Conéctate a nuestras redes
Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots

Discos

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Publicado

en

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y, ciertamente, tampoco será la última. Sin embargo, perder a dos vocalistas en el transcurso de dos años es un verdadero mazazo, tanto en el plano artístico como en el personal, para cualquier grupo humano. Ante tal panorama, una opción es abandonar todo y extinguirse como una estrella fugaz en el firmamento del legado, o volver a juntar las piezas, empacar los instrumentos y lanzarse al vacío de nuevo para renacer como el fénix. La historia del rock habla de ejemplos exitosos en ambos lados del camino, por lo que la decisión de los hermanos De Leo y Eric Kretz de continuar testarudamente con el proyecto de una de las bandas definitivas de la década de los 90 no parece tan alocada en teoría, pero es una opción difícil cuando hay una sombra tan potente que aún permanece.

Gastar tinta en explicar los pergaminos del nuevo vocalista Jeff Gutt no tiene mucho sentido porque lo importante no es de dónde viene, sino que analizar su aporte en el séptimo disco de los de San Diego. Para esos fines, el paralelo más próximo es el experimento con Chester Bennington, “High Rise” (2013), que no era deficiente como etapa de prueba, pero distaba mucho de entregar alguna canción para la posteridad. Dicha combinación nunca logró cuajar del todo, más allá del autobombo de tocar sus canciones clásicas en directo con una de las buenas voces de la generación 2000. En ese sentido, Gutt gana puntos porque logra que la banda proyecte mayor comodidad dentro de parámetros celosamente establecidos, y la receta está muy protegida –a veces demasiado–, como se puede apreciar en “Middle Of Nowhere” o “Guilty”, una buena entrada al larga duración en lo instrumental, pero que en lo vocal se remite a Gutt empleando el manual de estilo de Weiland al pie de la letra.

De todas maneras, aunque falte autenticidad y sangre por parte del vocalista en muchos rincones del disco, esta versión STP igual tiene cosas interesantes que mostrar. La aproximación al blues en “Never Enough”, los potentes riffs de “Roll Me Under” o “Six Eight”, o las intrincadas líneas de guitarra en “Just A Little Lie”, demuestran que Dean DeLeo no ha perdido su gracia para articular texturas llamativas, trabajo que siempre se ve reforzado por su hermano Robert en el bajo, cuya combinación en “Good Shoes” da cuenta de la simbiosis que hace girar los engranajes de la banda. Más recatado que otras veces, pero sin perder sus características esenciales, Kretz deja fluir buenas ideas en “Finest Hour”, una canción suave con buena melodía, que resalta los valores del baterista, sobre todo en los redobles de la sección introductoria y media.

Siguiendo esa línea más reposada de la placa, encontramos un punto fuerte en “Thought She’d Be Mine” y “Reds & Blues”, piezas delicadas, dulces y amables, que muestran un lado más llevadero en contraposición con baladas de corte más oscuro alojadas en otras partes de su discografía. Lo más llamativo de la placa recae en “The Art Of Letting Go” y “Meadow”, dos instancias que dejan entrar un poco de aire fresco para que Gutt se pueda desprender de la sombra de Scott Weiland y muestre tímidamente de qué está hecho, tanto en momentos calmos como la primera, o más agitados como la segunda.

Sería un despropósito pedir que Stone Temple Pilots reinvente la rueda, pero se agradecería un poco más de riesgo la próxima vez. El homónimo no es decepcionante como para ser un mero tributo, ni brillante como para golpear la mesa y marcar un giro estrepitoso en la carrera del cuarteto, más bien es una placa correcta, quizá muy encajonada, estrecha en propuesta, pero un momento de transición en el que Jeff Gutt gana el beneficio de la duda porque se nota que tiene algo que ofrecer, solamente debe dejarlo salir y jugársela por encontrar colores propios en esta pintura a fin de evitar que la comodidad de la fórmula los vuelva un mero acto de entretenimiento vacío para los nostálgicos de la generación X. Quizá sea la hora de “recoger una flor, tomar aire y alejarse” para encontrar caminos propios y dejar descansar la leyenda, tal como reza una nostálgica canción de “Purple” (1994) llamada “Still Remains”.


Artista: Stone Temple Pilots

Disco: Stone Temple Pilots

Duración: 48:25

Año: 2018

Sello: Atlantic


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Avalanches – “We Will Always Love You”

Publicado

en

We Will Always Love You

Aunque la irresponsabilidad de quienes creen que la pandemia no ha terminado haga creer lo contrario, 2020 fue el año de los puentes cortados, de las relaciones a distancia, de la pérdida de habilidades comunicativas y/o emocionales que viene desde la conciencia extrema de lo dañino que es un contacto humano sin cuidado. Es una derrota muy profunda para la espontaneidad y sensaciones accesorias, como la euforia o la fluidez, y mucho tiene que ver la erradicación de las pistas de baile o los puntos de encuentro. Pero la música se encargó de, al menos, entregar cuotas sonoras que no dejen en el olvido que la humanidad se conecta desde lo consciente, y también desde lo inconsciente.

The Avalanches, casi en el cierre del año más duro para las sociedades contemporáneas en décadas, no sólo nos hace recordar las emociones de la compañía, sino que exalta el amor por esta mera posibilidad. En el tercer disco del ahora dúo australiano, “We Will Always Love You”, hay una exaltación de la vida y del acto de tener memoria desde, justamente, la creación de recuerdos. En la onda del pegoteo del samples, que los hizo mundialmente reconocidos con el precioso “Since I Left You” (2000), este trabajo fluye con maestría por los oscuros y psicodélicos pasillos que llevan de un ambiente al otro. Pero una novedad es que, para dotar de otra profundidad a sus canciones, muchísimos elementos que antes hubieran sido sampleados, ahora son interpretados específicamente para el disco, y así se da un listado ecléctico y brillante de colaboraciones, desde Rivers Cuomo hasta Pink Siifu, pasando por Perry Farrell, Blood Orange, MGMT, Johnny Marr, Karen O, Neneh Cherry o Leon Bridges.

En un año de muerte y vacío por doquier, no es extraño que el concepto que aterriza “We Will Always Love You” sea la muerte y el vacío que se puede sentir en el espacio exterior, pero en este caso con la esperanza contenida y eterna de un deseo cuya grabación lo hizo esperanza eterna. Ann Druyan, directora creativa del Voyager Golden Record, es quien aparece en la portada (imagen pasada por un espectrógrafo para volverla sonido, y luego volver a convertirla en una foto), e inspiró a la banda cuando supieron que los latidos grabados para esos vinilos dorados del Voyager fueron de ella, el día después de que Carl Sagan le propusiera matrimonio. Es ese anhelo de capturar un momento el que impulsa la luz que nunca deja de brillar en este disco.

No es el álbum más sencillo de escuchar, con la variedad que lo lleva desde lo abrasivo en “Until Daylight Comes” con Tricky, y luego, de inmediato, a la fiesta más carnal en “Wherever You Go”, donde hasta se mezcla “Magalenha” de Carlinhos Brown como si las fiestas de hace 20 años se materializaran en este espacio exterior. También existen secciones de transición y tracks que ayudan más a la narrativa del disco que a la canción en sí, como “Gold Sky” o “Born To Lose”, antes del gran final con “Music Is The Light”. Sin embargo, si hay algo que no tiene “We Will Always Love You” es la sensación de que hay rellenos innecesarios. Incluso los momentos débiles se ponen como parte de un disfrute colectivo, casi generando patrimonio desde el presente para su rescate en un futuro desconocido.

“Weightless” y el inquietante código binario que contiene ADN humano y de especies terrestres es la representación final de ese anhelo de trascendencia que tiene el disco o, mejor dicho, las emociones que busca resaltar. Si Ann Druyan buscaba rescatar los sonidos del planeta, The Avalanches quiere exaltar la vida y sus emociones en forma de canción, por si alguna vez se nos olvida en medio de tanta barbarie, tanto bárbaro, y tanta inhumanidad. En medio de momentos difíciles, el rescate de lo bello que es ser humano parece un esfuerzo de otra era, y calza muy bien que el resultado sea un disco que parece, en cada escucha, como el manifiesto de lo que puede ser un nuevo mundo.


Artista: The Avalanches

Disco: We Will Always Love You

Duración: 71:29

Año: 2020

Sello: Modular


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

We Will Always Love You We Will Always Love You
DiscosHace 12 horas

The Avalanches – “We Will Always Love You”

Aunque la irresponsabilidad de quienes creen que la pandemia no ha terminado haga creer lo contrario, 2020 fue el año...

EVEN IN EXILE EVEN IN EXILE
DiscosHace 2 meses

James Dean Bradfield – “EVEN IN EXILE”

A veces pareciera que la figura de Víctor Jara irrumpe mucho más potentemente en el extranjero que en nuestro país,...

POWER UP POWER UP
DiscosHace 2 meses

AC/DC – “POWER UP”

El 19 de febrero de 1980 falleció Bon Scott, segundo vocalista de la banda de hard rock AC/DC. En la...

CYR CYR
DiscosHace 2 meses

The Smashing Pumpkins – “CYR”

Retomando un formato doble, que no le veíamos desde el reconocido “Mellon Collie And The Infinite Sadness” (1995), The Smashing...

Letter To You Letter To You
DiscosHace 2 meses

Bruce Springsteen – “Letter To You”

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su...

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 2 meses

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 2 meses

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 2 meses

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 2 meses

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 2 meses

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Publicidad
Publicidad

Más vistas