Conéctate a nuestras redes

Discos

The Brian Jonestown Massacre – “Don’t Get Lost”

Publicado

en

Lo extrasensorial tras la música siempre queda de manifiesto en los trabajos de The Brian Jonestown Massacre. Su último disco, “Don’t Get Lost”, sigue siendo una muestra de esto, y en tiempos donde se exige un valor agregado a todo lo que se compra, se ve o se escucha, más que se agradece. Sin embargo, lo de TBJM nunca ha obedecido a las leyes del marketing musical, sino que a un estado interno que ha marcado el camino a la hora de componer, haciendo que la experiencia de sus discos sea alucinógena, por llamarla de alguna manera. Ya en su trabajo anterior, “Third World Pyramid”, los Jonestown decidieron dar pista de lo que sería su último larga duración titulando un tema “Don’t Get Lost”. Sin embargo, hay diferencias sustanciales entre ambos: duración y sonido. El anterior se ligaba más al post-punk y sólo contaba con siete temas; el segundo presenta una fusión más rica de estilos: acid rock, dance, funk, psicodelia, rock revival, entre otras, y cuenta con catorce “viajes”.

Una poderosa línea de bajo acompañada de un inteligente uso de los sintetizadores es lo que abre los ocho minutos y fracción de “Open Minds Now Close”. La voz distorsionada de Newcombe suena a intervalos y de manera muy sucia, cosa que es la tónica del disco, y deja intuir que los tonos vocales no son tan importantes como en “TWP”. Le sigue “Melodys Actual Echo Chamber”, que con un pitido magnético presente a lo largo de todo el tema y guitarras en modo trémolo, produce la sensación de estar encerrado en una cápsula en la que todo se magnifica. Una pandereta y batería se anteponen al sonido de cuerdas en “Resist Much Obey Little”, y su base recuerda a una versión acelerada de “Love Burns” de Black Rebel Motorcycle Club, banda amiga de los Jonestown, y, por lo tanto, se encasilla en los sones del moderno revival que el rock ha ido desarrollando hace ya un buen tiempo.

El acid rock podemos notarlo en temas como “UFO Paycheck” y “Groove Is In The Heart”. Este último cambia de ese estilo al noise de manera muy rápida, mientras una sugerente voz femenina se pasea por unos sexys acordes de guitarra para seguir hipnotizando en “Throbbing Gristle”, oda a esos héroes de la escena industrial y experimental de antaño.  Acá los Brian Jonestown elaboran un paisaje sonoro más duro, que se refleja en un uso más pesado del bajo y una batería mucho más definida. “Charmed I’m Sure” y “One Slow Breath” tienen algo de oscuro: en la primera se hace uso de los sintetizadores de una manera casi sugestiva; una base grave se funde en un chirrido agudo que da la impresión de estarse derritiendo, mientras se desliza por una suave secuencia de percusión. La segunda hace lo suyo con una repetitiva melodía de piano y una reverberante voz que susurra versos casi inentendibles.

Los momentos bailables del álbum se representan en “Fact 67”, con una vibra muy funky y far west, y “Acid 2 Me Is Not Worse Than War”, que mezcla beats electrónicos con sonidos de sirenas que van y vuelven, registros vocales que entran y se pierden en el eco de la misma música, recordándonos los movimientos dance de mediados de los ochenta. Lo más “dreamy” es “Dropping Bombs On The Sun”; de hecho, la canción es tan relajada y hermosa con sus silbidos sintetizados, que se hace muy difícil proyectar una imagen mental de lo terrible que sería lanzar bombas sobre el sol. El álbum va cerrando con un tema que destaca por el giro sonoro que realiza en comparación al grueso de este: “Geldenez Herz Menz” se caracteriza por un tempo de batería y trompeta que definen los jamming de corte jazzero, imprimiendo un salto de estilo que, a fin de cuentas, es más que reconocido.

Todo lo anterior, para lanzar un último estallido de garage noise en “Nothing New To Trash Like You”. Recursos auditivos usados en la década de los sesenta, cuerdas sucias y voces que se describen casi en bits, hacen de este tema una bala que se dispara a cielo abierto. Todo, para volver a la calma cósmica de “Ich Bin Klang” y poner broche de oro a un disco extenso pero disfrutable. Quizás la clave de “Don’t Get Lost” no está en “no perderse”, sino que en viajar y volver muchas veces para, así, dejarse ir todas las ocasiones que sea necesario conocer realidades que sólo se describen en nuestros estados inconscientes.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Txakur – “Itaca”

Publicado

en

Itaca

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes electrónicos cargados a las atmósferas con un implícito mensaje de trasfondo, presente en detalles como sus samples y letras. Sin embargo, esta especie de prueba de fuego –que pasó, por cierto– dotó al proyecto de Ariel Acosta (Martín Pescador, Baikonur) de una madurez que se cocinó lentamente hasta “Itaca”, su primer largo bajo este proyecto electrónico que habla más allá de sus beats.

Curiosamente, la elección de la electrónica para plasmar sus inquietudes musicales pareciera no ser al azar. Un cuidadoso trabajo en las programaciones y mezcla hacen de “Itaca” un interesantísimo proyecto, que, a diferencia de su muestra anterior, se asoma como un disco más personal e íntimo, que nace de una nostalgia extraña, evocando sus teclas, pero que, al mismo tiempo, sigue una clara línea política en algunas de sus líricas. Y el inicio es demoledor: cuesta no prestar atención a la hipnótica “Diamantes”, que empieza con plena voz y un sinte galopante, perdiéndose en las programaciones. “Itaca” va al choque, pero en un sentido más contemplativo, por lo que es necesario prestar atención a sus detalles si lo que queremos disfrutar son acabadas líneas de sinte y ritmos.

La tendencia dice que la electrónica está hecha para la pista de baile, sin embargo, hace rato que esa idea no se queda en la práctica y son cada vez más populares los proyectos que invitan a una pista de baile interior, introspectiva y más oscura. Es también la elección de las máquinas lo que nos dice que la invitación es a reflexionar y que, a la vez, es ventana de un imaginario donde esas teclas nos recuerdan una sociedad polvorienta; un estilo medio Vangelis con “Blade Runner”.

En “Itaca”, Txakur habla de edificios, la ciudad, y reflexiona en torno a la sociedad distópica de las apariencias, como en “Kiasu”, y también se encarga de crear paisajes más personales con canciones sensibles en dueto, como “Corazón Del Humedal” junto a Fakuta, o “Claustro” con Kinética. Sin duda, los puntos altos de este disco aparecen justamente en aquellos detalles, en cómo se funde la voz fina con los beats y el cuidado trabajo de producción.

Fernweh se le llama al trastorno del viajero, sentir nostalgia por lugares en los que no ha estado, de viajar y moverse. “Fernweh” es también el último track de “Itaca”, que hacia el final se pierde en un crescendo hasta desaparecer, como si fuera una especie de bote abandonando una isla en medio del océano. Una isla llena de beats hipnóticos, repetitivos y densos, pero que a la vez guardan el sentimiento de canciones que, pese a estar plagadas de máquinas, conservan aún el toque humano y la sensibilidad y honestidad de la composición.


Artista: Txakur

Disco: Itaca

Duración: 40:23

Año: 2021

Sello: LeRockPsicophonique


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Itaca Itaca
DiscosHace 5 días

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

ULTRAPOP ULTRAPOP
DiscosHace 1 semana

The Armed – “ULTRAPOP”

El adjetivo que mejor podría aplicársele a The Armed es “impenetrable”, y aún así puede ser motivo de discusión porque,...

The Battle At Garden’s Gate The Battle At Garden’s Gate
DiscosHace 2 semanas

Greta Van Fleet – “The Battle At Garden’s Gate”

Todo lo que rodeó la elaboración, grabación y lanzamiento del segundo disco de Greta Van Fleet, es digno de atesorarse...

Sweep It Into Space Sweep It Into Space
DiscosHace 2 semanas

Dinosaur Jr. – “Sweep It Into Space”

Con más de 30 años de trayectoria y una disfuncional, tensionada e intermitente relación creativa, Dinosaur Jr. ha tomado la...

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 3 semanas

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 3 semanas

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 1 mes

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 1 mes

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 2 meses

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Show Me How You Disappear Show Me How You Disappear
DiscosHace 2 meses

IAN SWEET – “Show Me How You Disappear”

En “Shapeshifter” (2016), Jilian Medford se presentó como IAN SWEET con una interesante propuesta de pop sucio cargado a las...

Publicidad
Publicidad

Más vistas