Conéctate a nuestras redes
The Ascension The Ascension

Discos

Sufjan Stevens – “The Ascension”

Publicado

en

Con cada disco, Sufjan Stevens pareciera ser un nuevo artista. Desde las complejas orquestaciones de “Illinois” (2005), el experimental y expansivo viaje de “The Age Of Adz” (2010), hasta el desgarrador “Carrie & Lowell” (2015), su discografía parece no tener brújula. Sin embargo, cada pieza es unida por el agudo sentido de percepción del cantante, que, con un trabajo de introspección y de mirada sustancial al estado del mundo, logra en “The Ascension” entregar un material crítico, angustioso e increíblemente necesario.

El disco comienza con un ultimátum. En su canción inicial, “Make Me An Offer I Cannot Refuse”, Sufjan le habla directamente a una de las presencias más regulares en su música: Dios, pero, de forma distinta que en su último material en solitario, su voz es ansiosa y demandante. El instrumental electrónico enfatiza el estado de crisis de la canción y los glitches electrizan la ambientación que estalla en un frenético outro. Lo anterior simboliza el ánimo presente en el disco, un símbolo de exclamación y un Stevens cansado de la falta de señales. “Muéstrame la gracia de un rey natural. Señor, necesito liberación”, exclama exhausto, comenzando con una catarsis.

Sufjan nunca ha temido sonar descorazonador en su música; de hecho, su LP de 2015 estaba lleno de devastadores golpes, sin embargo, el ambiente presente muestra una opacidad y un deprimente pesimismo, incluso cuando las melodías son curiosamente alegres. “Run Away With Me” es una oda –o crítica– al escapismo a través de la cultura pop. Una balada a su estilo, una inescapable referencia a Carly Rae Jepsen, mientras le implora a otro escaparse con él. Los versos están llenos de oscuras imágenes apocalípticas, pero el melódico coro conforta con su simpleza. “Video Game” es lo más cercano a una pieza pop en su catálogo, con una constante percusión acompañada de sintetizadores y sus vocales más rítmicas. Temáticamente, trata con la autovaloración lejos de los estándares actuales: “No quiero ser el centro del universo, no quiero ser parte de esa vergüenza”.

La experimentación electrónica del disco lo puede hacer parecer como un hermano de “The Age Of Adz”, y es que las sensaciones frenéticas están presentes en ambos. Pero la música en “The Ascension” es más pesada y agobiante; es un viaje por el camino más largo y complicado. Mientras que en el primero las orquestas añaden un aire fantástico, en el más reciente los arreglos industriales lo convierten en un incómodo experimento y un claustrofóbico compilado de sonidos que encuentra su purificación en cada corte. Esta ansiedad está plasmada en temas como “Lamentations”, donde su suave voz se abre paso entre un instrumental que funciona como la musicalización del futurismo, una crítica a un sistema sucumbiendo en el capitalismo. Misma energía se percibe en temas como “Ativan”, donde las esperanzas recaen solo en los antidepresivos que calman su ansiedad, o en “Gilgamesh”, basada en la épica homónima que, con sus arreglos en piano y constantes glitches, crean una desesperante sensación que agradece los momentos resplandecientes.

En su centro, el álbum lidia con la perdida de fe y hacia dónde mirar en momentos tan deprimentes. El primer sencillo, “America”, es un épico relato de 12 minutos sobre la caída de un imperio. El cantante ha utilizado representaciones estadounidenses como parte de su sello, como crítica y como oda, pero en este corte se distancia. Una canción de protesta contra la cultura estadounidense, haciendo paralelos con la traición de Judas a Jesucristo: “Te he amado como un sueño, he besado tus labios como un Judas en celo”, le canta al sueño americano. Percibe que su creador ha abandonado su país natal y le suplica: “No me hagas lo que le hiciste a América”. Pero el álbum encuentra su mayor punto en el tema titular, una representación musical del ascender, con la brillante voz del músico liderando la dulce melodía y emocionando con la catarsis que se percibe en sus tonalidades. Este es Sufjan en su máximo esplendor.

“The Ascension” es sin duda un difícil plato de digerir, un ansioso viaje de imágenes apocalípticas y sonidos claustrofóbicos, un desafío para quienes han seguido una volátil discografía. Sin embargo, entre tantos momentos de encierro y oscuridad, Sufjan Stevens sigue ofreciendo destellos de luz donde su pesimismo parece desaparecer por un segundo, y su melodiosa voz impulsa a seguir adelante.


Artista: Sufjan Stevens

Disco: The Ascension

Duración: 80:30

Año: 2020

Sello: Asthmatic Kitty


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Publicado

en

An Evening With Silk Sonic

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”, una canción que tributa lo mejor del R&B y el soul con una fina producción y un coqueto y erótico concepto, con ambos haciendo gala de sus voces y personalidades. Y es que esta propuesta, más que un experimento y de ejecución apegada al libreto, resultó traer consigo una onda fresquísima al panorama actual.

“An Evening With Silk Sonic” es el debut del dúo, donde mezclan sus más variadas influencias e inquietudes en torno al soul, el funk y el R&B, y si ya en el papel la idea era buena, tras conocer los tres primeros adelantos la emoción era aún mayor. El carisma de ambos se robó las cámaras y planteaba un concepto totalmente nuevo para cada uno. Así, decidieron reclutar a nombres como Bootsy Collins y Thundercat, entre otros, para construir un disco rico en detalles y matices. Escuchar “An Evening With Silk Sonic” es ir identificando una serie de influencias y guiños a aquella época de Motown Records, donde las referencias a James Brown, Marvin Gaye y George Clinton abundan en los nueve tracks.

“Fly As Me” es el primer acercamiento tras lo que ya se conocía, y la sorpresa es mayor. Una canción traviesa con .Paak en la voz, con velocidad y poco groove. Todo eso se difumina con “After Last Night” (junto a los ya mencionados Collins y Thundercat), que bajan la luz y vuelven a la atmósfera coqueta y erótica, onda que han sabido explotar y provocar muy bien. Más allá de la anécdota, el principal enganche del grupo ha sido esa complicidad, lo que también se ve reflejado en una de las canciones más completas, “Smokin Out The Window”, que además resultó ser el último adelanto. Todos los tracks de “An Evening With Silk Sonic” son capaces de atrapar al oyente en distintos niveles. En el caso de esta canción en particular, su letra, sus arreglos y el video musical son una invitación a quedarnos hipnotizados con el carisma y la voz de ambos.

“Put On A Smile” deja en evidencia la calidad vocal de Bruno Mars (a quien le sienta muy bien este estilo), dejando a Collins en coros y a .Paak en batería. Este despliegue es interesantísimo, ya que enfrenta a ambos en lo que podría ser su respectiva zona de confort. “777” (con un “Yes lawd!” incluido) es la respuesta de .Paak en este segmento. Lo curioso es que “An Evening With Silk Sonic” podría parecerse demasiado a todos sus singles, pero la sorpresa es justamente diferente cuando aparecen muchas otras referencias y recursos a lo largo del álbum.

Más allá del tributo, mediante avanza el álbum corresponde analizar cuál es la intención de un proyecto de estas dimensiones. Dos superestrellas con una legítima inquietud deciden tributar de manera excepcional a sus principales referentes y traer consigo, como si fuera una cápsula del tiempo, todo un sonido y una estética al servicio de generaciones más jóvenes. El ejercicio es correcto y la ejecución aún más, sin embargo, estos talentosos músicos ponen a prueba sus identidades cuando dejan el tributo de lado. “An Evening With Silk Sonic” es un ejercicio fresco, pero que explota recursos conocidos, lo que podría hacer que la experiencia sea predecible, pero la calidad y la manera en que ambos lo resolvieron con originalidad y carácter (incluso ironizando a ratos) es clave. Silk Sonic, como una especie de spin-off musical de ambos (y con una gran gama de invitados) funciona muy bien.


An Evening With Silk SonicArtista: Silk Sonic

Disco: An Evening with Silk Sonic

Duración: 31:17

Año: 2021

Sello: Atlantic / Aftermath Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 20 horas

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 días

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 3 días

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 1 semana

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 1 semana

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 1 semana

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 semanas

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 semanas

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

I Don’t Live Here Anymore I Don’t Live Here Anymore
DiscosHace 2 semanas

The War On Drugs – “I Don’t Live Here Anymore”

“Nada se pierde / se transforma”, cantaba Drexler, parafraseando la ley de la conservación de la materia de Lavoisier, y...

Zorked Zorked
DiscosHace 3 semanas

Julia Shapiro – “Zorked”

El tarot, la marihuana y la música de Elliott Smith fueron elementos clave para Julia Shapiro mientras trabajaba en “Zorked”,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas