Conéctate a nuestras redes
The Terror The Terror

Discos

The Flaming Lips – “The Terror”

Publicado

en

Los prejuicios son problemáticos porque definen las posturas antes de realmente percibir algo. Con The Flaming Lips pasa que todo el mundo, antes de que hagan sonar un acorde, inmediatamente indica que su obra es rara, inentendible, a veces cansina en su enredo, pero muchos quizás no han escuchado la música. Otros varios se quedaron con las estrafalarias imágenes que inundan sus videos o el arte de sus discos. Pero la mayoría de las veces, sólo se trata de sonidos con mayor densidad que una canción pop-rock promedio, y poco más que eso. Al final, todo está en la mente.

THE FLAMING LIPS 02“The Terror”, el decimocuarto disco de la agrupación de Oklahoma, trabaja en la densidad y en la oscuridad más tenebrosa con la que The Flaming Lips haya perfilado un disco jamás. Ni siquiera su fase más experimental presenta tantos matices del peso del horror como “The Terror”, quizás uno de los álbumes con nombre más perfecto del año. Efectivamente, lo que presentan los nueve tracks de este registro, no es más que un estado de ánimo acompañado de imaginarios que calzan con esas sensaciones. Pese a que Wayne Coyne y los suyos no hayan dicho en ningún momento que “The Terror” era un disco conceptual, en la práctica, su coherencia hace que este rótulo le quepa perfectamente. Si incluso el cover de The Beatles, “All You Need Is Love”, que aparece como bonus track del trabajo, tiene ese peso y nubosidad onírica y terrorífica que caracteriza a esta propuesta.

El comienzo del disco, con “Look… The Sun Is Rising”, es un galope psicodélico progresivo, que se construye en medio de sus innumerables capas y donde la voz de Wayne Coyne es un fantasma que acecha al oyente, más que una guía que lo mantiene seguro. Acá el riesgo es parte del juego, que queda muy claro desde el comienzo con percusiones leves, voces con eco e instrumentos que tienen efectos en loop a cada momento. Los tracks fundamentales de “The Terror” son la desgarradora “Try To Explain” y la creciente “You Lust”, ambas por razones muy diferentes. Mientras la primera es un gesto romántico en medio de la oscuridad dando un poco de lumbre, la segunda –que dura nada más, ni nada menos que 13 minutos- es la demostración más clara de lo que es este disco: una colección de sonidos que, mediante su repetición, construyen atmósferas profundas y que van expandiéndose casi imperceptiblemente. Así, cuando alguien se hace consciente del in crescendo leve pero constante, cae en cuenta que ya es suficientemente tarde y que te quedaste atrapado en las melodías orbitantes alrededor de una figura de guitarra que no cambia.

THE FLAMING LIPS 01“The Terror” se aprovecha de que “You Lust” se torna pura atmósfera para tomarse su lugar. Un ritmo con más groove hace que esta plegaria psicodélica se convierta en una canción más que bailable. Sí, es The Flaming Lips. No, no es raro, es parte de la esencia de una banda que se la ha jugado por nunca sonar igual, y vaya que lo logran bien. La coherencia del sonido va tornando el disco en un trance profundo. Capas tras capas tras capas de música que hay que descubrir de a poco, nadando entre los beats y armonías abundantes en un segundo plano expectante, como en “Butterfly, How Long It Takes To Die”.

El dúo final con “Turning Violent” y “Always There In Our Hearts” muestra los quiebres más profundos, y un clímax estrepitoso y estridente. El track final justamente da la vuelta y es la canción más parecida a “Look… The Sun Is Rising”, y está bien, un disco tan redondo tenía que hacer ese movimiento.

“The Terror” no es raro: es denso, estridente, desafiante y demasiado coherente como para concentrarse en las canciones por separado. Es el contexto el que otorga sentido a cada canción, lo cual demuestra el tremendo trabajo que hay detrás, porque una cosa es hacer locuras y otra utilizarla para los fines correctos. En el nuevo disco de The Flaming Lips tenemos un álbum que raya la perfección, al que lo único que podríamos alegarle es la carencia del sentido de hit, lo que probablemente convierta a “The Terror” más en un documento ajeno que en un éxito real y asido por los fans. Mejor, total, un disco así merece ser leído por los pocos que se atreven y para los cuales está reservada la recompensa; un premio por evitar los prejuicios y sumergirse en un mar denso, turbio y tenebroso, donde la belleza se encuentra en momentos fugaces, pero prístinos.


The TerrorArtista: The Flaming Lips

Disco: The Terror

Duración: 55:04

Año: 2013

Sello: Warner Bros. / Bella Union


Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. paz

    30-Abr-2013 en 5:22 pm

    Coincido con el artículo, el disco da para lo mejor del año ( no puedo dejar de escucharlo ) un disco que recorre los 13 anteriores, posee una sonoridad desconcertantemente madura, ( es una delicia escucharlo con audífonos ) lleno de sonoridades, recovecos, estados de vigilia y sueño dentro de nuevos pasajes y antiguos recorridos. Lástima que se haya escogido el audio del tema más débil… Muy buen review 😀

Responder

Discos

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Publicado

en

Whole New Mess

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció como el punto donde su composición y visión alcanzó un nuevo nivel, y el dramatismo de sus letras fue ampliado por la magnitud del sonido orquestal que acompañó al disco, combinación que lo convirtieron en uno de los mejores lanzamientos del año. Cuesta creer entonces que su concepto original sea todo lo contrario. “Whole New Mess” recopila las grabaciones originales de lo que conocimos en su disco anterior, reintroduciéndonos el corazón roto de la cantautora sólo a través de su voz y guitarra, demostrando que la grandiosidad de sus canciones no depende de los elegantes arreglos, sino que de su ilimitada capacidad de retratar el dolor.

Originalmente, “Whole New Mess” vería la luz junto a “All Mirrors” como una doble invitación al mundo de Olsen, pero su lanzamiento no pudo ser más oportuno. Como mucho del mundo actual, las versiones son solitarias, nostálgicas, envueltas en una atmósfera de confinamiento, como si hubieran sido compuestas en estos meses. Sin embargo, sería un error decir que son más silenciosas, pues la música presente introduce otra clase de poder. Tal es el caso de “Impasse (Workin’ For The Name)”, que puede parecer más minimalista en sonido, pero la voz y cuerdas de Olsen rugen de igual manera y su capacidad de electrizar no se pierde, a pesar de la desnudez mostrada.

Es a través de su capacidad para moldear su voz según sus emociones por donde la cantante logra diversificar los sonidos de un disco uniforme. Su voz es desgarradora, pero confortante, como en “Too Easy (Bigger Than Us)” o “Chance (Forever Love)”, donde sus tonos son clásicos, reminiscentes de dolores antiguos, aunque sus melodías son cálidas, como si confortaran sus lamentos. “Chance” pierde los arreglos que la convirtieron en un cierre tan catártico, pero no por eso deja de ser un fuerte golpe de emociones. Las vocales de “Tonight (Without You)” son potentes, pero necesarias, y aun sin el aplaudido final orquestal este parece ser un punto de catarsis, sin violines ni órganos, es su voz la que encuentra luz.

El peso más grande recae en las versiones originales de “All Mirrors” y “Lark”, ahora retituladas “(We Are All Mirrors)” y “Lark Song”. La primera es una pieza de folk mucho más tradicional, con un simple rasgueo que acompaña al relato universal de Olsen, intensificado por el constante reverb. Por su parte, “Lark Song” no pierde su fuerza y sigue arrastrando la responsabilidad emocional del disco, explotando a través de sus seis minutos en un crescendo de emociones. Si bien, estas versiones son mucho más íntimas, también reflejan una fuerte universalidad de experiencias, sin reducirse a las penurias del amor, sino que explorando múltiples relaciones humanas y sus efectos en las personas. La desnudez de su melodía ha permitido centrarse en el aspecto lírico, que presenta potencia por sí solo.

Existen dos canciones que no tienen punto a comparar: la apertura homónima y “Waving, Smiling”, que reemplazan a “Spring” y “Endgame”. La carta inicial lleva el espíritu del disco, mostrándose vulnerable y de un intencionado desorden, tal como los sentimientos que evoca, reconociendo una vida en constante cambio, pero aceptando la repetición de sus estados emocionales. El otro corte original es aún más vulnerable que el resto, tanto en melodía como en lírica es directa, sin rodeos, donde la soledad logra materializarse, pero un brillo esperanzador la ilumina: “El sol está brillando, estoy saludando, sonriendo, al amor por siempre, vivo y muriendo”.

Decir que las canciones en “Whole New Mess” son sólo demos inacabados sería minimizar las expresiones originales que se convertirían en “All Mirrors”. Esta colección de temas es tan fundamental como cualquier otra pieza de su discografía, donde la melancolía y desnudez no deben confundirse con una constante tristeza, sino como una invitación honesta a entender el mundo de una artista. Tan solo con su voz y su guitarra, Angel Olsen logra minimizar el sonido sin perder jamás la potencia, encontrando una nueva forma de hacer rugir sus sentimientos y dejando en claro que, lejos de los arreglos majestuosos, puede encontrar momentos de dramatismo, catarsis y, sobre todo, esperanza.


Artista: Angel Olsen

Disco: Whole New Mess

Duración: 42:05

Año: 2020

Sello: Jagjaguwar


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 6 horas

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 18 horas

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Thalassic Thalassic
DiscosHace 4 semanas

Ensiferum – “Thalassic”

Dentro de las historias que aparecen en la mitología griega, existe una que hace referencia a Talasa, la diosa primordial...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: