Conéctate a nuestras redes
Anthems For Doomed Youth Anthems For Doomed Youth

Discos

The Libertines – “Anthems For Doomed Youth”

Publicado

en

Hay que ser sinceros: cuando se trata de bandas exitosas o trascendentes, los quiebres definitivos rara vez son tales; a menos que se muera el motor musical de la banda, o que haya una diferencia irreconciliable entre sus miembros o con la música misma, las ganas de volver a componer y girar (por la falta o no de dinero) terminan primando. No se sabe a ciencia cierta en cuál de los dos últimos casos cae The Libertines, uno de los fenómenos musicales y mediáticos más grandes del garage rock revival de la primera década de este siglo. El tándem creativo conformado por el extrovertido y errático Pete Doherty, junto al más recatado Carl Barât, manteniendo su relación tanto dentro como fuera del escenario, fue la sensación de la prensa inglesa y el mundo. Sus dos álbumes de estudio, asimismo, fueron ampliamente alabados por su frescura en el panorama independiente. Diez años después de su bullada disolución, los ingleses regresan al ruedo con “Anthems For Doomed Youth”.

THE LIBERTINES 01Una receta que los fans realmente agradecerían para una banda que no ha editado una placa en el tiempo que le tomó a The Libertines, es que asuman algún riesgo, que sorprendan o que, en el último de los casos, no sean un autoplagio de sí mismos, y lo cierto es que cumplen, pero a medias. No hay mayores sorpresas ni riesgos, pero “Anthems For Doomed Youth” tiene algo que se agradece: por fin hay una ecualización decente, no es un caballo desbocado por las sendas del cuasi-punk crudo de “Up The Bracket” (2002), ni tampoco una batalla de egos arriba de los respectivos corceles de seis cuerdas de Barât y Doherty como su homónimo de 2004. Este nuevo disco es un batallón montado perfectamente coordinado; acá cada instrumento toma su posición ideal y brilla cuando tiene que hacerlo. En ese sentido, “Barbarians” es una muy buena bienvenida en la que se aprecia la nueva construcción sonora, un ritmo tenso al que sobreviene la clásica figura surf del sonido The Libertines a lo “Can’t Stand Me Now”. La misma división de patrones rítmicos se observa en “Gunga Din”, uno de los primeros adelantos mostrados de manera pública, con un ritmo de reggae que deriva en un empuje indie rock clásico.

Lo cierto es que la dupla Doherty-Barât se conoce bastante bien; lo abrasivo del primero más la vocación melódica del segundo, hizo que juntos armaran himnos del rock independiente como “Don’t Look Back Into The Sun” o “Time For Heroes”, aunque el ansia de protagonismo entre ambos lamentablemente quedaba en evidencia en sus grabaciones. No sucede así en este álbum, y “Fame And Fortune” es un ejemplo de ello, arreglándoselas para ecualizar sus guitarras de tal modo, que ambas hagan el trabajo que les corresponde sin perder peso ni importancia.

THE LIBERTINES 02El track que lleva el nombre del disco es un inserto –a estas alturas, clásico en el repertorio de la banda–, una semi-balada que desemboca en lo que ellos mejor saben hacer: melodías bonitas encapsuladas en guitarras crudas, mismo caso que “You’re My Waterloo”, comenzando a aparecer aquí las falencias del registro. Quienes se hayan aventurado a esperar alguna sorpresa, probablemente en este punto comiencen a desistir de la escucha; los que no, notarán que, a diferencia de su primer trabajo de estudio que se alimentaba a sí mismo de la locura y el desenfreno, este es un álbum más reposado, que no combustiona espontáneamente como antaño. “Belly Of The Beast” promete al principio, pero termina desinflándose, y “Iceman”, por su parte, nace derechamente por el suelo. De todos modos, un grupo de cuarentones diezmados por los excesos del rock & roll merecen darse esos gustos.

“Heart Of The Matter”, “Glasgow Coma Scale Blues” y “Fury Of Chonburi” –esta última con la notablemente mejor calidad vocal de Barât– retoman el frenetismo, con el bajista John Hassall y el baterista Gary Powell volviendo a subirse al carro con construcciones definitivamente reconocibles del sonido Libertines, aunque “The Milkman’s Horse” y, por sobre todo, “Dead For Love” vuelven a ponerle freno de mano al álbum justo al final, pese al afán recursivo y detallista de esta última, dejando una sensación agridulce porque sí, están de vuelta y es algo que los fans de la banda definitivamente agradecen, pero en diez años se esperaba que hubiesen mejorado algo más que el manejo de los egos musicales.


Anthems For Doomed YouthArtista: The Libertines

Disco: Anthems For Doomed Youth

Duración: 45:45

Año: 2015

Sello: Virgin EMI / Harvest


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Publicado

en

Canciones Para El Siglo XXI

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de sintetizadores chirriantes a base de melodías sencillas, ese pop ha conquistado corazones y oídos. Si todo aquello se mezcla con lo que explora y propone hoy Poder Fantasma, el resultado es una evolución más que interesante para la escena en general. El cuarteto regresa con “Canciones Para El Siglo XXI”, su respuesta ante el mundo y sus devenires cotidianos.

El autodenominado pop post apocalíptico, dulce y de estridentes teclas, se hace sentir en las diez canciones del álbum. ¿La diferencia? Cosas como esa agradable transición entre los colores de “Lo Que Esconde Tu Corazón” y la oscura pero bailable “Obedecer”, por ejemplo, donde varias influencias se enfrentan. La banda se maneja entre una riqueza de referentes muy bien relacionados, todos identificables en pequeños matices que logran que la experiencia no se quede sólo en una idea básica en función de las máquinas. Así, conviven muchísimos teclados hasta guitarras de todo tipo.

Una interpretación del realismo capitalista diría más o menos que el concepto de futuro continúa siendo asociado al uso de sintetizadores y máquinas, tal como lo imaginaban quienes lo popularizaron en su momento. Eso porque pareciera ser que las nuevas generaciones han sido privadas de la posibilidad de imaginar algo nuevo sin recurrir, precisamente, a las nociones construidas en el pasado. Algo así como la muerte del futuro. Poder Fantasma se acerca a esa filosofía y a esa banda sonora para su propia perspectiva distópica del mundo, uno donde cada día es más latente el colapso y donde esas canciones sirven de refugio para conectar.

No es menor que, junto a esa elección cargada al synth y la electrónica más alternativa, vengan lúcidas y sencillas reflexiones en un lenguaje que sí podemos entender bien (“si hubiera sabido que el mundo se acabaría, no te hubiera bloqueado de mi red social favorita”), invitaciones románticas a robar al supermercado o las contradicciones millenials. La virtud de la banda asoma por una matea construcción lírica y su tensa relación con una línea melódica chiclosa y ágil. Si bien, está presente a lo largo del disco, los puntos altos de “Canciones Para El Siglo XXI” se aprecian en cortes como “Nada Es Real”, “Canción Para El Siglo XXI” o el retrato de la rabia e incomodidad cotidiana en “Todxs Me Caen Mal”. Aparte queda la épica “Viviendo En El Fin De Los Tiempos” al cierre.

“Canciones Para El Siglo XXI” es particularmente fresco, original e interesante. Un robusto manifiesto sonoro que se alinea con el pop más dulce y movedizo, complejizando sus atributos; una trinchera donde cualquier lugar es una pista de baile reflexiva e introspectiva. En su justa medida, la banda sincera sus más claras influencias, las mezcla y las pone al servicio de su discurso, al que vale la pena prestarle atención.


Artista: Poder Fantasma

Disco: Canciones Para El Siglo XXI

Duración: 36:57

Año: 2020

Sello: Beast Discos


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 5 horas

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 1 día

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 6 días

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 1 semana

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 1 semana

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 semanas

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Lament Lament
DiscosHace 2 semanas

Touché Amoré – “Lament”

Después de su emocionalmente devastador cuarto larga duración, “Stage Four” (2016), Touché Amoré vuelve a remover fibras profundas con “Lament”,...

MMXX MMXX
DiscosHace 2 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “MMXX”

A estas alturas, es un hecho que Cómo Asesinar A Felipes va más allá de la idea tradicional de banda....

Fake It Flowers Fake It Flowers
DiscosHace 3 semanas

Beabadoobee –”Fake It Flowers”

Cada vez es más aparente el estado cíclico de la música. Las generaciones nuevas ven como novedoso cosas que las...

10 Songs 10 Songs
DiscosHace 3 semanas

Travis – “10 Songs”

En sus casi 30 años de trayectoria, Travis acumula una serie de buenas –y lindas– canciones, que han servido para...

Publicidad
Publicidad

Más vistas