Conéctate a nuestras redes
Notes On A Conditional Form Notes On A Conditional Form

Discos

The 1975 – “Notes On A Conditional Form”

Publicado

en

Pese a que Matty Healy indicó que los dos discos lanzados en la era “Music For Cars” de The 1975 no eran trabajos enlazados estrictamente, sin duda que se sienten así. Mientras “A Brief Inquiry Into Online Relationships” (2018) explicaba cómo han cambiado las relaciones, ahondando en la forma de entender y de comprender lo que está alrededor, en “Notes On A Conditional Form” está la intención de volver a entender, quizás para lograr ensamblar lo que se siente nuevo con lo que se siente familiar. Y con ello, hay diálogos que Healy no puede negar, como si se respondiera a sí mismo.

Los paralelos entre lo más novedoso del cuarteto y sus primeros EPs se van repitiendo a lo largo de un trabajo cuya extensión es un mensaje por sí solo. Con 22 tracks y más de 80 minutos de duración, “Notes On A Conditional Form” es una bestia de álbum, con altibajos evidentes, con indulgencia, ridiculez, diversión, mensajes profundos y una capacidad reflexiva que varía desde la trascendencia hasta la superficialidad con pasmosa agilidad. Pero también es un símbolo de su tiempo, como pocos trabajos en la actualidad.

El disco tiene en lo instrumental un arma de doble filo. Mientras en las canciones el sonido es más brillante y bien elaborado que nunca, signo evidente de madurez, el exceso de tracks instrumentales ligados a un sonido más ambient y house, como pasa en “Streaming” o “Having No Head”, no ayuda a la coherencia completa del trabajo. Algo que también pasa con tracks bien logrados en lo electrónico, como “Shiny Collarbone” o “Yeah I Know”, esta última con guiños evidentes a Thom Yorke y su estilo como solista.

Este disco no se autoexige coherencia como un valor, sino que ve en el caos, el desorden, la variedad y la versatilidad, armas mucho más poderosas o, al menos, significantes. Por ello estas canciones pueden mezclarse con temas poderosos y llenos de intenciones desde las letras, como pasa con el glam dark punk intoxicante de “People”, la declaración de una intención tan sobria pero importante como querer estar bien en la bella “The Birthday Party”, o hasta la brutal soledad de necesitar acercamiento humano vía una sexcam en “If You’re Too Shy (Let Me Know)”, con ese beat entre INXS –inevitable referencia de The 1975– y Bruce Springsteen.

Este es un trabajo que necesitó de 15 estudios y más de un año de retraso para su lanzamiento, pero, pese a esa naturaleza fraccionada –que en el disco se nota–, existe una identidad subyacente que no perece. No es sólo Matty Healy reflexionando sobre el sentido de la vida (“Playing On My Mind”) o el amor platónico (“Me & You Together Song”), sino también es una banda que a estas alturas logra calzar intención a cada compás que toca. Mención especial a George Daniel en una batería que, entre instantes más electrónicos o folk, puede darse por sentada, pero que tiene un dinamismo especial, propio, trascendente.

Lo más fuerte de “Notes On A Conditional Form” es lo que se dice y lo que se quiere decir, en una línea más que delicada entre la autocomplacencia, la autoflagelación y la justa comunicación. En “People” Healy canta “No me gusta salir / Así que tráeme todo para acá”, y en “Frail State Of Mind” se autocomplementa diciendo “¿Salir? / Me resulta poco probable”, casi prediciendo el escenario encuarentenado de los días que rodean al lanzamiento de este disco. Sin embargo, ninguna declaración supera al inicio con “The 1975”, track inicial homónimo a la banda que, en vez de ser lo usual de operar como la música de inicio de un videojuego (referencia a Sega o PlayStation, cuyas cortinas de encendido se volvieron icónicas), esta vez mezcla música ambiental con un discurso de Greta Thunberg llamando directamente a la desobediencia civil en pos de un verdadero cambio social a nivel mundial.

Aunque “The 1975” y “People” hagan creer que “Notes On A Conditional Form” es político en el sentido más directo, es mucho más sutil en la visión completa. Se vuelve a pensar en las relaciones humanas y en cómo estas son codificadas por las expectativas, por lo que se muestra y lo que se esconde, y también por cuánto importa. En “Love It If We Made It” del disco anterior, Healy canta “tirando en un auto / consumiendo heroína”, y se responde a sí mismo en “Nothing Revealed / Everything Denied” diciendo que eso fue una mentira. En “Jesus Christ 2005 God Bless America” Healy cede la voz por primera vez en un disco, cuando Phoebe Bridgers se vuelve el reflejo del atormentado hablante lírico que está enamorado de un chico que le remueve las entrañas y sus creencias. Más adelante, es el padre de Matty el que toma la voz. El reducto final del ego de un rockstar del siglo XXI se desmorona en pos de la honestidad y el acto de compartir.

En medio de un turbulento mar de emociones que inundan a quien se aboque a la tarea de escuchar este álbum, esta colección de canciones refleja como pocas veces a una generación que tantos otros subestiman, operando como tal: sin temor a mostrar los errores propios, a hacer preguntas de las que ya sabías las respuestas, o creerte más de lo que eres, porque la verdad es lo que finalmente entregará el mejor sentido de la libertad.


Artista: The 1975

Disco: Notes On A Conditional Form

Duración: 80:30

Año: 2020

Sello: Dirty Hit / Polydor


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Publicado

en

The Ghost Inside

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un evento que escape totalmente de nuestro control ocurra, por lo tanto, nuestra capacidad para sobreponerse puede verse constantemente a prueba. ¿Cómo continuar después de caer? La confianza en una fuerza interior, independiente de las creencias, puede ser una luz de esperanza y/o guía durante los episodios más obscuros que enfrentamos, y los integrantes de la banda The Ghost Inside son prueba viviente de la convicción en esa fortaleza.

Tras un accidente durante 2015, que afectó críticamente a la mayoría de la tripulación del bus donde la banda viajaba en el marco promocional del disco “Dear Youth” (2014), se anula abruptamente toda planificación debido al desafortunado percance. Con un futuro incierto, tanto en lo profesional como en lo personal, y después de cinco vertiginosos años de rehabilitación y con breves acercamientos a un retorno a las pistas, los oriundos de California lanzan un nuevo álbum cargado con el poder de la resiliencia.

TGI, desde las cenizas, traídos de vuelta a la vida“, es el verso certero que el vocalista Jonathan Vigil exclama en el brutal breakdown de la canción que abre el disco, “1333”. Es breve, pero desborda la carga emocional que potencia el larga duración en su totalidad, lleno de vigor y plena autoridad, debido a que el mensaje de este álbum llamado “The Ghost Inside” no es ajeno. No se trata de acomodar un discurso para conectar con la audiencia intencionalmente, pues las letras de este disco sangran y manifiestan el impacto en sus vidas, posterior a su experiencia cercana a la muerte. La composición de esta placa se orienta, sin titubeos, hacia el hardcore y metalcore más machacante, con ciertos arreglos melódicos funcionando muy bien para la construcción de secciones explosivas en “The Outcast”, “Make Or Break” y en el cuestionamiento presente de “Unseen”, con resultados realmente apabullantes.

El baterista Andrew Tkaczyk también participó activamente en el proceso creativo de “The Ghost Inside”, y su devastadora experiencia tras perder una pierna por motivo del accidente se plasma en “Phoenix Rise”, sacando lo mejor gracias a un aprendizaje consciente por haber lidiado con la amargura de la frustración y sensación de estancamiento, mostrando también la etapa de asimilación en la frenética “Begin Again”. Como cierre llega “Aftermath”, la cual fue, contra todo pronóstico, el single promocional para este resurgimiento de la agrupación, enfrentando el miedo a tener que abandonar una parte importante de cada uno, pero saliendo victoriosos, expresando esto en un gran cierre para esta etapa que se erige en superación y alienta el positivismo, mirando hacia adelante.

Sin duda, los miembros de The Ghost Inside no volverán a ser los mismos. Podemos llamarlo destino o suerte, pero lo doloroso de una experiencia que marcará siempre sus vidas se convirtió en una oportunidad para tomar las riendas nuevamente, en una versión mejorada con una visión afilada, transformando un largo proceso en valentía para hacer de este quinto trabajo discográfico un triunfo sobre la tragedia.


Artista: The Ghost Inside

Disco: The Ghost Inside

Duración: 39:11

Año: 2020

Sello: Epitaph Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 5 días

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 5 días

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 6 días

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 2 semanas

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 2 semanas

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 3 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 3 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 3 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Petals For Armor Petals For Armor
DiscosHace 4 semanas

Hayley Williams – “Petals For Armor”

¿Qué puede salir de una mente agobiada? La pregunta es sencilla si solamente se mira desde una vereda superficial y...

Publicidad
Publicidad

Más vistas