Conéctate a nuestras redes

Discos

Temples – “Volcano”

Publicado

en

Tres años de espera fácilmente pueden parecer infinitos, pero se tornan insignificantes comparados a un viaje sonoro que nos remonta cuarenta años hacia atrás en el tiempo. Es esto lo que ha logrado la banda británica de rock psicodélico, Temples, quienes en “Volcano” –segundo disco de su catálogo– vuelven a hacer de las suyas: jugar con las agujas del reloj y los instrumentos musicales para traernos el rock del pasado y volverlo vigente en pleno siglo XXI.

Bajo dicha fórmula, inmediatamente el disco comienza prometedor con “Certainty”, tema en donde un bajo digitalizado dialoga con sonidos electrónicos, entregándonos una estética un tanto carnavalesca. Estrechamente vinculado a lo anterior, somos hipnotizados por el efecto sonoro de “All Join In”, que junto al juego de capas de sonoridad psicodélica hace al LP progresar en sofisticación. A continuación, llega uno de los grandes temas del larga duración: “(I Want To Be Your) Mirror”, que por momentos nos recuerda un rock progresivo setentero por sus arreglos de cuerdas y viento, además de ciertos tintes folk; al igual que su sucesora “Oh The Saviour”, cuyo pegajoso coro esta sutilmente amenizado por melódicos sintetizadores. Destaca en estos dos últimos tracks el uso de las guitarras de seis y doce cuerdas, lo que nos recuerda melodías similares a las del disco “Sun Structures” (2014), su anterior trabajo.

Una introducción que aumenta la energía de golpe nos presenta a “Born Into The Sunset”, tema que es quizás el mejor ejemplo del buen trabajo realizado con el uso de diferentes capas y texturas, las cuales nunca generan saturación, convirtiéndolo en uno de los mejores momentos del álbum. Siguiendo la tónica del dream pop llega “How Would You Like To Go?” con un aura celestial, pero con recaídas en profundidades que nos desvían momentáneamente a atmósferas más sombrías, manteniendo la intriga constante. En “Open Air” los sintetizadores, en diferentes modulaciones y frecuencias, se vuelven a empoderar de forma singular en amplios pasajes instrumentales, que complementan de forma cumplidora un tema de rítmica alegre. Un tanto opuesta a sus antecesoras, y retomando las guitarras acústicas, “In My Pocket” nos recuerda la California hippie de los años sesenta, pero con elementos de psicodelia digital.

Un poco menos alucinógeno que el resto del disco, “Celebration” tiene guiños al new wave y la música electrónica por la forma de utilizar los sintetizadores, además del trabajo en percusión. Haciendo honor a su nombre, “Mystery Of Pop” es otro buen ejemplo del correcto uso de los sintetizadores dentro del disco y de una herencia mucho más pop presente en este trabajo. Llegando al final nos encontramos con “Roman God-Like Man”, pista con una influencia beatlesca clara, que lo encasilla como el tema más rockero de todos, en donde la guitarra eléctrica retoma momentáneamente el protagonismo en medio del festival de teclados que es “Volcano”, festividad que es rematada con las pinceladas de música disco que posee “Strange Or Be Forgotten”, cuyos sintetizadores están puestos de forma milimétrica a lo largo de la pista, dando una mezcla alucinante para concluir de forma más que perfecta un disco de gran calidad.

Sin duda alguna, “Volcano” es un almanaque de detalles estéticos, por lo que debe ser revisado con cautela; nada de raro sería encontrar texturas desconocidas en una décima reproducción. Por lo mismo, parece una entrega mucho más pinkfloydiana que su antecesora, en donde Adam Smith y James Bagshaw simplemente se roban la película en teclados y guitarras, todo al son del correcto compás entregado por sus compañeros Thomas Walmsley y Samuel Toms, en bajo y batería, respectivamente. Así, el resultado de una mezcla de sustancias sonoras termina siendo una erupción alucinógena de pop rock, lo que encamina de forma clara a la consagración a una de las bandas británicas claves del rock psicodélico contemporáneo.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

Responder

Discos

Orville Peck – “Bronco”

Publicado

en

Bronco

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y no precisamente por su sonido. Era su misteriosa imagen, la de vaquero incógnito, un llanero solitario tatuado y de flecos, lo que más llamó la atención, volcando ese interés hacia el contenido de su debut a través de Sub Pop. De voz grave y profunda, Orville Peck trazó nuevas líneas para el country y, lejos de la experimentación, hacia el lado más alternativo, se apropió de códigos propios del estilo y se insertó como uno más en el panorama.

Pareciera ser que la carrera de Orville Peck llevara años y una vasta trayectoria, pero su estantería no acumula más de dos lanzamientos. Tras una serie de singles y EP’s, el músico con base en Canadá regresa ahora en un sello grande: “Bronco”. El álbum, mucho más completo y maduro que su antecesor, muestra temáticas propias del country con un claro énfasis en la fragilidad y los sentimientos, además, es riquísima la textura de su voz de crooner y los arreglos de slide en guitarras, banjos y otros. Sin embargo, el primer track, “Daytona Sand”, dice lo contrario con su galopante inicio y arreglos, más propios de bandas de rock con trazos de country. Seguramente el espíritu alternativo de Peck se hizo realidad en lo que sería su primer lanzamiento a través de Columbia.

¿Qué más ofrece Peck a lo largo de “Bronco”? Posiblemente una mejor versión de su trabajo vocal, más rango y, sobre todo, más profundidad. El álbum, en ese sentido, es muy dinámico y completo y también más accesible y oreja, donde abundan canciones de marcada tendencia pop, como “Lafayette”, y también baladas como “The Curse Of The Blackened Eye” o “Iris Rose”, alcanzando todos los niveles que el género puede probar. “Bronco” es un disco extenso, de 15 canciones y una gran variedad de sonidos, y el denominador común es la experiencia de la voz de Peck que se cuela con pasión entre percusiones, arreglos de cuerda (“Let Me Drown”) y letras que reflejan la fragilidad de la soledad, beber y más.

No sirve ni viene al caso teorizar, buscar o desvelar la identidad de Orville Peck ni su pasado musical, su imagen y propuesta sólo gana manteniendo su figura incógnita y, además, apropiándose del imaginario sureño de los cowboys. Todo esto, que además tuvo un renacer de la mano de artistas como Lil Nas X y su hit “Old Town Road” junto a Billy Ray Cyrus, o la propia imagen de Diplo, quien llevó precisamente a Orville Peck a la ceremonia de los Grammy donde los vaqueros se robaron la película y los flashs, reafirma la idea de retomar y torcer los heteronormativos códigos de la imagen dura de los vaqueros, y Peck, en ese sentido, se convirtió en una figura más que atractiva gracias a su estilo. Si hasta hizo un dueto con Shania Twain.

Seguramente, para muchos “Bronco” sea el primer acercamiento hacia Orville Peck y es una decisión acertada: el álbum es más que accesible, complejo dentro de su rango y muy agradable. Más allá de su alter ego y el cuidado trabajo visual sobre su no-identidad, Peck asoma como más que una construcción, más que un simple personaje y podrá posicionarse como un artista de country fresco y ruidoso.


BroncoArtista: Orville Peck

Disco: Bronco

Duración: 53:40

Año: 2022

Sello: Columbia / Sub Pop


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bronco Bronco
DiscosHace 4 días

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 5 días

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 2 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 2 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 3 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 3 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 4 semanas

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

LABYRINTHITIS LABYRINTHITIS
DiscosHace 4 semanas

Destroyer – “LABYRINTHITIS”

Abordar la carrera de Dan Bejar, al menos en lo que respecta a Destroyer, se hace complicado por varias razones....

Unlimited Love Unlimited Love
DiscosHace 1 mes

Red Hot Chili Peppers – “Unlimited Love”

Tratándose de una banda de masividad e impacto incuestionable, lo habitual es que cada nueva entrega de Red Hot Chili...

Never Let Me Go Never Let Me Go
DiscosHace 1 mes

Placebo – “Never Let Me Go”

Cuando en su último disco hasta hace unas semanas, “Loud Like Love” (2013), Placebo cantaba: “Tengo demasiados amigos / demasiada...

Publicidad
Publicidad

Más vistas