Conéctate a nuestras redes

Discos

The Black Angels – Indigo Meadow

Publicado

en

A pesar de la acotada carrera de los texanos The Black Angels, ya suman a su catálogo su cuarto álbum de estudio, el que lleva por nombre “Indigo Meadow”, y que marca el regreso de los norteamericanos tras el lanzamiento del disco “Phosphene Dream” (2010) y la colección de sus dos primeros EP’s en el larga duración “Another Nice Pair” (2011). Esta placa fue grabada en El Paso, Texas, y contó con la producción de John Congleton, quien ha trabajado con artistas de la talla de The Walkmen, Clap Your Hands Say Yeah, The Roots, Bono (U2), entre muchos otros. El álbum será editado bajo el sello Blue Horizon y, según un comunicado de prensa entregado por la banda, los trece temas que componen el trabajo representan un gran salto para el grupo, ratificando su compromiso con el espíritu psicodélico, la creatividad, y la experimentación sin límites.

THE BLACK ANGELS 01El tema encargado de abrir el recorrido a través del álbum, es también el que le da el nombre a la placa. “Indigo Meadow” ofrece una melodía a medio tiempo con los característicos tintes psicodélicos de los nativos de Texas y con una combinación de batería sin muchos matices. La intensidad se incrementa de la mano del sonido distorsionado de las guitarras de “Evil Things”, concibiendo una base rítmica que se acopla de buena manera a la voz de Alex Maas, pero que no termina por despegar. “Don’t Play With Guns” es el primer sencillo que se dio a conocer, y destaca por ser mucho más dinámica y potente que sus predecesoras, con una exquisita instrumentación, donde resalta el sonido del bajo. Una delicada ejecución de cuerdas marca el comienzo de “Holland”, una muy bien lograda pieza, con abundante participación de elementos electrónicos y con precisos cambios de ritmo.

La frescura del hard rock de “The Day”, permite transportarse a principios de la década del setenta, en base a una melodía con mucha preponderancia del sonido de la batería y las cuerdas. “Love Me Forever” mantiene un estilo anticuado, con esporádicas ráfagas de potencia que rompen un ritmo más contenido, haciéndose más evidente hacía el final de la canción. En “Always Maybe” vuelven a aparecer los pasajes más distorsionados, soportando una melodía un tanto oscura y apagada, que tiene como principal protagonista su nula capacidad de innovar.

“War On Holiday” desde sus primeros acordes propone mucha energía y potencia, subiendo drásticamente las revoluciones, con una batería y guitarras que suenas sólidas e intensas. Mención aparte para los relajantes pasajes de bajos y teclado, que aparecen en su justa medida. El disco continúa con “Broken Soldier”, un tema que apuesta por un ritmo más pausado, delegando el protagonismo en las voces y los efectos de sintetizador. En el comienzo de “I Hear Colors (Chromaesthesia)” por primera vez se distingue el sonido de la guitarra en su estado más primitivo, estructurando una pieza que parece haber sido sacada de un compilado de rock clásico. “Twisted Light” pierde en el intento de ofrecer nuevos matices, destacando sólo por la excelente ejecución de la THE BLACK ANGELS 02guitarra, pero sin ofrecer nada creativo. Toda la vitalidad de “You’re Mine” inyecta una buena dosis de dinamismo y energía, en base una melodía fresca y psicodélica que lo convierten en uno de los mejores cortes del álbum. El cierre corre por cuenta de “Black Isn’t Black”, con un atractivo riff de bajo que se complementa a la perfección con la delicada voz de Maas. Promediando la mitad del tema, la base muta a una secuencia mucho más potente y enérgica, en una mixtura que funciona correctamente.

Es bastante probable que “Indigo Meadow” no aparezca en los rankings de los mejores álbumes del año, y la razón es simple: The Black Angels es una agrupación orientada a un público muy particular, tornándose su propuesta un tanto confusa para aquellos que no sienten nostalgia por los sonidos psicodélicos del rock de hace cuarenta años. Sin ser un trabajo fácilmente digerible, se agradece el atrevimiento de experimentar con estilos clásicos, rememorando una época gloriosa de la historia de la música, con influencias claras de artistas como The Velvet Underground y Jefferson Airplane. Tampoco hay que confundirse, en esta nueva producción no todo es añoranza, durante algunos momentos de la placa se denotan algunas leves influencias del britpop de los noventa, matices que lamentablemente no alcanzan para infundir un carácter mucho más dinámico y atractivo al álbum, que durante largos pasajes amenaza con tornarse plano y aburrido.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Tomás

    26-Mar-2013 en 3:48 pm

    Una corrección: este es el cuarto LP de la banda, luego de “Passover” (2006), “Directions to See a Ghost” (2008) y “Phosphene Dream” (2010).

Responder

Discos

Ulthar – “Providence”

Publicado

en

Providence

Algo muy valioso dentro de la música extrema es la diversificación del sonido y su amplitud de opciones, exigiendo a los artistas a pulir sus habilidades para no limitarse a crear una mera entrega de blast beats, riff filosos y guturales por doquier, sin sustancia alguna. Mezclar dos de los subgéneros más extremos dentro del metal no es tarea sencilla, debido a su complejidad en ejecución y el manejo de características particulares que posee cada uno. Los músicos que integran la banda Ulthar tienen una vasta experiencia en sonidos extremos, y después del monstruoso “Cosmovore” (2018), el trío de California libera “Providence”, larga duración que los lleva a otro nivel de bestialidad.

Canalizar la atención a los detalles de “Providence” es una prueba. Desde el arranque, “Churn” es puro salvajismo heredado del death metal de antaño, y por más primitivo que resulte, la claridad de la instrumentación es abrumadora. Las variaciones que ejecuta Justin Ennis en la batería son un asalto sonoro sin misericordia para el breve inicio, que conduce a la intrigante atmósfera del siguiente track. Guitarras acústicas empiezan a armar la turbulencia de “Undying Spear”, con una esencia indudable del black metal más tradicional, el que Ulthar aborda con destreza. En lugar de mostrarse sólo como una banda de un género con ciertos arreglos de otra variante, la escucha de “Providence” va mutando con naturalidad entre la oscuridad y densidad, sobrecogedoras en toda su extensión.

El apartado vocal es compartido entre el bajista Steve Peacock y el guitarrista Shelby Lermo, este último también detrás de samplers que son inquietantes al adentrarse en “Through Downward Dynasties” y “Cudgel”, canciones vertiginosas con una muralla vocal portentosa. Aspereza, desesperación y viscerales guturales, engrandecen la estructura más técnica de estos tracks, que no escatiman en brutalidad. Bajando un poco la intensidad, “Furnace Hibernation” es una cruda progresión donde Ennis castiga a la batería con una arrolladora interpretación, dando espacios a disonantes acordes y un trémolo espeluznante.

Al revisar los créditos de Ulthar, se puede dilucidar que el sonido extremo concebido dentro del underground es lo que nutre a la banda. Esta propuesta, inspirada estéticamente en Howard Phillips Lovecraft, consigue en “Humanoid Knot” un notable cierre, alejándose totalmente de lo ceremonioso y optando por una canción sin riendas, sin reglas y con lacerantes quiebres en las cuerdas de Lermo. La voracidad vocal del último tramo es inclemente, al igual que la rítmica que no cesa su hosquedad.

Para superarse a sí mismos, limitarse a crear un trabajo mucho más pesado que el anterior podía ser una alternativa, pero Ulthar no sólo consigue esto. “Providence” desborda calidad y ferocidad, pero, sobre todo, irrumpe con alguna suposición sonora asociada a géneros musicales más letales. Con su nuevo opus, Ulthar desencadena una experiencia extrema garantizada, pero a medida que cada track llega, será difícil vaticinar el impacto de la embestida.


Artista: Ulthar

Disco: Providence

Duración: 36:33

Año: 2020

Sello: 20 Buck Spin


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Providence Providence
DiscosHace 3 días

Ulthar – “Providence”

Algo muy valioso dentro de la música extrema es la diversificación del sonido y su amplitud de opciones, exigiendo a...

Mordechai Mordechai
DiscosHace 4 días

Khruangbin – “Mordechai”

En un presente tan automatizado como el actual, Khruangbin ha logrado con éxito captar la atención de la audiencia con...

Hum Hum
DiscosHace 1 semana

Alain Johannes – “Hum”

La carrera de Alain Johannes habla por sí sola. Como “hombre en las sombras” ha sido el responsable de un...

Savage Peace Savage Peace
DiscosHace 1 semana

Partisan – “Savage Peace”

Actualmente, una frase como “paz salvaje” resulta tan paradójica como acertada. La brusquedad de los cambios en los ritmos de...

Women In Music Pt. III Women In Music Pt. III
DiscosHace 2 semanas

HAIM – “Women In Music Pt. III”

Desde el lanzamiento de “Summer Girl” el año pasado, era claro que el tercer álbum de HAIM, “Women In Music...

Hell Will Come For Us All Hell Will Come For Us All
DiscosHace 2 semanas

Aversions Crown – “Hell Will Come For Us All”

Australia no sólo es el país originario de bandas importantes de rock como AC/DC, y otras que nacieron durante la...

Amends Amends
DiscosHace 2 semanas

Grey Daze – “Amends”

Para quienes crecieron con los himnos de Linkin Park sonando fuerte en la radio y en la televisión, la muerte...

Consummation Consummation
DiscosHace 3 semanas

Katie Von Schleicher – “Consummation”

Las limitaciones jamás han sido un impedimento para Katie Von Schleicher, por el contrario, se convirtieron en su sello. Para...

Lamb Of God Lamb Of God
DiscosHace 3 semanas

Lamb Of God – “Lamb Of God”

Con un poco más de dos décadas de historia, incluyendo sus inicios bajo el nombre Burn The Priest, la carrera...

Punisher Punisher
DiscosHace 3 semanas

Phoebe Bridgers – “Punisher”

En tiempos de pandemia se idealiza la experiencia de la música en vivo, y se extraña, por supuesto, como la...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: