Conéctate a nuestras redes
St. Vincent St. Vincent

Discos

St. Vincent – “St. Vincent”

Publicado

en

Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, versa una de las frases célebres de Albert Einstein y en la que, probablemente, se basa gran parte del trabajo musical de Annie Clark, más conocida como St. Vincent, en cuyo reciente álbum homónimo da cuenta de una asombrosa versatilidad. Sin embargo, no sólo lo estrictamente musical ha dado que hablar sobre “St. Vincent”, sino también el peculiar cambio estético que ha adoptado la intérprete para su último trabajo nos ha llevado a muchos a crear el vínculo inevitable con el mencionado físico alemán que contribuiría –junto a otros nombres reconocidos- a definir los ejes de la Modernidad.

ST VINCENT 01Probablemente, plantear una relación entre ambas figuras sólo por su aspecto excéntrico sería un ejercicio demasiado básico y simplista, pero cuando le damos play a “Digital Witness” notamos que el guiño crítico hacia la sociedad autómata y mecanizada que hemos ido construyendo desde comienzos del siglo XX es evidente. Es más, de tan sólo ver el video oficial del tema lanzado recién a fines de enero, podemos identificar los signos más claros del minimalismo de nuestra época (colores lisos, formas geométricas y en serie, planos sencillos), y es aquí donde nuevamente podemos justificar las reiteradas asociaciones que los críticos han hecho con la ya clásica propuesta estética y musical de David Bowie, de donde también se pueden desprender vínculos con Devo (Q.E.P.D. Bob Casale) o de su experiencia más reciente con David Byrne con quien, recordemos, grabó “Love This Giant” (2012), en un trabajo colaborativo del cual claramente supo absorber lo mejor para canalizarlo en este último álbum de estudio.

Prueba del aprendizaje son, sin duda, los temas con que abre el disco: “Rattlesnake” y “Birth In Reverse”, en los que luego de una intro que nos remite a los videojuegos de los 80’s, Clark da cátedra de cómo conseguir que sus riffs de guitarra no sólo se sostengan en su fuerza, sino, sobre todo, en su carácter caótico e impredecible, algo que ya habíamos visto de modo incipiente en “Marry Me” (2007) y aún más patente en “Strange Mercy” (2011), pero que reinventa en esta nueva aventura para demostrar que evoluciona a pasos agigantados.

ST VINCENT 02La agresividad de los sintetizadores metálicos continúa con “Regret” e incluso aumenta con “Bring Me Your Loves”, en donde la distorsión llega a su punto más álgido, lo que nos hace considerar el segundo track de este disco como una suerte de profecía cuando en sus líneas encontramos: “Laugh all you want/ but I want more”. Sin duda, Clark nos da muestras de sobra para creerle cuando dice que ya no se contenta con lo establecido, que debe ir siempre un paso más adelante para no caer en lo monótono, en lo alienante: “Call the 21st Century/ tell her to give us a break”, dice en “Every Tear Disappears”, décimo y penúltimo tema del disco en que tampoco deja de mencionar la necesidad de re-crear(se) y trascender en el siglo de la uniformidad. Incluso temas, en apariencia, tan arraigados a la atmósfera de “Marry Me” (2007) como “Prince Johnny”, “I Prefer Your Love” y “Severed Crossed Fingers”, no consiguen desentonar con la poderosa fluidez del disco, conservando los bits hipnotizantes y calculados, pero matizados con la especial sensibilidad del dream pop.

Porque para Clark la música sólo encuentra su sentido en la experimentación, y mientras pueda redirigir esa fuerza agresiva y fragmentaria hacia su propio trabajo, siempre dará con su objetivo: el de construir algo nuevo, el de conseguir resultados distintos.


St. VincentArtista: St. Vincent

Disco: St. Vincent

Duración: 40:04

Año: 2014

Sello: Loma Vista / Republic


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Ulver – “Flowers Of Evil”

Publicado

en

Flowers Of Evil

Como parte del desarrollo personal, es importante considerar la integración de las distintas dimensiones que tenemos, y no reprimir lo que pueda surgir como parte de la experiencia de vida junto a las inquietudes que, al ser abordadas, nos impulsan a un mejor entendimiento. Extrapolar esto al analizar la carrera del músico y productor Kristoffer Rygg resulta muy orgánico, debido a que, a través de su propia extensión llamada Ulver, ha permitido que cada etapa de la agrupación haya asimilado de manera sorprendente y soberbia géneros que no son habituales en coexistir dentro de una extensa discografía. Resultado de lo anterior, su último álbum, “Flowers Of Evil”, es un nuevo paso dentro de la tendencia a la reinvención de la banda oriunda de Oslo.

Remontarse a su época de origen es un ejercicio muy interesante, pues nos encontramos con “The Black Metal Trilogie”, un período comprendido entre la innovación para el movimiento black metal al incluir voces limpias y matices folk, “Bergtatt – Et Eeventyr I 5 Capitler” (1995) y la crudeza de “Nattens Madrigal” (1997). Todo un compendio de la etapa más brutal de Ulver y un acercamiento a las influencias que, radicalmente, tendrían mayor protagonismo durante la experimentación que fue pavimentando un largo recorrido que, en su decimosegundo larga duración, se alza atrevido desde la inmersión a través de ligeras capas ambientales que abren el material.

Esta es nuestra canción”, es parte de un verso de “One Last Dance”, la que, junto a “Russian Doll”, se desenvuelven enigmáticas y aguardan hasta la adhesión de una percusión precisa, apoyada por unas líneas de bajo que marcan el ritmo y deja a la atmósfera fluir orgánicamente a nivel sensorial con una intensidad controlada. Los apacibles arreglos de piano brindan espacio a la protagonista absoluta de los tracks: la voz de Rygg, quien, después de la invitación para adueñarse de estos sonidos, abre paso a la pista de baile con “Machine Guns And Peacock Feathers” y su atrevida vibra synth-pop, que bebe de la década de los ochenta, en un enérgico acierto.

Las transiciones durante “Flowers Of Evil” son sutiles. Los detalles que contiene el álbum gozan de ambientes sombríos, mutando al desenfado. Sintetizadores con sentido de urgencia a densos matices de música industrial trascendiendo a un tramo hipnótico, como en “Hour Of The Wolf” y “Little Boy”. Ninguna variación llega a un punto de ebullición, sino que se estructuran como acompañamientos elegantes, con rítmica limpia, como en “Nostalgia”, y aún durante una narrativa grisácea, Ulver consigue un exquisito brillo gracias a melodías de cuerdas, delicadamente conjugadas para erizar la piel, como bien queda demostrado en “A Thousand Cuts”.

Lo único que podría frenar el disfrute de la evolución de Ulver sería una actitud obtusa frente al curso natural que alienta un proceso creativo. Indudablemente, “Flowers Of Evil” se aleja incluso de su predecesor, el aclamado “The Assassination of Julius Caesar” (2017), el cual apuntaba a la epicidad con ambientes tan experimentales como bellos. Conocer esta nueva arista de los noruegos resulta novedoso para su carrera y, si bien el salto es convencional en cierto nivel, lo desafiante de arriesgarse sigue construyendo un buen legado y un atractivo porvenir.


Artista: Ulver

Disco: Flowers Of Evil

Duración: 37:51

Año: 2020

Sello: House Of Mythology


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Flowers Of Evil Flowers Of Evil
DiscosHace 4 días

Ulver – “Flowers Of Evil”

Como parte del desarrollo personal, es importante considerar la integración de las distintas dimensiones que tenemos, y no reprimir lo...

Hannah Hannah
DiscosHace 5 días

Lomelda – “Hannah”

Hasta ahora, Lomelda ha dicho mucho con poco. A través de minimalistas composiciones y directas prosas, el proyecto de Hannah...

Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism
DiscosHace 6 días

Napalm Death – “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism”

Leyendas vivientes. Un título que para los “padres del grindcore” no es algo exagerado. Y es que esta legendaria formación...

Zeros Zeros
DiscosHace 2 semanas

Declan McKenna – “Zeros”

La edad de Declan McKenna parece ser un tópico difícil de ignorar al discutir sobre el cantautor británico. Y es...

Alphaville Alphaville
DiscosHace 2 semanas

Imperial Triumphant – “Alphaville”

De la ciencia ficción y ambientado en una localidad distópica, “Alphaville, Une Étrange Aventure de Lemmy Caution” es el título...

ENERGY ENERGY
DiscosHace 2 semanas

Disclosure – “ENERGY”

La fórmula de los ingleses Disclosure, a través de su relativamente breve, pero intensa historia, supone consensos: un producto en...

Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival
DiscosHace 3 semanas

June Of 44 – “Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival”

No son pocas las ocasiones en que proyectos musicales se ven consumidos por pretensiones creativas que terminan deteriorando las relaciones...

WE ARE CHAOS WE ARE CHAOS
DiscosHace 3 semanas

Marilyn Manson – “WE ARE CHAOS”

Si existe un concepto definitorio que pueda englobar toda la carrera discográfica de Marilyn Manson, ese sería ser ecléctico. Comenzando...

Virus Virus
DiscosHace 3 semanas

Haken – “Virus”

Los efectos de la pandemia han sido, por mucho, el tópico global de este año. Desde las relaciones interpersonales hasta...

Mukiltearth Mukiltearth
DiscosHace 4 semanas

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una...

Publicidad
Publicidad

Más vistas