Conéctate a nuestras redes
Notes On A Conditional Form Notes On A Conditional Form

Discos

The 1975 – “Notes On A Conditional Form”

Publicado

en

Pese a que Matty Healy indicó que los dos discos lanzados en la era “Music For Cars” de The 1975 no eran trabajos enlazados estrictamente, sin duda que se sienten así. Mientras “A Brief Inquiry Into Online Relationships” (2018) explicaba cómo han cambiado las relaciones, ahondando en la forma de entender y de comprender lo que está alrededor, en “Notes On A Conditional Form” está la intención de volver a entender, quizás para lograr ensamblar lo que se siente nuevo con lo que se siente familiar. Y con ello, hay diálogos que Healy no puede negar, como si se respondiera a sí mismo.

Los paralelos entre lo más novedoso del cuarteto y sus primeros EPs se van repitiendo a lo largo de un trabajo cuya extensión es un mensaje por sí solo. Con 22 tracks y más de 80 minutos de duración, “Notes On A Conditional Form” es una bestia de álbum, con altibajos evidentes, con indulgencia, ridiculez, diversión, mensajes profundos y una capacidad reflexiva que varía desde la trascendencia hasta la superficialidad con pasmosa agilidad. Pero también es un símbolo de su tiempo, como pocos trabajos en la actualidad.

El disco tiene en lo instrumental un arma de doble filo. Mientras en las canciones el sonido es más brillante y bien elaborado que nunca, signo evidente de madurez, el exceso de tracks instrumentales ligados a un sonido más ambient y house, como pasa en “Streaming” o “Having No Head”, no ayuda a la coherencia completa del trabajo. Algo que también pasa con tracks bien logrados en lo electrónico, como “Shiny Collarbone” o “Yeah I Know”, esta última con guiños evidentes a Thom Yorke y su estilo como solista.

Este disco no se autoexige coherencia como un valor, sino que ve en el caos, el desorden, la variedad y la versatilidad, armas mucho más poderosas o, al menos, significantes. Por ello estas canciones pueden mezclarse con temas poderosos y llenos de intenciones desde las letras, como pasa con el glam dark punk intoxicante de “People”, la declaración de una intención tan sobria pero importante como querer estar bien en la bella “The Birthday Party”, o hasta la brutal soledad de necesitar acercamiento humano vía una sexcam en “If You’re Too Shy (Let Me Know)”, con ese beat entre INXS –inevitable referencia de The 1975– y Bruce Springsteen.

Este es un trabajo que necesitó de 15 estudios y más de un año de retraso para su lanzamiento, pero, pese a esa naturaleza fraccionada –que en el disco se nota–, existe una identidad subyacente que no perece. No es sólo Matty Healy reflexionando sobre el sentido de la vida (“Playing On My Mind”) o el amor platónico (“Me & You Together Song”), sino también es una banda que a estas alturas logra calzar intención a cada compás que toca. Mención especial a George Daniel en una batería que, entre instantes más electrónicos o folk, puede darse por sentada, pero que tiene un dinamismo especial, propio, trascendente.

Lo más fuerte de “Notes On A Conditional Form” es lo que se dice y lo que se quiere decir, en una línea más que delicada entre la autocomplacencia, la autoflagelación y la justa comunicación. En “People” Healy canta “No me gusta salir / Así que tráeme todo para acá”, y en “Frail State Of Mind” se autocomplementa diciendo “¿Salir? / Me resulta poco probable”, casi prediciendo el escenario encuarentenado de los días que rodean al lanzamiento de este disco. Sin embargo, ninguna declaración supera al inicio con “The 1975”, track inicial homónimo a la banda que, en vez de ser lo usual de operar como la música de inicio de un videojuego (referencia a Sega o PlayStation, cuyas cortinas de encendido se volvieron icónicas), esta vez mezcla música ambiental con un discurso de Greta Thunberg llamando directamente a la desobediencia civil en pos de un verdadero cambio social a nivel mundial.

Aunque “The 1975” y “People” hagan creer que “Notes On A Conditional Form” es político en el sentido más directo, es mucho más sutil en la visión completa. Se vuelve a pensar en las relaciones humanas y en cómo estas son codificadas por las expectativas, por lo que se muestra y lo que se esconde, y también por cuánto importa. En “Love It If We Made It” del disco anterior, Healy canta “tirando en un auto / consumiendo heroína”, y se responde a sí mismo en “Nothing Revealed / Everything Denied” diciendo que eso fue una mentira. En “Jesus Christ 2005 God Bless America” Healy cede la voz por primera vez en un disco, cuando Phoebe Bridgers se vuelve el reflejo del atormentado hablante lírico que está enamorado de un chico que le remueve las entrañas y sus creencias. Más adelante, es el padre de Matty el que toma la voz. El reducto final del ego de un rockstar del siglo XXI se desmorona en pos de la honestidad y el acto de compartir.

En medio de un turbulento mar de emociones que inundan a quien se aboque a la tarea de escuchar este álbum, esta colección de canciones refleja como pocas veces a una generación que tantos otros subestiman, operando como tal: sin temor a mostrar los errores propios, a hacer preguntas de las que ya sabías las respuestas, o creerte más de lo que eres, porque la verdad es lo que finalmente entregará el mejor sentido de la libertad.


Artista: The 1975

Disco: Notes On A Conditional Form

Duración: 80:30

Año: 2020

Sello: Dirty Hit / Polydor


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Txakur – “Itaca”

Publicado

en

Itaca

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes electrónicos cargados a las atmósferas con un implícito mensaje de trasfondo, presente en detalles como sus samples y letras. Sin embargo, esta especie de prueba de fuego –que pasó, por cierto– dotó al proyecto de Ariel Acosta (Martín Pescador, Baikonur) de una madurez que se cocinó lentamente hasta “Itaca”, su primer largo bajo este proyecto electrónico que habla más allá de sus beats.

Curiosamente, la elección de la electrónica para plasmar sus inquietudes musicales pareciera no ser al azar. Un cuidadoso trabajo en las programaciones y mezcla hacen de “Itaca” un interesantísimo proyecto, que, a diferencia de su muestra anterior, se asoma como un disco más personal e íntimo, que nace de una nostalgia extraña, evocando sus teclas, pero que, al mismo tiempo, sigue una clara línea política en algunas de sus líricas. Y el inicio es demoledor: cuesta no prestar atención a la hipnótica “Diamantes”, que empieza con plena voz y un sinte galopante, perdiéndose en las programaciones. “Itaca” va al choque, pero en un sentido más contemplativo, por lo que es necesario prestar atención a sus detalles si lo que queremos disfrutar son acabadas líneas de sinte y ritmos.

La tendencia dice que la electrónica está hecha para la pista de baile, sin embargo, hace rato que esa idea no se queda en la práctica y son cada vez más populares los proyectos que invitan a una pista de baile interior, introspectiva y más oscura. Es también la elección de las máquinas lo que nos dice que la invitación es a reflexionar y que, a la vez, es ventana de un imaginario donde esas teclas nos recuerdan una sociedad polvorienta; un estilo medio Vangelis con “Blade Runner”.

En “Itaca”, Txakur habla de edificios, la ciudad, y reflexiona en torno a la sociedad distópica de las apariencias, como en “Kiasu”, y también se encarga de crear paisajes más personales con canciones sensibles en dueto, como “Corazón Del Humedal” junto a Fakuta, o “Claustro” con Kinética. Sin duda, los puntos altos de este disco aparecen justamente en aquellos detalles, en cómo se funde la voz fina con los beats y el cuidado trabajo de producción.

Fernweh se le llama al trastorno del viajero, sentir nostalgia por lugares en los que no ha estado, de viajar y moverse. “Fernweh” es también el último track de “Itaca”, que hacia el final se pierde en un crescendo hasta desaparecer, como si fuera una especie de bote abandonando una isla en medio del océano. Una isla llena de beats hipnóticos, repetitivos y densos, pero que a la vez guardan el sentimiento de canciones que, pese a estar plagadas de máquinas, conservan aún el toque humano y la sensibilidad y honestidad de la composición.


Artista: Txakur

Disco: Itaca

Duración: 40:23

Año: 2021

Sello: LeRockPsicophonique


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Itaca Itaca
DiscosHace 3 días

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

ULTRAPOP ULTRAPOP
DiscosHace 5 días

The Armed – “ULTRAPOP”

El adjetivo que mejor podría aplicársele a The Armed es “impenetrable”, y aún así puede ser motivo de discusión porque,...

The Battle At Garden’s Gate The Battle At Garden’s Gate
DiscosHace 2 semanas

Greta Van Fleet – “The Battle At Garden’s Gate”

Todo lo que rodeó la elaboración, grabación y lanzamiento del segundo disco de Greta Van Fleet, es digno de atesorarse...

Sweep It Into Space Sweep It Into Space
DiscosHace 2 semanas

Dinosaur Jr. – “Sweep It Into Space”

Con más de 30 años de trayectoria y una disfuncional, tensionada e intermitente relación creativa, Dinosaur Jr. ha tomado la...

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 3 semanas

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 3 semanas

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 1 mes

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 1 mes

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 2 meses

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Show Me How You Disappear Show Me How You Disappear
DiscosHace 2 meses

IAN SWEET – “Show Me How You Disappear”

En “Shapeshifter” (2016), Jilian Medford se presentó como IAN SWEET con una interesante propuesta de pop sucio cargado a las...

Publicidad
Publicidad

Más vistas