Conéctate a nuestras redes
Verminous Verminous

Discos

The Black Dahlia Murder – “Verminous”

Publicado

en

Cambiando la tendencia de lanzar un nuevo álbum cada dos años, The Black Dahlia Murder libera “Verminous”, su noveno material de estudio, un trabajo que no se aleja de su esencia sonora característica. Desde su concepción, la banda liderada por el vocalista Trevor Strnad y el guitarrista Brian Eschbach fue parte de una camada de agrupaciones que empezaron a desarrollar el metalcore proveniente de la década anterior, pero el enfoque de los oriundos de Michigan iba en canalizar el death metal melódico desde sus raíces históricas y, a su vez, más extremas, logrando crear una carrera auténtica y consolidada dentro del metal a nivel mundial.

Una breve introducción –donde la claridad de cada instrumento es clave– da paso a “Verminous”. Con una vibra en sus riffs más ligada al thrash metal, el trayecto es una muestra de algunos elementos que han sido pulidos a través de los años. Este acercamiento facilita la transición a “Godlessly”, donde la progresión es llevada a su aspecto más letal, para coronar el primer tercio presentando “Removal Of The Oaken Stake”, con una galopante estructura que sostiene el andar de la canción, tomando lo mejor de los dos mundos que conviven en el sonido de TBDM.

La forma de componer de la agrupación no se ha visto afectada, considerando los cambios de alineación durante sus anteriores discos, y esto continúa validando la suma de elementos que perfeccionan hasta su propuesta actual. Durante la etapa del oscuro y bien catalogado “Everblack” (2013), la llegada del bajista Max Lavelle y del baterista Alan Cassidy reforzó la calidad de lo que parecía encontrar techo creativo,  y desde “Nightbringers” (2017) la llegada del guitarrista Brandon Ellis influye con sus arreglos orientados al heavy metal, en solos con filosa ejecución, encajando en la cohesionada sección rítmica, que es parte fundamental del ambiente de “Verminous”.

Canciones como “Child Of Night”, “The Leather Apron’s Scorn” y “The Wereworm’s Feast” son vertiginosas en su vaivén entre abrasivo ritmo y melódicos espacios, debido al intrincado trabajo de cuerdas cumpliendo en asimilar cada estilo orgánicamente, lo que es apoyado por Alan Cassidy y una batería soberbia. “Dawn Of Rats” permite que el trabajo de percusión brille por la precisión y su incendario despliegue. La narrativa de cada álbum TBDM es llevada por la singular voz de Strnad con su inconfundible registro, añadiendo un matiz que potencia su gutural y su métrica, aportando un valor agregado fundamental para el sonido de la banda. De esta forma, cada canción contiene las dosis precisas e implacables de ferocidad y epicidad.

Cercanos a las dos décadas, “Verminous” engancha de inmediato, validando nuevamente la posición de la banda, puesto que es un larga duración tan apto para fanáticos como para nuevos oyentes. Es notable la convicción de unos tipos que durante 2001 fueron marginados por nichos más tradicionales y, paradójicamente, lo que mantiene tan vigente a The Black Dahlia Murder es rendir honores a los precursores de los sonidos que se materializan en sus obras, con un cambio de tuerca aceitada constantemente por la versatilidad de sus integrantes y, sobre todo, por la pasión hacia la música extrema, que es una guía ideal para crear un trabajo tan vibrante como “Verminous”.


Artista: The Black Dahlia Murder

Disco: Verminous

Duración: 35:52

Año: 2020

Sello: Metal Blade Records


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

IDLES – “Ultra Mono”

Publicado

en

Ultra Mono

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer disco del conjunto de Bristol el mensaje es tallado en piedra, pero en el campo del sonido es donde hubo un trabajo brillante, que probablemente pase más desapercibido de lo debido por lo central que resulta la dinámica lírica en “Ultra Mono”.

Tras dos discos de alto impacto, como fueron “Brutalism” (2017) y “Joy As An Act Of Resistance.” (2018), IDLES ganó una notoriedad que les entregó una plataforma para expresar puntos políticos con claridad, en pos de la unidad, contra la masculinidad tóxica, la xenofobia, el machismo y los efectos de un sistema económico que corroe la humanidad, pero eso mismo les puso un blanco en la espalda. Cada paso en falso era usado, especialmente contra el vocalista Joe Talbot. Los cuestionamientos justificaron al final el tono desafiante que tiene “Ultra Mono”.

En este disco las consignas son más desafiantes, sin medias tintas. Aunque las frases son directas, hay reflexión y convicción. Entonces, ¿por qué pareciera que en varias canciones hay respuestas a la medida de las pasiones que genera un troll promedio en Twitter? En “The Lover”, “War” o “Anxiety”, en vez de buscar algo decorado, los conceptos son brutales, sin ambigüedades, para atacar a los haters, a los abusadores o a quienes perpetúan el sistema. En “Ne Touche Pas Moi” (“no me toques” en francés) en vez de reflexionar sobre el abuso, Jehnny Beth y Talbot literalmente gritan “Consent” (“Consentimiento”). Ese afán brutal por sobre el matiz probablemente cristalice la fidelidad de quienes ya adoran a IDLES y le dará más excusas a quienes odian a la banda.

Sin embargo, ese ahínco se olvida de que “Ultra Mono” es un disco sólido y que está basado en los otros pilares que conforman a IDLES. Sí, Talbot es magnético, transparente, sus intentos por generar unidad y buscar justicia son encomiables, pero hay mucho más. Mark Bowen y Lee Kiernan exploran coordinadamente las posibilidades de la guitarra, pero en especial los pedales y los efectos, transformando las seis cuerdas en verdaderos sintetizadores, capaces de generar atmósferas, ánimos y poner otros colores, sin desviar la atención del engranaje preciso y compacto que IDLES por fin logró en el estudio.

En entrevista con HumoNegro, Bowen indicó que “quisimos calmar todo y destilar IDLES a su forma más esencial” quitando ruidos innecesarios. Lo logran, y pareciera que, en la mayoría del álbum, Lee y Mark tocaran al unísono y que lo que cambia son los efectos o matices en las mismas notas, muchas veces con acordes atonales que dan una sensación de extrañeza aún mayor. Adam Devonshire y John Beavis siguen en la senda del ritmo implacable, y esto se nota en canciones como “Mr. Motivator” (con una letra muy blanda para IDLES, pero infecciosa a más no poder), la increíble “Model Village” o la impactante “Reigns”, esta última con un saxo espacial de Colin Webster y un coro que hasta recuerda a Queens Of The Stone Age.

Aunque se diga que IDLES es punk, la actitud puede tirar hacia allá, pero la música del quinteto es bastante más versátil y ecléctica, y se basa en una estructura mental y una fuerza interior más que en un género musical. En un perfil del New York Times, Devonshire dijo que la canción que hizo de IDLES lo que es hoy es “The Rat” de The Walkmen, y quizás ahora por fin lograron replicar esa meta inicial, esa urgencia, esa energía, esa paranoia y también esa capacidad de desenmascarar la falsedad alrededor. IDLES es su propio estado mental, tan así, que pueden llegar y grabar un disco de esta calidad en dos semanas y tomarse cuatro meses de mezcla para preocuparse de cada detalle. Si en “Joy As An Act Of Resistance.” buscaban unidad, en “Ultra Mono” la línea que más se repite es “I am I” (“yo soy yo”), porque el paso siguiente es la autoaceptación, y este es un disco que refleja por completo las facetas de una banda que merece su revolución, su autoestima y la estima de un mundo en aparente ebullición.


Artista: IDLES

Disco: Ultra Mono

Duración: 42:54

Año: 2020

Sello: Partisan


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 7 horas

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 3 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 4 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 5 días

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 6 días

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Publicidad
Publicidad

Más vistas