Conéctate a nuestras redes
Let’s Rock Let’s Rock

Discos

The Black Keys – “Let’s Rock”

Publicado

en

Después de cinco años fuera del radar, el dúo de Ohio vuelve a la carretera con un nuevo disco de estudio, que principalmente vuelve al sonido clásico de la banda, el garaje, estilo que predomina en sus primeras placas y que los desmarca de lo realizado en “Turn Blue” (2014). En momentos en que el rock se posiciona en un segundo lugar en los charts, Auerbach y Carney se la juegan por un disco simple y conciso.

“Shine A Little Light” da inicio a un disco que llega en un momento clave de la banda. Luego de su parón más extenso y un último álbum que no terminó de convencer a los fans, las llaves negras vuelven a darle a las guitarras el eje central de su producción.  El primer track así lo demuestra; riffs afilados son la espina dorsal de una canción hecha para estadios. Táctica que ya habían ocupado en su exitoso “El Camino” (2011) y que les dio el puesto de cabeza de cartel en los festivales más importantes del mundo. “Eagle Birds” y “Lo/Hi” continúan con la lógica de sus álbumes más exitosos. Sin rodeos ni reflexiones, los creadores de “Tighten Up” reparten dosis de energía y creatividad desde la trinchera del sonido más clásico de la banda.

Para “Let’s Rock” decidieron dejar de trabajar con Danger Mouse. El productor que les dio las claves del éxito con “Brothers” (2010) y que siguió con los estadounidenses desde entonces, no entró en los planes de este nuevo disco; la idea era volver a los orígenes, y lo lograron. Aunque la crudeza de “Thickfreakness” (2003) o “The Big Come Up” (2002) se queda muy lejos de este sonido 2019, lo cierto es que The Black Keys decidió dar un paso atrás para volver al ruedo, y en el álbum eso se nota canción a canción.

Producido por ellos mismos en el estudio de Dan Auerbach, el dúo nutre de su característico garage gran parte del álbum. El sonido de Nashville, ciudad en la que fue grabado el disco, fluye en canciones como “Walk Across The Water” y “Tell Me Lies”, donde el rock se mezcla con coristas estilo góspel; es rock estadounidense puro. Luego de la sobreproducción de su último trabajo, la banda buscó alivianar sus canciones, reduciéndolas a la composición clásica del rock: guitarra, bajo y batería, ya no está la psicodelia y la experimentación. Es The Black Keys haciendo rock, que, si bien cae en la definición de “comercial”, no traiciona sus raíces. Prueba de ello son “Get Yourself Together” y “Go”, dos canciones que fácilmente pudieron haber sido parte de “El Camino”.

Aunque el nombre del LP nace de las últimas palabras que dijo Edmund Zagorski antes de morir en la silla eléctrica el año pasado, el trabajo trata temáticas más ligeras dentro él. Decepciones románticas y falsas promesas son expuestas en todas las canciones, situaciones que son contadas regularmente por Auerbach en sus canciones, tanto en este proyecto como en sus trabajos alternativos. “Under The Gun” y “Fire Walk With Me” cierran el álbum, entregando la sensación de que este nuevo disco sirve como un bálsamo para una banda que, luego de “Turn Blue” y en palabras del propio vocalista, quedó desgastada.

En momentos en que la industria cada vez otorga más valor a la sobreproducción, The Black Keys se preocupa de lo importante: hacer buena música. Una nueva experiencia en el estudio que evidencia que la banda sigue lúcida y con energías para defender el rock y su nombre como uno de los grupos fundamentales del garage de la década pasada.


Artista: The Black Keys

Disco: Let’s Rock

Duración: 38:32

Año: 2019

Sello: Nonesuch Records


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Publicado

en

False Alarm

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys, Two Door Cinema Club lanza “False Alarm” luego de tres años de recreo desde el lanzamiento de “Gameshow” en 2016. Con este LP, el trío norirlandés abre un nuevo capítulo en su búsqueda de identidad musical, inspirado en su cruzada personal de ir a la caza de un sonido que haga que la gente baile y se empape de positivismo.

Sin duda alguna, esta nueva creación responde a la inquietud de la banda por explorar el synthpop y el electropop de manera más profunda que en algunas canciones del disco anterior, como “Bad Decisions” y “Surgery”. Al abrir con “Once”, el grupo pareciera estar haciendo una declaración de principios sobre el álbum, desmarcándose del punto de partida de su carrera con “Tourist History” (2010) y la línea indie que venían siguiendo. Con sonidos computarizados como pilotos de este avión, el tema explora melodías excéntricas, comandadas por sintetizadores y casualmente intervenidas por la guitarra eléctrica de Sam Halliday. La voz de Alex Trimble merece comentario aparte: suave y armónica, da la sensación de que danza entre los alegres y relajados beats que recorren esta pista de más de tres minutos.

El sello kitsch que el trío le imprime a este LP se evidencia a medida que se avanza en él, cumpliendo con características musicales y rítmicas de los 80. “Talk”, el segundo tema y primer single de este disco, es lo suficientemente frívolo para ser ocupado en una pasarela y presentar una nueva colección en la New York Fashion Week, pero es también alegre como para bailarlo en discotecas y escapar de la monótona y gris rutina de la ciudad. Su sucesora, “Satisfaction Guaranteed”, fue creada en colaboración con la banda de afropop Mokoomba; ella provee un ritmo irresistible y cadencioso, que emana de agudos sintetizadores que emulan la sonoridad de la icónica “Popcorn” de Hot Butter.

Los riesgos tomados por los tres músicos se ven reflejados en creaciones como “So Many People”, en la que el coqueteo con una rítmica funk hace que esta espacial y popera canción salga a la luz. Seduciendo con volátiles melodías que aterrizan en los versos y vuelven a emprender vuelo en los coros, resulta imposible no entregarse al viaje galáctico propuesto. También, al encontrarse con “Think”, se revela un groovy e interesante guiño al compás característico del R&B. Más lenta que sus antecesoras, el aporte de la voz distorsionada y los sintetizadores más calmos y tibios, llaman a tomar un descanso de la alegre e hiperventilada línea melódica de esta entrega.

Si se habla de empaparse de influencias, “Nice To See You” es la respuesta. Este hijo traído al mundo de la mano del rapero Open Mike Eagle, da el puntapié inicial con un ritmo oscuro, marcado y seco, digno de “Songs Of Faith And Devotion” (1993) de Depeche Mode. Sobre la misma, rápidamente se mezcla con elementos extraídos de “Let’s Dance” del icónico Duque Blanco, como el riff de la Stratocaster del legendario Stevie Ray Vaughan o el sintetizador que periódicamente le añade textura, seguidos de una intervención del otrora miembro de Thirsty Fish. Además, se evidencia de manera indudable una entrega al estilo inconfundible de bandas como New Order. Desde el timbre de voz grave y distintivo de Bernard Sumner hasta la instrumentación y mezcla, tanto “Dirty Air” como “Satellite” aparecen como fruto de un influjo de emblemáticos éxitos como “Blue Monday”, lo que las convierte en interesantes, bailables e hipnóticas. Al finalizar con “Already Gone” –la cual es melosa, optimista y un tanto naïve–, la banda explora terrenos electropop con un dejo de psicodelia tipo Tame Impala, con un abrupto final que permite comprender el porqué del título.

En este cuarto compilado creativo y riesgoso, pero cohesivo e interesante, Two Door Cinema Club se muestra como una agrupación sólida y audaz, pues salen de su zona de confort estampada en sus dos primeros discos que fácilmente pueden conformar un LP doble. “False Alarm” es la fiel prueba de que su búsqueda por un sonido deseado y orientado hacia lo bailable va acompañado de un fiato y madurez innegables en sus ya doce años de camino colectivo, mezcla infalible para dar a luz a una creación tanto convincente como exquisita.


Artista: Two Door Cinema ClubFalse Alarm

Disco: False Alarm

Duración: 40:25

Año: 2019

Sello: Prolifica / PIAS


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

False Alarm False Alarm
DiscosHace 10 horas

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys,...

Gold & Grey Gold & Grey
DiscosHace 2 días

Baroness – “Gold & Grey”

Durante la segunda mitad de la década pasada, Baroness sonaba como una de las agrupaciones responsables de llevar el relevo...

Western Stars Western Stars
DiscosHace 6 días

Bruce Springsteen – “Western Stars”

Dicen que la sabiduría popular prueba ser más cierta que cualquier ciencia exacta. Hay gente que sostiene firmemente que el...

Let’s Rock Let’s Rock
DiscosHace 1 semana

The Black Keys – “Let’s Rock”

Después de cinco años fuera del radar, el dúo de Ohio vuelve a la carretera con un nuevo disco de...

Designer Designer
DiscosHace 1 semana

Aldous Harding – “Designer”

La escena del indie actual no es la misma que aquella en la que Aldous Harding debutó con su LP...

Help Us Stranger Help Us Stranger
DiscosHace 2 semanas

The Raconteurs – “Help Us Stranger”

Un intermedio de once años entre un álbum y otro parece un tiempo muy largo, pero para The Raconteurs fue...

It Won/t Be Like This All the Time It Won/t Be Like This All the Time
DiscosHace 2 semanas

The Twilight Sad – “It Won/t Be Like This All The Time”

Pareciera ser que la discografía de The Twilight Sad es más extensa de lo que parece, pero con cinco títulos...

Anima Anima
DiscosHace 2 semanas

Thom Yorke – “Anima”

Si Thom Yorke ha sido capaz de entregar trabajos tan buenos con Radiohead y como solista, un nuevo álbum de...

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 3 semanas

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Fishing For Fishies Fishing For Fishies
DiscosHace 3 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Fishing For Fishies”

Nueve años de carrera y 14 discos de estudio. Ese es el saldo de la discografía de los australianos, quienes,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas