Conéctate a nuestras redes

Discos

Suede – Bloodsports

Publicado

en

Hay bandas cuya separación significa, a veces, algo bueno para su propio legado. Otros muchos se encargan de estirar el chicle hasta que ya no da más, arruinando la propia imagen y la propia obra. Suede por poco lo hace. Cada cierto tiempo era un  hecho que alguien saldría de la banda, que nunca dejó de estar en la palestra por su atribulada interna y por polemizar más de lo conveniente. Esto, siempre con el bálsamo de la grandiosa obra que lo erigió como los precursores del brit-pop, momento cultural más importante de Inglaterra en un montón de tiempo. Pero tras tres primeros álbumes llenos de gracia, chispa y estilo propio, Suede tuvo un bajón, y pese a las buenas intenciones de “Head Music” (1999) y “A New Morning” (2002), el declive fue mayúsculo y la imagen con la que nos quedamos de Brett Anderson y los suyos, fue la de una banda cuyas dificultades fueron más fuerte que los talentos.

SUEDE 01Por eso era interesante ver qué tramaban con su retorno a los escenarios en 2010. Tras un show más que nada por cumplir en el Teatro Caupolicán, la promesa de un nuevo disco sin dudas generaba más morbo que un interés más puro en la música. La pregunta era si Suede lograría armar algo que estuviera a la altura de su leyenda, y parece que sí, es posible. “Bloodsports” es el sexto álbum de la carrera de los británicos y llega más de una década después del aburrido y enredado “A New Morning”, y está lejos de repetir ese bache en el camino de los londinenses. De hecho, consigue instalarse, desde un presente en un punto del pasado muy claro, pareciendo ser un registro que opera en paralelo a los tres primeros discos, tanto en sonoridad como en espíritu.

El primer adelanto fue “Barriers”, que si bien no era single, servía para constatar los pálpitos de quienes esperaban un disco clásico de Suede, con letras descriptoras del amor que todo lo puede si se enfrenta acompañado, pero también teniendo en claro que es difícil y no es para todos. Pero la verdadera prueba fue la irrupción del video de “It Starts And Ends With You”, canción que refleja esa esencia del Suede más exitoso y más digerible, con una batería explosiva, una melodía ondulante y una letra, cómo no, romántica y con sangre de Brett Anderson, además de ser la canción más cercana al formato de “Coming Up” (1996), haciéndose inevitable pensar en “Trash” o “Starcrazy”.

Las otras canciones de “Bloodsports” tampoco lo hacen nada mal. “For The Strangers” es prácticamente una segunda parte de “By The Sea” y esa tendencia a pensar composiciones cinemáticas que evocan a caminos por recorrer. “Sabotage” es una canción más madura, ciertamente emparejada a los intentos solistas de Brett Anderson, pero pasadas por el filtro del sonido de Suede, lo que resulta en una composición sorprendente y en crecimiento constante con una guitarra energizante en el primer coro. Por su parte, “Snowblind” es absolutamente referencial al sonido lleno de ecos de “Dog Man Star” (1994) o a los riffs más crudos y ágiles del álbum homónimo (1993), pero presenta un empuje propio de esta época, basado en la sonoridad más bruta que está imprimida en la primera mitad del disco. Esto porque pareciera que la primera parte del disco fuera una vorágine semicontrolada, mientras que al acercarnos al final en la segunda mitad, nos encontramos con un sonido más reflexivo, sin abandonar la intensidad en la interpretación de los londinenses.

Con “Hit Me” el beat es más pop y su dinámica está ligada al quiebre de compases y tiempos de los rasgueos de grupos tradicionales como The Kinks. Inmediatamente la calma de “Sometimes I Feel I’ll Float Away” nos hace creer, por un momento, que estamos en 1994 escuchando algún track perdido de “Dog Man Star”. La voz de Brett Anderson en este track, específicamente, denota que no ha perdido el timbre de antaño. Es una balada de belleza abrumadora que juega eficientemente con los instrumentos, no gastando los recursos a disposición.

El tridente final es aún más calmo y evocativo. El de la madurez de una banda que decidió dejar las rencillas atrás (y también, por qué no decirlo, el sonido que salió desde esas peleas), pero que no teme volver sobre sus pasos, revisar qué sirve y notar que lo que se hizo fue lo suficientemente bueno como para dejarlo botado. “What Are You Not Telling Me?” es una prédica intensa y bella; “Always” una balada que recuerda a pasajes de “Dog Man Star” en su sonoridad y al disco homónimo en el sentido absolutista y fatal de la letra. En tanto, “Faultlines” es íntima, pero al mismo tiempo la canción con aires más gigantes. No es difícil imaginar a Brett Anderson solo (como cuando tocan en vivo, que todo contacto con la audiencia lo hace él y nada más que él) al medio de un escenario oscuro y vacío cantando este cierre de “Bloodsports” a capella, y no hay mejor forma de terminar un disco cuyo título refiere a la visión de Brett Anderson respecto al amor como una lucha y como una búsqueda donde si no hay daños, es porque no fue suficiente.

“Bloodsports” sangra por la herida y por ello suena genuino, con una transparencia que pocos logran tras tantos años de inactividad, que trae de vuelta a una banda ícono de un movimiento que se acabó, pero cuya influencia sigue hasta el día de hoy con una fuerza avasalladora, como varios tracks de este, un disco que es digno del legado de una de las agrupaciones más importantes de la historia de la música reciente. Y eso ya es mucho decir.

Publicidad
5 Comentarios

5 Comments

Responder

Discos

Gojira – “Fortitude”

Publicado

en

Fortitude

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde sus jóvenes inicios en 2001 con “Terra Incognita”, los franceses han trabajado en torno a tópicos como el extractivismo, la depredación humana o el peligro medioambiental inminente. Un discurso que, a diferencia de los diversos elementos sonoros que han quitado o agregado durante su carrera discográfica, parece inamovible. Así lo demuestra “Fortitude”, un trabajo que se enmarca en una época de crisis, donde encontrar un punto de equilibrio con el planeta toma un carácter urgente.

Partiendo por la carátula, que ilustra un guerrero amazónico portando una vistosa armadura, el concepto del séptimo disco de Gojira es claro, posicionando a los pueblos ancestrales como los principales y más importantes protectores de lo natural. Canciones como “The Chant”, inspirada en la resistencia tibetana a la ocupación china, o “Amazonia”, en denuncia de la alarmante deforestación de la selva, sostienen estos cuestionamientos, que se han hecho constantes y cada vez más sólidos con el paso del tiempo, colaborando recientemente con la organización Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) como una forma de pasar de la palabra a la acción.

Junto con el enfoque activista de sus líricas, los franceses desarrollan otras reflexiones, como la perspectiva de la muerte como un proceso más de la vida, el ocaso de la humanidad, la desobediencia civil o el encuentro con experiencias que conllevan a nuevos propósitos personales. En relación a este último planteamiento, hay otro elemento que se hace evidente en este séptimo trabajo. Hace ya algunos años que la técnica vocal de Joe Duplantier ha mutado de un acérrimo tono death metal hacia un registro abierto a más posibilidades. Un aspecto que, irónicamente, le ha costado varios cuestionamientos por parte de sus fanáticos, y que acá continúa evolucionando de forma paulatina al trabajo con voces limpias. Lejos de se ser una debilidad, más bien es el signo de una banda que apunta a componer canciones adaptables a presentaciones con amplias convocatorias.

En términos musicales, “Fortitude” ofrece un panorama variado y menos orientado a un sonido extremo permanente. Una decisión que, al igual que la evolución del vocalista, puede provocar opiniones divididas, pero que en ningún caso resta de matices sonoros al presente de la banda. Desde aquellos momentos donde se aprecian sus guiños característicos, en canciones como “Sphinx”, “Grind”, “Another World” o “Born For One Thing”, hasta pasajes que apelan tanto a los brasileños de Sepultura (“Amazonia”) como también a melodías étnicas, como el caso de “Hold On” o “Fortitude”. El resultado completo da cuenta de un álbum que explora a través de intensidades y mantiene la apuesta de definir un sello que sigue sumando elementos.

“Fortitude” manifiesta el ímpetu de Gojira por mantenerse firme en la senda de una evolución constante y que los distinga dentro del panorama extremo, pero que también vaya separando etapas en comparación con sus trabajos anteriores. Atípicos como suelen ser, este disco conserva la convicción que, para una banda de metal, sonar más fuerte no es el único camino por el cual avanzar, sin miedo a sonar diferentes y, más importante aún, sin miedo a tratar los temas que realmente les preocupan.


Artista: Gojira

Disco: Fortitude

Duración: 51:58

Año: 2021

Sello: Roadrunner


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Fortitude Fortitude
DiscosHace 2 días

Gojira – “Fortitude”

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde...

Itaca Itaca
DiscosHace 1 semana

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

ULTRAPOP ULTRAPOP
DiscosHace 1 semana

The Armed – “ULTRAPOP”

El adjetivo que mejor podría aplicársele a The Armed es “impenetrable”, y aún así puede ser motivo de discusión porque,...

The Battle At Garden’s Gate The Battle At Garden’s Gate
DiscosHace 2 semanas

Greta Van Fleet – “The Battle At Garden’s Gate”

Todo lo que rodeó la elaboración, grabación y lanzamiento del segundo disco de Greta Van Fleet, es digno de atesorarse...

Sweep It Into Space Sweep It Into Space
DiscosHace 2 semanas

Dinosaur Jr. – “Sweep It Into Space”

Con más de 30 años de trayectoria y una disfuncional, tensionada e intermitente relación creativa, Dinosaur Jr. ha tomado la...

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 4 semanas

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 4 semanas

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 1 mes

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 1 mes

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 2 meses

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Publicidad
Publicidad

Más vistas