Conéctate a nuestras redes

Discos

The Black Angels – Indigo Meadow

Publicado

en

A pesar de la acotada carrera de los texanos The Black Angels, ya suman a su catálogo su cuarto álbum de estudio, el que lleva por nombre “Indigo Meadow”, y que marca el regreso de los norteamericanos tras el lanzamiento del disco “Phosphene Dream” (2010) y la colección de sus dos primeros EP’s en el larga duración “Another Nice Pair” (2011). Esta placa fue grabada en El Paso, Texas, y contó con la producción de John Congleton, quien ha trabajado con artistas de la talla de The Walkmen, Clap Your Hands Say Yeah, The Roots, Bono (U2), entre muchos otros. El álbum será editado bajo el sello Blue Horizon y, según un comunicado de prensa entregado por la banda, los trece temas que componen el trabajo representan un gran salto para el grupo, ratificando su compromiso con el espíritu psicodélico, la creatividad, y la experimentación sin límites.

THE BLACK ANGELS 01El tema encargado de abrir el recorrido a través del álbum, es también el que le da el nombre a la placa. “Indigo Meadow” ofrece una melodía a medio tiempo con los característicos tintes psicodélicos de los nativos de Texas y con una combinación de batería sin muchos matices. La intensidad se incrementa de la mano del sonido distorsionado de las guitarras de “Evil Things”, concibiendo una base rítmica que se acopla de buena manera a la voz de Alex Maas, pero que no termina por despegar. “Don’t Play With Guns” es el primer sencillo que se dio a conocer, y destaca por ser mucho más dinámica y potente que sus predecesoras, con una exquisita instrumentación, donde resalta el sonido del bajo. Una delicada ejecución de cuerdas marca el comienzo de “Holland”, una muy bien lograda pieza, con abundante participación de elementos electrónicos y con precisos cambios de ritmo.

La frescura del hard rock de “The Day”, permite transportarse a principios de la década del setenta, en base a una melodía con mucha preponderancia del sonido de la batería y las cuerdas. “Love Me Forever” mantiene un estilo anticuado, con esporádicas ráfagas de potencia que rompen un ritmo más contenido, haciéndose más evidente hacía el final de la canción. En “Always Maybe” vuelven a aparecer los pasajes más distorsionados, soportando una melodía un tanto oscura y apagada, que tiene como principal protagonista su nula capacidad de innovar.

“War On Holiday” desde sus primeros acordes propone mucha energía y potencia, subiendo drásticamente las revoluciones, con una batería y guitarras que suenas sólidas e intensas. Mención aparte para los relajantes pasajes de bajos y teclado, que aparecen en su justa medida. El disco continúa con “Broken Soldier”, un tema que apuesta por un ritmo más pausado, delegando el protagonismo en las voces y los efectos de sintetizador. En el comienzo de “I Hear Colors (Chromaesthesia)” por primera vez se distingue el sonido de la guitarra en su estado más primitivo, estructurando una pieza que parece haber sido sacada de un compilado de rock clásico. “Twisted Light” pierde en el intento de ofrecer nuevos matices, destacando sólo por la excelente ejecución de la THE BLACK ANGELS 02guitarra, pero sin ofrecer nada creativo. Toda la vitalidad de “You’re Mine” inyecta una buena dosis de dinamismo y energía, en base una melodía fresca y psicodélica que lo convierten en uno de los mejores cortes del álbum. El cierre corre por cuenta de “Black Isn’t Black”, con un atractivo riff de bajo que se complementa a la perfección con la delicada voz de Maas. Promediando la mitad del tema, la base muta a una secuencia mucho más potente y enérgica, en una mixtura que funciona correctamente.

Es bastante probable que “Indigo Meadow” no aparezca en los rankings de los mejores álbumes del año, y la razón es simple: The Black Angels es una agrupación orientada a un público muy particular, tornándose su propuesta un tanto confusa para aquellos que no sienten nostalgia por los sonidos psicodélicos del rock de hace cuarenta años. Sin ser un trabajo fácilmente digerible, se agradece el atrevimiento de experimentar con estilos clásicos, rememorando una época gloriosa de la historia de la música, con influencias claras de artistas como The Velvet Underground y Jefferson Airplane. Tampoco hay que confundirse, en esta nueva producción no todo es añoranza, durante algunos momentos de la placa se denotan algunas leves influencias del britpop de los noventa, matices que lamentablemente no alcanzan para infundir un carácter mucho más dinámico y atractivo al álbum, que durante largos pasajes amenaza con tornarse plano y aburrido.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Tomás

    26-Mar-2013 en 3:48 pm

    Una corrección: este es el cuarto LP de la banda, luego de “Passover” (2006), “Directions to See a Ghost” (2008) y “Phosphene Dream” (2010).

Responder

Discos

IDLES – “Ultra Mono”

Publicado

en

Ultra Mono

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer disco del conjunto de Bristol el mensaje es tallado en piedra, pero en el campo del sonido es donde hubo un trabajo brillante, que probablemente pase más desapercibido de lo debido por lo central que resulta la dinámica lírica en “Ultra Mono”.

Tras dos discos de alto impacto, como fueron “Brutalism” (2017) y “Joy As An Act Of Resistance.” (2018), IDLES ganó una notoriedad que les entregó una plataforma para expresar puntos políticos con claridad, en pos de la unidad, contra la masculinidad tóxica, la xenofobia, el machismo y los efectos de un sistema económico que corroe la humanidad, pero eso mismo les puso un blanco en la espalda. Cada paso en falso era usado, especialmente contra el vocalista Joe Talbot. Los cuestionamientos justificaron al final el tono desafiante que tiene “Ultra Mono”.

En este disco las consignas son más desafiantes, sin medias tintas. Aunque las frases son directas, hay reflexión y convicción. Entonces, ¿por qué pareciera que en varias canciones hay respuestas a la medida de las pasiones que genera un troll promedio en Twitter? En “The Lover”, “War” o “Anxiety”, en vez de buscar algo decorado, los conceptos son brutales, sin ambigüedades, para atacar a los haters, a los abusadores o a quienes perpetúan el sistema. En “Ne Touche Pas Moi” (“no me toques” en francés) en vez de reflexionar sobre el abuso, Jehnny Beth y Talbot literalmente gritan “Consent” (“Consentimiento”). Ese afán brutal por sobre el matiz probablemente cristalice la fidelidad de quienes ya adoran a IDLES y le dará más excusas a quienes odian a la banda.

Sin embargo, ese ahínco se olvida de que “Ultra Mono” es un disco sólido y que está basado en los otros pilares que conforman a IDLES. Sí, Talbot es magnético, transparente, sus intentos por generar unidad y buscar justicia son encomiables, pero hay mucho más. Mark Bowen y Lee Kiernan exploran coordinadamente las posibilidades de la guitarra, pero en especial los pedales y los efectos, transformando las seis cuerdas en verdaderos sintetizadores, capaces de generar atmósferas, ánimos y poner otros colores, sin desviar la atención del engranaje preciso y compacto que IDLES por fin logró en el estudio.

En entrevista con HumoNegro, Bowen indicó que “quisimos calmar todo y destilar IDLES a su forma más esencial” quitando ruidos innecesarios. Lo logran, y pareciera que, en la mayoría del álbum, Lee y Mark tocaran al unísono y que lo que cambia son los efectos o matices en las mismas notas, muchas veces con acordes atonales que dan una sensación de extrañeza aún mayor. Adam Devonshire y John Beavis siguen en la senda del ritmo implacable, y esto se nota en canciones como “Mr. Motivator” (con una letra muy blanda para IDLES, pero infecciosa a más no poder), la increíble “Model Village” o la impactante “Reigns”, esta última con un saxo espacial de Colin Webster y un coro que hasta recuerda a Queens Of The Stone Age.

Aunque se diga que IDLES es punk, la actitud puede tirar hacia allá, pero la música del quinteto es bastante más versátil y ecléctica, y se basa en una estructura mental y una fuerza interior más que en un género musical. En un perfil del New York Times, Devonshire dijo que la canción que hizo de IDLES lo que es hoy es “The Rat” de The Walkmen, y quizás ahora por fin lograron replicar esa meta inicial, esa urgencia, esa energía, esa paranoia y también esa capacidad de desenmascarar la falsedad alrededor. IDLES es su propio estado mental, tan así, que pueden llegar y grabar un disco de esta calidad en dos semanas y tomarse cuatro meses de mezcla para preocuparse de cada detalle. Si en “Joy As An Act Of Resistance.” buscaban unidad, en “Ultra Mono” la línea que más se repite es “I am I” (“yo soy yo”), porque el paso siguiente es la autoaceptación, y este es un disco que refleja por completo las facetas de una banda que merece su revolución, su autoestima y la estima de un mundo en aparente ebullición.


Artista: IDLES

Disco: Ultra Mono

Duración: 42:54

Año: 2020

Sello: Partisan


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 50 mins

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 3 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 4 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 5 días

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 6 días

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: