Conéctate a nuestras redes
The National The National

Discos

The National – “Sleep Well Beast”

Publicado

en

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un ánimo de responder a las dudas, y probablemente nunca lo haya en las canciones del conjunto de Cincinnati, Ohio, sino que de plantear lo que está mal, a ver si alguien se da cuenta de eso y le interesa. Aunque no existen despliegues políticos explícitos en las canciones del conjunto, sin duda que su surgimiento y desarrollo ha ido en paralelo a los momentos más acontecidos de EE.UU., ese “Fake Empire” al que le cantaban mientras se estaba medio despierto.

En su séptimo disco no sólo hay un “imperio falso”, sino que este se encuentra en un declive evidente, quizás desde lo moral más que desde lo pragmático, y las eclécticas letras a lo largo del álbum pueden funcionar tan bien para un matrimonio a punto del colapso, como para un país dividido en problemas. Aunque la fórmula pareciera ser la misma desde “Alligator” (2005), hay matices mucho más oscuros en lo lírico –entregado de forma magistral por el intenso y profundo Matt Berminger– en medio de una luminosidad engañosa desde lo instrumental, con atmósferas donde los rayos se cuelan y dejan ver las sobras de un festín ajeno… ¿o tal vez será del propio?

Cuando se analiza la letra del track que le da nombre al disco, cerrando el trabajo con aires sonoros que hacen eco de otras canciones, se cae en cuenta que es toda una maquinaria del desecho humano la que se narra en “Sleep Well Beast”, y que esa bestia no es alguien en específico, sino que una forma de sentir y de llevar la vida que se manifiesta constantemente. Las emociones no son algo válido para los individuos si en ellas no reside un provecho individual, que se mida en valores de mercado como el ganar, perder, deber y mantener como propiedad.

En el disco más experimental que haya lanzado The National desde que se hicieron conocidos a nivel masivo, lo que trasciende puede ser el regreso de los coros pegotes que se extrañaron en el plano “Trouble Will Find Me” (2013), pero lo que subyace es el retrato de una forma completa de sentir, bastante triste y bastante pertinente al momento que se vive. Una búsqueda de la luz al saber que la oscuridad soñada por el sistema vive en cada uno de nosotros, y por lo tanto la esperanza no sólo puede ser vista desde lejos, sino que es algo externo. Las sobras de un festín o de cualquier hecho pasado son las de una forma de sentir que ya no es posible.

En medio de un eclecticismo evidente, las guitarras de los hermanos Aaron y Bryce Dessner no sólo construyen riffs y solos, sino que a veces consiguen configurar atmósferas que, más allá de la melancolía de parejas a punto del quiebre, también pueden servir para ciudades con polución o para bosques devastados. Los elementos electrónicos sirven con este fin, también, dando un componente más ambiental que se toma tracks como la radioheadesca “Guilty Party”, o que entregan un aire incómodo al propio deambular en la intrigante “Walk It Back”, que no sólo termina con un dramático giro con la frase “No te me oscurezcas / Está bien. Si algún día vuelvo a ti / te necesitaré iluminada”, sino que además presenta un (cuestionado) discurso atribuido al arquitecto político de la administración Bush, Karl Rove, donde se dice que “somos un imperio ahora y, cuando actuamos, creamos nuestra propia realidad”.

En medio de música consistente, con un ritmo claro en las intenciones sonoras, The National no sólo entrega su disco con más riesgos en mucho tiempo, sino que también lo hace sin dejar pasar la chance de sumergirse en el estado mental de un mundo más oscuro que nunca, que, sin embargo, suena cautivante y brillante, con más colores factibles de ver y sentir que nunca. De imperios y refugios.


Artista: The NationalThe National

Disco: Sleep Well Beast

Duración: 57:37

Año: 2017

Sello: 4AD


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Publicado

en

An Evening With Silk Sonic

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”, una canción que tributa lo mejor del R&B y el soul con una fina producción y un coqueto y erótico concepto, con ambos haciendo gala de sus voces y personalidades. Y es que esta propuesta, más que un experimento y de ejecución apegada al libreto, resultó traer consigo una onda fresquísima al panorama actual.

“An Evening With Silk Sonic” es el debut del dúo, donde mezclan sus más variadas influencias e inquietudes en torno al soul, el funk y el R&B, y si ya en el papel la idea era buena, tras conocer los tres primeros adelantos la emoción era aún mayor. El carisma de ambos se robó las cámaras y planteaba un concepto totalmente nuevo para cada uno. Así, decidieron reclutar a nombres como Bootsy Collins y Thundercat, entre otros, para construir un disco rico en detalles y matices. Escuchar “An Evening With Silk Sonic” es ir identificando una serie de influencias y guiños a aquella época de Motown Records, donde las referencias a James Brown, Marvin Gaye y George Clinton abundan en los nueve tracks.

“Fly As Me” es el primer acercamiento tras lo que ya se conocía, y la sorpresa es mayor. Una canción traviesa con .Paak en la voz, con velocidad y poco groove. Todo eso se difumina con “After Last Night” (junto a los ya mencionados Collins y Thundercat), que bajan la luz y vuelven a la atmósfera coqueta y erótica, onda que han sabido explotar y provocar muy bien. Más allá de la anécdota, el principal enganche del grupo ha sido esa complicidad, lo que también se ve reflejado en una de las canciones más completas, “Smokin Out The Window”, que además resultó ser el último adelanto. Todos los tracks de “An Evening With Silk Sonic” son capaces de atrapar al oyente en distintos niveles. En el caso de esta canción en particular, su letra, sus arreglos y el video musical son una invitación a quedarnos hipnotizados con el carisma y la voz de ambos.

“Put On A Smile” deja en evidencia la calidad vocal de Bruno Mars (a quien le sienta muy bien este estilo), dejando a Collins en coros y a .Paak en batería. Este despliegue es interesantísimo, ya que enfrenta a ambos en lo que podría ser su respectiva zona de confort. “777” (con un “Yes lawd!” incluido) es la respuesta de .Paak en este segmento. Lo curioso es que “An Evening With Silk Sonic” podría parecerse demasiado a todos sus singles, pero la sorpresa es justamente diferente cuando aparecen muchas otras referencias y recursos a lo largo del álbum.

Más allá del tributo, mediante avanza el álbum corresponde analizar cuál es la intención de un proyecto de estas dimensiones. Dos superestrellas con una legítima inquietud deciden tributar de manera excepcional a sus principales referentes y traer consigo, como si fuera una cápsula del tiempo, todo un sonido y una estética al servicio de generaciones más jóvenes. El ejercicio es correcto y la ejecución aún más, sin embargo, estos talentosos músicos ponen a prueba sus identidades cuando dejan el tributo de lado. “An Evening With Silk Sonic” es un ejercicio fresco, pero que explota recursos conocidos, lo que podría hacer que la experiencia sea predecible, pero la calidad y la manera en que ambos lo resolvieron con originalidad y carácter (incluso ironizando a ratos) es clave. Silk Sonic, como una especie de spin-off musical de ambos (y con una gran gama de invitados) funciona muy bien.


An Evening With Silk SonicArtista: Silk Sonic

Disco: An Evening with Silk Sonic

Duración: 31:17

Año: 2021

Sello: Atlantic / Aftermath Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 20 horas

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 días

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 3 días

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 1 semana

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 1 semana

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 1 semana

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 semanas

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 semanas

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

I Don’t Live Here Anymore I Don’t Live Here Anymore
DiscosHace 2 semanas

The War On Drugs – “I Don’t Live Here Anymore”

“Nada se pierde / se transforma”, cantaba Drexler, parafraseando la ley de la conservación de la materia de Lavoisier, y...

Zorked Zorked
DiscosHace 3 semanas

Julia Shapiro – “Zorked”

El tarot, la marihuana y la música de Elliott Smith fueron elementos clave para Julia Shapiro mientras trabajaba en “Zorked”,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas