Conéctate a nuestras redes
King's Mouth King's Mouth

Discos

The Flaming Lips – “King’s Mouth: Music And Songs”

Publicado

en

Hay trayectorias musicales que, con el sólo hecho de sostener creaciones durante tantos años, merecen espontáneamente el reconocimiento público. Así como sucede con The Flaming Lips, la banda de Oklahoma liderada por Wayne Coyne, que lanzó recientemente su decimoquinto álbum de estudio titulado “King’s Mouth: Music And Songs”, el que contó sorpresivamente con el aporte de Mick Jones, guitarrista de The Clash, participando no sólo en algunos temas, sino también como narrador.

El preámbulo de este disco ha significado un amplio recorrido, uno que The Flaming Lips se ha construido en medio de variadas colaboraciones con otros artistas, nutriéndose simultáneamente de las influencias shoegaze e indie de Phantogram y Neon Indian, como también de momentos creativos con Yoko Ono, Nick Cave y Miles Cyrus, esta última la junta más curiosa, pero incuestionable, bajo el alero de las decisiones de Coyne.

Hoy, con su última creación a disposición, repleta de imaginería guiada y relatada por Jones, se constata su obsesión por la mixtura de sonidos hipnóticos y cósmicos. “King’s Mouth: Music And Songs” parte con “We Don’t Know How And We Don’t Know Why” invitando inmediatamente al espacio sideral, predisponiendo a una escucha activa y prontamente laboriosa. Arranca, entonces, la inquietante historia con “The Sparrow”, mitigada luego con la voz de Coyne, que años atrás ya se instaló en ese registro acogedor y que la deja a disposición de este disco, salvando con calidez permanentemente el trasfondo de tristeza y desgarro de los relatos sobre sus monótonas melodías.

Este álbum se centra en un cuento protagonizado por un rey que muere queriendo salvar a su pueblo de una avalancha; sus acordes hablan de una continuidad, seriada, repetitiva y evocadora, imponiendo una secuencia que subliminalmente limita, pero que podrán agradecer algunos agobiados por los disparos caóticos que dieron parte de sus experimentos anteriores. Sus letras exponen un concepto central y, como es la tendencia de Wayne, se enfrasca por momentos en sentimentalismos excesivos, traducidos en el dolor esperanzador frente a lo frágil de la vida y la lucha por preservarse con toda la humanidad que se tiene disponible, mientras la muerte se viene encima.

La banda ha demostrado ser una esponja que captura aprendizaje, desde su debut con su primer álbum, “Hear It Is” (1986), una espontánea idea post- punk con sonidos similares a lo que se venía escuchando por esos años, pero sometidos a cierta lentitud y abandono en medio de un grito doloroso. Su arrojo y tenacidad les ha permitido proponer y borrarse a sí mismos para volver a lanzarse sin temor, pasando por estados llenos de imaginario psicodélico y vibrante, como otros más oscuros y electrónicos, donde Wayne Coyne parece siempre querer contar algún episodio fantástico.

Hoy se podrá escuchar en “King’s Mouth: Music And Songs” a los Flaming Lips de siempre, con su ruta evocadora de ilusiones en un ambiente bastante más quieto y etéreo, sumado a un imprevisto foco literario donde subyacen mensajes concretos de amor, entrega y promesa, a pesar de la aflicción. Es una prueba más de que esta banda puede lanzarse nuevamente en una propuesta distinta y, sin embargo, mantenerse fiel a su rúbrica, donde por instantes suenan fastidiosamente estáticos, para luego reconfortar con el abrigo vocal de Wayne Coyne, que por momentos sostiene gratamente, haciendo permanecer en el intento.


Artista: The Flaming LipsKing's Mouth

Disco: King’s Mouth: Music And Songs

Duración: 41:29

Año: 2019

Sello: Warner Bros. / Bella Union


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Sufjan Stevens – “The Ascension”

Publicado

en

The Ascension

Con cada disco, Sufjan Stevens pareciera ser un nuevo artista. Desde las complejas orquestaciones de “Illinois” (2005), el experimental y expansivo viaje de “The Age Of Adz” (2010), hasta el desgarrador “Carrie & Lowell” (2015), su discografía parece no tener brújula. Sin embargo, cada pieza es unida por el agudo sentido de percepción del cantante, que, con un trabajo de introspección y de mirada sustancial al estado del mundo, logra en “The Ascension” entregar un material crítico, angustioso e increíblemente necesario.

El disco comienza con un ultimátum. En su canción inicial, “Make Me An Offer I Cannot Refuse”, Sufjan le habla directamente a una de las presencias más regulares en su música: Dios, pero, de forma distinta que en su último material en solitario, su voz es ansiosa y demandante. El instrumental electrónico enfatiza el estado de crisis de la canción y los glitches electrizan la ambientación que estalla en un frenético outro. Lo anterior simboliza el ánimo presente en el disco, un símbolo de exclamación y un Stevens cansado de la falta de señales. “Muéstrame la gracia de un rey natural. Señor, necesito liberación”, exclama exhausto, comenzando con una catarsis.

Sufjan nunca ha temido sonar descorazonador en su música; de hecho, su LP de 2015 estaba lleno de devastadores golpes, sin embargo, el ambiente presente muestra una opacidad y un deprimente pesimismo, incluso cuando las melodías son curiosamente alegres. “Run Away With Me” es una oda –o crítica– al escapismo a través de la cultura pop. Una balada a su estilo, una inescapable referencia a Carly Rae Jepsen, mientras le implora a otro escaparse con él. Los versos están llenos de oscuras imágenes apocalípticas, pero el melódico coro conforta con su simpleza. “Video Game” es lo más cercano a una pieza pop en su catálogo, con una constante percusión acompañada de sintetizadores y sus vocales más rítmicas. Temáticamente, trata con la autovaloración lejos de los estándares actuales: “No quiero ser el centro del universo, no quiero ser parte de esa vergüenza”.

La experimentación electrónica del disco lo puede hacer parecer como un hermano de “The Age Of Adz”, y es que las sensaciones frenéticas están presentes en ambos. Pero la música en “The Ascension” es más pesada y agobiante; es un viaje por el camino más largo y complicado. Mientras que en el primero las orquestas añaden un aire fantástico, en el más reciente los arreglos industriales lo convierten en un incómodo experimento y un claustrofóbico compilado de sonidos que encuentra su purificación en cada corte. Esta ansiedad está plasmada en temas como “Lamentations”, donde su suave voz se abre paso entre un instrumental que funciona como la musicalización del futurismo, una crítica a un sistema sucumbiendo en el capitalismo. Misma energía se percibe en temas como “Ativan”, donde las esperanzas recaen solo en los antidepresivos que calman su ansiedad, o en “Gilgamesh”, basada en la épica homónima que, con sus arreglos en piano y constantes glitches, crean una desesperante sensación que agradece los momentos resplandecientes.

En su centro, el álbum lidia con la perdida de fe y hacia dónde mirar en momentos tan deprimentes. El primer sencillo, “America”, es un épico relato de 12 minutos sobre la caída de un imperio. El cantante ha utilizado representaciones estadounidenses como parte de su sello, como crítica y como oda, pero en este corte se distancia. Una canción de protesta contra la cultura estadounidense, haciendo paralelos con la traición de Judas a Jesucristo: “Te he amado como un sueño, he besado tus labios como un Judas en celo”, le canta al sueño americano. Percibe que su creador ha abandonado su país natal y le suplica: “No me hagas lo que le hiciste a América”. Pero el álbum encuentra su mayor punto en el tema titular, una representación musical del ascender, con la brillante voz del músico liderando la dulce melodía y emocionando con la catarsis que se percibe en sus tonalidades. Este es Sufjan en su máximo esplendor.

“The Ascension” es sin duda un difícil plato de digerir, un ansioso viaje de imágenes apocalípticas y sonidos claustrofóbicos, un desafío para quienes han seguido una volátil discografía. Sin embargo, entre tantos momentos de encierro y oscuridad, Sufjan Stevens sigue ofreciendo destellos de luz donde su pesimismo parece desaparecer por un segundo, y su melodiosa voz impulsa a seguir adelante.


Artista: Sufjan Stevens

Disco: The Ascension

Duración: 80:30

Año: 2020

Sello: Asthmatic Kitty


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

The Ascension The Ascension
DiscosHace 1 día

Sufjan Stevens – “The Ascension”

Con cada disco, Sufjan Stevens pareciera ser un nuevo artista. Desde las complejas orquestaciones de “Illinois” (2005), el experimental y...

CMFT CMFT
DiscosHace 3 días

Corey Taylor – “CMFT”

Corey Taylor es uno de los músicos más trabajólicos del mundo del rock y el metal. Con una buena serie...

Detroit 2 Detroit 2
DiscosHace 3 días

Big Sean – “Detroit 2”

Como continuación directa de su mixtape “Detroit” (2012), el rapero Big Sean vuelve inteligentemente a sus raíces durante sus honestos...

Flowers Of Evil Flowers Of Evil
DiscosHace 1 semana

Ulver – “Flowers Of Evil”

Como parte del desarrollo personal, es importante considerar la integración de las distintas dimensiones que tenemos, y no reprimir lo...

Hannah Hannah
DiscosHace 1 semana

Lomelda – “Hannah”

Hasta ahora, Lomelda ha dicho mucho con poco. A través de minimalistas composiciones y directas prosas, el proyecto de Hannah...

Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism
DiscosHace 1 semana

Napalm Death – “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism”

Leyendas vivientes. Un título que para los “padres del grindcore” no es algo exagerado. Y es que esta legendaria formación...

Zeros Zeros
DiscosHace 2 semanas

Declan McKenna – “Zeros”

La edad de Declan McKenna parece ser un tópico difícil de ignorar al discutir sobre el cantautor británico. Y es...

Alphaville Alphaville
DiscosHace 2 semanas

Imperial Triumphant – “Alphaville”

De la ciencia ficción y ambientado en una localidad distópica, “Alphaville, Une Étrange Aventure de Lemmy Caution” es el título...

ENERGY ENERGY
DiscosHace 2 semanas

Disclosure – “ENERGY”

La fórmula de los ingleses Disclosure, a través de su relativamente breve, pero intensa historia, supone consensos: un producto en...

Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival
DiscosHace 3 semanas

June Of 44 – “Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival”

No son pocas las ocasiones en que proyectos musicales se ven consumidos por pretensiones creativas que terminan deteriorando las relaciones...

Publicidad
Publicidad

Más vistas