Conéctate a nuestras redes

Discos

The Jesus And Mary Chain – “Damage & Joy”

Publicado

en

Los hombres de negro han vuelto. Desde 1998, cuando lanzaron el correcto “Munki”, que no se sabía mucho de The Jesus And Mary Chain. Desaparecieron de manera tan decente, que muchos quedaron preguntándose si cabía la posibilidad de un nuevo trabajo discográfico a futuro, y todo eso cambió este año con el lanzamiento de “Damage & Joy”. Sus discos siempre tuvieron un sello en particular, cosa que trascendió su pasada del noise de los primeros años a sus bases más melódicas e incluso sesenteras de sus siguientes trabajos. “Damage & Joy” es un disco que resume esta movilidad de estilos de los Mary Chain transmitiendo la vibra que los ha caracterizado siempre: una forma casi felina de hacer sonar la guitarra, un sonido algo descuidado que de azaroso no tiene nada, y temas de duración estándar que, por la variación de ritmos, hacen más vertiginosos sus trabajos de estudio.

Son catorce canciones, y algunas de ellas habían sido grabados años antes para proyectos paralelos que los escoceses llevaban aparte de JAMC. Un ejemplo de esto es el primer track del disco, “Amputation”, que incluso fue lanzada con otro nombre hace una década y parte con una consigna quemando en la garganta de Jim Reid: I´m a rock and roll amputation. Lo de los Reid siempre ha estado cruzado por estados anímicos que se contraponen: no han hecho discos que suenen parejo y, en lo que duran, se puede encontrar introspección, desenfreno, desgano, delicadeza y éxtasis. Es esa misma fórmula la que siguen en “Damage & Joy”, trabajo que fue producido por uno de los miembros fundadores de Killing Joke, Martin Glover (Youth), y que nos muestra de una manera bastante pulida los sellos noise pop, rock, revival y experimental que han caracterizado a los álbumes de los de Glasgow. Aparte de lo anterior, y no importando lo contradictorio que pueda sonar, hay algo también muy femenino en el estilo de The Jesus And Mary Chain. Las voces de ciertas mujeres con las que han versionado algunos temas de su catálogo, armonizan muy bien con su concepto y sonido. En este último trabajo podemos escuchar a Linda Fox en dos tracks: acoplándose delicadamente a la voz de Jim en la minimalista y hermosa “Los Feliz (Blues And Greens)” y “Can’t Stop The Rock”; y el pop noise de “Always Sad” en la voz de Bernardette Denning y una onda que recuerda al track de “Stoned & Dethroned”, “Sometimes Always”, con Hope Sandoval cantando bellamente.

Importante también fue la participación de la ex Belle And Sebastian, Isobel Campbell. Su voz ya es reconocida en los círculos del vintage musical y los Mary Chain aprovecharon bien esto al incluirla en “The Two of Us” y “Song For A Secret”. Con la primera, a pesar de lo bien que suena (con un órgano bien sesentero), saltan algunos reparos en el sentido de que el tema se hace muy parecido a “I Could Be Dreaming” de la antigua banda de Campbell y se siente como una canción que fue adaptada para que ella la cantara, dándole esa vibra retro que tanto se le asocia. La segunda, donde destaca un crescendo sonoro y una guitarra hipnótica, es algo menos forzada y tiene una base rítmica que hace recordar a “Just Like Honey”.

La gran sorpresa del disco, sin lugar a dudas, es la participación de Sky Ferreira en “Black And Blues”, no por haber sido contactada para colaborar -pues ya lo había hecho con Primal Scream-, sino por lo linda que suena su voz en esta canción de marcados coros retros. Lo de “War On Peace” y “Simian Split” se acerca más a la parte experimental y ruidista de JAMC: sonidos envolventes y sugestivos, quiebres deconstructivistas y delays que se ejecutan en el tiempo justo, son la tónica en estos tracks. La mezcla perfecta entre psicodelia sesentera y el noise está en “Get On Home”; y el retorno a los sonidos de “Psychocandy” (1985), seguramente uno de los álbumes más importantes de los escoceses, se vive con “Facing Up To The Facts”, tema con base rítmica más que parecida a “Sidewalking”.

Es indiscutible que los hermanos que sirvieron de precedente a las conductas poco familiares de los Gallagher han vuelto en gloria y majestad. Han entregado un disco que supo alimentar las expectativas que rodearon su proceso de construcción y que, más que copiar fielmente el pasado, nos muestra las distintas formas en la que una fórmula reconocida puede sonar a medida que va pasando el tiempo. No es un imprescindible en la discografía de la banda, pero sí un necesario para ver en lo que están ahora.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Wavves – “Hideaway”

Publicado

en

Hideaway

Wavves, el desordenado proyecto de Nathan Williams, ha pasado por un montón de sobresaltos, donde a veces la dosis de irrelevancia y polémica en partes iguales ha eclipsado la existencia y vigencia de la banda. Luego de su interesante debut con “Wavves” (2008) y “King Of The Beach” (2010), la banda siguió por una senda donde no cosechó suficientes loas para mantenerse, al menos, en el mainstream, por eso –y tras romper el acuerdo que mantenían con Warner– los de San Diego regresan con un nuevo y honesto álbum junto al sello que los lanzó a la fama.

“Hideaway” es el breve y nuevo disco de Wavves tras cuatro años de ausencia, tiempo que significó una recomposición personal y un rediseño sonoro dentro de sus ya agotados márgenes musicales. Y es que la banda había estrujado la fórmula de pop-surf y lo-fi en sus primeros trabajos para avanzar hacia lo más sólido de su carrera hasta ahora: el excelente y maduro “Afraid Of Heights” (2013). De ahí en más la búsqueda se planteó en esa línea, pero sin abandonar las temáticas adolescentes o el desorden y caos de una banda de fin de semana. Pareciera ser que, tras intentarlo con chispazos de lucidez en “V” (2015) y “You’re Welcome” (2017), Williams se pudo dar el tiempo suficiente para redefinir su proyecto y hacer una pausa.

En “Hideaway” las letras ya no son sobre quedarse en casa fumando marihuana o carretear, sin embargo –y sin ser aún tan profundas–, la construcción lírica del álbum da un paso de madurez y también sitúan a Williams en su contexto actual: de vuelta en la casa de sus padres para componer y trabajar este disco, lejos de cualquier otra distracción. Así avanza un álbum que no se queda atrás en ímpetu o rapidez en canciones como “Thru Hell”, evocando lo mejor de su primera etapa, “Marine Life” o “Sinking Feeling”, de interesantes, atrevidas y coloridas melodías.

El resto se toma su tiempo y es posible encontrar más baladas que estridencia pop-punk o algo que reviente. La virtud es que son buenas baladas, como la sensible “Honeycomb” o “Caviar” al cierre, que cambia las guitarras por un sintetizador con guiños de lo-fi. Probablemente el punto más bajo es “The Blame”, un intento country que, con un cambio menos, podría haber sido mucho mejor.

Pese a ser un disco que no alcanza la media hora, y principalmente olvidable, “Hideaway” igual resuena gracias a esos puntos altos y más de una melodía pegajosa. A fin de cuentas, Wavves sabe cómo cautivar cuando de pasarla bien un rato se trata. En este trabajo suenan más frescos, retoman sus inicios y le dan un giro maduro y reposado a su sonido. Wavves logró salir de su acotado nicho a punta de polémicas o de meter un éxito en la banda sonora de “GTA V”, y por primera vez refinan su propuesta con una buena producción, en lo que pareciera ser un prometedor renacer.


HideawayArtista: Wavves

Disco: Hideaway

Duración: 29:15

Año: 2021

Sello: Fat Possum


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Hideaway Hideaway
DiscosHace 4 días

Wavves – “Hideaway”

Wavves, el desordenado proyecto de Nathan Williams, ha pasado por un montón de sobresaltos, donde a veces la dosis de...

Utopian Ashes Utopian Ashes
DiscosHace 1 semana

Bobby Gillespie And Jehnny Beth – “Utopian Ashes”

En medio de un momento de sobrevivencia, encierro y pesar, se creería que la mirada política sería sobre cómo el...

Call Me If You Get Lost Call Me If You Get Lost
DiscosHace 2 semanas

Tyler, The Creator – “Call Me If You Get Lost”

Intentar predecir cuál será el próximo paso de Tyler, The Creator es un ejercicio en vano. Transitando por la ferocidad...

Home Video Home Video
DiscosHace 3 semanas

Lucy Dacus – “Home Video”

Alguna vez Christina Rosenvinge cantó sobre “La Distancia Adecuada” y cómo “la lección que ya aprendí / siempre es olvidada”,...

Peace Or Love Peace Or Love
DiscosHace 3 semanas

Kings Of Convenience – “Peace Or Love”

Doce años tuvieron que pasar para que Eirik Glambek Bøe y Erlend Øye finalmente sintieran que había llegado el momento...

Aggression Continuum Aggression Continuum
DiscosHace 4 semanas

Fear Factory – “Aggression Continuum”

No pudo existir mejor nombre para el noveno álbum de estudio de Fear Factory. El término “Aggression Continuum” resume muy...

Blue Weekend Blue Weekend
DiscosHace 4 semanas

Wolf Alice – “Blue Weekend”

Con dos lanzamientos anteriores, Wolf Alice despliega hasta ahora su mejor trabajo. La banda inglesa se lanza con melodías explosivas...

No Gods No Masters No Gods No Masters
DiscosHace 1 mes

Garbage – “No Gods No Masters”

Los despertares múltiples del mundo han entregado inspiración para aguantar muchas cosas, desde una pandemia mal manejada por gobernantes en...

Path Of Wellness Path Of Wellness
DiscosHace 1 mes

Sleater-Kinney – “Path Of Wellness”

Los últimos seis años en la historia de Sleater-Kinney han sido cualquier cosa menos tranquilos, incluso viniendo de una de...

Jubilee Jubilee
DiscosHace 1 mes

Japanese Breakfast – “Jubilee”

Michelle Zauner lleva un tiempo esperando una oportunidad como esta, un momento en el que la atención esté completamente sobre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas