Conéctate a nuestras redes
Anthems For Doomed Youth Anthems For Doomed Youth

Discos

The Libertines – “Anthems For Doomed Youth”

Publicado

en

Hay que ser sinceros: cuando se trata de bandas exitosas o trascendentes, los quiebres definitivos rara vez son tales; a menos que se muera el motor musical de la banda, o que haya una diferencia irreconciliable entre sus miembros o con la música misma, las ganas de volver a componer y girar (por la falta o no de dinero) terminan primando. No se sabe a ciencia cierta en cuál de los dos últimos casos cae The Libertines, uno de los fenómenos musicales y mediáticos más grandes del garage rock revival de la primera década de este siglo. El tándem creativo conformado por el extrovertido y errático Pete Doherty, junto al más recatado Carl Barât, manteniendo su relación tanto dentro como fuera del escenario, fue la sensación de la prensa inglesa y el mundo. Sus dos álbumes de estudio, asimismo, fueron ampliamente alabados por su frescura en el panorama independiente. Diez años después de su bullada disolución, los ingleses regresan al ruedo con “Anthems For Doomed Youth”.

THE LIBERTINES 01Una receta que los fans realmente agradecerían para una banda que no ha editado una placa en el tiempo que le tomó a The Libertines, es que asuman algún riesgo, que sorprendan o que, en el último de los casos, no sean un autoplagio de sí mismos, y lo cierto es que cumplen, pero a medias. No hay mayores sorpresas ni riesgos, pero “Anthems For Doomed Youth” tiene algo que se agradece: por fin hay una ecualización decente, no es un caballo desbocado por las sendas del cuasi-punk crudo de “Up The Bracket” (2002), ni tampoco una batalla de egos arriba de los respectivos corceles de seis cuerdas de Barât y Doherty como su homónimo de 2004. Este nuevo disco es un batallón montado perfectamente coordinado; acá cada instrumento toma su posición ideal y brilla cuando tiene que hacerlo. En ese sentido, “Barbarians” es una muy buena bienvenida en la que se aprecia la nueva construcción sonora, un ritmo tenso al que sobreviene la clásica figura surf del sonido The Libertines a lo “Can’t Stand Me Now”. La misma división de patrones rítmicos se observa en “Gunga Din”, uno de los primeros adelantos mostrados de manera pública, con un ritmo de reggae que deriva en un empuje indie rock clásico.

Lo cierto es que la dupla Doherty-Barât se conoce bastante bien; lo abrasivo del primero más la vocación melódica del segundo, hizo que juntos armaran himnos del rock independiente como “Don’t Look Back Into The Sun” o “Time For Heroes”, aunque el ansia de protagonismo entre ambos lamentablemente quedaba en evidencia en sus grabaciones. No sucede así en este álbum, y “Fame And Fortune” es un ejemplo de ello, arreglándoselas para ecualizar sus guitarras de tal modo, que ambas hagan el trabajo que les corresponde sin perder peso ni importancia.

THE LIBERTINES 02El track que lleva el nombre del disco es un inserto –a estas alturas, clásico en el repertorio de la banda–, una semi-balada que desemboca en lo que ellos mejor saben hacer: melodías bonitas encapsuladas en guitarras crudas, mismo caso que “You’re My Waterloo”, comenzando a aparecer aquí las falencias del registro. Quienes se hayan aventurado a esperar alguna sorpresa, probablemente en este punto comiencen a desistir de la escucha; los que no, notarán que, a diferencia de su primer trabajo de estudio que se alimentaba a sí mismo de la locura y el desenfreno, este es un álbum más reposado, que no combustiona espontáneamente como antaño. “Belly Of The Beast” promete al principio, pero termina desinflándose, y “Iceman”, por su parte, nace derechamente por el suelo. De todos modos, un grupo de cuarentones diezmados por los excesos del rock & roll merecen darse esos gustos.

“Heart Of The Matter”, “Glasgow Coma Scale Blues” y “Fury Of Chonburi” –esta última con la notablemente mejor calidad vocal de Barât– retoman el frenetismo, con el bajista John Hassall y el baterista Gary Powell volviendo a subirse al carro con construcciones definitivamente reconocibles del sonido Libertines, aunque “The Milkman’s Horse” y, por sobre todo, “Dead For Love” vuelven a ponerle freno de mano al álbum justo al final, pese al afán recursivo y detallista de esta última, dejando una sensación agridulce porque sí, están de vuelta y es algo que los fans de la banda definitivamente agradecen, pero en diez años se esperaba que hubiesen mejorado algo más que el manejo de los egos musicales.


Anthems For Doomed YouthArtista: The Libertines

Disco: Anthems For Doomed Youth

Duración: 45:45

Año: 2015

Sello: Virgin EMI / Harvest


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Lomelda – “Hannah”

Publicado

en

Hannah

Hasta ahora, Lomelda ha dicho mucho con poco. A través de minimalistas composiciones y directas prosas, el proyecto de Hannah Read ha entregado simples pero efectivas representaciones del mundo y de sí misma, con una delicadeza propia de una artesana. No obstante, en su último trabajo, “Hannah”, todo parece ser amplificado para entregar una versión más realizada de su persona, siendo una invitación abierta a ver el presente a través de los ojos de la cantautora, que junto a su guitarra logra confeccionar algunas de sus canciones más importantes.

El uso del homónimo para nombrar un disco puede parecer una salida fácil, pero a través de las 14 canciones que lo componen es claro que su identidad cumple el rol protagónico. Es significativo, además, el uso de Hannah y no Lomelda, una constante batalla entre aquello que la vida ha dado y aquello que se elige por cuenta propia. A través de constantes autodefiniciones, la cantante se enfrenta a sí misma como a un amigo cercano. “Ahora soy ligera como besos”, confiesa en la frágil apertura “Kisses”, donde su voz y cuerdas suenan mucho más grande que antes, llenando espacios que antes ocupaba el silencio. “Hannah Sun” ve a la cantante intentando descifrarse como si de un tercero se tratase: “Me alegra que la hayas abrazado, me alegra que lo hayas abrazado, me alegra que también me hayas abrazado”. Su música sigue siendo delicada y sus intenciones claras, pero en las melodías y juegos con la producción el tema explora y personifica la luz que tanto busca en sus prosas: “Ensombrecida por la tristeza, ¿estoy brillando? Intento brillar”.

Si bien, la placa se mantiene cohesiva por la limitada paleta sonora que entrega, las canciones se aventuran a ir a espacios no antes tocados por Hannah. El sencillo “Wonder” incorpora elementos del noise en los riffs que la acompañan, diversificando la presentación vocal, motivando a su audiencia y a ella misma (“Cuando lo tengas, da todo lo que tengas”), nunca sonando tan liberada y vulnerable en una misma pieza. “Reach” mantiene esta nueva fuerza encontrada, potenciando su voz sin perder la intimidad lograda, con una percusión que intensifica el estruendo de las cuerdas eléctricas. El disco oscila entre estos espacios inexplorados y la habilidad de emocionar con lo más simple; sólo su voz y guitarra musicalizando sus frágiles y honestos relatos. La efímera “Polyurethane” relata el recuerdo de una pérdida a través de lejanos vocales, mientras que la emocional “Stranger Sat By Me” ve a la artista explorar con el piano y los sonidos electrónicos, en una emocionante fusión que asegura el dinamismo del LP.

¿Quién es Hannah y quién es Lomelda? Son las constantes preguntas que la autora y los personajes de sus relatos se hacen durante el disco. Según ella misma, es Low, es Yo La Tengo, es Frank Ocean, es el último disco de Solange, es una serie de influencias que relata en “It’s Lomelda”. Si Lomelda es su presente, entonces el disco explora lo que queda de esa Hannah y si es aquella la que el resto observa. “Te pregunté si sabias quién era yo. Dijiste: ‘Hannah’”, un nombre que le parece tan lejano como propio. “Hannah, no hagas daño”, se recuerda en “Hannah Sun”, mientras que en “Hannah Please”, el corte final, se promete intentarlo. Cierra así con una pequeña luz de esperanza que agarra con fuerza dentro de la adversidad: “Vamos, Hannah, por favor. Juro que lo intento, seré el cielo de alguna forma”, confesando su lado más íntimo, mientras que pareciera desafiar a su audiencia a la vez.

Hannah Read es una clásica trabajadora de la canción, una compositora directa, que logra con lo mínimo encapsular un pesar universal a través de su búsqueda más personal de sentido. Si bien, “Hannah” explora múltiples sonidos para este viaje, su verdadera exploración radica en su mirada hacia dentro, a su identidad, logrando a través de sus dulces melodías, honestas composiciones y una expresiva pero vulnerable voz, plasmar un sentir generalizado de introspección. Sin respuestas concretas, la cantante espera que su búsqueda se plasme en quienes se identifican con sus composiciones; una invitación a un ejercicio vital de autoconocimiento.


Artista: Lomelda

Disco: Hannah

Duración: 40:06

Año: 2020

Sello: Double Double Whammy


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Hannah Hannah
DiscosHace 8 horas

Lomelda – “Hannah”

Hasta ahora, Lomelda ha dicho mucho con poco. A través de minimalistas composiciones y directas prosas, el proyecto de Hannah...

Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism
DiscosHace 1 día

Napalm Death – “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism”

Leyendas vivientes. Un título que para los “padres del grindcore” no es algo exagerado. Y es que esta legendaria formación...

Zeros Zeros
DiscosHace 6 días

Declan McKenna – “Zeros”

La edad de Declan McKenna parece ser un tópico difícil de ignorar al discutir sobre el cantautor británico. Y es...

Alphaville Alphaville
DiscosHace 1 semana

Imperial Triumphant – “Alphaville”

De la ciencia ficción y ambientado en una localidad distópica, “Alphaville, Une Étrange Aventure de Lemmy Caution” es el título...

ENERGY ENERGY
DiscosHace 1 semana

Disclosure – “ENERGY”

La fórmula de los ingleses Disclosure, a través de su relativamente breve, pero intensa historia, supone consensos: un producto en...

Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival
DiscosHace 2 semanas

June Of 44 – “Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival”

No son pocas las ocasiones en que proyectos musicales se ven consumidos por pretensiones creativas que terminan deteriorando las relaciones...

WE ARE CHAOS WE ARE CHAOS
DiscosHace 2 semanas

Marilyn Manson – “WE ARE CHAOS”

Si existe un concepto definitorio que pueda englobar toda la carrera discográfica de Marilyn Manson, ese sería ser ecléctico. Comenzando...

Virus Virus
DiscosHace 2 semanas

Haken – “Virus”

Los efectos de la pandemia han sido, por mucho, el tópico global de este año. Desde las relaciones interpersonales hasta...

Mukiltearth Mukiltearth
DiscosHace 3 semanas

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una...

Ohms Ohms
DiscosHace 3 semanas

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Publicidad
Publicidad

Más vistas