subgéneros del rock hacen que el ambicioso vigesimosegundo lanzamiento de la ecléctica banda sea tanto envolvente como potente.


Artista: Oh Sees

Disco: Face Stabber

Duración: 79:51

Año: 2019

Sello: Castle Face


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Face Stabber Face Stabber
DiscosHace 8 horas

Oh Sees – “Face Stabber”

Camaleónica es una palabra que queda corta al definir la carrera de Oh Sees, nombre con el que, tras siete...

Any Human Friend Any Human Friend
DiscosHace 6 días

Marika Hackman – “Any Human Friend”

Es muy común escuchar que, para que el ser humano sea realmente feliz, debe estar en paz consigo mismo; conocerse,...

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 7 días

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 2 semanas

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 2 semanas

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 2 semanas

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 3 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 3 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 3 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 4 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: